Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio

Nuestros Profersores Escriben Nuestros Profesores Escriben

La Ciencia y la Técnica del Deporte con fines Curativos y Profilácticos

  Su relación con los principios de la Bioética y el trabajo del Médico General Integral

Prof. Asist. Lic. JULIO ARAMBARRI ORTIZ

RESUMEN

El presente trabajo brinda la idea precisa del lugar que ocupa la Cultura Física terapéutica y profiláctica dentro del contexto general de la sociedad y la salud, especialmente en nuestra sociedad socialista con el papel revolucionario que juega el médico general integral. Otro aspecto importante es su relación con los principios de la bioética, así como el código de ética de los profesionales de la Cultura Física, aspecto que tiene muy estrecha relación con este principio.

La Cultura Física Terapéutica contempla la ejecución consciente y activa del ejercicio físico en el entrenamiento de las capacidades y potencias energéticas funcionales, así como el desarrollo de las capacidades físicas por parte de los sujetos o practicantes sometidos a este programa. Durante las clases de Cultura Física terapéutica, ellos adquieren hábitos de utilización de los factores naturales y ambientales en función de la actividad que realizan. De tal forma, dichas clases se pueden considerar un proceso terapéutico- pedagógico, por lo cual se emplean los mismos principios de aplicación del ejercicio físico en el hombre sano e incluso la utilización de los ejercicios físico preventivos o profilácticos, para evitar el desarrollo de determinada enfermedad o padecimiento.

La relación que existe entre el médico general integral o especialista con el profesional de la Cultura Física Terapéutica y la aplicación del ejercicio físico como medio terapéutico y profiláctico, abarca brevemente el efecto del reposo y la actividad física en el organismo, así como las funciones, tareas, algunos aspectos semejantes y diferenciados entre la cultura física terapéutica y la fisioterapia, aspectos que algunos consideran sinónimos desde el punto de vista médico, sin embargo, en este trabajo queremos demostrar que la fisioterapia es diferente en sus funciones, tareas y contenidos a la cultura física terapéutica. No obstante, en el tratamiento de un paciente o sujeto se complementan una a la otra. Se muestra un breve listado de algunas enfermedades que permiten su tratamiento con ejercicios físicos, lo cual constituye un considerable ahorro económico, farmacológico y equipamiento médico, y evita el consumo de fármacos. Asimismo resalta el papel del profesional de la cultura física y el médico, en la rehabilitación de un sujeto, así como algunas indicaciones, requisitos, métodos y contraindicaciones para su aplicación.

PROLOGO

..." Hoy, en la medicina, muchos tratamientos se realizan basándose en ejercicios físicos y deportes. La medicina se revoluciona y cada vez acude más a estas formas para el tratamiento de diversas enfermedades; antes, cuando algunas personas tenían problemas de enfermedad se les aconsejaba que permanecieran en cama y que no se movieran mucho. Hoy en día, muchos de los tratamientos se basan en ejercicios físicos, fundamentalmente".

Esta expresión dicha por el viceministro de salud José B. Jardines para el área docente, con la que iniciamos nuestro prólogo ha sido la fuente inspiradora de nuestro trabajo.



Las áreas terapéuticas de la cultura física fueron creadas en 1982 con el objetivo de posibilitar el tratamiento y restablecimiento físico funcional de niños, jóvenes y adultos, sin excluir la Tercera Edad, donde se hallan portadores de diversas enfermedades, padecimientos, o simplemente, adultos que presentan desviaciones de la salud, de acuerdo con su código genético o deformidades postulares u obesidad.



Con su puesta en marcha, y su expansión se inicia el proceso de rehabilitación física en nuestro país, con el que se ha abierto un nuevo campo de trabajo de la ciencia y la técnica que da respuesta a una gran necesidad de la población, y que, por sus contenidos y propósitos, presenta grandes perspectivas de desarrollo y constituye un nuevo e importante logro de la salud publica y la cultura general de nuestro pueblo.


Lógicamente estos logros, han estado respaldados por la política del estado y gobierno cubano en el afán constante de superación de los especialistas en cultura física, médicos, psicólogos, metodólogos y todos aquellos que de una forma u otra han tenido en sus manos la responsabilidad de utilizar los ejercicios físicos del deporte con fines terapéuticos y profilácticos.

INTRODUCCIÓN

De acuerdo con la versión libre de la tesis de Núñez Jover, Jorge, en "La ciencia y la tecnología como procesos sociales" voy a comenzar con una tesis que a primera vista puede parecer fuerte; "los practicantes de las ciencias técnicas naturales" y deportivas, así como los médicos, por diversas razones, están necesitados de las ciencias sociales, como de aquellas disciplinas científicas y técnicas que pueblan los planes de estudio de pregrado, postgrado, diplomados, maestrías y doctorados en que se forman. Esta afirmación, sin embargo, tropieza con la percepción cotidiana, casi unánime, compartida por estudiantes, profesores y especialistas que aceptan una división del trabajo científico, que aísla no sólo las ciencias técnicas, naturales y médicas, de las ciencias sociales, sino también las ciencias técnicas deportivas y las diferentes ciencias que constituyen esos campos y así sucesivamente. Esas separaciones están bien afirmadas en el orden institucional vigente; se estudian en carreras y postgrados separados, a veces situados en centros universitarios diferentes como es por ejemplo el ISCF "Manuel Fajardo", el ISCM-H, el pedagógico "Enrique José Varona", el ISMINREXT y el ISDI, entre otros.

La figura del especialista y las especializaciones científicas son un producto de la modernidad, sin embargo, lo cierto es que el desarrollo de las especialidades, progreso indudable en la evolución del conocimiento y la práctica científica, conduce con frecuencia a una ignorancia no desestimable de todo aquello en que no se es especialista, perfil que, por lo demás, es cada vez más estrecho, surge así una paradoja: "El desarrollo del conocimiento puede conducir a grandes zonas de ignorancia y el especialista puede ser un gran conocedor de casi nada y un ignorante de casi todo". Especialmente profundo es el abismo que separa a las ciencias sociales y humanidades de las ciencias naturales, técnicas, deportivas y médicas.

Opino contra esto que necesitamos una mirada más humanista, más centralizada en el hombre, su felicidad, sus valores y sus necesidades, a fin de garantizar desde un punto de vista general, filosófico e integral, la necesidad de vincular todas las ciencias profesionales con la formación de una educación de la cultura física individual en el hombre que coadyuve a educar hábitos y habilidades en virtud de beneficiar y mejorar sus capacidades energéticas y físicas en el desempeño de su profesión y en su calidad de vida cotidiana.

El corolario de este razonamiento es que hay que conectar la educación de una formación de la cultura física desde el punto de vista de la eficiencia física individual con todas las profesiones, desde una óptica social. Sin embargo, el éxito de esta empresa dependerá en gran medida del punto de partida que se tome para entender el bienestar y el rendimiento físico del hombre en su desempeño profesional, de acuerdo a las necesidades del mismo y de la sociedad. Si por ejemplo, por educación física entendemos un conocimiento probado, el cual en la práctica social no se vincula a los ejercicios compensatorios que propende a restituir en el hombre la desviación de su salud que se va afectando por el vínculo de su profesión, como por ejemplo, el estomatólogo, en que su postura tiende a contraer lesiones en la columna vertebrar, muñeca, hombro, etc., el médico cirujano, en que por su actividad en el quirófano tiende a tener problemas en la circulación periférica, problemas postulares en la región cervical, afectaciones en hombros, etc., el diseñador general y el trabajador de oficina, que por sus funciones tienden a prosperar condiciones postulares incorrectas; el geógrafo, quien por su actividad de escalamiento tiende a proliferar las lesiones de la muñeca, codo, rodilla, etc. entonces es difícil encontrar un campo fértil para la exploración de la cultura física de las ciencias. Mi punto de partida será otro. Según creo, la ciencia y la tecnología son, ante todo, procesos sociales. Estimo que comprender esto es muy importante para las personas en la llamada "sociedad del conocimiento" (según Jorge Núñez Jover.).
Para argumentar este tema, a partir de algunas consideraciones de algunos casos particulares y las consecuentes generalizaciones, que pueden ilustrar mi punto de vista, desde una perspectiva histórica, en el corazón de la civilización contemporánea, está la moderna tecnología, denominada "ciencia intensiva" según Nuñez (1994), donde el desarrollo tecnológico lo está alterando todo, desde lo económico, lo político, hasta lo biopsicosocial, a través de las influencias externas al organismo humano, la vida íntima de las personas, los patrones de consumo y conducta, la reproducción humana, la extensión de la vida y sus límites con la muerte. La tecnología lo invade todo en nuestro mundo contemporáneo. Todo esto es el reflejo de los resultados históricos de esos procesos sociales, como por ejemplo:

1- La revolución científica de los siglos XVI y XVII que dio origen a las ciencias modernas y desencadenó los procesos de institucionalización y profesionalización de la práctica científica y su influencia en el desarrollo de una cultura física en los hombres.
2- Las revoluciones industriales y sus profundos cambios tecnológicos que hacia la segunda mitad del siglo XX surgen, con el paradigma tecnológico, especialmente intensivo en el consumo del conocimiento, e impactante en término de su alcance social, donde la creciente aproximación de los cambios tecnológicos con las ciencias tienden a confundirse como en el desarrollo de las técnicas deportivas y la tecnología que se asumen como complementos, desde el punto de vista de implementación, avituallamiento, la atención a las nuevas tecnologías médicas y biofarmacológicas y su impacto social.

3- El ascenso del capitalismo y su dominio mundial afirmado luego en la crisis y desmoronamiento del socialismo euroasiático y la consolidación de las ciencias modernas y del capitalismo, son los procesos históricamente paralelos e interconectados donde la mundialización del capitalismo es un proceso asociado no tan solo con las fuerzas productivas y las relaciones de producción que le proporcionan su fundamento, sino con los puntos de consumo que el mismo promueve y su impacto social en el mundo del deporte con los modernos equipamientos y avituallamiento, con tecnología de punta, no asequible a los países del tercer mundo, la discriminación de la política de países sedes a eventos internacionales, la política de la compra de atletas a cambio de contratos, que constituye un robo al trabajo y al esfuerzo del desarrollo deportivo mundial por el principio de la lucha de poner bien en alto la bandera representativa de los diferentes pueblos, etc.

4- El surgimiento, afirmación y crisis del socialismo mundial han sido determinantes en el desarrollo científico y tecnológico de este siglo, por sus éxitos en el campo de las ciencias y la tecnología y por sus respuestas de los avances que demandaron del capitalismo una adaptación de las formas de explotación con nuevas formulas neoliberales en el contexto de la guerra fría.

5- La fractura planetaria entre países desarrollados y subdesarrollados, donde la riqueza mundial está concentrada en una minoría de países, ese poder se apoya en el dominio de las ciencias y de la técnica, por lo que se hace más difícil para cualquier país subdesarrollado avanzar en su desarrollo tecnológico y científico, lo cual se ve reflejado en el deporte nacional de cada país; y en el caso específico de Cuba, nuestros atletas padecen de limitaciones alimentarías, de alta tecnología en el equipamiento deportivo, así como su avituallamiento que se usa en el mundo desarrollado, aunque a pesar de todo ello los cubanos damos respuestas cada vez más convincentes de las ventajas que ofrece nuestro nuevo orden social, con los éxitos del deporte cubano en arenas internacionales como lo han demostrado disciplinas deportivas como el atletismo, la gimnasia artística y rítmica, las pesas, el ciclismo, boxeo, voleibol, baloncesto, los deportes náuticos, el judo, el tai won-do, el béisbol, etc., así como el apoyo técnico que brindan nuestros profesores y entrenadores, fundamentalmente al mundo subdesarrollado y el acceso de todo el pueblo a la aplicación de los ejercicios físicos como medio terapéutico y profiláctico en el tratamiento de enfermedades y padecimientos que aquejan a algunos miembros de nuestro pueblo como en algunos casos lo crea la modernidad.


6- Los procesos mencionados nos remiten a los acontecimientos europeos que transcurren fundamentalmente entre los siglos XV y XX. En ese plazo se desenvuelven en Europa tres grandes procesos revolucionarios interconectados de manera creciente: La revolución burguesa, la revolución científica y la revolución industrial (Furtado, 1979). El ascenso de la burguesía significa la promoción de una clase urgida de acelerar el proceso de acumulación en las fuerzas productivas, generadora de la racionalización instrumental orientada hacia la acumulación, necesitada de borrar la cultura y la ideología que cristalizó en el medioevo.

Retomando algunos aspectos de la revolución científica en Europa, la actividad física, desde el punto de vista de rendimiento o eficiencia física del hombre, se lleva a cabo, inicialmente con fines militares, por la clase social dominante en aquel entonces, con tendencias burguesas y que comenzó a descubrir la supremacía en las contiendas de imposición del nuevo orden social a partir de las conquistas expansionistas que se liberaron en aquella época.

Según, Jorge Núñez Jover, "con el surgimiento a partir del siglo XVI de las universidades dedicadas a la enseñanza teórica abstracta, aparecieron las primeras manifestaciones del deporte institucionalizado", como una vía o fuente del mantenimiento de la salud corporal en mentes sanas. Como dijera Pierre Covertains: "cuerpos fuertes en mentes sanas", a principios del siglo XIX, en que la práctica deportiva tenía tendencia al desarrollo de las capacidades físicas, midiéndose las ventajas que ofrecía el sistema social imperante, mediante los resultados deportivos como premisa del bienestar del hombre.

Con el desarrollo de las políticas científicas, tecnológicas e innovadoras desde el siglo XIX hasta el siglo XXI es que se ha venido introduciendo la modernidad de la aplicación de los ejercicios físicos del deporte con fines curativos, surgiendo así la especialidad de los ejercicios terapéuticos y profilácticos con el propósito de mejorar, mantener o recuperar el equilibrio de la salud del hombre moderno, para que éste pueda ser más útil, eficiente a la sociedad en que vive, así como tener una mejor calidad de vida, que en nuestro país es introducida por el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación, a través de las vías no formales del trabajo con el niño y la gestante, mediante los departamentos de Cultura Física, así como en los estudiantes desde el nivel de círculos infantiles, la enseñanza primaria, básica, media y media superior (con el apoyo del Ministerio de Educación), y en el nivel superior, a través del trabajo conjunto con el Ministerio de Educación Superior. También se trabaja arduamente en llevar este nivel de atención a la población con la ayuda del Ministerio de Salud Pública mediante la atención hospitalaria, además de la vinculación del médico con el especialista en Cultura Física, en la atención a los círculos de abuelos de la Tercera Edad. De esta forma surgen novedosas técnicas, métodos, medios y principios que rigen esta actividad.


OBJETIVOS GENERALES


- Demostrar la importancia que tienen los principios de la Bioética para el bienestar del hombre, en la aplicación de los ejercicios físicos con fines terapéuticos y profilácticos, que coadyuven a concientizar la efectividad y seriedad de este tipo de terapia, como un medio eficaz para la curación del sujeto o paciente, en las enfermedades no contagiosas que más afectan a la población, así como deformidades del aparato locomotor y obesidad.

- Explicar la relación entre los principios de la Etica con la concepción teórica y práctica de la actividad, propia de la cultura física terapéutica, que incluye en este concepto los aspectos éticos del profesional de la Cultura Física, en la rehabilitación de las personas que padecen enfermedades no transmisibles o en la prevención de estas.

OBJETIVOS ESPECIFICOS

- Determinar la relación que tienen los principios de la Bioética con el trabajo del profesional de la Cultura Física, en la aplicación de los ejercicios físicos con fines curativos y profilácticos.

- Explicar a modo de conocimiento, el código de Etica del profesional de la Cultura Física.

- Establecer las diferencias entre la Cultura Física y la Fisioterapia.

- Determinar las diferencias existentes entre las funciones del profesional de la Cultura Física y el papel del médico.

- Informar acerca de algunas enfermedades que pueden ser tratadas por la Cultura Física, así como algunos requisitos, métodos, indicaciones y contraindicaciones para su aplicación.

DESARROLLO

Según Peal di, Juan Carlos; "la Bioética surge del encuentro entre las aproximaciones normativas de las profesiones, del Derecho y la Filosofía, así como de las consideraciones morales de la sociedad en su conjunto, dentro del marco de las diferencias culturales, contribuyendo al conocimiento y la acción interdisciplinaria, para resolver los problemas éticos que la ciencia y la tecnología ofrecen en la atención y cuidado de la vida y la salud".

En mi criterio la Bioética hace tomar conciencia a los profesionales de los códigos sobre la experimentación humana y de las exigencias legales para realizarlas, debiéndose cumplir determinados requisitos y principios, pero esto no siempre está claramente definido ni es conocido por todos los profesionales que trabajan involucrados en esta actividad. Es por ello que nos damos a la tarea de aclarar este sistema de valores en virtud de profesionalizar de forma generalizada esta generosa labor.

PRINCIPIOS DE LA BIOÉTICA


Según Peal di, Juan Carlos:

Beneficencia

"Se cumple de forma directa en la aplicación de las diferentes acciones para mejorar el estado de salud, ya que su aplicación está encaminada específicamente a fines curativos y a los resultados que se obtienen de forma directa, con tendencia a mejorar o mantener la salud, colaborando a proteger la aplicación de estos ejercicios a la salud e integridad de la misma acercándose a una óptima calidad de vida, así como al perfeccionamiento y mejoramiento de las capacidades físicas y potencia energética. En el aspecto psicosocial, el individuo puede integrarse activamente a las actividades de la sociedad dando esto una mayor idea de la importancia que representa la aplicación del ejercicio físico con fines curativos y preventivos".

Se evidencia que en este aspecto el profesional de la cultura física debe tender a beneficiar al estudiante o practicante, teniendo en cuenta las características individuales de su personalidad y la desviación de la salud, su padecimiento, etc., y lograr el equilibrio de este estado, a fin de acercarse a una óptima calidad de vida que le permita una eficiente incorporación a sus actividades sociales. De acuerdo con las características de nuestros

estudiantes de la Universidad de La Habana, cuya composición es tan heterogénea, por las características de las diferentes especialidades que se estudian, además de tener disímiles intereses, de acuerdo con la preparación de eficiencia física que requiere cada especialidad en sus funciones profesionales.


No maleficencia

"En los casos que se aplican las pruebas antes de someterse al régimen de ejercicios en las que se adoptan medidas necesarias, y de hecho la práctica ha demostrado lo inocua que resulta, de acuerdo a las estadísticas no existen antecedentes de la existencia de accidentes o problemas causados por estas".

Ello implica que el profesional de la cultura física, independientemente de que debe orientar su trabajo con el sujeto, de acuerdo con el diagnóstico clínico que debe dar el médico para conocer en qué estado está el individuo a tratar, tiene que indicar un examen diagnóstico con el objetivo de trazar una correcta estrategia para evitar accidentes o problemas que pudieran originarse de la práctica terapéutica del ejercicio físico.

Justicia

"Al evaluar el cumplimiento del programa, se debe preguntar si es correcta la carga que se aplica, así como conocer el estado de las capacidades con el fin de dosificar las cargas adecuadamente y otros fines de regulación y control que pueden garantizar la propia integridad de la salud y el éxito del trabajo. No debe existir otra forma de diagnóstico y pronóstico sin el uso del examen o prueba adecuados, que garanticen los métodos, procedimientos y medios más acertadamente eficaces". Es por ello que durante la aplicación del programa que se esté empleando, se deben realizar controles sistemáticos para conocer el nivel de adaptabilidad funcional del organismo como respuesta a las cargas aplicadas, para tener una justa y correcta evaluación de la ínter relación que debe existir entre el cumplimiento del programa y el sujeto al cual se le aplica.


Autonomía

"Esa es la prueba de respeto por las personas y la posibilidad de decidir lo que se va hacer con su persona, lo que implica que se debe tener la adecuada información para poder decidir acertadamente y con efectividad. Se entiende por decisión auténtica aquella que no contradice los criterios, ideas, costumbres y voluntad del practicante. La prueba de sistematicidad es la más importante; los individuos asisten de forma voluntaria y consciente a las pruebas y entrenamiento" e incluye la característica del trabajo independiente que se realice en determinadas sesiones".

En mi opinión, para precisar y prescribir correctamente hace falta establecer una relación muy específica entre los principios de la Bioética, lo cual contribuya a asegurar el bienestar del contexto sociocultural en que nos desenvolvemos diariamente, donde debe primar la justicia y la no maleficencia. La doctrina del consentimiento informado es la piedra angular de todo esto. La decisión debe ser tomada por el especialista en Cultura Física, el médico y el paciente. Con ello, se preserva el derecho legal a la intimidad, el derecho legal a la autonomía y el derecho legal más profundo a la integridad de la persona. Más que la relación contractual debe imperar el diálogo, con doble flujo de información entre el profesional de la salud y el profesional de la Cultura Física, para adoptar una decisión interactiva consciente.

CODIGO DE ÉTICA

-De acuerdo con el colectivo de autores de la publicación de la editora, el ISCM-H y la cátedra "Filosofía y Salud", el profesional de la Cultura Física debe respetar los siguientes aspectos de la ética:
- Respetar los derechos humanos básicos, partiendo desde el análisis de que no se debe tener discriminación de género, raza, lenguaje, religión, pensamiento u opinión política, nacionalidad, origen social, asociación con una minoría social nacional por nacimiento o cualquier otro estado u otro.
- Respetar la dignidad humana y reconocer la contribución de cada individuo, esto incluye el derecho de estar libre de hostigamiento físico, sexual o psicológico.
- Asegurarse de que los ambientes prácticos son seguros y apropiados. Esta aptitud debe tomar en consideración la edad, enfermedades, madurez y el nivel de destrezas.
- Aceptar disciplinadamente los mandatos o decisiones de los representantes del orden y cumplimiento de las leyes y disposiciones vigentes.
- Tener la responsabilidad de influir en el rendimiento y la conducta del paciente o alumno, estimulando la independencia y autodeterminación positiva de cada uno, así como aceptar la responsabilidad de sus propias decisiones, conducta y rendimiento.
- Mantener un liderazgo positivo y activo para prevenir el consumo de sustancias y fármacos o prácticas desaprobadas. Esto incluye la educación de los efectos dañinos para la salud, así como una reeducación nutricional.
- Todos tienen igual derecho de desear el éxito. Las críticas, observaciones y recomendaciones deben ser dirigidas a la persona apropiada, sin dominio público o persona ajena al proceso.
- Nunca se debe manipular, mediante solicitud, la incorporación de otros pacientes a su grupo si estos están recibiendo tratamiento con otro especialista.
- Debe tener la oportunidad de intercambiar conocimientos y experiencias prácticas.
- Respetar la imagen del profesional y mantener los más elevados niveles de conducta personal, reflejado en su vida e imagen social, referente a la apariencia, conducta, modales y profesionalidad.
- Nunca se debe fumar en el área o durante el adiestramiento, ni consumir bebidas alcohólicas poco antes de comenzar la sesión, ya que pudiera percibirse el aliento etílico y dañar su imagen profesional.
- Debe cooperar con todos los individuos y personal paramédico que pueda jugar un papel importante en la recuperación del paciente o alumno y su desarrollo; para esto aplicará su experiencia como científico y desplegar un respaldo activo.
- La Cultura Física terapéutica ayuda a la rehabilitación, mediante el empleo de métodos que permiten la recuperación y reincorporación del individuo a la sociedad.

En mi opinión, por la heterogeneidad de nuestros alumnos, cuando respetamos los derechos humanos básicos a partir de un trato sin discriminación de aquellas personas con problemas de personalidad (entiéndase homosexualidad o bisexualidad), ya que por lo general, existe una tendencia al aislamiento inconsciente, y en esto, nuestros profesionales deben ser capaces de ayudar a estas personas, a la hora de desarrollar el tratamiento, de la misma forma que lo hacen con el resto de los alumnos, es decir, con igualdad de derechos y deberes.

El profesional de la Cultura Física debe ser muy cuidadoso y velar por el respeto a la dignidad plena del hombre, tratando de no vincular sentimientos de atracción física o espiritual hacia los alumnos con los cuales trabaja y preservar las posibilidades reales de participación en el programa a él asignado.

Al asegurarse de que los ambientes prácticos sean seguros, también se tendrá en cuenta la privacidad que requieren el profesional de Cultura Física y el grupo de practicantes que el mismo atiende.

La responsabilidad que tiene el profesional de Cultura Física en la influencia que pueda ejercer en su alumno, en este tipo de terapia, es fundamentar que el individuo lo acoja como parte integrante de su estilo de vida, de forma tal, que integre la práctica del ejercicio físico como un hábito cotidiano entre la programación de sus actividades diarias. De esta forma se irá educando al alumno en la disminución de los fármacos de los cuales ha hecho dependencia o reeducar sus hábitos alimentarios, buscando una dieta sana y balanceada, de acuerdo con la afección que padece, e influir paulatinamente, a desearle el éxito que se busca, de forma consciente y compartida, a la vez que le brindará al alumno la oportunidad de intercambiar conocimientos y adquirir conciencia de cómo mejorar su salud sin secuelas.

Por ultimo, el profesional de Cultura Física debe tener un especial cuidado con su imagen profesional y mantener los más elevados principios de respeto hacia sus alumnos, siendo puntual a las sesiones de entrenamiento, dar el ejemplo en todo momento y presentarse siempre con el vestuario adecuado, ser cortés, disciplinado, cuidar de su apariencia física y moral, no fumar en el área de trabajo ni haber ingerido bebidas alcohólicas, antes o durante la sesión de trabajo que denote aliento etílico, etc.


CULTURA FÍSICA TERAPÉUTICA

Según se plantea en el Programa del colectivo de autores del departamento de Educación Física del INDER, 1991: "Los ejercicios físicos con fines terapéuticos", tienen como punto de partida fines profilácticos, terapéuticos y médicos, para el rápido restablecimiento de la salud, en tal medida que sea posible incrementar la capacidad de trabajo, así como prevenir las secuelas y factores de riesgo, siendo igual a medicina ( preventiva y rehabilitación.).

En el caso de nuestro centro, ya este concepto de Cultura Física Terapéutica va más allá de la utilización de ejercicios con fundamentos deportivos y el empleo de medios específicos y propios de los ejercicios terapéuticos (masajes, equipos, etc.), que se indican para cada tipo de afección.


INFLUENCIAS DEL REPOSO Y EL EJERCICIO FÍSICO EN EL ORGANISMO

Si analizamos la importancia que tienen los ejercicios físicos en los diferentes sistemas del organismo, a partir de la aplicación del deporte con fines curativos, podemos constatar que en el sistema nervioso central (sistema rector del funcionalismo orgánico de nuestro cuerpo o soma), durante la enfermedad o trauma, debido al reposo a que se somete al individuo, disminuye la información propioceptiva, lo que ocasiona también una disminución de la función de algunos centros nerviosos; esta concatenación de hechos da lugar a que se produzca un déficit en la estimulación de los mismos, lo que implica a su vez, que los procesos nerviosos sean más lentos y que las posibilidades coordinativas empeoren, al tiempo que disminuyen colateralmente los hábitos motores. Esto se pone de manifiesto de forma muy objetiva cuando un enfermo, que lleva varios días en cama, trata de incorporarse y siente mareos, descoordinación, pérdida ligera y parcial del equilibrio, etc. Si este sujeto recibe los beneficios de la Cultura Física Terapéutica durante el desarrollo de su enfermedad o convalecencia, los síntomas antes mencionados no deben aparecer, ya que el ejercicio físico sistemático logra, a través de los procesos de excitación e inhibición, que los centros nerviosos reciban diferentes reflejos que coadyuvan al mejoramiento funcional de los diferentes sistemas orgánicos.

También, durante el reposo mantenido, podemos notar cambios en el sistema cardiovascular, como por ejemplo, los vasos pierden elasticidad, etc. Todo lo contrario ocurre cuando aplicamos los ejercicios físicos correspondientes; estos permitirán el fortalecimiento del corazón, se mejorará la circulación del miocardio, se abrirán capilares y se aumentará la frecuencia cardíaca y la cantidad de volumen minuto en sangre.

Por su parte, en el sistema respiratorio, la falta de actividad física provoca una disminución de los procesos oxidativos en los tejidos, el pH se hace neutro, lo que implica una disminución de los estímulos ácidos sobre el bulbo (centro respiratorio); esto trae como consecuencia una disminución en la elasticidad alveolar y la capacidad vital; además, la circulación sanguínea es más lenta, con una alimentación pulmonar deficiente, que provoca una pérdida de la fuente de resistencia del pulmón, con la subsiguiente aparición de enfermedades como enfisemas, pulmonía, pleuritis, etc.

En el aparato locomotor los ejercicios físicos influyen positivamente en la absorción de calcio y fósforo por los huesos y músculos, haciéndolos más fuertes y resistentes. Además, se incrementan la fuerza y elasticidad de los músculos y se produce una verdadera hipertrofia que contribuye a aumentar su capacidad de trabajo y mejorar la movilidad articular; asimismo, se eleva la amplitud del movimiento de las articulaciones móviles y semi móviles.

Todo lo antes expuesto debe conocerlo el alumno o sujeto que reciba los beneficios de la Cultura Física Terapéutica; saber por qué realiza el ejercicio físico y ¿para qué?; por eso, es preciso influir en su conciencia de manera convincente porque esto lo ayuda a aumentar su influencia en el nivel de corteza cerebral, del cual se determina su estado psíquico, con lo que se evita la predisposición negativa a la actividad. El entrenamiento sistemático contribuye a la estimulación constante de órganos y sistemas, a la renovación celular y a alejar los procesos degenerativos como involución y atrofia, lográndose tener una edad biológica inferior a la cronológica; este mecanismo de ejercitación sistemática produce cambios en la psiquis del hombre hacia direcciones más positivas, independientemente del efecto curativo que tenga sobre una enfermedad orgánica; asimismo, se fortalecen algunas cualidades de la psiquis humana que coadyuvan al mejoramiento de la lucidez mental y la capacidad funcional.

En los niños y adolescentes los ejercicios ayudan a un crecimiento y desarrollo físico óptimo y a una correcta actitud psicológica. En la Tercera Edad contribuyen a la prevención y tratamiento de las isquemias coronarias, enfermedades cerebrovasculares, la Diabetes Mellitus, así como intervienen en el mejoramiento de las capacidades funcionales, del desarrollo músculo-
esquelético, de las capacidades físicas y cualidades volitivas, con una mejor adaptación fisiológica y funcional.

Si un individuo quiere ser saludable debe dedicar al menos una hora diaria a estas actividades. Resulta evidente que es mucho más fácil motivar a cualquier persona para que mejore su salud y condición física sin abrumarlo con una larga lista de "no haga usted", ya que cuando se abruma a un alumno con instrucciones para que deje de hacer prácticamente todo a lo que está acostumbrado, sencillamente no logramos nada. La fuerza de voluntad de la persona, unido al ejercicio físico aplicado, ayuda a vencer la ansiedad que pueda sentir por el tabaquismo o alcoholismo, y a superar las situaciones de tensión con mayor autoestima y confianza en sí mismo.

Una vez que se conoce el efecto beneficioso que el ejercicio físico sistemático tiene sobre la salud, es más fácil comprender por qué ayuda a salvar tantas vidas.


LA CULTURA FÍSICA NO ES SINONIMO DE FISIOTERAPIA


En cuanto a Cultura Física Terapéutica se refiere, es bueno especificar los fines que la misma persigue y que son: recuperación, profilaxis y mantenimiento de la salud, así como la reincorporación plena con mayor calidad de vida del individuo a la sociedad y debemos destacar que cuando hablamos de ejercicio físico terapéutico no nos referimos a la fisioterapia, ya que en esta última se utilizan todos los medios físicos del ambiente, químicos y aparatos, como son: la hidroterapia (hidromasajes) la luz (con aprovechamiento del calor seco), la termoterapia, sonido, ultrasonido, electricidad (electroterapia), etc. Por tanto, la Cultura Física Terapéutica es la aplicación de ejercicios físicos, solamente con fines profilácticos y rehabilitadores, a través del deporte aplicado, para lograr un rápido restablecimiento de la salud, aumento de la capacidad de trabajo, calidad de vida y la prevención de las consecuencias de los procesos patológicos por diferentes causas, entre ellos los politraumas y el estrés. Como vemos, ambos conceptos cumplen los mismos objetivos y parecen ser sinónimos, pero se diferencian entre sí.

DIFERENCIAS ENTRE CULTURA FÍSICA Y FISIOTERAPIA

CARACTERISTICAS FISIOTERAPIA CULTURA FÍSICA
TERAPÉUTICA
1- El tratamiento. 1- Es de carácter local. 1- Es de carácter general.
(Abarca todo el organismo
para su fortalecimiento.)

2- Los medios que utiliza. 2- Físicos y químicos. 2-Ejercicios físicos (como
resultado del deporte
aplicado con fines
curativos.)

3- El carácter de la parti- 3- Pasiva. 3- Activa y consciente.
cipación por parte
del sujeto es:

4- Los principios científicos 4- Puramente médicos 4- De carácter médico-
pedagógico.

5- Métodos que se 5- Terapia pasiva. 5- Terapia funcional activa.
emplean


ALGUNAS DE LAS ENFERMEDADES QUE SON TRATADAS POR EL EJERCICIO FÍSICO CON FINES CURATIVOS Y NO POR LA FISIOTERAPIA

- Enfermedades cardiovasculares.
- Enfermedades del sistema digestivo.
- Enfermedades metabólicas.
- Neurosis o enfermedades relacionadas con las conexiones del sistema neuromuscular, principalmente por politraumas, etc.
- Enfermedades ginecológicas.
- Enfermedades obstétricas.
- Enfermedades tratadas quirúrgicamente ( pre y posoperatorio).

Como se puede observar, aunque ambas formas parten de la rehabilitación, no necesariamente una incluye a la otra, sin embargo, se complementan entre sí en cuanto se refiere a tratamiento rehabilitador del sujeto.
Según la literatura internacional en unos casos y la experiencia cubana, se conoce que las enfermedades que pueden utilizar el ejercicio físico con fines terapéuticos compensatorios o profilácticos dentro de su tratamiento médico son las siguientes:

1- Aparato locomotor
· Deformidades de los pies (planos, cavos, equinos, talos, valgos y varos.)
· Deformidades de las rodillas (valgas, varas, hiperextendidas y semi flexionadas.)
· Deformidades de la columna vertebral desde el plano sagital (espalda plana, espalda cifótica, espalda lordótica y espalda cifolordótica.); desde el plano frontal (escoliosis en C y escoliosis en S.)
· Traumas y enfermedades:
- Fracturas óseas (diafisiarias, intraarticulares, columna vertebral y cadera.)
- Luxaciones articulares (muñecas, codos, hombros, caderas, rodillas y maléolos.)
- Lesiones del menisco.
- Lesiones del tejido suave.
· Artrosis articular.
· Artritis no reumatoidea.
· Algias vertebrales.
2 Quirúrgicas:
· Pulmones (bronquiectasias, abscesos, empiemas, etc.)
· Corazón (anormalías.)
· Hernias.
3 Cardiovasculares (infartos, isquemias miocárdicas e isquemias coronarias, hipertensión arterial, anormalías vasculares, arteroesclerosis, angina de pecho. Vasculares periféricas (arteriales, venosas y linfáticas).
4 Respiratorias (asma bronquial, bronquitis crónica, enfisemas pulmonares, neumonia local, pleuritis y tuberculosis).
5 Órganos digestivos (gastritis crónica, ulceras gástricas, ulceras duodenal, coléotitis crónica, etc.)
6 Metabolicas (Diabetes Mellitus, obesidad, gota, etc.).
7 Sistema nervioso central (Apoplejias, traumas, afecciones cerebral, afecciones de la médula espinal, parálisis hemipléjicas y semipléjicas. Neurosis (neurastenia, histerias y psicosterias. Epilepsias (excepto crisis del Gran Mal). Sistema nervioso periférico (neurosis, neuritits, etc.)
8 Ginecobstétrico (inflamatorias, posición incorrecta del útero, infertilidad, trastornos de la función menstrual, prolapso de los órganos internos y enuresis).
9 Obstétricas (embarazo, post parto y climaterio).
10 Geriátricas (todos los padecimientos y enfermedades asociadas a la Tercera Edad).
11 Oncológicas (mastectomía).
12 Quemaduras.
13 Síndrome radiactivo.
14 Órganos urinarios (nefrosis, pielitis, calculo renal).
15 Maxilo facial.
16 Otorrinolaringológicas (otosclerosis, enfermedad de Méniere).
17 Oftalmológicas (miopía, astigmátismo, pérdida del ojo, etc.)
18 Amputaciones de extremidades.

PAPEL DEL PROFESIONAL DE LA CULTURA FÍSICA Y EL MÉDICO EN LA REHABILITACIÓN

Aunque ambos forman un binomio de trabajo con un mismo objetivo, debe quedar claro para cada profesional que el máximo responsable de la salud del paciente es el médico.

MÉDICO

a) Determina la incorporación de un paciente al ejercicio físico.
b) Determina la continuación o retiro de una persona que ya está incorporada al ejercicio físico sistemático.
c) Intercambia opiniones con el profesional de la Cultura Física respecto a la dosificación de cargas físicas y formas en que se aplican.
d) Informa al profesional de la Cultura Física acerca del estado de salud, enfermedades que padece con el grado de afección de las mismas y el nivel de capacidad de trabajo que posee el paciente que se incorpora al ejercicio físico.
e) Controla clínicamente el trabajo del profesional de la Cultura Física, mediante la aplicación de pruebas funcionales y Cardiovasculares, así como de cualquier otro sistema del organismo, que sea de carácter sencillo y exija poca implementación, instrumentación y aparatos.

PROFESIONAL DE LA CULTURA FÍSICA TERAPÉUTICA

a) Selecciona el ejercicio físico a realizar en cada paciente de acuerdo con su afección.
b) Determina la dosificación de la carga física (en cuanto a volumen, intensidad y tiempo de ejecución de los ejercicios seleccionados).
c) Informa al médico el comportamiento físico-motor del alumno o paciente incorporado al ejercicio físico sistemático.
d) Controla la dosificación de las cargas, mediante la aplicación de exámenes funcionales y el control del pulso métrico del aparato cardiovascular.

Debemos hacer énfasis en que la Cultura Física Terapéutica no solo persigue un objetivo curativo terapéutico, sino también tiene un carácter profiláctico, y sus medios fundamentales son la educación de las capacidades físicas, tales como la rapidez, fuerza, movilidad articular, resistencia, etc., que brindan una mayor capacidad de trabajo al individuo y una mayor confianza desde el punto de vista psicológico en sí mismo, para desempeñar las actividades sociales del trabajo que desarrolla.


REQUISITOS PARA LA APLICACIÓN DE LA CULTURA FÍSICA TERAPÉUTICA

1-) Tener un local debidamente acondicionado para la actividad.
2-) Selección y ordenamiento de los ejercicios físicos a desarrollar.
3-)Aplicación con carácter sistémico de la actividad física a realizar.
4-) Delimitación de la duración del tiempo para cada sesión y duración del
tratamiento.
5-) Tener en cuenta el principio de la individualización para tratar a cada alumno o paciente según sus características.
6-) Dosificación de las cargas:
Tener en cuenta:
A) Selección del ejercicio físico de acuerdo con su sencillez y complejidad, en dependencia del momento en que se va a aplicar.
B) Posición inicial.
C)Cantidad de grupos musculares que intervienen en la ejecución de un determinado ejercicio físico.
D) Ritmo, tempo, amplitud y grado de esfuerzo físico.
E) Utilización de aparatos e implementos.
F) Metodología para la aplicación del ejercicio físico.
G) Aplicación de ejercicio respiratorios (respiración abdominal, torácica o mixta. )
Las características de este tipo de alumno o paciente, por lo general, posee una baja capacidad de trabajo, por lo que al aplicar los ejercicios de la Cultura Física Terapéutica, se debe tener muy en cuenta una buena y correcta relación trabajo-descanso, que ayude al fortalecimiento de los aparatos ventilatorio y cardiovascular, para garantizar la adaptación efectiva del organismo a las cargas físicas.


MÉTODOS ORGANIZATIVOS PARA LA REALIZACIÓN DE LA CULTURA FÍSICA TERAPÉUTICA


1-) Individualmente.

2-) En grupo o colectivos.

3-) Autodidacta ( con control, regular ).

CONTRAINDICACIONES PARA LA APLICACIÓN DE LOS EJERCICIOS FÍSICOS DE LA CULTURA FÍSICA TERAPÉUTICA


1-) Grave estado de salud ( o no estar autorizado por el médico).

2-) Fiebre alta ( mayor de 37 grados Celsius).

3-) Estado agudo de la enfermedad que padece ( fuertes dolores etc. ).

4-) Fragilidad capilar.

5-) Incorrecta inmovilización del hueso fracturado.

6-) Durante el tratamiento conservador, si aparece o existe sospecha de
tumores malignos.


INDICACIONES PARA LA APLICACIÓN DE LOS EJERCICIOS FÍSICOS DE LA CULTURA FÍSICA TERAPÉUTICA

1-) Se utiliza en diversas enfermedades y procesos traumáticos.
2-) Se aplica en determinada etapa de la enfermedad.
3-) Se debe tener en cuenta las particularidades del padecimiento y el estado general funcional del alumno o paciente.


CONCLUSIONES

1-) La Bioética hace tomar conciencia a los profesionales de los códigos sobre la experimentación humana.
2-) El código de ética de los profesionales de la Cultura Física tiene estrecha relación con los principios o paradigmas de la Bioética (beneficencia, no maleficencia, justicia y autonomía).
3-) La Cultura Física Terapéutica y la Fisioterapia forman parte de la rehabilitación del individuo, pero no necesariamente una incluye a la otra; sin embargo, se complementan como tratamiento rehabilitador al alumno o paciente, para su incorporación óptima a sus actividades sociales y a la vez se diferencian entre sí.
4-) La Cultura Física Terapéutica no solo persigue un objetivo rehabilitador terapéutico y profiláctico, sino también coadyuva a la educación de las capacidades físicas relacionadas con la rapidez, fuerza, movilidad articular, resistencia, etc., lo que brinda un estado psicológico de confianza en el individuo que la recibe para rápida reincorporación a las actividades sociales, de acuerdo con los principios filosóficos de nuestra sociedad socialista.
5-) Los procedimientos utilizados para la aplicación de la Cultura Física Terapéutica no violan los principios de la Bioética.
6-) La influencia del ejercicio físico con relación al reposo, es virtualmente positivo y absolutamente necesario en el proceso traumatológico que sufre un individuo y forma parte del proceso rehabilitador que debe cumplir para lograr su rápida y óptima reincorporación a las actividades sociales cotidianas.
7-) La Cultura Física Terapéutica ayuda a la rehabilitación y a la reincorporación temprana del individuo a sus actividades sociales, mediante la aplicación de métodos perfectamente programados.
8-) El médico y el profesional de la Cultura Física Terapéutica forman un binomio inseparable con objetivos similares, no obstante, ambos juegan un papel diferente en el proceso de rehabilitación.


RECOMENDACIONES

1-) Es preciso que al aplicar el código de ética de los profesionales que desarrollan labores relacionadas con la Cultura Física Terapéutica en la Universidad de La Habana, se apliquen los principios o paradigmas de la Bioética, de acuerdo con el papel del profesional de la Cultura Física y el Médico.
2-) De acuerdo con la organización y estructura en la atención a los alumnos con problemas terapéuticos de la Universidad de La Habana, será conveniente definir un programa de atención de Cultura Física Terapéutica y no de gimnasia correctiva, como está establecido.
3-) En la aplicación del tratamiento terapéutico a nuestros estudiantes, en correspondencia con el desarrollo de sus capacidades físicas, desarrollar en ellos confianza para su ulterior incorporación a las actividades físicas programadas por nuestro centro, lo que incluye su eficiencia física para desarrollar diversas funciones como futuro egresado de los estudios universitarios.
4-) Que los profesionales vinculados con la Cultura Física Terapéutica utilicen los principios de la Bioética respecto a los procedimientos que deberán seguir los médicos en el control y seguimiento de los alumnos durante el tratamiento.
5-) Utilizar los métodos de la Cultura Física Terapéutica para la rehabilitación de los alumnos, de manera que contribuyan a la reincorporación correcta a las actividades programadas por el alto centro docente y a su ulterior aprovechamiento de las capacidades físicas, en el ejercicio de sus funciones profesionales como futuro egresado.
6-) Brindar el servicio de la Cultura Física Terapéutica específicamente para el tratamiento de la obesidad, celulitis y trastornos vasculares periféricos como extensión universitaria a la población circundante de la Universidad, así como a los trabajadores de la misma, de acuerdo con los principios filosóficos de nuestra sociedad socialista.


BIBLIOGRAFIA


1-) Nuñez Jover, Jorge. La ciencia y la tecnología como procesos sociales.
La Habana. Ed. Félix Várela, 1999.

2-) Colectivo de autores: Tecnología y sociedad. La Habana. Ed. Félix Várela, 1999.
3-) Alonso R. Y L. E. Gracia. Cultura Física Terapéutica. Guías y contenidos. I.S.C.F. "Manuel Fajardo", 1990 tomos I y II.
4-) Alonso R. y A .L. Alba. " El profesional de la Cultura Física en el nivel de atención primaria de salud". Revista cubana de Medicina General Integral. Ciudad de La Habana, 1991, p. 48- 55.
5-) Alonso R. "Utilidad de los ejercicios físicos terapéuticos y profilácticos para el médico de la familia de la comunidad laboral". Revista cubana de Medicina General Integral.
6-) Carvajal F. "Diabetes Mellitus y ejercicios físicos ".Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de La Habana.
7-) Carvajal F." El ejercicio físico en el diabético". INDER. Ciudad de la Habana, 1998.
8-) Colectivo de autores." Los ejercicios físicos con fines terapéuticos". Dpto. Educación Física. INDER, 1991, Tomos I- II.
9-) Colectivo de autores. "Filosofía y Salud". Ed. ISCM-H, 1994.

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo