Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio

Artículo Original

Repercusión materno fetal de la Infección Urinaria asociada al embarazo.

Autores:
Neité Iris Vega Marrero.*
              Lizeth D. Saldaña Morales. *
              Leisy López Lezcano. ***
              Erlys Ventura Combarro. *
              Telvys Castillo Nápoles. **
              Zahily Sardiñas Morejón. *

* Estudiante de 5to año de Medicina.
** Estudiante de 3ro año de Medicina.
*** Dra en Medicina Básica General.

Tutor: Dr Frank A. Castillo Fernández.°

° Especialista de 2do grado en Ginecobstetricia. Profesor Asistente.

Resumen

Se realizó un estudio observacional descriptivo sobre el comportamiento de la Infección Urinaria asociada al embarazo en el Hospital Provincial Docente Gineco - Obstétrico de Camagüey "Ana Betancourt de Mora" en el año 2002, con 74 pacientes. Se determinó una mayor incidencia de la Infección Urinaria entre 21 y 30 años (28.37%). Además se señaló que 69 pacientes nacieron al término (93.24), unido a lo cual prevalecieron los partos  eutócicos. Hubo determinadas enfermedades que predominaron en los recién nacidos y en las madres. En los primeros fueron Bajo Peso al Nacer (9.46%), Prematuridad (6.76%) y Distress Respiratorio (5.40%) y en las gestantes en orden de prevalencia fueron Ruptura Prematura de Membrana (4.59%), Anemia (33.78%). Se concluyó que hubo mejores resultados que los referidos por la literatura. 

 Introducción         

Durante el embarazo los riñones aumentan aproximadamente de 1 a 1.5 cm. de longitud. Según determinaciones radiológicas, la pelvis renal y los cálices, al igual que los uréteres se dilatan notablemente más en el lado derecho que en el izquierdo. Estos cambios son más evidentes en el tercer mes de gestación, los cuales pueden persistir hasta cuatro o seis semanas del puerperio (1).

Estos cambios provocan estasis  de la orina desarrollando infección urinaria altamente severa. Otro factor predisponente es el aumento del reflujo vesicoureteral (2). El embarazo no induce a la génesis de la bacteriuria, pero los cambios anatómicos y fisiológicos que conlleva en las vías urinarias desarrollan trastornos en la porción superior del tracto urinario. Al crecer el útero cambia relativamente la posición de la vejiga que se vuelve un órgano abdominal y no pélvico (1,2).

Dichos cambios se han atribuido a una combinación de las elevadas concentraciones de hormonas y la presión por el útero agrandado (1).

A mediados del embarazo el flujo sanguíneo renal aumenta en un 60 a 80% y posteriormente disminuye, y el filtrado glomerular aumenta aproximadamente en un 50%  durante la gestación (3).

Es importante comprender las alteraciones bien marcadas y definidas en la función renal que tiene lugar en el embarazo, para tratar adecuadamente los problemas que se producen en las vías urinarias y los riñones (1-3).

En un pasado no muy remoto era un dogma obstétrico que el embarazo estaba contraindicado en la mujer con una enfermedad renal  subyacente significativa. Sin embargo, a medida que se obtiene más experiencia más mujeres logran embarazos sin secuelas severas (2).

En los padecimientos renales se debe conocer su naturaleza, pero sobre todo su grado de deterioro funcional para valorar la continuación o la interrupción de la gestación. Las pacientes con un daño moderado y sin hipertensión arterial, tienen una buena evolución y solo algunas afecciones no han dado una buena respuesta como la nefropatía diabética (4). Debemos destacar que la infección urinaria es una de las complicaciones más comunes del embarazo y ocurre en 10 a 15 % de las embarazadas según Danforth y en el 1 y 2 %  según William.

De acuerdo con la Professional Activities Study Database, más de 85 000 mujeres embarazadas fueron internadas en los Estados Unidos en el 2000 por esta complicación. La incidencia en la población varía y depende de la frecuencia de bacteriuria encubierta y de si es tratada (2).

La estasis urinaria, glucosuria, reflejo vesicoureteral  relacionados con el embarazo son factores predisponentes. Los microorganismos causales incluyen E. Coli (75 a 90%), Klebsiella (10 al 15%) y Proteus (5%). Es difícil encontrar Pseudomonas, Estreptococos, y Estafilococos (1,5).

La bacteriuria asintomática es la presencia persistente de bacterias que se multiplican activamente en las vías urinarias sin producir síntomas. La frecuencia informada de la bacteriuria durante el embarazo varía del 2 al 7% y depende de la paridad, raza y nivel socio -económico. La incidencia más elevada se ha informado en afroamericanas multíparas con rasgos drepanocíticos y la incidencia más baja en las mujeres blancas de la clase social alta y baja paridad. De no tratarse el 25% puede desarrollar una infección sintomática (2,4).

Conociendo la importancia de este problema de salud, llevamos a cabo un estudio donde nos trazamos los siguientes objetivos:

GENERAL

Describir la repercusión materno- fetal de la Infección Urinaria en el embarazo.

ESPECĺFICOS

  1. Identificar  los grupos de edades más frecuentes en que se presentó la entidad.

  2. Determinar la distribución del tipo de parto según el tiempo de gestación y la puntuación del Apgar al minuto y a los cinco minutos.

  3. Describir la distribución del peso del producto según el tiempo de gestación al parto en semanas.

  4. Precisar las causas de morbilidad del recién nacido y maternas de mayor incidencia.

MĚTODO

Se realizó un estudio observacional descriptivo sobre la Repercusión materno-fetal de la Infección Urinaria asociada al embarazo  en el Hospital Provincial Docente Gineco- Obstétrico de Camaguey "Ana Betancourt de Mora" durante el año 2002. Ingresaron 74 pacientes con el diagnóstico de Infección Urinaria. Se llevó a cabo la revisión exhaustiva de las historias clínicas para obtener diferentes variables que fueron registradas en la encuesta desarrollada. Las diferentes variables se procesaron en un computadora electrónica PENTIUM III. Conjuntamente se realizaron cuadros para plasmar los resultados de nuestro trabajo.

RESULTADOS

Tabla I.   Hospital Provincial Docente Gineco-

Obstétrico " Ana Betancourt de Mora". Camagüey 2002.

Distribución de la Infección Urinaria según edad Materna

Grupo de Edades

Numero

Porciento %

16-20

16

21.62

21-25

17

22.97

26-30

21

28.37

31-35

14

18.91

36-40

6

8.10

Total

74

100

Fuente: Encuesta.

En la tabla I se muestra la distribución de la Infección Urinaria según edad materna donde la mayor incidencia ocurrió entre 26-30 años con 21 pacientes significando un 28,37% del total, mientras que el grupo donde hubo menor predominio fue el de 36-40 con 6 para un 8.10% .0.

Tabla II

Distribución del tipo de parto según el tiempo de gestación.

Tipo de Parto

Semanas de gestación al parto

Total

20-27

28-36

37-42

Eutócico

-

2

51

53

Instrumentado

-

-

2

2

Cesárea Primitiva

-

2

9

11

Cesárea Iterada

-

1

6

7

Pelviana

-

-

1

1

Total

-

5

69

74

Fuente: Encuesta.

La distribución  del tipo de parto según el tiempo de gestación se observa en la tabla #2. Podemos precisar que de 74 partos, 53 fueron partos eutócicos representando 71.62% del total, precedido por la cesárea  primitiva  con 11  que representó el 14.86% de la cifra total de paridas.Creemos necesario destacar que hubo un predominio de la cantidad que nacieron en 37 y  42 semanas (a término), reflejando 69 para un 93.24% embarazadas.

Tabla III

Distribución del tipo de Parto según puntuación de Apgar

Tipo de Parto

Apgar al Minuto

Total

Apgar a los 5 Minuto

Total

0-3

4-6

7-10

0-3

4-6

7-10

Eutócico

-

-

53

53

-

-

53

53

Instrumentado

-

-

2

2

-

-

2

2

Cesárea Primitiva

-

-

11

11

-

-

11

11

Cesárea Iterada

-

-

7

7

-

-

7

7

Pelviana

-

-

1

1

-

-

1

1

Total

-

-

74

74

-

-

74

74

Fuente: Encuesta.

Se muestra en la tabla #3 la distribución de tipo de parto según la puntuación de Apgar al minuto y a los cinco. Se observó que el producto de ls 74 pacientes tuvieron un Apgar al minuto y a los cinco minutos de 7-10, para un 100%.

Tabla IV

Distribución del peso del producto según el tiempo de gestación al parto en semanas.

Peso del Producto en gramos

Semanas de gestación al parto

Total

20-27

28-36

37-42

2499g ó menos

-

3

4

7

2500g -3500g

-

2

53

55

3600g ó más

-

-

12

12

Total

-

5

69

74

Fuente: Encuesta.

Se observa en la tabla #4 la distribución del peso del producto según el tiempo de gestación al parto en semanas. De 74 niños, 55 tuvieron un peso entre 2500 y 3500 g para un 74.32%. Sólo 7 pesaron  2499 ó menos. Se precisó que 69 del total de 74 tuvieron un tiempo de gestación al parto entre 37 y 42 semanas.

Tabla V

Comportamiento de la morbilidad del recién nacido

Morbilidad del Recién Nacido

Total

Distress Respiratorio

4

Prematuridad

5

Bajo Peso al Nacer

7

Piodermitis

1

Set Sepsis Patológica

2

Meningoencefalitis Bacteriana

1

SRIS *

1

Isoinmunización Rhˉ

1

Ninguna Enfermedad

60 **

 


Fuente: Encuesta.

*   Síndrome de Respuesta Inflamatoria Sistémica.

** De los 74 recién nacidos sólo 14 padecieron de enfermedades, mostrándose que un mismo niño tenía más de una enfermedad.

En la tabla #5 se muestra el comportamiento de la morbilidad del recién nacido. Se observó que afortunadamente, 60 niños no padecieron de ninguna enfermedad para un 81.08%. El restante se distribuye en otras patologías sufridas por el niño al nacimiento de lo cual debemos aclarar que en nuestra revisión encontramos niños con más de una enfermedad. Creemos necesario resaltar que la de mayor predominio fue el bajo peso al nacer que se manifestó en 7 pacientes representado el 9.46% del total seguido de la prematuridad que fueron 5 casos para un 6.76%

Tabla VI

Comportamiento de la morbilidad materna asociada a la Infección Urinaria

Morbilidad Materna

Numero

Anemia

25

Infección Cérvico - Vaginal

12

Ruptura Prematura de membrana

33

Líquido Amniótico Meconial

17

Diabettes Gestacional

4

Hipertensión Gestacional Transitoria

5

Sospecha de Alarma de Amenaza de Parto Pretérmino

3

Fiebre Intraparto

2

Fuente: Encuesta.

El comportamiento de la morbilidad materna asociada a la Infección Urinaria se muestra en la tabla #6. Se observó una mayor incidencia de la Ruptura Prematura de Membrana con 33 pacientes para un 44.59% seguido por la Anemia en 25 pacientes para un 33.78%.

DISCUSIÓN  

Durante el año 2002 se realizaron en el Hospital Provincial Docente Gineco- Obstétrico de Camaguey "Ana Betancourt de Mora" un total de 6558 partos y se diagnosticaron con Infección Urinaria 74 señoras para un índice de 1.13% de los partos.

Según el estudio realizado, al distribuir las pacientes portadoras de Infección Urinaria en el embarazo nos percatamos que no se corresponde con la literatura encontrada pues según un estudio realizado, se demostró que la edad promedio de aparición fue 24 años. (6-8)

Con respecto al tipo de parto, se observó que no existe una correspondencia marcada como refieren algunos autores. Se  estipula la existencia de partos pretérminos en un gran porciento de los niños nacidos de madres con Infección Urinaria, señalando que causa el 70% de morbilidad en feto sin anomalías, debido al efecto estimulante de las endotoxinas. (9-12) Además otros estudios reflejan que en investigaciones preliminares la incidencia de pretérmino fue del 27% en 95 mujeres con bacteriuria que recibieron placebo durante el embarazo y que fue sólo  el 7%  en 84 mujeres tratadas con agentes antimicrobianos. (2) Coincidimos con la literatura con respecto al tipo de parto, pues la gran mayoría fueron eutócicos (12). Gracias a la interacción de la atención primaria y la secundaria estas señoras al llegar a nuestros servicios reciben la atención adecuada pudiendo retornar a sus hogares dando continuación al desarrollo de un embarazo feliz.

Una vez más nuestro estudio no concuerda con otras investigaciones pues hay estudiosos en el materia que señalan que la presencia de Infección Urinaria se asocia a Apgar bajos y peores resultados perinatales a la vez (12-14). Queremos mencionar nuevamente que el seguimiento estricto de estas mujeres nos ha permitido obtener resultados satisfactorios.

Valoramos en esta revisión que la incidencia del bajo peso al nacer es mínima en relación a lo referido por otras publicaciones con los referidos por nosotros. Tenemos de esta manera que en la literatura recogida se informa el mayor riesgo del bajo peso al nacer y otras enfermedades (2,12, 15).

En relación a la morbilidad perinatal es válido reflejar que el Bajo Peso al Nacer, la Prematuridad y el Distress Respiratorio son entidades que afectan al recién nacido coincidiendo con otros autores donde ellos le agregan a este grupo de patologías el Crecimiento Intrauterino Retardado ya que se produce una disminución de la producción celular que obedece a carencia de ácido fólico  y Neumonía Congénita no manifestadas en nuestras series (16-18).

Las enfermedades asociadas (crónicas) al embarazo están directamente relacionadas con un incremento de la morbilidad materna fetal, dentro de ellas la Infección Urinaria, la Anemia y la Hipertensión Crónica son de las más frecuentes. La Ruptura Prematura de Membrana, la Hipertensión Gestacional y el Parto Pretérmino son dentro de las propias la que con mayor frecuencia se reportan en las diferentes publicaciones responsabilizándolas de complicaciones perinatales. (15,19)

CONCLUSIONES

1.      La Infección Urinaria fue más frecuente entre los 26 y 30 años

2.      La mayoría de las señoras presentaron un parto eutócico después de las 37 semanas, y debemos destacar que la cesárea primitiva y la iterada se observan con mayor frecuencia después de las 37 semanas de igual forma. Conjuntamente con esto la puntuación del Apgar al minuto y a los cinco minutos de nuestros recién nacidos fue dentro los límites establecidos como normales (7-10).

3.      Evidenciamos que la mayoría de los recién nacidos obtuvieron un peso entre 2500 y 3500g y que los mismos nacieron después de las 37 semanas.

4.      El Bajo Peso al Nacer, el Pretérmino y el Distress Respiratorio fue la morbilidad perinatal de mayor incidencia y en cuanto a las maternas  quedaron representada además de la Infección Urinaria, por la Ruptura               Prematura de Membrana y la Anemia.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1.      Scott R J, Di Saia P, Hammond CH,  Tratado de Obstetricia y Ginecologia. Danforth: 8va Edición, 2000: 361

2.      Gary Aenningham F, Mac Donald P, Gant F N, Williams Obstetricia: 20ma Edición, 2001: 1046-1048

3.      Quiroga CA. Infección de las Vias Urinarias en la mujer gestante. PROAGO. Editorial Panamericana. 2000. Cuarto ciclo módulo I:         79- 97.

4.      Farinati A. Infección Urinaria  en la mujer. Farinati A, Mormandi J, Tilli M. Infección en Ginecología y Obstetricia. Diagnóstico y Tratamiento. Editorial Pfizer. Capítulo 21: 202 -227.

5.      Rivero A, Schaab A, Hrycuk G, Comes M, Molinas C. Servicios de Tocoginecología, Hospital Llano, Corrientes 2000. Email: mabeirivero@aol.com

6.      Paller M. Enfermedades Renales. Complicaciones Médicas durante el Embarazo. Editorial Panamericana 5ta Edición. 2001. Capítulo 1: 257-275.

7.      Kromery S, Hromec J, Demesora D. Treatment of lower urinary tract infection in pregnacy. Int J Antimicrob Agents 2001 Apr; 17(4): 279-282.

8.      Yost NP, Cox SM. Infecciones y Trabajo de parto Pretérmino. Clínicas Obstétricas  y Ginecológicas. Editorial Mc Graw - Hill Interamericana. Tomo 4: 707 - 733.

9.      Maclean AB. Urinary Tract Infection in Pregnancy Int J Antimicrob Agents 2001 Apr; 17(4): 273-276

10. Commolly A, Thorp JM Jr. Urinary Tract Infection in Pregnancy, Urol Clin North Am 1999 N; 26(4): 779-787

11. Delcroix M, Zone V, Cheront C, Adam MH, Duquesne G, Noel AM. Urinary Tract Infection in Pregnancy Woman. Rev Fr Gynecol Obstet 1994; 89(5): 277-284.

12. Patterson TF, Andriole VT. Detection, significance and therapy of bacteriuria in pregnancy. Update in the managed health care era. Infect Dis Clin North Am 1997 Sep; 11(3): 593 -608.

13.  Egger M, Muhlemann K, Aebi C, Tauber MG. Infections in pregnancy. The Umsch 1999, 56(10): 577-582.

14. Gilstrap LC, Ramin SM. Urinary Tract Infections During Pregnancy, Obstet Gynecol Clin North Am 2001; 28(3):581-591

15.     Millar LK, Cox SM. Urinary Tract Infection Complicating Pregnancy, Infect Dis Clin North Am 1997; 11(1): 13-26.

16. Grio R, Porpiglia M, Vetro E, Uligini R, Placentino R, Mini D, Marchino GR, Asymptomatic Bacteriuria in pregnancy: maternal and fetal complications. Panminerva Med 1999; 36(4):198-200.

17. Seikh MA, Khan MS, Khatoon A. Incidence of Urinary Tract Infection During Pregnancy. East Mediterr Health J 2000; 6(2-3): 265-271.

18. Tarazona JL, MD Infección del Tracto Urinario - Pielonefritis en el embarazo. Departamento de Gineco - Obstetricia. (Bogotá). 1999

19. Delzell JE Jr,Lefevre ML. Urinary Tract Infection during Pregnancy. Am Fam Physician 2000, 15;61(12):3567     

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo