Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio
Guatemala Vive por dentro!!!

Experiencias del Trabajo Durante el Incendio del Basurero de Ciudad
Guatemala

Por: Rodolfo Soca Pasarón
E studiante de 6to Año de Medicina

Ninguno de nosotros fue capaz de imaginar el país al que acabábamos de
llegar aquel 22 de enero cuando el avión de Cubana tocó pista en el
aeropuerto internacional de Ciudad Guatemala. Llegamos con la convicción
de no defraudar a nuestro Comandante en Jefe y de ser continuadores del
espíritu internacionalista de nuestro pueblo, pero con el increíble reto
de continuar la labor de muchos de los mejores médicos de nuestro país y aun así, seguir avanzando.
Unos pocos tuvimos el increíble privilegio de poder comenzar nuestra
labor asistencial a los tres días de la llegada, pues el ministerio de
Salud Pública presentaba una emergencia sanitaria debido a un incendio
en el basurero de Ciudad Guatemala. Es así como quiso la suerte que la dura realidad guatemalteca chocara en nuestro rostro como agua helada.
Entramos en la colonia Oralia que rodea un basurero en el que se vierten
más de 2 000 toneladas de desechos diarios y en el cual viven unos 10 000 seres humanos y otros 3 000 trabajan a diario. Nuestra misión era brindar asistencia médica a los afectados por el humo. Es tal la magnitud de este desastre cotidiano que los 3 000 trabajadores del lugar poseen un
empleo reconocido como oficial en esta labor y que solo ahora decidieron limitar el acceso de los niños a la zona. Entramos a un lugar donde la vida y la muerte han perdido el límite y se fusionan cotidianamente en las enfermedades, el hambre y sobre todo la violencia. Pudimos ver las personas humildes y necesitadas que viven en un lugar donde la policía y las autoridades no han podido entrar nunca y esas personas a pesar de su hostilidad, recibieron a los médicos cubanos con las manos abiertas y nos protegieron, guiaron y ayudaron con la misma alegría que el más común de los ciudadanos. Nos quedará para siempre la imagen de las familias cuyas casas están justamente dentro de la basura hasta casi confundirse, pero cuyos habitantes tuvieron sus puertas, hijos y familias abiertas a la mano amiga que venía a ayudarlos. Pudimos ver justo al lado las casas de aquellos que huyen de la justicia, aquellos que hacen del lugar un infierno terrenal, aquellos que se empeñan en pintar de muerte la realidad diaria de este país y que han encontrado en la pestilencia de la basura un buen camuflaje (extraña coincidencia). En cada medicamento entregado y en cada consulta brindada sin mirar los ingresos o la ropa pudimos palpar la fuerza de este pueblo que no hace más que defenderse de la dura realidad que le rodea. Fue recorriendo esos corredores y pasillos que pudimos palpar la verdadera realidad de un pueblo que se ha endurecido de tanto maltrato pero cuyo corazón aún late con alma latinoamericana y solidaria y es por eso que hoy más que nunca tengo la certeza de que a pesar de su imagen externa, GUATEMALA ES UN PUEBLO QUE VIVE POR DENTRO.

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo