Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio

Estomatología

Anticuerpos monoclonales. Su aplicación en la Estomatología.

Autores: Soledad García Peláez*
Jessy Herrera Naranjo*
Doraelia Guzmán Benítez
Loris Antelo Vázquez
Tutora: Dra. Maria Josefina Méndez Martínez
Asesora: Dra. Neyda Fernández Franch
Teresita Fontes Hernández
*Estudiante del 4to año de la carrera de Estomatología.

RESUMEN

Los anticuerpos monoclonales, descubiertos hace alrededor de tres décadas, se han empleado en el diagnóstico y tratamiento de numerosas enfermedades. En el campo de la estomatología comenzó su aplicación hace más de 15 años. En este trabajo, basándonos en una revisión bibliográfica sobre el tema en el periodo comprendido entre 1984 - 2003, comentamos acerca del proceso de obtención de estos reactivos biológicos, así como sus usos en el proceso de preparación de vacunas contra las caries dentales, en una mejor
aproximación al conocimiento del mecanismo inmunomodulador en la afección parodontal y en el diagnóstico de tumores de la cavidad bucal.

Introducción

Los anticuerpos monoclonales (AcM) son un instrumento útil y novedoso en el
diagnóstico y tratamiento de muchos trastornos. Se han introducido también en el campo de
la estomatología, en el proceso de una vacuna contra las caries dentales y en el mejor
conocimiento sobre el mecanismo inmunorregulador en el enfermedad parodontal y en las
ulceraciones bucales recurrentes. Además los AcM, por sus especificidad y utilidad en la
definición de los determinantes antigénicos, se han utilizado en el estudio de los antígenos
presentes en las superficies de las células de tumores bucales. La aplicación de estas nuevas técnicas en estomatología se revisan en este trabajo. (1, 2, 3)
Las caries y las enfermedades parodontales son las causas más comunes de la perdida
dental. La incidencia de caries se planteaba en algún momento que tendía a disminuir pero
esa tendencia en la realidad no se ha concretado, al contrario se observa un aumento en
varios países. Los AcM han sido introducidos en muchos campos de la investigación médica y dental, y se ha encontrado que son útiles en el diagnóstico y en el tratamiento de
numerosos trastornos clínicos (4, 5, 6,7). El razonamiento expuesto detrás de estas técnicas se describe en nuestro trabajo con énfasis en la aplicación de estos anticuerpos en la investigación dental.
Objetivos
General:
Ø Describir la aplicación de los anticuerpos monoclonales en la
estomatología.
Específicos:
Ø Determinar el mecanismo de producción de los anticuerpos monoclonales.
Ø Enumerar las evidencias que permiten valorar la aplicación de los
anticuerpos monoclonales en las especialidades Estomatológicas.

Recogida de la información
Se realizó una Revisión Bibliográfica acerca de la aplicación de los anticuerpos monoclonales en la Estomatología durante el período comprendido entre los años 2000-2003, en el Instituto Superior de Ciencias Médicas de Camaguey, para lo cual se utilizaron 23 Referencias Bibliográficas de 22 autores diferentes.
Los datos se obtuvieron en la Biblioteca del Instituto Superior de Ciencias Médicas de Camaguey y a través de trabajos encontrados en MEDLINE que se buscaron a través de INTERNET y con la ayuda del CPINF de nuestro Instituto.

Desarrollo
Teoría de los Anticuerpos Monoclonales (AcM):
Cuando una proteína se introduce en el cuerpo una variedad de sus antígenos pueden ser reconocidos por el hospedero. El sistema inmune del hospedero, normalmente, reacciona produciendo una variedad de Anticuerpos (Ac) diferentes, o de moléculas inmunoglobulinas, cada una dirigida contra uno de estos sitios antigénicos. No todos los antígenos pueden ser de igual significación en términos de protección del hospedero. Contrariamente los anticuerpos con relación a los antígenos significativos pueden producirse a niveles bajos e ineficientes. Sin embargo, el Ac producido por una simple célula plasmática es específico para un solo sitio antigénico y la variedad de inmunoglobulinas producidas en respuesta a una proteína representa el gasto colectivo de una población heterogénea de células de plasma (8,9).
Cuando una célula plasmática simple que produce un Ac deseado contra un antígeno se
aisló y se mantuvo en cultivo, el Ac de una especificidad simple pudo cultivarse y aislarse.
Este Ac único producido por una colonia de células derivadas de una célula plasmática
simple se denomina AcM (10).
Aunque las células plasmáticas sensibilizadas normales son de corta duración en el cultivo,
las células del tumor de Mieloma Múltiple proliferan indefinidamente en el cultivo, estas
tienen la desventaja de que producen inmunoglobulinas dirigidas contra Ag desconocidos,
las propiedades de las células de plasma sensibilizadas y las células de Mieloma pueden
provechosamente combinarse fusionando los 2 tipos de células. El híbrido resultante hereda la propiedad de la producción de anticuerpos de la célula plasmática normal y la
inmortalidad en el cultivo de las células del Mieloma del padre. (11)
La producción de AcM:
Entonces, se desarrollan tumores en los animales y producen AcM correspondientes al
clon. Los clones seleccionados pueden conservarse por congelación. En cualquier momento puede inyectarse una muestra de uno de estos clones a animales de la misma cepa que las que proporciono las células para su fusión (11).
Las dificultades iniciales de esta técnica radicaba en que la célula del Mieloma no fusionada
que permite que solo las células híbridas sobrevivan. Los cultivos resultantes se mantienen y se ensayan repetidamente hasta que se encuentra un clon de células que produce el Ac
deseado. Estas células pueden inyectarse en la cavidad peritoneal de los ratones donde
proliferan las células de híbridos y el AcM puede cosecharse en grandes cantidades del
líquido ascítico (10,11)
Kolher y Milstein fueron los primeros en producir exitosamente AcM, ellos inmunizaron los
ratones con un antígeno particular y después fusionaron los linfocitos del vaso que contenían precursores de células plasmáticas con las células del Mieloma del ratón usando el Sendai Virus como agente fusionante. (12). El glucol de polietileno corriente se utiliza para la fusión en lugar de usar el virus impronosticable del pasado. El glucol de polietileno es una sustancia viscosa que se cree ocasiona una desestabilización transitoria de la estructura de dos capas normales de las membranas celulares opuestas, lo que conduce a un reordenamiento molecular que provoca la continuidad de las membranas, es decir la producción de la célula híbrida. (10)
Los AcM y la caries dental:
El estudio ordinario sobre la patología de las caries dentales se ha concentrado en los
Estreptococos Mutans, en los rasgos de su adherencia a la superficie dental y a la
producción de ácidos. La relación de estos microorganismos con la incidencia de caries esta bien establecida (2).
El establecer parámetros que permitieran la producción de vacunas se ve afectada por la
posibilidad de provocar miocarditis por reacciones cruzadas con el músculo cardiaco (13).
Con el empleo de AcM se ha logrado estudiar con gran precisión los determinantes
antigénicos del serotipo de C del S.Mutans, estos determinantes bien específicos y
caracterizados pueden emplearse potencialmente en la producción de una vacuna humana
apropiada (2, 14,15).
Así Koges y Everhart reportaron el uso de AcM en este proceso de eliminación del antígeno de reacción cruzada. Lehner y colaboradores han reportado también que la inmunización pasiva local con AcM en relación a los S.Mutans puede reducir la incidencia de caries dentales. Se reporta el empleo de AcM para la purificación de antígenos específicos que pueden utilizarse con fines vacunales, los AcM permiten el reconocimiento y enumeración de los Estreptococos en la placa dental, para estudios epidemiológicos y para la predicción de las caries (2, 6, 14,15).
Los AcM y la enfermedad periodontal:
Es esta una de las aplicaciones más interesantes de los AcM en estomatología. Radica en el estudio de la respuesta inmune del hospedero y de sus microorganismos relacionados en pacientes que presentan la enfermedad periodontal. Aunque ahora se acepte que la placa dental inicia la gingivitis y la periodontitis solamente una o dos de las muchas especies de bacterias regularmente aisladas de la placa dental en pacientes con enfermedad periodontal puede ser importante en su patogénesis. (1)
Cohn y Cors han producido AcM con relación a antígenos diversos de la bacteria
Actinobacillus Actinomycetecomitans, un microorganismo que se considera importante en
la patogenicidad de la enfermedad periodontal, con los que se puede ofrecer una
identificación precisa, rápida y directa del organismo en la placa dental. (4,5)
El estudio del proceso inflamatorio asociado a esta patología también ha contado con el
aporte de los AcM, sobre todo en lo referente a la asociación de las diferentes líneas de
defensa celulares (linfocitos y sus subseries), la respuesta inmune y las diferentes fases de la enfermedad que permiten explicar la variación en la susceptibilidad individual y el
progreso de una lesión contenida gingivalmente con relación a una periodontitis
establecida, es decir, el mecanismo regulador de la respuesta inmune. (16,17)
Dentro de estas enfermedades periodontales los AcM han contribuido al mejor
conocimiento de la ulceración aftosa recurrente (UAR), esto constituye uno de los trastornos
más comunes que afectan la mucosa bucal y afecta alrededor del 20% de la población,
dentro de los factores que se han implicado en la etiología de esta enfermedad se encuentran los inmunológicos. Los autoanticuerpos con relación a los antígenos de la mucosa oral pueden estar implicados en la patogénesis y surgen como resultado de la reacción cruzada de los antígenos de la mucosa oral con los de Estreptococo sanguis, Estreptococo mitis o incluso los virus. (18, 19,20)
Utilizando los AcM, Greenspanetal ha encontrado un desequilibrio de las subseries de las
células T en esta enfermedad. Todas las células T periféricas eran menores en numero en
pacientes con UAR al compararse con los pacientes de control, además, números iguales de células ayudantes T, se encontraron en los pacientes con UAR y los controles, lo que pone en duda la hipótesis de la hipersensibilidad. (6)
Los AcM en la oncología:
Una de las patologías que mas afecta al paciente por su morbi-mortalidad son las
oncológicas en general y en especial las que se relacionan con cabeza y cuello porque por lo general producen una afección además en la estética del paciente.
En este sentido la gran precisión de los AcM en la identificación de los detalles sutiles de
estructura de la superficie celular ha hecho a muchos pensar enormemente en su uso en el
diagnóstico del tratamiento del tumor. (3)
En el diagnostico del cáncer los AcM constituyen una ayuda valiosa en el proceso de
diferenciación entre las células normales y neoplásicas, utilizándolos en pruebas
inmunohistopatológicas, y en técnicas especias del suero. (21)
La identificación especifica de un tipo celular de tumor es de gran importancia para el
diagnostico del cáncer, al permitir establecer la conducta a seguir mas adecuada para cada
caso. (22)
Así también los AcM marcados con isótopos radioactivos permiten la identificación de los
sitios de los tumores y de las metástasis. (3)
La identificación de los antígenos bucales tumorales específicos y de hecho de los normales de células epiteliales bucales son los que han permitido el diagnóstico de las lesiones premalignas, incluso posibilitando establecer índices. (21)
El empleo de los AcM en el diagnóstico del cáncer se puede resumir en:
Diferenciación de los tumores de los malignos de los benignos.
Detección del tejido de origen de la célula del tumor.
Subclasificación objetiva de los tumores.
Explicación del potencial metastásico o maligno de los tumores.
Diagnóstico clínico de los tumores.
Oncogénesis de los tumores. (3, 21, 22)
Las determinaciones séricas con AcM se aplican en el diagnóstico de los tumores, el
principio de esta aplicación consiste en detectar aquellos antígenos que son vertidos
pasivamente desde la superficie celular debido a la necrosis o los que se liberan activamente por las células del tumor, es decir están asociados al, tumor y pueden detectarse en el suero de los pacientes. (3)
Esta se resume como sigue:
Determinación inicial del cáncer localizado.
Determinación de la aparición de cambios neoplásicos en las condiciones
premalignas. (Leucoplaquia).
Diagnóstico diferencial no invasivo de tumores.
Determinación de las subclasificación de tumores.
Estado de la malignidad
Pronóstico del paciente.
Recurrencia del tumor o regresión después de la cirugía o la terapia.(3)

Terapia del cáncer medida por AcM:
Se estableció que los Ac pueden destruir los tumores utilizándolo los AcM como balas
mágicas que van cargadas de determinadas sustancias citotóxicas, y que se unen
específicamente a la células que presentan el antígeno específico para el cual fueron creados. Los AcM son los adecuados para esta tarea, pues son específicos y pueden portar una cabeza de isótopos radioactivos y fármacos citotóxicos y los encamina a los sitios del tumor. (23)
Los AcM se han usado también en la valoración de la inmuno-competencia celular asociado
con el cáncer bucal. Investigadores que han trabajado el tema notaron que todas las
subpoblaciones celulares T incluyendo las células de Langerhans y los macrófagos eran
elevados en con relación con la diferenciación del tumor y también un sorprendente
aumento de los linfocitos T supresores citotóxicos y en las células del Langerhans, en
comparación con otras células asociadas con los tejidos del tumor. (7)

Conclusiones
1) El mecanismo de producción de los AcM descrito casi tres décadas mantiene su
vigencia hasta nuestros días y consiste en una célula híbrida (linfocito B-célula de
Mieloma) capaz de producir Inmunoglobulinas especificas contra un antígeno, los AcM.

2) El empleo de estas sustancias alcanza a todas las especialidades en la
Estomatología. Se incluyen sus aportes en los procesos de prevención y estudio de las
patologías de las caries dentales, la fisiopatología de la enfermedad parodontal, y en la
oncología.

Referencias Bibliográficas

1) Bulut S, Alaaddinoglu EE, Bilizikci B, Demirhan b, Moray G. Inmunohistochemical analysis of lymphocyte subpopulation in cyclosporin A- induced gingival govergrowth. J. periodontol 2002 Aug; 73(8):892-9PMID: 12211499 [PubMed-indexed for MEDLINE]
2) Smith DJ, King WF, GodiskaR.Passive transfer of immunoglobulin Y antibody to Streptococcus mutans glucan binding protein B can confer protection against experimental dental caries. Infect Immun.2001 May; 69(5):3135-42. PMID:11292733 [PubMed - indexed for MEDLINE]
3) Yamada M, Mizusawa H. A possible Nobel isoform of peripheral myelin PO protein: a target antigen recognized by an autoantibody in a patient with malignant lymphoma and peripheral neuropathy. J Neurol Sci.2001 Jul 15;188(1-2):43-9.PMID: 11391471 [PubMed - indexed for MEDLINE]
4) Honma K, Ishii N, Kato T, Ishihara K, Okuda K. Genetic control of immune response to a synthetic fimbrial antigen of Actinobacillus actinomycetemcomitans. Microbiol Inmunol.1997;41(8):609-14.PMID: 9310940 [PubMed - indexed for MEDLINE]
5) Gmur R, Guggenheim B. Interdental supragingival plaque, a natural habitat of Actinobacillus actinomycetemcomitans, Bacteroides forsythus, Campylobacter rectus, and prevotella nigrescens. J Dent Res.1994 Aug; 73(8): 1421-8. PMID: 8083438 [PubMed - indexed for MEDLINE]
6) Hamada s, Horikoshi T, Minami T, Kawabata S, Hiroaoka J, Fujiwara T, Ooshima T. Oral passive immunization against dental caries in rats by use of hen egg yolk antibodies specific for cell-associated glucosyltransferase of Streptococcus mutans. Infect inmun, 1991 Nov;59(11);4161-7.PMID: 1834573 [PubMed - indexed for MEDLINE]
7) Horiuchi S, Ampofo W, Koyanagi Y, Yamashita A, Waki M, Matsumoto A, Yamamoto N. High level production of alternatively síliced soluble interleukin-6 receptor in serum of patients with adult T-cell leukaemia/HTLV-I-associated myelopathy. Inmunology.1998 Nov;95(3):360-9.PMID:9824498 [PubMed - indexed for MEDLINE]
8) Kennet RH, McKearn TJ, Bechtol KB. Monoclonal antibodies. Plenum New York, 1980.
9) Goding JW. Monoclonal antibodies: principles and practice, 2da ed. Academic Press, New York, 1986.
10) Kolher G.Hibridoma Techniques. Cold Spring Harbor Lab, Cold Spring Harbor New York, 1980.
11) Zola H, Brooks D. Monoclonal Hibridoma Antibodies. Techniques and applications Hurrell ed. CEC Pres, Boca Raton, Florida.1981:1.
12) Kohler G, Milstein C. Nature. London 1975:256-495.
13) Hughes M y col. Evidence of an immunological relationship Between Streptococcus mutans and human cardiac tissue. Infect. Immunon.27:576-88.1980.
14) Shiroza T, Shirozaki-Kuwuahara N, Hayakawa M, Shibata Y, Hashisume T, Fukushima K, Udaka, Abico Y. Production of a single-chain variable fraction capable of inhibiting the Streptococcus mutans glucosyltransferase in Bacillus Brevis: construction of a chimeric shuttle plasmid secreting its gene product.Biochim Biophys Acta. 2003 apr 15 ; 1626(1-3):57-64.PMID: 12697330 [PubMed - indexed for MEDLINE]
15) Smith DJ, Taubman MA, Ebersole JL. Effects of local immunization with glucosyltransferase on colonization of hamsters by Streptococcus mutans.Infect Immun.1982 Aug;37(2):656-61.PMID:9310940 [PubMed - indexed for MEDLINE]
16) Gemmell E, Woodford V, Seymour GJ. Characterization of T lymphocyte clones derived from porphyromonas gingivalis infected subjects. J Periodontal Res.1996Jan;31(1):47-56.PMID:8636876 [PubMed - indexed for MEDLINE]
17) Sibraa PD, reinhart RA. Acute-phase protein detection and quantification in gingival crevicular fluid by direct and indirect inmunodot. Clin Perodontal.1991 Feb;128(2)101-6.PMID: 1706352 [PubMed - indexed for MEDLINE]
18) Matsuschita K, Uchiyama T. Possible pathogenic effect of streptococcus mitis superantigen on oral epithelial cells. Adv Exp Med Biol.1997; 418:685-8. No abstract
19) Matsuschita K, Fujimaki W, Kato H. Inmunophatological activities of extracellular products of Streptococcus mitis. Infect Immun.1995 Mar;63(3):785-93.PMID:7868248 [PubMed - indexed for MEDLINE]
20) Levine M, Miller FC. Use of monoclonal antibodies with neutralizing effects on toxic antigens from human's bacterial plaque to detect specific bacteria by colony blotting. J Clin Microbiol.1991 Dec;29(12):2809-16 PMID: 175753 [PubMed - indexed for MEDLINE]
21) Mighell AJ, Robinson PA, Hume WJ.Histochemical and immunohistochemical localization of elastic system fibres in focal reactive overgrowths of oral mucosa. J Oral Pathol Med .1997 April;26(4):153-8.PMID:91767888 [PubMed - indexed for MEDLINE].
22) Ohshima H, Sato O, Kawahara I, Maeda T. Responses of inmunocompetent cells to cavity preparation in rat molars: an immunohistochemical study using OX6-monoclonal antibody.Connet Tissue Res.1995;32(1-4):303-11PMID:7554932 [PubMed - indexed for MEDLINE]
23) Nagahira K , Fukuda Y, Natsu T. Construction and expression of a mouse -human chimeric antibody against human tumor necrosis factor-alpha. Immunol Lett.1998 Dec;64(2-3):139-44.PMID:7960128[PubMed - indexed for MEDLINE].

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo