Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio
GRADUACIÓN CIENCIAS MÉDICAS CURSO 2002-2003

¡ ¡ ¡ UNA VEZ MÁS LA REVOLUCIÓN CONFÍA EN USTEDES !!!

Por Magali González Camacho

Como cada año, todos los estudiantes del mundo de la Medicina, la Estomatología, Licenciatura en Enfermería y Tecnología de la Salud, culminaban sus respectivas carreras y esperaban el 13 de agosto, ansiosos, alegres, con el entusiasmo de esos años mozos que resultan inolvidables.

Escenario de la GraduacionEn esta ocasión era el miércoles de una bella y cálida tarde del ardiente agosto capitalino, y la sede, el teatro Karl Marx, con su ya conocido escenario engalanado, se enseñoreaba con nuestra enseña nacional que lucía airosa junto a las banderas de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), el Destacamento "Carlos J. Finlay", y las de las 36 regiones del mundo que tienen a varios de sus hijos estudiando estas carreras en Cuba.

La gala, como el pasado año, comenzaba con las palabras del colega Froilán Arencibia, quien al felicitar, en nombre de todos los presentes al querido Comandante en Jefe en su 77 cumpleaños, fue interrumpido por los aplausos y vítores que retumbaron el teatro, como muestra irrefutable de la alegría reinante.

Y junto a Fidel, en la graduación Al Che, por siempre, correspondiente al XVI contingente "Carlos J. Finlay", curso académico 2002-2003, se encontraban el doctor Damodar Peña Pentón, ministro de Salud Pública y los doctores Jorge González Pérez y Juan Carrizo Estévez, rectores del Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas (ICBP) "Victoria de Girón" y la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELACM), respectivamente. También presidían la graduación miembros del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, de la cancillería extranjera, el excelentísimo doctor Basilio Mozo Ramo, ministro de Salud de Cabo Verde, la doctora Aleida Guevara March, familiares de los Cinco Héroes Prisioneros del Imperio, así como otros funcionarios del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) y dirigentes de la UJC, la FEU y el ICBP y la ELACM.

Concluida la presentación, el grupo Anacaona de Ciego de Avila, integrado por jóvenes estudiantes invadían el escenario para avivar aún más la alegría de los momentos iniciales. Con sincrónicos movimientos y giros bien ejecutados, la melodía típica guajira, fluía con rapidez, para entremezclarse con los vivos colores de sus guayaberas, pantalones y enaguas blancas, matizadas con la tela en sesgos, alforzas y vuelos, tan característicos del vestuario campesino cubano.

La única opción posible: la excelencia

Damodar Peña PentónTras la vibrante apertura del acto llegaron las precisas palabras del doctor Damodar Peña Pentón, ministro de salud Pública cubano, quien inicialmente expresó: " Hoy es un día muy especial para ustedes y para nosotros, porque no se trata de un acto como el del año 2002, en el que solo participaron los graduados cubanos de todas las provincias y sus familiares, sino que ahora, en el 2003, también estaban presentes los 247 graduados de 36 naciones del mundo, y de ellos 44 de Cabo Verde, unidos todos en un solo haz, porque todos, son en definitiva los heroicos guardianes de la salud, que indiscutiblemente poseen la formación integral humanista, ética y solidaria que requieren los galenos de estos tiempos ..."

" Y es bueno destacar -expresaba el máximo dirigente de la salud cubana- que hace un año hacíamos un llamado a todos los trabajadores del sector, a todos los que integramos el sistema de salud, a perfeccionarlo, a desarrollar cada día más la imaginación y la creatividad, para poder vencer todas las dificultades materiales, y enfrentar con dignidad las agresiones, amenazas y traiciones del enemigo imperialista, que no cesan, sino que se acrecientan cada día más, así como a tratar de hallar soluciones para poder vencer el deterioro innegable de los recursos materiales de los centros hospitalarios y otras instalaciones."

Destacaba asimismo el doctor Peña Pentón, que en estos momentos un gran número de ingenieros y técnicos han encontrado soluciones para muchos de esos problemas, pero es preciso continuar un trabajo serio y sistemático con los nuevos médicos, estomatólogos y enfermeros, cambiar algunos hábitos que dañan y que en muchos casos terminan doblegando la firmeza de algunos.

"La Revolución Cubana ha resistido los años más duros frente a un enemigo poderoso de más de cuatro décadas y el pueblo ha adquirido un nivel cultural y político que le ha permitido comprender cual es su verdadero futuro."

Por eso, aseveraba también el titular de la salud cubana, por haber vencido hasta ahora todos los obstáculos, las dificultades objetivas y subjetivas, nos proponemos y los exhortamos a ustedes y al resto del personal de la salud a echar a un lado las divergencias entre los policlínicos y los hospitales; !! a mantener bien en alto la disciplina y la ética profesional !!; !! a consagrarnos por entero al ser humano, a salvar vidas con amor, conciencia y hacer de ello un compromiso ineludible !!...

Y recalcaba también: "nuestro denominador común es la sensibilidad humana"; "porque algunos caen en indisciplinas, en indolencias..."
" y ustedes, jóvenes graduados, no deben olvidar que proceden del pueblo, y piensen que su labor fundamental es servir, brindar sus conocimientos a ese pueblo trabajador. Por todo lo que hemos sido capaces de alcanzar, por haber obtenido tan alto desarrollo humano en tan poco tiempo, lo que nos sitúa en el 2003 a la cabeza de los países del llamado Tercer Mundo, los exhortamos a ser más capaces y más eficientes; en ustedes han de estar siempre muy presentes: el compromiso moral, la preparación académica y el estudio continuado, la solidaridad humana, la modestia, la profesionalidad sin límites..."

" A todo esto es a lo que los conminamos a ustedes, a revolucionar el sector de la salud, y aludía a recordar al Che, precisamente en este 2003, en el que se cumplió el 75 aniversario de su natalicio y los 50 años de su graduación como médico, a tenerlo siempre como el primero en todos los combates decisivos, porque él, además de su profesión de médico fue ejemplo de guerrillero e internacionalista y dedicó todas sus energías a ver obras que fueron soñadas pero que ni siquiera pudo verlas, como esta inolvidable graduación dedicada a él.

"Jóvenes graduados, sabemos que ustedes confían en la Revolución, porque es la que ha hecho posible que hoy ustedes integren ese aguerrido ejército de la salud. Por todas las razones señaladas, los convocamos a que sean agua de este río, de este río que cada año se hace más grande, a que sean los soldados de la primera fila, ya que la única opción posible es la excelencia."

Oportuna pincelada musical, matizada con calor internacionalista

Después de las emotivas palabras de nuestro ministro de Salud, el pianista Aldo López Gavilán y el percusionista Carlos Rodolfo Valdés, interpretaron la pieza Espiral, a la que siguió el mensaje de Emilio Ramos Morera, graduado de Cabo Verde, quien habló en nombre del honorable presidente de su país, refiriéndose a las constantes muestras de calor, comprensión, camaradería y solidaridad de los profesores, estudiantes cubanos y todo el personal relacionado con la escuela.

Hizo hincapié en la gran formación técnica, científica y humana que en el transcurso de los 6 años de su carrera había recibido, y él, como graduado, se unía a la lista de los jóvenes de las 36 naciones que hoy culminaban sus estudios.

Estudiante Cavo VerdeFinalmente expresó: "La graduación es solamente una etapa inicial, porque a partir de ahora todos los médicos que dejamos las aulas tenemos que crecernos y ponernos en el ejercicio de la profesión, a la altura del heroísmo y las hazañas del pueblo que nos ha formado...

"Cuba es lo mejor que nos ha ocurrido y nunca olvidaremos el estoicismo de este grandioso pueblo cubano... seguiremos unidos en la lucha por lograr un mundo mejor, seguiremos unidos, recordando siempre a este pueblo con sus calles asaltadas por sus habitantes y dirigentes defendiendo sus conquistas... Y nos parece sin sentido la palabra adiós, porque continuaremos también la lucha por los cinco héroes prisioneros del Imperio, unidos en sus sueños, en las ideas...

"Seguiremos unidos siempre y hoy solo nos despedimos con un ¡ hasta pronto Cuba !, ¡ muchas gracias !"

La era está pariendo un corazón ...

Las palabras finales del joven médico caboverdiano quedaron unidas
-imperceptiblemente- a la melodiosa voz de una de nuestras primeras intérpretes de la canción cubana, la cantante Raquel Hernández, quien a capella nos regaló La Era, de Silvio Rodríguez, cuyas estrofas finales quedaron fusionadas con la carta enviada por René González Segueret, quien desde la prisión hizo llegar a Fidel una concisa pero elocuente misiva de felicitación.

Al culminar su lectura, el colega Froilán informó que también hoy era el cumpleaños del propio René, para quien los presentes y el pueblo cubano le hacían llegar todo su respeto y admiración, deseándole el pronto regreso a la patria, junto a sus cuatro compatriotas.

Momentos culminantes cargados de emoción

25 mejores graduadosLa entrega de los títulos y el Diario del Che en Bolivia, se efectuaba a los 25 egresados más integrales de las 36 naciones, cuyos estudiantes habían permanecido en Cuba durante 6 años, y simbólicamente los recibían de manos de un grupo de médicos cubanos que en los últimos 40 años habían cumplido misiones internacionalistas en los países de los cuales procedían muchos de esos jóvenes que hoy egresaban de las aulas cubanas.

Entrega de titulosSeguidamente, después de la entrega de sus títulos a los graduados de otras tierras hermanas, nuestro Comandante en Jefe llegaba al escenario para realizar también de forma simbólica, la entrega de sus títulos y el Diario del Che a los 16 graduados cubanos más integrales del curso académico 2002-2003; todos desfilaban e intercambiaban impresiones durante breves minutos con el máximo líder de la Revolución ... en sus rostros una llamarada de alegría se reflejaba y transmitía a los que allí, junto a sus familiares y compañeros de aula, observábamos la escena, interrumpida constantemente por los aplausos cerrados que provocaba la lectura de los méritos de cada uno.

Sonrisas y alegría contagiosa se multiplicaban con instantes de ovación, porque Alegria contagiosacada instituto o filial aplaudía al compañero más integral que lo representaba; y simultáneamente, ellos también recibían de manos de sus profesores, sus títulos y el Diario del Che en Bolivia.

Lectura del Juramento

Otro momento trascendental de la actividad fue la lectura del JURAMENTO, por el doctor Maikel Valdés García, el graduado más integral de Pinar del Río, quien recordó a connotados médicos cubanos como Isabel Rubio, Joaquín Albarrán, Orfilio Peláez y Zoilo Marinello, entre otros, cuyas vidas han sido ejemplos para las generaciones que los sucedieron, destacando que en el año 1953, exactamente transcurridos 50 años, un grupo de valientes jóvenes integrantes de lo que la historia conoce como la Generación del Centenario, impidieron la muerte de las ideas de Martí y en ese propio año un argentino recibía su título de médico, para convertirse luego en el paradigma de guerrillero internacionalista, de combatiente sin fronteras de las causas de los oprimidos, a quien se le dedicaba ahora esta bella graduación.

Asimismo mencionaba a Carlos J. Finlay, el eminente sabio camagüeyano que honra con su nombre los contingentes que cada año incluye en sus filas a galenos más integrales; Mario Muñoz Monroy, que dignifica la Avanzada de los estudiantes de Ciencias Médicas, sin olvidar a los Ocho Estudiantes de Medicina, injustamente asesinados en el año 1871 bajo las órdenes del gobierno español...

Fermín Valdés Domínguez, Piti Fajardo y otros que conforman una larga lista, imposible de mencionar; galenos que en el transcurso de más de 100 años de lucha han dejado páginas heroicas para las actuales generaciones, profesionales de la salud que han desarrollado un verdadero sacerdocio, sin otro reconocimiento que no haya sido el agradecimiento por el servicio brindado.

El silencio que acompañaba al panegírico del joven galeno, quedaba sellado con una sola palabra que impregnaba ratificación y firmeza: JURAMOS.

"Que cada minuto de nuestras vidas sea tributo a Carlos J. Finlay..."

JURAMOS
"Sintiendo en nosotros el
dolor de los demás,
tener siempre nuestras
manos llenas de besos,
como dijera Martí..."

JURAMOS
"Iluminar los lugares
que otros han querido
oscurecer con sangre y calamidades..."

JURAMOS

"Que honraremos siempre
el ejemplo y el actuar
del Guerrillero Heroico,
con la misión de luchar
cada día por el bienestar
de los enfermos ... "

La enorme carga emotiva que dejó la lectura del JURAMENTO, quedó
equilibrada con la melodía y el estribillo del grupo Manguaré, que interpretó Junto a ti, junto a la vida, pieza musical compuesta por Andrés Pedroso.

Abanderamiento del DestacamentoLa entrega de la Bandera del Destacamento "Carlos J. Finlay", en el 170 aniversario del natalicio del célebre médico camagüeyano que ha sido símbolo de la medicina cubana, constituyó también un espacio donde la alegría irradió los rostros de los médicos que la recibieron de manos de Fidel. Ellos fueron: Orestes Casañola Rivero, Patricia Alonso Galbán y Carlos Ernesto Leyva, quienes después de colocar el lienzo distintivo junto a las otras banderas, hicieron entrega del Libro de compromiso de los graduados del curso académico 2002-2003.

Una graduación a la altura del Che

Con profunda emoción, puestos de pie todos los presentes, el teatro en pleno, cantamos a una sola voz la canción ¡Feliz cumpleaños!, dedicada al máximo líder de la Revolución Cubana, quien una vez situado en la plataforma de la tribuna y no menos emocionado, fue "apagando" el canto con sus palabras de agradecimiento, a las que siguieron las salutaciones a los estudiantes cubanos y extranjeros, a sus familiares, a los trabajadores de los centros de la enseñanza superior, así como a los dirigentes y funcionarios del Ministerio de Salud Pública, el Instituto Superior de Ciencias Médicas, la Escuela latinoamericana de medicina, los invitados, el personal extranjero acreditado en Cuba y los dirigentes del resto de las organizaciones políticas, juveniles y de masas.

FidelInicialmente destacó que resultaba imposible recibir más sana alegría que esta que sentía en la graduación de tantos jóvenes valiosos, que algo así no era posible que ocurriera en cualquier otra parte del mundo, y reconoció asimismo, que apenas habían transcurrido unas semanas de la graduación de 1 500 jóvenes del Curso Emergente de Enfermería, y que también había sido sorprendente.

Se refirió al aumento creciente de graduados cubanos cada año, lo cual podía compararse -paradójicamente- con el incremento de los jóvenes del tercer mundo, del mundo empobrecido, que requería en forma creciente los servicios de salud.

Y expresaba también: " Hoy se incorporan al heroico ejército de las batas blancas 3 995 egresados de las facultades de Ciencias Médicas de todo el país; de ellos, 2 039 de Medicina, 313 de Estomatología, 1 605 de Licenciatura en Enfermería y 38 Licenciados en Tecnología de la Salud, casi 4 000, y el próximo año estas cifras serán superiores ...

" Ya Cuba cuenta con 22 facultades en todas las provincias, una Escuela latinoamericana de Ciencias Médicas, en la que los jóvenes que ingresan, pasan una nivelación durante dos años. Ahora la inmensa mayoría de graduados son latinoamericanos, pero paulatinamente los estudiantes extranjeros se irán incrementando con la construcción de nuevas ELACM en otras provincias, incluso algunas, condicionadas para países que hablen el francés.

Hoy podemos decir con orgullo que la ELACM es un baluarte de la Medicina Latinoamericana y Mundial, pues aunque el África está muy distante, hemos recibido estudiantes de Guinea Bissau, Gambia, Guinea Ecuatorial y otros países muy distantes; esto resulta difícil, ya que son jóvenes que tienen que permanecer 6 años lejos de sus países, pero el sacrificio lo vale, por cuanto disponen de las facilidades para convertirse en médicos capaces.

Por otra parte, Cuba realiza esfuerzos y trabaja para promover la creación de facultades de Medicina en esos recónditos lugares; por ejemplo, en Yemen se creó la primera facultad hace años y en Guyana todavía funcionan dos escuelas.

Destacó también el compañero Fidel, que toda el África Sudsahariana cuenta con 50 000 médicos, mientras que Cuba ha graduado más de 65 000 en los años del Período Especial, a pesar de que algunos han emigrado a otros países ... Sin dudas, han sido años muy duros y no todos han podido vencer las dificultades ...

"Por suerte, los que se han ido graduando han representado cifras mayoritarias respecto a aquellos que han querido abandonar a su patria, pero para lograrlo deben trabajar el tiempo que se requiere para formar a otros, mecanismo, que a su vez, nos permite resarcir los recursos que la revolución invierte durante los 6 años de la carrera.

... Claro que resulta muy cómodo utilizar circunstancias adversas para "robarnos a nuestros médicos" ; no obstante, nos enorgullece decir que en los años más difíciles se ha graduado el doble de los que se han marchado del país, porque en la práctica, para satisfacción nuestra, es creciente el número de médicos que han sido capaces de resistir los obstáculos ...

... Y es bueno recordar que en el año 1959 se fueron 3 000 médicos, muchos de ellos docentes, pero los que se quedaron supieron cumplir y sobrecumplir su función en las aulas, preparando a las generaciones que tuvieron que enfrentar los primeros años del triunfo revolucionario; y más tarde afrentar el desafío de la Medicina General Integral, en el año 1986. La cifra actual de médicos graduados asciende a 68 892 y en la próxima graduación serán más de 70 000 galenos; hemos ido incrementando el número de ingresos, y ya para el curso 2003-2004 la cifra será de 4 000 jóvenes, pero será preciso realizar un trabajo riguroso en la selección, porque con gusto la Revolución hace esfuerzos y destina recursos, pero tampoco estamos en condiciones de regalar luego a nuestros egresados de las universidades.

"Sucede lo mismo con la batalla que tenemos que librar con los atletas, sobre todo en algunos deportes. Las sumas en dólares de los contratos que se les proponen son enormes y esto ha sucedido porque se han cometido errores, como mezclar a deportistas cubanos con figuras profesionales; y lo que intentan hacer, lo han logrado con un mínimo de personas, pero han llegado a sobornar y seducir a muchos, para que dejen de cumplir sus deberes.

... "Tenemos 4 hospitales cardiovasculares y en estos años han emigrado del país 31 especialistas de cirugía cardiovascular ... ¡! Y lo que cuesta formarlos ¡!...

... "Existen las becas de ayuda humanitaria que ofertan distintos países para formar técnicos y universitarios, y luego que terminan sus carreras, se quedan con ellos; lo mismo ocurre con un profesional universitario, un atleta o un médico... Cuba jamás se ha quedado con uno solo de esos jóvenes, sin embargo, a Estados Unidos sí les gusta robarnos lo nuestro.

... " Pero estamos conscientes de que nos separan años luz de esos médicos que se forman allá ... les llevamos una ventaja muy grande. Sabemos las dificultades que tenemos; nosotros hablamos poco ... y al final anunciamos la inauguración de un nuevo centro científico, un hospital, un nuevo cardiocentro, un nuevo policlínico u otra entidad relacionada con los servicios de la salud, para mejorar la calidad de vida de la población, y todo esto nos permite augurar que dentro de 80 años tendremos servicios de máxima calidad ... Y estamos claros de que lo que sí es muy importante es desarrollar una gran rigurosidad en la selección de los jóvenes que ingresen en la carrera de Medicina.

"Nos enorgullece conocer que en la actualidad 29 000 médicos realizan estudios en la búsqueda de grados científicos y muchos, incluso, en los cerros de Caracas también pueden adquirir grados científicos, además de estudiar computación, hablar otros idiomas y estar al día en los últimos avances de la Medicina.

Estos jóvenes destacados, cuyos méritos han sido enunciados, son los que se han ido llenando de prestigio y de gloria; primero en esos lugares recónditos de nuestro país donde realizan su servicio social, y luego, en el cumplimientos de las misiones en países con difíciles condiciones, en lugares con facultades donde no se forman buenos estudiantes, o sea, que un Especialista en Medicina General Integral de Cuba, con su experiencia, será un magnífico profesor para dichos estudiantes. Un ejemplo fehaciente de esto fue que durante la epidemia del dengue, en Honduras, 100 de nuestros jóvenes médicos, con 400 estudiantes, liquidaron ellos solos la epidemia; claro que esto fue posible por las grandes cualidades que poseen nuestros médicos, quienes, dondequiera que llegan, son portadores de lo mejor que les proveen las universidades cubanas; son semillas que van creciendo y multiplicándose, sin que por ello nos debilitemos.

"Así, con ejemplos como estos, se está librando una gran batalla de ideas justas, quedando muy en alto el papel que tiene un médico en una sociedad realmente humana.

"El 26 de julio nos referíamos a que no podemos ser egoístas porque este país le debe mucho al internacionalismo proletario. En los primeros tiempos del proceso revolucionario, no teníamos ni armas con qué defendernos y fue el espíritu que desarrolló Lenin el que hizo que el campo socialista, con la Unión Soviética a la cabeza, nos ayudara frente al bloqueo que de inmediato implantó el gobierno de los Estados Unidos, mantenido por más de cuatro décadas... y luego, cuando ocurrió la caída del campo socialista, en los años 89, 90... ¿ qué ocurrió en aquellos duros días ?... el país estaba decidido a RESISTIR, A VENCER... ¿ qué hubiera pasado si hubiéramos perdido nuestra independencia, nuestra soberanía ?...

"Hoy nos enfrentamos a los problemas objetivos heredados del Período Especial y a los problemas de carácter subjetivo, que son mucho más complejos... Por eso, nos proponemos limpiar todos los servicios de salud, eliminar todas las fallas posibles. Los disparos tienen un orden: primero hubo que limitar ese propósito de abandonar el país, de una nación que ha invertido e invierte cuantiosos recursos en formar a esos profesionales de salud bien preparados de los que hemos hablado. Y decimos que aquellos que quieran recibir más riquezas que los valores morales y la integridad que caracteriza a nuestros médicos, hay que dejar que se vayan, pero tienen que permanecer 5 años trabajando en el país, el tiempo que se requiere para formar a otros profesionales de su categoría.

Por otra parte, los médicos contratados que marchan a otras tierras para brindar sus servicios y experiencias, también constituyen una ayuda humanitaria relevante, al tiempo que aportan recursos para el país.

Fidel"La Revolución está realizando un programa que requiere el esfuerzo de los policlínicos, para ir incrementando sus servicios, con la introducción del equipamiento constructivo necesario y en los hospitales se plantea la utilización de equipos estandarizados de 2 ó 3 marcas, para que no haya ni uno solo sin funcionar. Sólo es cuestión de tiempo para poder llegar a esos resultados que esperamos.

"Estamos seguros de que nadie le saca más a un dólar que el servicio médico de nuestro país. Hoy se realiza una gran reorganización y se desarrolla un formidable esfuerzo en la Industria Farmacéutica y los grandes centros investigativos (los polos científicos)... y ya para el próximo curso esperamos graduar a 4 000 nuevos profesionales... y nos preguntamos ¿en qué lugar haremos la actividad de graduación, porque ya este teatro resultará pequeño...? ¿o es que tendremos que reducir el número de invitados?..., pues hoy en esta grandiosa graduación también están presentes como invitados, 200 médicos que ya han cumplido dos misiones internacionalistas y están preparándose para en breve, partir hacia otras naciones.

... "Y recordaba Fidel que en el año 1728 se había creado la primera Facultad de Medicina del país y había sido preciso que transcurrieran 230 y tantos años más para hacer otra, que fue, indiscutiblemente, después del triunfo revolucionario, exactamente en el año 1962, el Instituto Superior de Ciencias Básicas y Preclínicas "Victoria de Girón", institución que de inmediato comenzó a preparar a los profesionales de la Medicina, de los cuales hoy nos sentimos orgullosos.

Aseveraba también el máximo líder cubano que hoy se gradúan 80 000 bachilleres, y aunque el Período Especial ha frenado un poco, podemos recalcar asimismo que a pesar de todos los obstáculos se han graduado más de 65 000 médicos durante similar etapa.

Queridos compañeros, esta graduación lleva el nombre de Ernesto Che Guevara, médico... ¡¡ médico de verdad ¡¡ Se cumplen 50 años de su graduación y 75 años de su nacimiento... "yo lo conocí por allá por Guatemala, era el médico de la tropa cuando estuvimos en la Sierra Maestra... ¡¡ y qué médico ¡¡... vean lo que puede hacer un buen médico: llegó a ser un ejemplo de guerrillero... había que verlo cuando atendía a los campesinosCHE y luego en el combate frente a las tropas enemigas. En Alegría de Pío fue herido, pero su audacia y valor siempre lo llevaban a ser el primero en el combate, yo recuerdo que siempre teníamos que estarlo cuidando, tratar de estar cerca de él para preservar su vida. El Che creía en la capacidad del hombre del futuro, el hombre con la capacidad y los valores morales para resistirlo todo. Gracias a todo ese ejemplo, a todas las concepciones éticas que la Revolución ha sido capaz de desarrollar en los jóvenes cubanos, hoy tenemos a miles de ellos asistiendo a escuelas de danza, música, teatro; se han ampliado las matrículas en Sociología, Derecho y Psicología, lográndose una Cultura General Integral en todas
las carreras universitarias; de esta forma, los alumnos de las Escuelas Emergentes tendrán mayores oportunidades para desarrollarse en esas y otras profesiones, porque el estudio se ha asociado a una Sociedad Nueva, preparada en todos los frentes; habrán Doctores en Ciencias de la Educación Física y el Deporte y saldrán de las escuelas, profesores de Educación Física que formarán excepcionales deportistas en otros países. Incluso, tendremos escuelas con un Doctor en Ciencias, relacionado con la primaria.

"En el campo investigativo, y otros ... nadie podrá competir con Cuba, porque hemos llegado a concepciones tan avanzadas, que los graduados se contarán por millones.

"El inglés y otros idiomas para poder comunicarse con los pacientes, también han de formar parte de las materias a desarrollar por todos los graduados; será preciso asimismo, conocer bien nuestra historia y la de otros países, conocer la historia del mundo, porque la cultura no sobra...

"Además, no hay que olvidar que la Era de la computación se ha generalizado, y ustedes, graduados de este curso 2002-2003, como pioneros que fueron en una etapa de sus vidas, repitieron en más de una ocasión: "Pioneros por el comunismo, seremos como el Che"..., hoy también, todos juntos, diremos a una sola voz: "SEREMOS COMO EL CHE"... SEREMOS COMO EL CHE

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo