Indice Anterior Siguiente

ARTICULO # 1

Por: R. Cabrisas Ruiz


Podrían cumplimentarse a cabalidad nuestros planes de trabajo, contando entre nuestras filas todavía hoy, con una serie de elementos retroactivos y no afines a la Revolución? Si tomamos como base las nuevas pautas marcadas por nuestro Gobierno Revolucionario y consideramos los planes proyectados por nuestros dirigentes, con vistas al mejor funcionamiento de nuestra escuela, desde los planes de estudios hasta las futuras investigaciones científicas, con un redundar no muy lejano en beneficio de los intereses del pueblo, si analizamos todo esto..... sólo cabe una rotunda respuesta.....! NO!

En más de una ocasión nuestros líderes estudiantiles se hicieron eco ( en contra del sentir de la mayoría) del llamado que hacían las principales figuras de la Revolución, a los incautos, a los flojos de voluntad, a los indiferentes y a veces hasta sectores donde sabía que su labor de captación era infructuosa, a que se sumaran al proceso revolucionario, a que con el trabajo de cada uno, cooperaran a la labor que hoy es orgullo de todo cubano y ejemplo de América. Más no respondieron a este llamado, no aprovecharon la oportunidad que tenían de observar los adelantos que en todos los aspectos poseían otros países, por los que también pasó el proceso por el que atraviesa Cuba. Y ahora bien, se podía continuar funcionando con elementos que desconocieron este llamado y más aún que se unieron a los intereses imperialistas como ciegos lacayos ¿ De ninguna manera. Cualquiera que analice de buena fé uno por uno de los distintos casos objeto de depuración, se provea de informes sobre los mismos, investigue en su barriada, en fin compare el proceder de un depurado con la labor revolucionaria, aunque éste sea pasivo, por sí mismo hallaré justificación para su separación de la Escuela.

Entre los primeros depurados se encuentran sujetos de todas las clases reaccionarias y contra- revolucionarias. Clases creadas por el propio imperialismo para la defensa de sus intereses naturalmente porque entre nosotros solo existe una clase : la revolucionaria. Entre ellos, se encuentran los que huyeron a las mismas entrañas del monstruo, reanudarlo a respirar nuestro aire puro, para regresas e intentar arrebatar al pueblo lo que con su lucha ha alcanzado y por lo que está dispuesto a continuar luchando aún a costa de su propia vida. Otros, que escudados en la bandera anticomunista o religiosa, se atrincheraban en contra de sus ociosas vidas en saber lo que es Socialismo! O quizás puede ser que supieran que Revolución y Leyes Socialistas sin sinónimos de Revolución por el pueblo y Leyes para el bienestar del pueblo y por eso luchaban contra todo esto. Y así sucesivamente, uno por uno cada caso tiene su justificación revolucionaria.

Que conseguimos con esto? Ganar amigos para la Revolución? No , los enemigos son los mismos de ayer y de hoy y es necesario eliminarlos del camino de la Revolución o de lo contrario, entorpecerían al avance de la Revolución o de lo contrario, entorpecerían el avance de la Revolución Socialista en nuestra Escuela de Medicina Socialista.

La Revolución planifica y estudia su política a seguir en todos los campos y garantiza así su mejor desarrollo en beneficio del pueblo; nosotros con la depuración aseguramos la producción de técnicos en la seguridad de que éstos pensaran mas por los intereses y necesidades de nuestra Nación que por los intereses personales.

Tengamos presente que por cada gusano que expulsemos, el Gobierno Revolucionario beca 100 hijos de obreros y campesinos y que estos no traicionan la Revolución, porque ella los ha emancipado, les ha abierto las puertas de la sabiduría, cosa que ningún gobierno títere al servicio del dólar, ni aún el propio gobierno yanqui les brinda a los hijos de sus hombres de pueblo.

 

Indice Anterior Siguiente