Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio
EPÓNIMOS EN EL SEMIODIAGNÓSTICO DE LA APENDICITIS AGUDA
Y LA APENDICITIS RECURRENTE

Autor: DAMNE COTEÑO ACOSTA*
Tutor: DR. ARMANDO QUINTANA PROENZA**
*ESTUDIANTE DE 4TO AÑO DE MEDICINA. ALUMNA AYUDANTE DE CIRUGÍA GENERAL.
**SPECIALISTA DE PRIMER GRADO EN CIRUGÍA GENERAL. COLABORADOR DOCENTE.

RESUMEN
Se realizó en el Hospital General Docente "Martín Chang Puga" de Nuevitas, y durante el primer trimestre del año 2002, una revisión sobre los signos clínicos de la apendicitis aguda y recurrente (crónica) que aparecen en varios textos de cirugía o medicina con el nombre de quien lo describió por primera vez (epónimos) y que aún cuando han pasado muchos años de su descripción y la medicina ha alcanzado un gran desarrollo científico-técnico en materia de medios de diagnóstico, resultan de gran vigencia y valor semiológico para el diagnóstico de esta frecuente enfermedad. Se enfatiza sobre la importancia de interpretar la patogenia de los signos, más que la mera memorización de los epónimos. Se exponen las causas de la gran variedad de signos que produce la apendicitis.
Palabras claves: Apendicitis/ Apendicitis aguda/ Signos clínicos/ Epónimos

INTRODUCCIÓN
Desde la introducción del término Abdomen Agudo por John B. Deaver a finales del siglo XIX (1), numerosos cirujanos han profundizado en la identificación e interpretación de las manifestaciones clínicas que permiten un diagnóstico precoz de las diversas enfermedades que causan un Abdomen Agudo Quirúrgico.
Una de las entidades que más ha instigado a los semiólogos de la cirugía desde épocas remotas, por su elevada frecuencia, gran variabilidad en las formas de presentación y los altos índices de mortalidad que provoca si no se diagnostica y trata en etapas tempranas, es la apendicitis aguda (AA), cuya primera descripción exacta la realizó Reginald Fitz en 1886 (2).
La presente revisión recopila algunos signos clínicos de AA y apendicitis recurrente (crónica), que llevan el nombre de quien los describió por primera vez (epónimos). En ocasiones un signo tiene dos o más epónimos, lo cual parece estar en relación con coincidencias históricas, o con el interés de cada científico en inmortalizar su nombre.
Sin embargo, consideramos mucho más importante interpretar la patogenia de estos signos que la mera memorización de los epónimos, ya que siempre traducen en mayor o menor grado la presencia de inflamación local o generalizada del peritoneo parietal, así como del peritoneo visceral que recubre al apéndice cecal, aportando valiosa información para el diagnóstico clínico de la apendicitis.

MÉTODOS
La información se obtuvo de la revisión exhaustiva de 5 libros de texto clásicos, así como de 2 diccionarios de terminología médica y 2 monografías sobre abdomen agudo quirúrgico, cuyas ediciones fluctúan desde la década de los 40 hasta adentrada la de los 90. También constituyó fuente de información la versión electrónica en CD de un importante texto de cirugía.
Todo el material revisado forma parte de la bibliografía personal del tutor, gran parte de la cual se encuentra disponible en la biblioteca del Hospital "Martín Chang Puga" de Nuevitas y la del ISCM "Carlos Juan Finlay" de Camagüey.
Los signos se ordenaron por orden alfabético y se presentaron auxiliándose de una computadora personal mediante el programa Microsoft Word.

DESARROLLO
SIGNOS CLÍNICOS (1-9)
S. de Aarón: Dolor o angustia en la región de epigastrio o la precordial, al presionar el punto de McBurney.
S. de Baron: Sensibilidad al presionar el músculo psoas derecho en los casos de apendicitis crónica.
S. de Bassler: Dolor agudo al presionar el apéndice contra el músculo ilíaco en la apendicitis crónica.
S. de Bastedo: Dolor en la fosa ilíaca derecha al insuflar el colon con aire.
S. de Blumberg (de Owen): Dolor al descomprimir bruscamente la región cecal.
S. de Brittain: Retracción del testículo derecho al palpar el cuadrante inferior derecho del abdomen en las AA gangrenosas.
S. de Brown ( de gravitación): Se acuesta al enfermo sobre el lado sano y si en un tiempo de 15 a 30 minutos, el área de sensibilidad dolorosa se ha extendido, o si el dolor y la rigidez son más notables, está indicada la operación en cualquier proceso inflamatorio localizado intraperitoneal.
S. de Cope (del Obturador): Dolor en la región apendicular al rotar hacia adentro el miembro inferior derecho flexionado en las AA pélvicas donde el órgano está en contacto con el músculo obturador.
S. de Chase: Dolor en la región cecal al pasar la mano rápidamente por el colon transverso, de izquierda a derecha con la otra mano, sujetando el colon descendente.
S. de Chutro: Desviación del ombligo hacia la derecha.
S. de Deaver: Dolor abdominal al toser o respirar profundo el paciente en las peritonitis difusas.
S. de Donnelly: En la AA retrocecal aparece dolor al presionar por encima y debajo del punto de McBurney, con la pierna derecha en extensión y aducción.
S. de Dubard: Dolor por la compresión en el cuello del nervio vago derecho.
S. Femeoral: Dolor por debajo del arco crural derecho al comprimir la arteria femoral, en las AA contiguas a los vasos ilíacos.
S. de Guéneau de Mussy: Dolor difuso a la descompresión brusca en cualquier región del abdomen en los casos de peritonitis difusa.
S. de Holman: Percusión dolorosa del abdomen en presencia de peritonitis.
S. de Horn (de Ten Horn): Dolor a la tracción moderada del testículo y el cordón espermático derechos.
S. de Iliescu: Si al comprimir el nervio frénico en el cuello, a ambos lados del triángulo que se forma por las ramas de origen del esternocleidomastoideo, aparece alivio del dolor, la lesión se encuentra por encima del diafragma y se descarta la AA.
S. de Jacob: Dolor a la descompresión brusca en la fosa ilíaca izquierda.
S. de Kahn: Bradicardia en la AA gangrenosa.
S. de Lapinsky (de Jaborski, de Meltzer, del psoas): Dolor al comprimir el punto de McBurney con la pierna derecha extendida y elevada. También se conoce como el dolor en la fosa ilíaca derecha al extender esa pierna con el paciente acostado sobre el lado izquierdo.
S. de Lockwood: Borborigmos repetidos en la fosa ilíaca derecha comprimida durante más de 4 minutos, en los casos de apendicitis crónica o adherencias pericecales.
S. de Lennander (de Madelung): Temperatura rectal elevada 0.50C o más, con respecto a la axilar en las peritonitis.
S. de Mannanberg: Acentuación del segundo ruido cardíaco en la AA.
S. de Mastin: Dolor en la región clavicular en la AA.
S. de Meltzer: (de hipoestesia) o disminución de la sensibilidad al pinchar con una aguja la fosa ilíaca derecha.
S. de Morris: Presión dolorosa sobre el punto de Morris* en los casos de apendicitis crónica (*se sitúa a 4 cm del ombligo en una línea que va de éste a la espina ilíaca anterosuperior).
S. de Mortola (de Dieulafoy, de hiperalgesia cutánea, reflejo peritoneo-cutáneo de Morley): Aumento de la sensibilidad dolorosa al pellizcar la piel o pasar el bisel de una aguja por la zona triangular delimitada desde el ombligo a la espina ilíaca anterosuperior derecha y de allí al pubis (Triángulo de Livingston).
S. de Ott: Sensación dolorosa de estiramiento dentro del abdomen, estando el paciente en decúbito lateral izquierdo.
S. de Piulachs (del pinzamiento del flanco): Al pinzar con la mano el flanco derecho del paciente, el dolor no permite cerrar la mano.
S. de Priewalsky: Disminución de la capacidad de mantener elevada la pierna derecha en la AA.
S. de Reder: Punto doloroso por encima y a la derecha del esfínter de O'Beirne* al realizar el tacto rectal (*bandas de fibras musculares en la unión colorrectal).
S. de Richet y Nette: Contracción de los músculos aductores del muslo derecho en la AA.
S. de Roux: Sensación de resistencia blanda por la palpación del ciego vacío en la AA perforada.
S. de Rovsing: Dolor en la fosa ilíaca derecha al presionar un punto equivalente al de McBurney en el lado izquierdo, de modo que los gases del colon se desplacen hacia el ciego.
S. de Sattler: Dolor al presionar el ciego en un paciente sentado con la pierna derecha extendida y elevada.
S. de Soresi: Dolor en el punto de McBurney al toser con las piernas flexionadas y con la flexura hepática del colon comprimida en espiración profunda.
S. de Tejerina-Fotheringhan: Dolor en la fosa ilíaca derecha al descomprimir bruscamente la fosa ilíaca izquierda.
S. de Tressder: Alivio del dolor con el decúbito prono en la AA.
S. de Volkovitsch: Relajación muscular notable en la fosa ilíaca derecha en pacientes con apendicitis crónica recurrente.
S. de Wadrenheim-Reder: Dolor al palpar la región ileocecal en un tacto rectal.
S. de Wynter: Abdomen inmóvil en los casos de peritonitis difusa.
CONCLUSIONES
Todo médico debe tener un conocimiento detallado de la apendicitis, aunque la mayoría de los pacientes con AA son fácilmente diagnosticados; sin embargo, en muchos de ellos los síntomas y signos son variables y un diagnóstico clínico certero puede ser difícil de establecer (2).
La presencia de los signos representa diferentes manifestaciones clínicas de lo que describiera el Dr. Esteban Regalado como signos invariantes del abdomen agudo peritoneal (contractura involuntaria y reacción peritoneal)(3), no obstante, se debe recordar que en un paciente que sufre de AA, la aparición de los signos estará en relación con varios factores modificadores del cuadro clínico, como son:
Ø Localización anatómica del apéndice cecal
Ø Tiempo de evolución de la enfermedad y anatomía patológica del proceso
Ø Estado de salud, edad y sexo del paciente
Ø Intervenciones quirúrgicas previas sobre el tracto digestivo o los nervios vagos (1, 4).
Por estas razones la AA, llamada por muchos "la gran simuladora" debido a su gran variedad de presentaciones clínicas, constituye un reto en la práctica médica de estudiantes y graduados. Ampliar los conocimientos semiológicos para su diagnóstico precoz y tratamiento oportuno, es por tanto, una obligación si se tiene en cuenta que la clínica nunca será sustituida por los medios diagnósticos sofisticados que surjan con el indetenible desarrollo científico-técnico.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Rodríguez-Loeches F.J. Características clínicas y diagnósticas del abdomen agudo. Ciudad de la Habana: Editorial Científico-Técnica, 1985: 30-32.
2. Sabiston D. C. Appendicitis. En: Sabiston D. C., Lyerly H. K. Textbook of surgery: the biological basis of modern surgical practice. Pennsylvania: W.B. Saunders Company, 1997. Versión Electrónica en CD.
3. Regalado G.A. Abdomen agudo quirúrgico. Importancia de los signos invariantes. Ciudad de la Habana: Editorial Ciencias Médicas, 1992: 12-14.
4. Hardy J.A. Sinopsis de diagnóstico quirúrgico de enfermedades agudas del abdomen.. México: Unión Topográfica Editorial Hispanoamericana, 1941: 245-50.
5. Roca G.R. Temas de Medicina Interna. T.III. Ciudad de la Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1986: 261.
6. Diccionario terminológico de Ciencias Médicas. 10 ed. Barcelona: Salvat Editores, 1972,: 982-93.
7. Banet P.B. Apendicitis aguda. En: Banet P.B. Clínica y terapéutica quirúrgicas. La Habana: Modas Magazine, 1959: 4-5.
8. Diccionario terminológico de Ciencias Médicas. Ciudad de la Habana: Editorial Científico-Técnica, 1984: 913-22.
9. Torroela E. Cirugía t III. La Habana: Pueblo y Educación 1987.

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo