Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio

Artículo Original

Influencia de la familia en la educación bucal. En el Policlínico "Hermanos Cruz"

Autores Aliet Rodríguez Lezcano, Juan C. Benguría Gutiérrez, Yusleiny Acosta Mayor y Wendy Lazo Rodríguez, estudiantes del cuarto año de Estomatología. Reparto” Hermanos Cruz” . Pinar del Río.


RESUMEN

Se aplicaron dos encuestas a un total de 60 personas, pertenecientes a diferentes núcleos familiares del consultorio #70 del policlínico “Hermanos Cruz”, de la provincia de Pinar del Río, durante el año 2004; una de ellas acerca de los aspectos de la educación bucal, y otra sobre el funcionamiento y estructura familiar, con el objetivo de relacionar el nivel educativo y otros aspectos de la Estomatología con la familia. Se realizó análisis de los datos obtenidos aplicando los métodos de la estadística descriptiva y se detectó un bajo nivel de educación para la salud bucal, al tiempo que pudo comprobarse que existen relaciones entre este aspecto y el tipo de familia, según su estructura y funcionamiento. También pudo comprobarse que no solo reviste importancia el conocimiento que se tenga sobre determinado aspecto, sino que lo que sí resulta fundamental es su aplicación en la práctica.


Palabras claves: Educación bucal, familia, funcionamiento.

INTRODUCCIÓN

Antes del año 1959 los servicios dentales existentes se basaban en la realización de extracciones dentales. Durante los primeros años de la Revolución se fueron introduciendo cambios en la asistencia estomatológica, que pudo llevarse a toda la población, con lo que se fue incrementando paulatinamente la asistencia en calidad y cantidad, así como las medidas de prevención y promoción de salud. La Estomatología en la comunidad se definió como el conjunto de actividades de atención estomatológica integral planificadas, que en nuestra sociedad socialista tiene como objetivo alcanzar un mayor nivel de salud en el individuo y en la comunidad, aplicando la metodología científica, con la óptima utilización de los recursos disponibles y la participación activa de las masas organizadas. Es decir, que el objetivo fundamental es lograr un mayor nivel de salud, para lo cual debemos destacar:
1. La necesidad de elevar el nivel sanitario de la población e incrementar las medidas de salud.
2. La aspiración a solucionar los problemas de salud bucal existentes.
3. La necesidad de satisfacer las solicitudes de servicios estomatológicos, o sea, mejorar el nivel de salud y garantizar, simultáneamente, el máximo de satisfacción de las necesidades requeridas por los integrantes de la comunidad (1).
Los programas PEP o Programas de Promoción, Educación y Prevención, son actividades que se desarrollan en todos los centros médicos y tienen como objetivos:
¨ Mejorar las condiciones de salud de las personas.
¨ Educar a las personas en el cuidado de la salud individual, familiar y comunitaria.
¨ Incentivar el uso adecuado de los servicios de salud.
La Promoción es el conjunto de actividades dirigidas a reforzar y dar a conocer las actitudes y prácticas saludables en el individuo, la familia y la comunidad, a través de los diferentes medios de comunicación.
La Educación está conformada por actividades grupales e individuales en las que, mediante diferentes metodologías pedagógicas, se busca reforzar y/o estimular la práctica del autocuidado y los cambios de hábitos.
La Prevención es el conjunto de actividades orientadas a detectar, controlar o eliminar los factores de riesgo que producen alteraciones en la salud, para minimizar los daños o incapacidades que se puedan generar en un momento dado (2).
Como parte del perfeccionamiento del sistema nacional de salud se han adecuado las acciones preventivas curativas de estomatología a las concepciones del nuevo modelo de atención comunitaria, para mejorar la calidad de la atención estomatológica y el grado de satisfacción de nuestro pueblo por los servicios recibidos (3).
El conocimiento del estado de salud bucal de la población resulta una premisa indispensable para el desarrollo de una correcta planificación, organización y control de la atención estomatológica; igualmente, su evaluación periódica permite conocer los logros alcanzados en la aplicación de los programas priorizados de atención estomatológica y hacer los ajustes necesarios para el cumplimiento de las metas y objetivos trazados (4).
El estomatólogo debe conocer los elementos principales que determinan el estado de salud de la población, para de conjunto con los equipos de salud y la comunidad, contribuir a tener una población sana, ellos son (5):

·        Ambiente físico

20%

·        Condiciones y estilos de vida

50%

·        Biología Humana

20%

·        Existencia Médica

10%

A pesar de que no parecen existir pruebas concluyentes acerca del impacto desintegrador de la enfermedad individual sobre las relaciones familiares, es preciso tener en cuenta que la familia constituye la fuente mediante la cual se transmiten creencias y hábitos, y el proceso de la enfermedad o del desajuste, está pleno de las decisiones sociales que en un momento dado adopte el grupo familiar.

La vida familiar es una experiencia emocional en la que las sensaciones de bienestar, afectos, intimidad y amor materno, son tan contagiosas como las negativas (ansiedad, resentimientos, entre otras). El comportamiento que no se ajusta a las normas, y el colapso mental son muchas veces una consecuencia de la transición de una emoción alterada dentro del anexo de las relaciones familiares. La organización mundial de salud considera que la salud es un hecho que está determinado por el funcionamiento efectivo de la familia, como unidad biosocial en el contexto de una sociedad dada (6).
Se conoce que el funcionamiento familiar influye en la aparición y descompensación de las enfermedades crónicas, en la mayoría de las enfermedades psiquiátricas y en las conductas de riesgo de salud, y es en el grupo familiar donde se establecen las bases del proceso salud - enfermedad (7). Cuando la familia pierde su capacidad funcional se produce un daño importante en cada uno de sus miembros y en la familia como grupo sistémico, de ahí la necesidad del estudio de la familia, su estructura, funcionamiento y su relación con el nivel de Educación para la Salud Bucal. Precisamente, nuestro objetivo con este trabajo es lograr lo antes planteado, recordando que:
“ Vivir es un hecho natural, pero a vivir también se aprende” .

MÉTODO

Fueron seleccionadas 60 familias de un área de salud, aplicándoseles el muestreo intencional y de opinión, así como se llevó a cabo una encuesta de Educación para la Salud y se les hizo una prueba de percepción familiar. Para realizar el estudio y verificar la validez de las hipótesis, se desarrollaron los siguientes métodos de investigación científica.

Métodos teóricos

· Análisis
Se utilizó en la búsqueda de información relacionada con la temática, que se investiga a partir de la historia de la problemática y de las consideraciones actuales relacionadas con la misma. Además, se empleó en la elaboración de los resultados derivados de los instrumentos aplicados.
· Síntesis
Se utilizó en la reducción de los datos a partir de tablas y gráficos.

Métodos empíricos

Se aplicó una encuesta a 60 familias de un área de salud del Policlínico “Hermanos Cruz”, de Pinar del Río, estudiándose las siguientes variables.
Edad: Cantidad de años cumplidos.
Sexo: Si el individuo encuestado es femenino o masculino.
Nivel escolar: Se caracteriza al individuo según el último grado vencido.
Indicadores: Primaria, Secundaria, Preuniversitario, Universitario, Técnico Medio, Obrero Calificado.
Ocupación: Según la labor que realiza el encuestado
Indicadores: Ama de casa, Estudiante, Profesional, Jubilado, Obreros.
Importancia que se le concede a los dientes.
Indicadores: Función masticatoria, fonación, estética para las relaciones sociales, otras respuestas, no sabe, no responde.
Conocimiento de las enfermedades de los dientes.
Indicadores: Caries, enfermedades de las encías, otras respuestas, No sabe.
Conocimiento de la presencia de caries.
Indicadores: Visita al estomatólogo, dolor, mal olor, mal sabor, observación, otras respuestas, no sabe, no responde.
Conocimiento de la presencia de enfermedades de las encías.
Indicadores: Visita al estomatólogo, Inflamación, sangramiento, dolor, supuración, otras respuestas, no sabe, no responde.
Conocimiento de la relación entre la salud del organismo y la salud bucal.
Indicadores: Sí o No.
Motivos de la relación entre la salud del organismo y la salud bucal.
Indicadores: Afecta la salud del organismo, afecta los órganos (estómago, riñones, corazón, garganta, articulaciones), otra respuesta, No sabe, No responde.
Frecuencia del cepillado de los dientes.
Indicadores: Al levantarse, después del desayuno, después de almuerzo, después de comida, antes de acostarse, otra respuesta, no responde.
Conocimiento del flúor.
Indicadores: Mineral, buchito, otra respuesta, no sabe, no responde.
Conocimiento acerca del uso del flúor.
Indicadores: Evitar caries, otra respuesta, no sabe, no tiene influencia alguna, no sabe, no responde.
Conocimiento sobre la influencia de la ingestión de alimentos azucarados.
Indicadores: Favorece la formación de caries, son buenos, no tiene influencia alguna, otra respuesta, no sabe, no responde.
Para calificar cada una de las preguntas de la encuesta se utilizó la siguiente escala; se utilizaron los valores 0 y 1 para calificar a cada uno de los indicadores de cada una de las variables.
1 Indica presencia del conocimiento.
0 Indica ausencia del conocimiento.
A parir de esta calificación y de la importancia de cada uno de los indicadores se le otorga una calificación a cada una de las preguntas.

Pregunta        Puntuación por inciso Puntaje Total 

1

4,3,2,1,0,0,0

10

2

5,5,00

10

3

4,3,2,1,0,0,0,0

10

4

4,3,2,1,0,0,0,0

10

5

10,0

10

6

2,2,2,2,1,0,0,0,0

10

7

3,3,3,3,3,0,0

15

8

5,0,0,0,0

 5

9

5,0,0,0,0,0,0,0

5

10

15,0,0,0,0,0,0

15

De acuerdo al puntaje otorgado en la encuesta la educación familiar es evaluada teniendo en cuenta las siguientes categorías.

Categorías

Puntajes

Bien

80-100

Regular

60-79

Mal

< 59

Se aplicó además una prueba de PERCEPCIÓN DEL FUNCIONAMIENTO FAMILIAR (FF-SIL) según carpeta metodológica de atención primaria de salud y medicina familiar, con el objetivo de clasificar a las familias estudiadas según su funcionamiento.
Para evaluar el funcionamiento familiar es necesario evaluar las siguientes áreas.
@ Cumplimiento de las funciones básicas.
q Económica: Todos los miembros de la familia satisfacen las necesidades básicas materiales.
q Educativa: Todos los miembros de la familia mantienen comportamientos sociales adecuadamente.
q Afectiva: Todos los miembros de la familia expresan o evidencian signos de satisfacción afectiva con su familia.
q Reproductiva: La pareja ha planificado su descendencia y se expresa ajuste sexual en ellas, por ejemplo si son fértiles, si planifica su descendencia, si refiere satisfacción sexual.
@ Percepción del funcionamiento familiar que tiene uno de los integrantes de la familia. Para ello se utiliza el instrumento (FF-SI).

La prueba consiste en presentarle a los miembros de la familia un grupo de situaciones que pueden ocurrir o no en su familia y para evaluar cada una de estas situaciones se presentan los siguientes indicadores: Casi nunca, pocas veces, a veces, muchas veces, casi siempre.
La puntuación final de la prueba se obtiene de la suma de los puntos por ítems. La escala tiene diferentes valores de acuerdo al criterio seleccionado:

Categorías

Puntaje

Casi siempre

5

Muchas veces

4

A veces

3

Pocas veces

2

Casi nunca

1

Según los puntajes obtenidos en la prueba de funcionamiento familiar, las familias se clasifican en:

Clasificación

Puntaje

Funcional

57-70

Moderadamente funcional

43-56

Disfuncional

28-42

Severamente disfuncional

14-27

Las familias, para su estudio, también fueron clasificadas según su estructura, considerando lo establecido en la carpeta metodológica de Atención Primaria de Salud y Educación Familiar.

Nuclear: Integrada por una pareja con uno o varios hijos o sin ellos, por uno de los miembros de la pareja con su descendencia; incluye la pareja sin hijos, los hijos sin padres en el hogar, los hijos de uniones anteriores y la adopción y el equivalente a pareja.
Extensa: Integrada por una pareja con hijos cuando al menos uno de los hijos convive con su pareja en el hogar, con su descendencia o no. Incluye el caso de abuelos y nietos sin la presencia de los padres.
Ampliada: Cuando a la familia nuclear o extensa se integran otros parientes que no pertenecen al tronco de descendencia generacional. Se pueden considerar otros casos en que no existiendo vínculos consanguíneos y de parentesco entre ellos, sí existen de convivencia y afinidad

Métodos estadísticos
Para la elaboración, presentación análisis e interpretación de los resultados se aplicaron los siguientes métodos:
@ Estadística Descriptiva.
Ø Distribución de frecuencias.
Ø Gráficos.
@ Estadística Inferencial.
Ø Prueba No Paramétrica Chi-Cuadrado

Resultados

Análisis de los resultados de la Encuesta de Educación para la salud.
Pregunta 1.
Al analizar los resultados de la encuesta de educación para la salud, se constató que la totalidad de la muestra reconoce que los dientes son importantes para la función masticatoria; sin embargo, para la fonación, estética y relaciones sociales, solo reconocen que son importantes, el 23,3%, 65,5% y 11,7%, respectivamente, lo que muestra que los individuos encuestados tienen un bajo conocimiento de lo relacionado con la importancia que tienen los dientes para la salud del individuo.
Pregunta 2.
Se constató que el 90% de los individuos encuestados conoce que las caries son enfermedades de los dientes; sin embargo, solo el 51,7% reconoce las parodontopatías como enfermedades de los dientes y el 5% de los individuos no son capaces de reconocer ninguna de las enfermedades que se presentan.
Pregunta 3.
Estos resultados son esperados teniendo en cuenta el tratamiento que se le da a estas enfermedades en los diferentes medios de comunicación.
Los resultados de esta pregunta revelan que casi la totalidad de los individuos encuestados esperan el momento del dolor para reconocer que tienen un diente careado ( el 90 % responde en este sentido), mientras que se infiere que solo el 33,3% de los individuos tienen la cultura de visitar al estomatólogo con la frecuencia adecuada como para detectar una caries. Las respuestas de las variantes restantes no aportaron frecuencias de interés: 25%, y 20%.
Pregunta 4.
Tal como ocurrió en la pregunta anterior, los resultados de esta revelan que la asistencia de estos individuos al estomatólogo no es la opción que utilizan para reconocer que tienen enfermedades de las encías (23,3%) ; y coincidiendo con esto, la mayoría de los individuos encuestados reconoce la aparición de estas enfermedades a partir de la inflamación o sangramiento de las encías, fundamentalmente (51,7% y 70%). También resalta el hecho de que el 13% de los individuos no tienen ni idea acerca de los posibles síntomas que pudieran presentar como indicativo de una enfermedad de las encías.
Pregunta 5 y 6.
A pesar de que se han evidenciado dificultades en cuanto a la educación para la salud bucal, la mayor parte de los individuos encuestados (93,3%) reconoce que existe relación entre la salud bucal y la salud del organismo. Efectivamente, en respuesta a la pregunta siguiente, un 85% reconoció que afecta la salud del organismo en general, pero resulta interesante que hay porcentajes muy bajos cuando se trata de señalar la relación con la salud de algunos órganos en particular, lo que sigue denotando falta de conocimiento sobre este fenómeno
Pregunta 7.
Respecto a la frecuencia del cepillado de los dientes, se destacan altos porcentajes de las opciones “después de almuerzo” y después de comida” (83%, 91%) además de un porcentaje considerable (70%) respondió “al acostarse”. Sin embargo, solo el 38% se cepilla después del desayuno, siendo este una comida más en el día. Suponemos que el resto de los individuos asumen que es suficiente cepillarse al levantarse, ya que el 63% marcó esa respuesta. Algo parecido pudiera ocurrir con el cepillado antes de acostarse.
Estos resultados denotan que en la muestra estudiada, los hábitos en cuanto al cepillado no son los mejores.
Pregunta 8.
Los resultados de la pregunta sobre “¿qué es el flúor?” revelan que hay dificultades en cuanto al conocimiento de este aspecto, teniendo en cuenta que el 35% lo reconoce como el clásico buchito y el 25% lo considera como el propio mineral.
Pregunta 9.
Respecto a la pregunta que se refiere a la utilidad del flúor para la prevención de la caries, puede ser preocupante que las dos quintas partes de los encuestados no conoce que el flúor tiene esta propiedad, o bien no asocian los enjuagues de flúor con el flúor en sí. Tal vez falta incluir este asunto en la propaganda de la educación para la salud bucal.

Pregunta 10.
De cierto modo, podemos estar satisfechos con el gran porcentaje de individuos que entiende que la ingestión de alimentos azucarados aumenta el riesgo de caries (91,7%). Esto concuerda con el alto nivel de propaganda que recibe este asunto, aunque parece que no es del todo suficiente.
Con respecto a la educación bucal se pudo constatar que lo que más se observó fueron familias con un comportamiento regular en su educación bucal, 24 para un 40% y mal, 22 para un 36,7
A partir del análisis estadístico de los resultados pudimos apreciar que lo que más abunda en la muestra estudiada son familias nucleares, 33 para un 55%.
Al aplicar la prueba de hipótesis no paramétrica (Chi Cuadrado) se pudo comprobar que existe una estrecha relación entre el tipo de familia (según su estructura) y el nivel de educación para la salud, siendo responsables de esta relación 7 individuos evaluados entre mal y regular pertenecientes a las familias ampliadas; 17 miembros de familias extensas evaluados entre mal y regular y 17 miembros de familias nucleares con buena educación para la salud.
Se pudo observar que lo que más se presenta en la muestra estudiada son familias de tipo funcional, 39 para un 65 %, pero el 21% es moderadamente disfuncional.
Al aplicar la prueba Chi-cuadrado, se constató que existe una estrecha relación entre el tipo de familia (según su funcionamiento familiar) y el nivel de educación para la salud., siendo responsables de esta relación las familias moderadamente disfuncionales con 20 miembros entre regular y mala educación para la salud y 19 miembros de las familias funcionales con buena educación bucal.


Discusión
De los resultados estadísticos de la aplicación de la encuesta sobre salud bucal y de su análisis, se detectó bajo nivel de educación para la salud y que se hace necesario redoblar los esfuerzos por divulgar los contenidos de la misma, ya que hay un conocimiento pobre o medio en aspectos de cierta sutileza, como el cepillado después del desayuno, por ejemplo; así como un resultado bueno en otros aspectos más divulgados, donde debiera esperarse una respuesta correcta casi sin excepciones, como la ingestión de alimentos azucarados.
Se pudo determinar variables psicosociales que tienen una fuerte relación con la educación para la salud bucal, como es el tipo de familia según estructura demostrándose que en las familias más numerosas, como las extensas y las ampliadas, el nivel es más bajo.
El funcionamiento familiar también guarda relación con la educación para la salud bucal y aunque en esta variable predominan las familias funcionales, existe gran por ciento que son moderadamente disfuncionales y son las más relacionadas con el bajo nivel de educación, por lo que se puede trabajar mucho sobre este indicador, teniendo en cuenta que son aspectos modificables.

Conclusiones
Ø Existe un bajo nivel de educación para la salud bucal en la población estudiada.
Ø Existe una estrecha relación entre el tipo de familia (según su estructura) y el nivel de educación para la salud bucal.
Ø Existe una estrecha relación entre el tipo de familia (según su funcionamiento familiar) y el nivel de educación para la salud

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Companioni. Félix A. “Contribución a la historia de la Estomatología Cubana” (2000). Pp. 173, 175, 176.
2. Rodríguez. E, Ruiz. S (1982) “Especialidad de Estomatología. Teoría y Administración de Salud”. Pp. 120-121.
3. Louro I. Algunas características acerca de la familia en el proceso salud – enfermedad. Experiencia en la atención primaria de salud. La Habana: Facultad de Salud Pública, 1993.
4. Revista Cubana de Estomatología. Volumen 30 # 1, Enero – Junio. Editorial Ciencias Médicas, 1993.
5. OMS. La salud y la familia. Estudios sobre la demografía de los ciclos de vida de la familia y sus implicaciones de salud. Ginebra: OMS, 1978 (Series Informes Técnicos No. 62).
6. Cuba, Carpeta Metodológica Estomatología. La Habana. MINSAP; 1997.
7. Cuba Carpeta Metodológica de Atención Primaria de Salud y Medicina Familiar . VII Reunión Metodológica del MINSAP.

 

Anexo

Tabla 1.  Distribución de frecuencia del tipo de familia, según estructura. Área de salud. Policlínico "Hermanos Cruz",  año 2003

Tipo de Familia

Frecuencia Absoluta

Frecuencia Relativa

Frecuencia Relativa Acumulativa

A

9

15,0

15,0

       
E

18

30,0

45,0

       
N

33

55,0

100,0

       
Total

60

100,0

 

Fuente: Prueba de percepción de funcionamiento familiar FF-SIL.


Gráfico I. Comportamiento del tipo de familia según estructura. Área de salud. Policlínico "Hermanos Cruz",  año 2003

Fuente: Encuesta de educación para la salud.

Tabla 2. Evaluación de la educación bucal según tipos de familias estudiadas. Área de salud Policlínico "Hermanos Cruz",  año 2003

Educación Bucal

Frecuencia absoluta

Frecuencia relativa

Frecuencia relativa acumulativa

buena

14

23,3

23,3

mal

22

36,7

60,0

regular

24

40,0

100,0

Total

60

100,0

 

Fuente: Encuesta de Educación para la Salud

Gráfico II. Comportamiento del nivel de educación bucal en las familias estudiadas. Área de salud Policlínico" Hermanos Cruz", año 2003


 

Fuente: Encuesta de educación para la salud.

Tabla 3. Relación entre el tipo de familia y el nivel de educación para la salud. Área de salud. Policlínico "Hermanos Cruz",  año 2003

Tipo de familia

Nivel de educación para la salud

Total

  Buena Regular Mal  

A

2 3 4 9
E 1 7 10 18

N

17 11 5 23
Total 20 21 19 60

 

Value

df

Asymp. Sig. (2-sided)

Pearson Chi-Square

14,434

4

,006

Likelihood Ratio

16,287

4

,003

N of Valid Cases

60

 

P<0,05

 

Tabla  4. Comportamiento del tipo de familia ,según funcionamiento familiar y  la muestra estudiada. Área de salud. Policlínico "Hermanos Cruz",  año 2003

Tipo de familia

Frecuencia Absoluta

Frecuencia Relativa

Frecuencia Relativa acumulativa

Funcional

39

65,0

65,0

M.Disfuncional

21

35,0

100,0

Total

60

100,0

 

Tabla 5. Relación entre el tipo de familia (según funcionamiento familiar) y el nivel de educación para la salud. Área de salud. Policlínico "Hermanos Cruz",.  año 2003

Funcionamiento Familiar

Nivel de educación para la salud

Total

buena

mal

regular

 
Funciona

19

10

10

39

M.Disfun

1

9

11

21

 

20

19

21

60

 
 

Value

df

Asymp. Sig. (2-sided)

Pearson Chi-Square

11,978

2

,003

Likelihood Ratio

14,402

2

,001

N of Valid Cases

60

 

P<0,05

 

Gráfico III. Comportamiento de la relación entre funcionamiento familiar y nivel de educación para la salud bucal.


 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo