Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio
Articulo Original

Pseudoquistes pancreáticos. Morbilidad y mortalidad en el Hospital General Docente en el período 1984 - 2004.

Autores: Ivette Pereira Venereo

                Guido Elias Ferrand

                Yondris Reyes Domínguez

                Alex Rodríguez Córdova 

RESUMEN

Se realiza un estudio en 16 pacientes egresados del servicio de cirugía general del hospital general docente de Guantánamo "Dr. Agostinho Neto", con el diagnóstico de Pseudoquiste Pancreático en el período comprendido entre los años 1984 y 2004, en el que se pudieron obtener las tasas de 3,4 por cada 100 mil ingresos hospitalarios y de 4,3 por cada 10 mil ingresos en el servicio de cirugía general. El alcoholismo fue la primera causa de los Pseudoquistes, con el 62,5 %. La edad promedio fue de 44 años, con una DS de 13,1 y una oscilación de 23 a 65 años. Los pacientes masculinos predominaron, para un 92,8 %. El tipo de operación que se realizó con mayor frecuencia fue la cistoyeyunostomía (37.5 %), seguida por la cistoduodenostomía (31,2 %). No hubo mortalidad quirúrgica. La mortalidad global fue de 6.2%, y el promedio de supervivencia de 7 años con una DS de 5 años.

INTRODUCCIÓN

Los Pseudoquistes aparecen luego de una lesión del tejido pancreático y su conducto, debido a una pancreatitis aguda o crónica, un traumatismo y la causa idiopática.

Esta afección es poco frecuente, pero no rara. Autores como Yeo, Newell y Colhoum informan sobre su aparición entre el 2% y el 18% de los pacientes que han padecido de pancreatitis aguda o crónica. La resolución espontánea o con tratamiento conservador oscila entre el 8% y el 25% de los pacientes.

Los Pseudoquistes pancreáticos, si no son diagnosticados y tratados a tiempo, pueden complicarse: infección, hemorragia, necrosis, perforación, fístulas internas, ascitis pancreáticas y externas. En los Pseudoquistes que tienen menos de 6 semanas de evolución se han observado complicaciones en el 20% de los pacientes, y en los que tienen más de 6 semanas, en el 67%. Esto se debe a su propiedad erosiva y expansiva, las cuales muestran una considerable mortalidad. Por estas razones está indicado el tratamiento quirúrgico de los mismos.

MATERIAL Y METODOS

Se realiza un estudio prospectivo en 16 pacientes egresados del servicio de cirugía general con el diagnóstico de pseudoquiste de páncreas, en el periodo comprendido entre los años 1984- 2004.

Los datos se obtuvieron de las historias clínicas y fueron procesados en una computadora pentium 4 utilizando el paquete estadístico Epinfo V 6.03, y los resultados se expresaron en tablas. Las pruebas estadísticas utilizadas fueron la tasa, el porcentaje, el promedio, y la desviación estándar.

RESULTADO Y DISCUSIÓN

En nuestro trabajo observamos una tasa de 3.4 por cada 100 000 ingresos en nuestro hospital y de 4,3 por cada 10 000 ingresos en el servicio de Cirugía General. Algunos autores (1, 2, 3) informan entre el 2% y el 10% y otros entre el 11% y el 18% en su aparición como complicación de una pancreatitis aguda o crónica.

Nosotros obtuvimos el 62,5% por alcoholismo y 31,2% por causa desconocida, (tabla 1). Barthet (4) informa el 83,3% de causa alcohólica, y Sanfey (5) el 44,3%, Lanskish(6) informa que los pseudoquistes se desarrollan significativamente más frecuente en alcohólicos que en los pacientes con otras causas.

El promedio de edad fue de 44 años DS +- 13,1, y la oscilación entre  23 y 65 años. Barthet(4) ofrece un promedio similar al nuestro con 45 años, DS +- 16, Sanfey (5) halla un promedio de edad de 48,6 DS +-16,4, ligeramente superior al nuestro y Safioleas (7) encuentra un promedio de 61 años con oscilación entre 19 y 82 años, promedio superior al nuestro. Condorniú (8) señala un promedio de edad de 30 años y oscilación entre 17 y 64 años. Lanskish (6) encontró en su trabajo que la edad más frecuente es entre los 31 y 40 años, lo cual coincide con la edad pico de los pacientes alcohólicos.

 En nuestro trabajo predominaron los pacientes masculinos 92,8% sobre las féminas. Al compararlos con los autores de la literatura revisada (4, 5, 7) registran igual predominio aunque con cifras distintas. Terán Porcado (9) refiere un 64% para el sexo femenino.

 La operación (tabla 3) que se realizó con mayor frecuencia fue la cistoyeyunostomia (40%) seguida de la cistoduodenostomia (33.3%). Safioleas(7) halla el 69.2% para la cistogastrostomia y 11.5% para la cistoyeyunostomia; Sanfey(5) informa que al 47% de sus pacientes se les efectuó drenaje interno y al 2.5% la resección. Terán Porcayo(9) registra el 92.3% de derivaciones internas. Pavlovsky(11) concluye en su informe de 98 pacientes con pseudoquiste pancreático que el drenaje interno es la operación a escoger para el tratamiento del pseudoquiste maduro sin complicaciones y el inmaduro complicado.

Las técnicas quirúrgicas empleadas por nosotros son las mismas que utilizan los autores antes mencionados y otros (2, 8, 12, 13). Consideramos que los pacientes deben ser individualizados a la hora de realizar la técnica quirúrgica, y no utilizar la misma para todos los pacientes, pues esto traería malos resultados.

Los tres procederes para tratar los pseudoquistes de páncreas son: el drenaje percutáneo, el acceso endoscópico y el quirúrgico.

El procedimiento a escoger depende de varios factores: estado general del paciente, localización, tamaño y número de pseudoquiste, comunicación o no con el conducto pancreático, si está o no infectado, sospecha de malignidad y la experiencia del imagenólogo y del endoscopista.

El drenaje percútaneo es seguro y eficaz y debe ser el primer tratamiento a escoger en pacientes con poco riesgo, pared del pseudoquiste inmadura(menos de seis semanas) o que este infectado. No se debe realizar en los pacientes que tengan hemorragia intraquística o ascitis pancreática.

El drenaje percútaneo debe ejecutarlo un endoscopista con experiencia en los pacientes afectos de pseudoquiste con paredes maduras, en pequeños pseudoquistes y en los localizados en la cabeza del páncreas.

El tratamiento quirúrgico es el proceder tradicional y preferido en muchos centros hospitalarios. El mismo está indicado en grandes pseudoquistes, en la pancreatitis crónica asociada a pseudoquiste, en la sospecha de malignidad y en los fracasos del drenaje percútaneo y el endoscópico.

Pitchumani(14) opina que no se han realizado estudios prospectivos y aleatorios para evaluar los resultados de estos tres procederes, y así poder escoger el de mejores resultados.

Al parecer, como vimos anteriormente, cada paciente debe ser individualizado y aplicarle el mejor proceder.

Tuvimos una mortalidad quirúrgica de 0. La mortalidad global fue de 6.2% y se trató de un paciente, no diagnosticado, que falleció; la necropsia informó que se trataba de una hemorragia intraquística del páncreas. Yeo(1) refiere que la mortalidad quirúrgica oscila entre el 5% y el 12% en las series revisadas por él. Newell(2) informa el 4%, La(15) el 5%, Safioleas(7) el 11.5%, Codorniz(8) el 25%, Terán Porcayo(9) y Pérez(10) al igual que nosotros, no tuvieron mortalidad quirúrgica.

La supervivencia promedio de nuestros pacientes es de 7 años, DS +- 5, con un campo entre 2-15 años, Terán Porcayo (9) refiere un seguimiento promedio de 10 años y 4 meses 

CONCLUSIONES

1- La tasa para los pseudoquistes la consideramos relativamente alta en nuestro medio.

2- El promedio de edad, el predominio del sexo masculino y el alcoholismo como causa de los pseudoquistes coinciden con los hallados por los autores consultados.

3- La cistoyeyunostomía fue la operación más frecuente realizada entre los pacientes con pseudoquistes, resultado que no coincide con los de otros autores. Estos pacientes debes ser individualizados a la hora de escoger la técnica quirúrgica, ya que efectuar siempre la misma traería malos resultados.

4- No hubo mortalidad quirúrgica y la mortalidad global se halla dentro de límites informados por otros autores.

5- La supervivencia de los pacientes operados es buena

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1.Yeo Ch J, Batisdas J A, Lynch-Nyhan A, Fishman E K, Zinner M J, Cameron J L. The natural history of pancreatic pseudocysts documented by computed tomography. Surgery Gynecology and Obstetrics 1990; 170: 411 - 17.

2. Newell A K et al. Are cystgastrostomy and cystyeyunostomy equivalent operations for pancreatic pseudocysts ? Surgery 1990; 108 ( 4 ): 635 - 40.

 3. Colhoum E, Murphy J J, Mac Erlean, Bernard D P. Percutaneous drainage of pancreatic  pseudocysts. Br J Surg 1984; 21: 131- 2.     

4. Barthet M, Sakael J, Bodiou-Bertei C, Bernard J P.  Endoscopic transpapillary drainage of pancreatic pseudocysts. Gastrointest Endosc 1995; 42 ( 3 ): 208 -13.

5.  Sanfey H, Aguilar M, Jones R S. Pseudocysts of the pancreas, review of 97 cases. Am Surg 1994 ; 60 ( 9 ): 661 - 8.

6. Lanskish P G, Burchard Reckert S, Petersen M, Lehnick D, Schirren C A, Stockmann F, Kohler H. Etiology and age have only a limited influence on the course of acute pancreatitis.  Pancreas. 1996 Nov; 13(4): 344-9.

7. Safioleas M, Misiakos E, Karatzas G, Manti C, Marselos P, Tzatzadokis N.  Therapeutic strategies for pancrestic pseudocysts. J R Coll Surg Edinb 1995; 40 ( 3 ): 192 -5.

8. Codorniú D,  Sierra Enrique E, Cayon Rodríguez J. Pseudoquistes del páncreas. Resultados del tratamiento quirúrgico practicado en 8 pacientes. Rev Cub Cir 1985; 24 ( 4 ): 336 - 350.

9. Terán Porcayo, M, Aiello Crocifoglio V, Oñate Ocaña L F, Beltrán Ortega A. Experiencia con 14 casos de pseudoquiste pancreático. Rev. Gastroenterol. Mex: 1999 oct-dic; 64(4): 171-7.

10. Pérez G A, Valera R, Navas N, Mora C. Pseudoquiste pancreático. 10 años de revisión. GEN 1994; 48 ( 1 ): 29 - 33.    

11. Pavlovsky M, Perejaslov A, Chooklin S, Dovgann Y. Current management of pancreatic pseudocysts. Hepatogastroenterology.1998; 45(21): 846-8.

12. Bockus H L. Gastroenterología: Quistes del páncreas. Habana: Ed. Revolucionaria, 1984:1223 - 1236. Editorial Científico Técnica.

13. Bradley III E L. Tratado de Patología Quirúrgica. Davis - Christopher: Páncreas. Habana: Ed. Revolucionaria, 1985: 1284 - 6 Editorial Científico Técnica.

14. Pitchumoni CS, Agarwal N. Pancreatic Pseudocysts. When and how should drainage performed? Gastroenterol Clin North Am. 1999 Sep; 28 (3): 615-39.

15. Lo SK, Rowe A. Endoscopic management of pancreatic pseudocysts. Gastroenterologist. 1997 Mar; 5(1): 10-25

ANEXOS

Tabla 1 Pseudoquistes. Causas

Causas

 

No

%

Alcoholismo

 

10

62.5

Desconocida

 

5

31.2

Traumática

 

1

6.2

Total

 

16

100

                        Tabla 2 Distribución por sexo

Sexo

No

%

Masculino

14

92.8

Femenino

2

7.2

Total

16

100

                     Tabla 3 Pseudoquiste. Tipo de operación

Operación

No

%

Cistoduodenostomía

5

33.3

Cistoyeyunostomía

6

40

Cistogastrostomía

2

13.3

Pancreatectomía Distal

1

6.6

Drenaje con sonda

1

6.6

Total

15

100

  

Tabla 4 Porciento de mortalidad del Pseudoquiste Pancreático.

Mortalidad

 

No

%

Vivos

 

15

93.8

Fallecidos

 

1

6.2

Total

 

16

100

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo