Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio
LA ENTREVISTA DEL MES

VALIOSA ESTIRPE DE PROFESIONAL QUE NOS DEJA
BUENA SIMIENTE

Por Magali González Camacho

La vida como profesional de la Medicina, de la doctora Olga María Piera Rosillo, se inicia entre 1962-1963, período en que comienza el Internado de Anatomía Patológica, por la necesidad de médicos patólogos que existía en el país.

Para una científica joven, con amplia capacidad intelectual, y sobre todo, con grandes ilusiones, tal decisión podía cambiar radicalmente su vida, pero sin pensarlo dos veces, lo hizo, incluso después de haber sido de forma voluntaria preceptora de Propedéutica; esto no constituía para ella ningún sacrificio, por cuanto lo principal era ayudar a la Revolución en aquellos duros años iniciales, en que un gran número de médicos y muy buenos especialistas habían emigrado hacia Estados Unidos, en abierto desacuerdo con el proceso revolucionario.

Desde el año 1975, la doctora Piera es Asesora de Anatomía Patológica de nuestra revista y desde entonces ha estado estrechamente ligada a la misma, dándonos sugerencias y revisando no solo los artículos relacionados con su especialidad, sino también tratando de que toda la información que se edita tenga el mayor rigor científico y sea presentada en un lenguaje asequible para los estudiantes de todos los niveles, hacia los que va dirigida, en especial, la “16 de abril”.

“En el año 1979 obtuve el grado científico en el Instituto de patología Virchow, en Berlín, República Democrática Alemana” –dice con naturalidad--, al tiempo que hace una breve pausa, para luego concluir que actualmente, además del trabajo que realiza como patóloga en el Hospital Docente “Calixto García”, es Profesora Titular de Anatomía Patológica y Profesora Consultante.

Al hablarme de su labor como internacionalista, en Adén (Yemén), entre 1986 y 1988, donde trabajó como Profesora de Anatomía Patológica, en sus ojos se asoma una lucecita en la que se mezclan destellos de tristeza y alegría, al recordar a su querido esposo, el doctor Sergio Rabell Hernández (quien fuera inolvidable ejemplo de científico y revolucionario y al igual que ella asesor de Medicina Interna de la revista desde el año 1975, hasta el momento de su deceso en el año 2000), sin el cual ella nunca hubiera podido cumplir esta tarea, ni alcanzar el desarrollo obtenido durante su vida laboral, pues ya ambos habían constituido su hogar y tenían dos hijos; de manera que ambos, científicos y profesores, unidos también en la vida, han cumplido sus responsabilidades con dedicación y ejemplaridad, lo cual ha sido una línea rectilínea para sus dos simientes: Olguita y Sergito, connotados profesionales de la Medicina, ella en la Facultad “Calixto García”, como profesora de Bioestadística y él, médico forense, quien funge en la actualidad como cuadro dirigente en el Comité Central del Partido.

En cuanto a la “16 de abril”, el órgano científico informativo de los estudiantes de Ciencias Médicas de Cuba, señala que la considera una revista de gran interés para los estudiantes, porque permite mantenerlos actualizados acerca de una gran cantidad de temas que son importantes para su formación. Y agrega: “Es una publicación que debe mantenerse como hasta ahora ... y claro, siempre estar al tanto de mejorar en lo posible su contenido científico, lo cual exige el esfuerzo de todo su colectivo”.

“La revista contribuye a la consolidación de los conocimientos de los estudiantes, en su formación como Médicos, Estomatólogos, Licenciados en Enfermería y Técnicos de la salud” --asevera-- y a continuación enfatiza que a partir del año 1984 ha tenido relevantes logros en su calidad, tanto desde el punto de vista técnico como editorial, con la incorporación de los tres profesionales en su plantilla.

Al preguntarle sobre las secciones, cuáles considera más importantes, me confirma: “¿Cuál es su diagnóstico?, Clínico-Patológica y Actualidades Terapéuticas, entre otras, son muy positivas porque constituyen para los estudiantes una vía segura para analizar, valorar y saber aplicar los conocimientos que adquieren en las aulas, y por otra parte, Nuestros profesores escriben es una rica fuente de conocimientos, ya que los profesores presentan materiales informativos a partir de sus vivencias y experiencias, mediante las cuales les transmiten aspectos científicos y de Etica Médica, que indudablemente les pueden servir para su mejor desarrollo como futuros médicos, enfermeros, estomatólogos y técnicos de la salud.

De pronto interrumpe el diálogo, cierra sus ojos, como si quisiera traer de su memoria escenas vividas en este local donde la revista ha tenido su sede por más de 40 años ... luego retoma la palabra y apunta:

“ Me siento muy feliz de haber brindado mi humilde colaboración como Asesora de la revista, pienso que es una publicación que tiene una rica historia, con muchas anécdotas ... por aquí han pasado magníficos estudiantes que hoy son buenísimos profesionales de la salud, por eso, felicito a su colectivo en este 43 aniversario y les deseo muchos éxitos en este y todos los años que tiene por delante esa valiosa revista”.

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo