Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio
Artículo Original
Atención integral al paciente con labio y paladar fisurado. Incidencia en el municipio de Artemisa 1994 – 2003.

Autoras: Anaelys López Rodríguez, Yvelise Ramírez Pérez y
Maylén San Juan Santana

Estudiantes de cuarto año de Estomatología

Asesores: Dr. Juan Carlos Quintana Díaz, Especialista de II Grado en Cirugía Maxilofacial y Profesor Auxiliar.
Dra. María Josefa Fernández Fregio, Especialista I Grado EGI y Profesora Asistente.
Dra. Liserba Älvarez Campos, Especialista I Grado EGI.

RESUMEN

Se realizó un estudio donde se analizó como se comportaba en Artemisa en los años de 1994 al 2003 la incidencia de labio y paladar fisurado. Se determinó que existía un predominio del sexo masculino con 15 pacientes, para un 68,4%; el tipo de fisura más frecuente fue la de labio y paladar completa con un 59,3%, y la frecuencia por nacidos vivos fue de 1 cada 418, considerada elevada con respecto a la literatura, y sobre todo en el año 1998, que hubo 1 cada 134. Se analizó además la importancia del equipo multidisciplinario en la atención integral a este tipo de pacientes.

Introducción

Las fisuras de labio y paladar son las malformaciones congénitas más frecuentes del macizo facial. Estas malformaciones son provocadas por una noxa que afecta al embrión entre la cuarta y la duodécima semana de vida intrauterina (1 – 4).
Se tiene conocimiento que han afectado al hombre desde la prehistoria y desde hace muchos años han existido diferentes técnicas para su tratamiento.
Como el labio y el paladar son formados del primer arco branquial, los diversos autores lo incluyen dentro del gran síndrome del primer arco branquial. Estas fisuras pueden afectar tanto al labio superior como al inferior y son muy traumatizantes, tanto para los familiares como para las personas que las presentan. Se plantea que es una afección muy cruel, ya que se ve, se palpa, y se escucha pero no mata y es de ahí la importancia que actualmente ha tomado el equipo multidisciplinario en el tratamiento de estos pacientes (5 – 8).

Objetivos

1 - Determinar la incidencia de labio y paladar fisurado en Artemisa en el período de diez años de 1994 – 2003.
2 - Destacar la importancia del equipo multidisciplinario en la atención y tratamiento de estos pacientes.

Material y Método

Se realizó un estudio retrospectivo de todos los pacientes nacidos vivos en el Hospital General Docente “Ciro Redondo”, de Artemisa, entre los años 1994 – 2004, y de ellos, se estudió la muestra de labio y paladar fisurado por años.
Se analizaron las Historias Clínicas donde se determinó el sexo y el tipo de fisura, según la clasificación internacional y se determinó la tasa de nacidos por año, para determinar como se comportaba este tipo de afección en nuestro municipio. El método estadístico utilizado fue el cálculo porcentual.

Análisis de los resultados

Las fisuras de labio y paladar constituyen una de las malformaciones congénitas más frecuentes entre los niños nacidos vivos. En nuestro estudio encontramos que en Artemisa se reportan 22 pacientes en el período comprendido entre los años 1994 – 2003. Se constató que en el año 1998 hubo un incremento considerable con 7 pacientes (5 varones y 2 hembras) y todos eran del área rural del municipio, y a pesar de que nosotros no estudiamos en esta investigación las causas de esta malformación, este resultado es similar a lo expuesto en una investigación de salud de Brasil que asocia este defecto a los contactos directos de lo padres de estos niños con plaguicidas y pesticidas (tabla y gráfico 1). La fisura más frecuente encontrada fue la de labio y paladar completa, presente en 13 pacientes (12 varones y una niña) lo que representa más del 50% de los casos, similar a lo reportado en la mayoría de las investigaciones (1, 5, 6) y lo
representamos en la tabla y el gráfico 2..
En la tabla y el gráfico 3 observamos que la frecuencia por nacidos vivos en nuestro municipio se comportó aproximadamente similar a lo reportado en la mayoría de los estudios consultados (en los que esta malformación tiene una frecuencia: 1/450 – 1/750), estudios realizados por Asencio en Guatemala y por Kimura en México, reportando resultados similares al nuestro (8).
Se notó un incremento considerable al detectar 1/134 casos en el año 1998 y reportes considerablemente bajos en 1997 con 1/1009 y en 1999 con 1/1037.
Es muy importante señalar la labor de cada miembro del equipo multidisciplinario, sobre todo en nuestro país desde el pediatra, el cirujano maxilofacial, el estomatólogo general y la técnica, así como los psicólogos, ya que la mayoría de estos casos tiene afectada la autoestima, pero poco a poco gracias a la labor de este equipo se van
incorporando a la sociedad.

Tabla 1: Distribución porcentual de pacientes por años y sexo.

Años

Masculino

Femenino

No.

%

No

%

1994

2

9.1

-

-

1995

1

4.5

-

-

1996

1

4.5

1

4.5

1997

1

4.5

-

-

1998

5

23.2

2

9.1

1999

-

-

1

4.5

2000

2

9.1

1

4.5

2001

1

4.5

1

4.5

2002

1

4.5

1

4.5

2003

1

4.5

-

-

Total

15

68.4

7

31.6

Tabla 2: Distribución de pacientes según tipo de fisura y sexo.

Tipo de fisura

Masculino

Femenino

No

%

No

%

fisura labio y paladar completa

12

54.8

1

4.5

fisura labial completa

1

4.5

2

9.1

fisura palatina completa

-

-

3

13.4

fisura palatina incompleta

2

9.1

-

-

fisura labial incompleta

-

-

1

4.5

Total

15

68.4

7

31.6

Tabla 3: Frecuencia por nacidos vivos.

Año

Masculino

Femenino

Total

Incidencia

1994

348

513

861

1/430

1995

498

436

934

1/934

1996

397

417

814

1/407

1997

526

483

1009

1/1009

1998

467

471

938

1/134

1999

497

540

1037

1/1037

2000

441

502

943

1/314

2001

448

517

965

1/482

2002

426

475

901

1/450

2003

396

493

889

1/889

Total

4444

4757

9201

1/418

 

 

 

 

 

 

 

CONCLUSIONES
1) Existió un predominio del sexo masculino 68,4% por 31,6% en el femenino.
2) En el año 1998 fue en el que se encontró una mayor cantidad de pacientes, con 7, para
una frecuencia de 1/134 nacidos vivos.
3) Se determinó que en estos 10 años la tasa de labio y paladar fisurado fue de 1 por cada
418 nacidos vivos.
4) El tipo de fisura más frecuente fue la de labio y paladar completa con 13 pacientes,
para un59,3%.
5) Es muy importante el apoyo del equipo multidisciplinario en la atención de estos
pacientes y dentro del mismo la del estomatólogo general..

BIBLIOGRAFÍA
1. Monserrat R E, Silla M. Paladar Hendido tratamiento quirúrgico. Acta Odontológica Venezuela 2003, 40(3):289-93.
2. Fernández J, Da Silva Filho O. fisuras labio palatinas. Revista Profesión Dental 1996,
15 Madrid obtenible en htp//www.com.org./revista/anterior/11-96/artículo.
3. Santana Garay J C. Atlas de patología complejo bucal .Editorial Científico Técnica. La Habana.1986 pp. 11-13.
4. MINSAP. Normas de cirugía maxilofacial. La Habana. 1986.
5. Calás C R: Prevalencia de labio y paladar fisurado en pacientes de Guantánamo 1975-1984. Rev.Cubana Estomatológica 1990, 27(2):226-36.
6. Dov Ason N, García Robés M, Turro A, Regalado M A. Análisis de algunos factores de la etiología de fisuras de labio y paladar. Rev.Cubana Estomatológica 1990, 27(1):87-93.
7. Asencio D E: Labio y paladar hendido. Acta Odontológica Venezolana 1971, 3: 229-42.
8. Monserrat E, Zambrano J, Ayaubi A, Cedeño J A, Maza W. Labio y paladar hendido (Reporte de casos). Acta Odontológica Venezolana 2000, 38(2): 56 – 60.

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo