Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio

Instituto Superior de Ciencias Médicas “ Carlos J. Finlay”
Hospital Pediátrico Provincial “Dr. Eduardo Agramonte Piña” Camagüey

Enfermedad celiaca en edades pediátricas. Importancia de su diagnóstico eficaz.

Autores:
Alvin Mena Cantero. (*)
Reinier Rosquete Méndez. (*)
Marcio Tomio Shimbo Yunior. (*)
Elizabeth Rodríguez Salellas.(*)

Tutora:
Dra. Vivian García López. (**)

Asesores:
Dra. Griselda Valdés González. (**)
Dr. Roberto García de Varona (***)
Dra. Olga Lidia García. (***)

(*) estudiantes de 4to. año de medicina.
(**) Especialista de 2do. Grado en Fisiología normal y patológica. Profesor auxiliar.
(***)Especialista de 1er. Grado en Pediatría. Profesor asistente. Máster en Nutrición.

Resumen

Se realizó un estudio observacional descriptivo en el Hospital Pediátrico Provincial “ Eduardo Agramonte Piña” de la ciudad de Camagüey en el período comprendido desde enero de 1998 hasta febrero del 2005 con el principal objetivo de describir el comportamiento clínico de los niños y adolescentes diagnosticados con Enfermedad Celíaca. El universo estuvo constituido por 71 pacientes ingresados durante este período, tomándose una muestra definitiva de 54 casos confirmados que cumplían con diversos criterios de inclusión y exclusión según los objetivos de la investigación. Predominó el grupo etáreo de 3-5 años para un 42.59 % y el sexo femenino para un 64.81 %. La desnutrición energético nutricional y la baja talla fueron las manifestaciones clínicas inhabituales más frecuentes padecidas por los pacientes con sospecha de celiaquía. El test de Antigliadina resultó ser el método más específico en el diagnóstico de los pacientes para un 100 %.

Palabras claves: Enfermedad Celiaca, niños, adolescentes, diagnóstico.

Introducción
El término malabsorción engloba los trastornos tanto de la captación y transporte de los nutrientes a través de la pared intestinal como las alteraciones de la digestión intraluminal que impiden su absorción normal. La mayoría de las enfermedades que producen malabsorción tienen un mecanismo fisiopatológico único, pero en ciertos casos varios de estos mecanismos contribuyen al desarrollo del cuadro malabsortivo. (1)
La enfermedad celíaca, llamada también esprue no tropical o enteropatía sensible al gluten, se caracteriza por malabsorción de nutrientes; lesión histológica en la mucosa del intestino delgado, típica pero no específica, y rápida mejoría clínica e histológica al eliminar el gluten (fracción gliadina) de la dieta. Esta enfermedad crónica de tipo hereditaria e influenciada por factores genéticos e inmunológicos que evoluciona con diarrea esteatorreica, afecta tanto a niños como adultos. (2,3)
Fue reconocida por los médicos en la antigüedad, incluso desde el siglo II a.n.e, ya que el trigo es uno de los alimentos más frecuentes utilizado por los seres humanos a lo largo de los años. Se describe inicialmente en niños por Gee en 1888 y posteriormente, Thaysen (1932) perfiló el cuadro clínico en adultos. Gracias a los trabajos de Dicke, Van de Kamer y Weijers, en 1952 se conoció la relación de la enfermedad y una fracción proteica insoluble del trigo o gluten. (3,4)
La prevalencia de la enfermedad no se conoce con exactitud y varía ampliamente según el área geográfica estudiada. En Europa, se ha estimado globalmente que hay un caso por cada 1.000 individuos. Sin embargo, los estudios más recientes apuntan hacia una proporción mayor en Irlanda para un caso por cada 300 sujetos. En Italia también hay una gran incidencia de esta enfermedad, reportándose un total de 366 casos desde inicios del siglo 21. (3-5)
La enfermedad celiaca es más común de lo que se pensaba, según un análisis que se publica en el último número de Archives of Internal Medicine. El equipo de Alessio Fasano, de la Universidad de Maryland (Baltimore), estudió la prevalencia de la enfermedad celiaca en grupos de riesgo de Estados Unidos -familiares en primer y segundo grado de personas con esta alergia al gluten y pacientes con síntomas similares. El equipo encontró que en los grupos de riesgo la prevalencia de la enfermedad celiaca era 1 por cada 22 parientes de primer grado, 1 por cada 39 de segundo grado y 1 por cada 56 pacientes sintomáticos. Por su parte, la prevalencia total en el grupo sin riesgo era 1 por cada 133 sujetos. (5)
Con toda probabilidad, este fenómeno se justifica porque actualmente se detectan mayor número de casos silentes gracias a la aplicación, en clínica y en estudios epidemiológicos, de marcadores serológicos como los anticuerpos antigliadina y antiendomisio. También la biopsia de yeyuno ha elevado el diagnóstico de la enfermedad en Cuba. (6-8)
La enfermedad celíaca aunque no constituye una causa frecuente de consulta en Cuba, no deja de prestar gran interés en la práctica médica. Estudios recientes en varios hospitales nacionales determinaron como hasta el 2004 cerca de un 44.55 % de los niños y adolescentes tenían manifestaciones silentes de la enfermedad y presentaban un diagnóstico erróneo de la misma. (9)
En niños diagnosticados antes los dos años de edad, es el peso el parámetro más afectado y le sigue la talla. Sin embargo muchos pacientes llegan a la edad adulta sin manifestaciones clínicas de la enfermedad. La clínica de esta enfermedad posee un espectro muy amplio que abarca desde casos silentes, otros con sintomatología mínima (anemia crónica, aftas bucales a repetición, osteoporosis etc.), hasta el cuadro clásico de diarrea crónica seguida de desnutrición. (7-9)
Por todo lo anterior y la repercusión de esta entidad patológica, hemos decidido realizar este trabajo investigativo, siendo nuestra principal problemática ¿Cómo se comporta epidemiológicamente la Enfermedad Celíaca en Camagüey y en qué medida es tan eficaz su diagnóstico clínico en niños y adolescentes?

Objetivos
General:
Describir el comportamiento clínico de los niños y adolescentes diagnosticados con Enfermedad Celíaca en el Hospital Pediátrico Provincial “Eduardo Agramonte Piña” desde enero de 1998 hasta febrero del 2005.

Específicos:
Distribuir a los pacientes según sexo y edad diagnosticados con enfermedad celíaca.
Identificar los síntomas y signos habituales e inhabituales que presentaron los pacientes.
Exponer los principales exámenes complementarios utilizados para el diagnóstico de dicha enfermedad.
 Determinar el método diagnóstico más eficaz en la detección temprana de los casos con sospecha de portar intolerancia al gluten.

Método
Se realizó un estudio observacional descriptivo en el Hospital Pediátrico Provincial “Eduardo Agramonte Piña” de la ciudad de Camagüey en el período comprendido desde enero de 1998 hasta febrero del 2005, a fin de describir el comportamiento clínico de los niños y adolescentes diagnosticados con Enfermedad Celíaca.
El universo estuvo constituido por 71 pacientes ingresados durante este período, para lo cual se tomó una muestra de 54 casos diagnosticados de Enfermedad Celíaca, los cuales cumplieron los siguientes criterios de inclusión:
-Niños y adolescentes de hasta 16 años de edad.
-Ingreso de hasta 7 días o más.
-Presencia de manifestaciones clínicas habituales e inhabituales de la enfermedad.
-Diagnosticados positivamente a través de las técnicas de laboratorio, biopsia yeyunal e inmunológicas en caso de que se haya aplicado el test de Antigliadina anteriormente.
Se excluyeron a todos los niños y adolescentes con síndrome de malabsorción pero no diagnosticados con Enfermedad Celíaca y a todos los que no cumplían con los parámetros anteriores.
La fuente primaria de la información estuvo representada por las historias clínicas individuales, unido a los protocolos de biopsia correspondiente a cada paciente, siendo incluidas mediante un formulario (Ver anexo-1) las siguientes variables: edad, sexo, estado nutricional, síntomas y signos clínicos habituales e inhabituales y métodos diagnósticos de laboratorio e histopatológicos.

Operacionalización de las variables
•Grupos de Edades:
*Menor de 1 año: pacientes que no han cumplido aún el año de edad.
*De 1 a 3 años: pacientes que ya cumplieron el año pero que aún no han cumplido los 3 años de edad.
*De 3 a 5 años: pacientes que ya cumplieron los 3 años pero aún no han cumplido los 5 años de edad.
*De 5 a 7 años: pacientes que ya cumplieron los 5 años pero aún no han cumplido los 7 años de edad
*De 7 a 13 años: pacientes que ya cumplieron los 7 años pero aún no han cumplido los 13 años de edad.
*De 13 a 16 años: pacientes que ya cumplieron los 13 años pero aún no han cumplido los 16 años de edad.

•Sexo: Se dio en:
Masculino
Femenino.

•Síntomas y signos habituales más frecuentes: Se determinaron de acorde a criterios de gastroenterólogos pediátricos y estudios internacionales. (8,11)
Esteatorrea
Distensión abdominal.
Vómitos.
Deshidratación.
Edemas.
Anomalías cromosómicas.

•Formas inhabituales de presentación: Se determinaron según criterios de la Federación de Asociaciones de Celíacos en España. (11)
Desnutrición energético nutricional.
Baja Talla.
Raquitismo. Descalcificación (osteoporosis): Dolores óseos. Fracturas espontáneas.
Trastornos de la piel (dermatitis herpetiforme). Pelo escaso y desvitalizado.
Trastornos hematológicos: Anemia rebelde, hemorragias.
Trastornos articulares: Dolores articulares, artritis (inflamación de articulaciones.

•Resultados del laboratorio: Se evaluó el resultado de la prueba de la D-Xilosa, por ser una técnica de vital importancia en el diagnóstico de síndromes malabsortivos. Comportándose como:
No alterada: > 20 mgl/ dcl
Alterada: < 20 mgl/ dcl

•Biopsia y estudio histológico del yeyuno: Se clasificó en parámetros anátomo patológicos según criterios de esta rama, acorde con la enfermedad celíaca. Exponiéndose en:
Atrofia ligera.
Atrofia moderada.
Atrofia severa.
Normal.

Los datos obtenidos del formulario fueron procesados por una computadora Pentium III mediante el procesador Excel de Windows XP en la Dirección de Estadística y Computación aplicada a la Medicina (DECAM) del Instituto Superior de Ciencias Médicas de Camaguey.
Se realizó estadística descriptiva, y se obtuvieron distribuciones de frecuencia en valores absolutos y por cientos para las variables correspondientes. Los resultados se presentan en cuadros, textos y gráficos.

Resultados.

Cuadro No.1 Distribución de los pacientes diagnosticados de Enfermedad celíaca según la edad.
Hospital Pediátrico Provincial de Camagüey “Eduardo Agramonte Piña”.
Enero del 1998 hasta Febrero del 2005.

Grupo de edades

No.

%

 Menor de 1 año.

3
5.56

 1-3 años de edad

7
12.97

 3-5 años de edad

23
42.59

 5-7 años de edad

6
11.11

 7-13 años de edad

13
24.07
13-16 años de edad
2
3.70
TOTAL
54
100.00

Fuente: Formulario.

En relación con la distribución de los pacientes diagnosticados con Enfermedad Celíaca (Cuadro no.1), se observó mayor incidencia en el grupo de edades comprendido entre 3 y 5 años de edad con 23 niños para un 42.49 %, seguido en orden de frecuencia por 13 pacientes con edades entre 7 a 13 años de edad para un 24.07 %.

Cuadro No.2 Distribución de los pacientes según el sexo.

Sexo

No.

%

Femenino
35
64.81
Masculino
19
35.19
Total
54
100.00

Fuente: Formulario.

En el cuadro No. 2 se refleja la distribución de los pacientes según el sexo, donde se observó una mayor frecuencia del sexo femenino con 35 pacientes para un 64.81 %, mientras que solo fueron diagnosticados 19 pacientes con respecto al sexo masculino para un 35.19 %.

Cuadro No.3 Síntomas y signos habituales más frecuentes de la Enfermedad Celiaca.

Síntomas y signos habituales.   

No.

%

Esteatorrea

25
29.63

Distensión abdominal

16
46.30

Vómitos

9
16.67

Deshidratación

--
---
Edemas
5
9.26
Anomalías cromosómicas
1
1.85

Fuente: Formulario.
(*) Un paciente presentó más de una manifestación habitual de la Enfermedad.

En el cuadro no. 3 se ilustran los principales síntomas y signos más frecuentes en la presentación de la Enfermedad Celiaca, predominando la Esteatorrea en 25 pacientes para un 46.30 %, seguido en orden de incidencia por la Distensión abdominal en 16 pacientes para un 29.63 %.

Cuadro No.4 Comportamiento de la prueba D-xilosa en posibles pacientes portadores de síndrome de malabsorción intestinal por gluten.

Prueba de la D-Xilosa

N0.

%

Alterada    
54
100.00
No Alterada    
--
---
TOTAL
54
100.00

Fuente: Formulario.

Al observarse el comportamiento de la prueba D-xilosa en posibles pacientes portadores de Síndrome de malabsorción intestinal por gluten, se constató que en 54 pacientes esta tuvo un comportamiento alterado para un 100 %.

Cuadro No.5 Utilidad de los métodos inmunológicos e histopatológico en el diagnóstico de la Enfermedad Celíaca.

Métodos diagnósticos

Diagnóstico positivo

Diagnóstico negativo

No.

%

No.

%

Test  de  antigliadina
35
100.00
--
---
Biopsia yeyunal
- Normal
--
---
--
---
    - Atrofia ligera.
--
---
4
16.00
    - Atrofia moderada.
--
---
2
8.00
    - Atrofia severa.
19
76.00
--
---

Fuente: Formulario.

En cuanto a la utilidad de los métodos inmunológico e histopatológico empleados en el diagnóstico de la Enfermedad Celíaca reflejados (cuadro no. 6), se observó que los 35 pacientes sometidos al Test de antigliadina resultaron ser diagnóstico positivo para un 100 % y a los 19 pacientes que se les aplicó la biopsia yeyunal para un 76 % fueron también diagnóstico positivo.

Discusión
En condiciones normales todo alimento ingerido debe pasar por un proceso de digestión que lo degrade en partículas más pequeñas para que éstas puedan ser luego absorbidas. Esta absorción de alimentos tiene lugar en el intestino delgado y para que esto sea posible es necesaria la existencia de vellosidades que, a su vez, podríamos comparar con raíces microscópicas que cuelgan en el interior del intestino. Su papel en la absorción es similar a la que realizan las raíces de los árboles siendo la longitud de éstas esencial para que dicha absorción se produzca en mayor o menor grado. Cuando la longitud vellositaria se acorta, la absorción se reduce y la nutrición del niño queda comprometida. (7,8)
Esto es lo que sucede en la Enfermedad Celiaca: un acortamiento de estas raíces como resultado de una intolerancia al gluten. (8)
A través del presente estudio coincidimos con Nieves y Castañeda (9,10), además de estudios internacionales como los de la Federación de Asociaciones de Celíacos en España (11) respecto al grupo etáreo en que se diagnosticó la enfermedad en los pacientes con sospecha de celiaquía, donde se plantea que existe una mayor frecuencia de presentación sobre todo en formas inhabituales, entre la 2da. y 3ra. Infancia.
Muchos autores consideran que el factor genético determina la edad del comienzo de la enfermedad, generando con una fuerte influencia genética el comienzo de los síntomas dentro de los primeros 4 años de vida, mientras que con influencia genética progresivamente más débil, un comienzo desde finales de la infancia hasta la vida adulta.(10 -13). Esto se asemeja a la relativa incidencia de pacientes que fueron diagnosticados durante la adolescencia. Según esta teoría, al ser más intensa la influencia genética es mucho más precoz el comienzo de la enfermedad.
El desarrollo de la enfermedad celíaca requiere la interacción de factores ambientales, genéticos y autoinmunes. Sin embargo, la secuencia exacta de los acontecimientos no está totalmente aclarada.(11,12). Los factores ambientales relacionados de forma más clara con la enfermedad son los cereales trigo, centeno, cebada y avena. La fracción tóxica mejor estudiada se encuentra en el gluten del trigo y, más concretamente, en la fracción denominada gliadina. Los componentes análogos en los otros cereales se conocen con los nombres de secalina (centeno), hordeína (cebada) y avenina (avena). Todas estas proteínas tienen una llamativa analogía, son solubles en alcohol y ricas en prolina y residuos aminados, por lo que se denominan prolaminas. Se ha especulado que la infección por adenovirus 12 podría actuar como factor sensibilizante, al comprobarse una cierta semejanza entre la gliadina y la secuencia aminoacídica de una proteína presente en la cubierta del virus (E1b). Sin embargo, los estudios epidemiológicos no han demostrado diferencias en la prevalencia de la infección entre celíacos y población general. (12,13)
La importancia de los factores genéticos viene avalada por la tendencia a la agrupación familiar de los casos de celiaquía. Hasta un 10% de familiares en primer grado de un individuo índice pueden padecer también la enfermedad y hay una concordancia superior al 70% entre gemelos. (12) .Por otra parte, hay una asociación entre la presencia de celiaquía y los haplotipos del sistema HLA clase II DR3-DQ2 o DR5/7-DQ2. La molécula DQ2, un / heterodímero, se sitúa en la superficie de las células implicadas en la respuesta inmune y está codificada por los alelos DQA1*0501 y DQB1*0201. Un reducido grupo de pacientes con enfermedad celíaca tienen el haplotipo DR4-DQ8 (DQA1*0301, DQB1*0302). La mayoría de enfermos celíacos son portadores de los alelos de riesgo que codifican el DQ2, pero este hecho sucede también en el 20% de la población general, por lo que es probable que otros genes fuera de la región HLA estén implicados en la susceptibilidad a padecer enfermedad celíaca. (13,14)
Aunque el mecanismo preciso de lesión no está totalmente aclarado, la hipótesis actual defiende que en individuos genéticamente predispuestos se desarrolla una sensibilidad al gluten. Ciertos péptidos de la gliadina se unen a las moléculas HLA de clase II expresadas en la superficie de células presentadoras de antígeno, permitiendo la acción de las células T inmunocompetentes que liberan citoquinas e inician el proceso. (15)
La literatura continua plasmando el factor genético como determinante en la frecuencia de presentación entre los sexos, reconociéndose una elevada significación en hembras más que en varones con una relación que oscila entre 1:1:3 a 1:2, lo cual coincide con nuestro estudio, además de diversas investigaciones nacionales e internacionales como las de Polanco y Gudmand (16,17), no siendo así con lo reportado por Nieves (9).
El espectro clínico de la enfermedad celíaca ha ido variando estos últimos años, reconociendo la existencia de pacientes asintomáticos, otros con sintomatología mínima, los más difíciles de pesquisar, y aquellos con el cuadro sintomático de la infancia y su variante en la edad adulta. (18)

Los síntomas y signos habituales poseen una escasa presentación en los inicios de la Enfermedad Celíaca. Diversas investigaciones como las de Castañeda, Gudmand, los Criterios de la Federación de Asociaciones de celíacos de España, Faren y Logan (10, 11, 17, 18,19) obtuvieron como resultados una alta incidencia de Esteatorrea y de distensión abdominal en niños que presentaron las formas típicas de manifestación del síndrome por malabsorción, lo cual coincide con los resultados obtenidos en nuestra investigación.
La manifestación clásica es la presencia de esteatorrea que se manifiesta en forma de heces líquidas o pastosas amarillento-grisáceas y voluminosas (entre 200 y 1.000 g/día). El olor es rancio y el aspecto espumoso y con contenido graso. Suelen flotar en el agua. (19)
No obstante, los enfermos celíacos no siempre presentan diarrea, y en ocasiones pueden padecer incluso estreñimiento y manifestar el cuadro clínico sólo con un adelgazamiento progresivo; esto se debe a que el íleon suele mantenerse indemne en estos casos y, junto con el colon, compensa con su absorción la sobrecarga líquida que le llega del yeyuno.
El enfermo celíaco suele presentar además eructos, distensión abdominal y expulsión de grandes cantidades de gases malolientes, formados por la actividad fermentativa de la flora intestinal sobre los azúcares y los ácidos grasos no absorbidos que llegan al colon. A partir de los segundos se forman también ácidos grasos hidroxilados que poseen un efecto catártico y contribuyen como un componente secretor a la diarrea osmótica de la malabsorción. (20-22)
Sin embargo es de destacar que aunque estas manifestaciones tuvieron una marcada prevalencia con respecto a otros síntomas y signos habituales como los vómitos, deshidrataciones y edemas, se presentaron en pocos pacientes con respecto a la muestra estudiada, por lo que la semiología clínica en la enfermedad celíaca no fue suficiente para su diagnóstico definitivo.
Coincidimos con resultados similares a los de Ferguson y los Criterios de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (11,23) respecto a las manifestaciones inhabituales de la Enfermedad Celíaca, sin embargo tampoco encontramos diferencia estadística significativa con los resultados de Nieves (9).
La Desnutrición energético nutricional y la Baja talla son dos elementos inhabituales en la presentación de la Enfermedad Celíaca que sí presentan una alta incidencia en la muestra estudiada. Este factor es el que afecta notablemente a muchos pacientes asintomáticos, los cuales presentan un retardo del desarrollo psicomotor y diversas manifestaciones extraintestinales. En los niños es frecuente la aparición de un retraso del crecimiento que entraña una falta de aumento de peso.
La desnutrición energético nutricional se caracteriza por una relativa conservación del tejido adiposo, moderado compromiso muscular, y compromiso importante de las proteínas viscerales, en especial la albúmina, y las proteínas transportadoras, anemia, hipocalcemia, hipofosfemia, hipomagnesemia, hipokalemia, hipoprotrombinemia, déficit de zinc y hierro, carencias vitamínicas y folato. Existe un grave compromiso de la inmunidad humoral y celular, y puede deteriorarse la capacidad absortiva intestinal. (18,22-24)
Los síntomas derivados de la anemia son relativamente frecuentes. Esta puede ser microcítica por malabsorción de hierro (más frecuente) en el duodeno, macrocítica por deficiente absorción de ácido fólico en el yeyuno alto, o mixta. (24,25)
En el esprue no tropical es muy rara la anemia secundaria a carencia de vitamina B12, pues ésta se absorbe en el íleon terminal, el segmento intestinal menos afecto en esta enfermedad.
Si la Enfermedad Celíaca no se diagnostica en el niño, los síntomas pueden disminuir e incluso desaparecer en la adolescencia, para reaparecer entre la tercera y la cuarta décadas de la vida, aunque a veces no se manifiestan hasta la vejez. (26)
La D-Xilosa en suero se utiliza en el estudio de la malabsorción, ya que evalúa la integridad de la mucosa intestinal específicamente a nivel del yeyuno. Nieves, Castalleda, Polanco y Gudmand ( 9,10,16,17) hallaron al aplicar esta prueba en pacientes con sospecha de Enfermedad Celíaca una alteración cuantitativa, resultado que coincide con nuestro estudio. Esto nos demuestra que como método complementario debe utilizarse siempre en el diagnóstico de este tipo de afección ya que la su alta positividad nos orienta de forma decisiva junto a la clínica y otros métodos diagnósticos.
Investigaciones de autores como Gudmann, Castalleda y Nieves (9,10,17) así como otras referencias internacionales(11) han reportado un predominio de atrofia severa de las vellosidades intestinales en métodos histopatológicos como la Biopsia yeyunal empleada en el diagnóstico de la Enfermedad Celíaca. Estos hallazgos se asemejan a los resultados obtenidos, pero es sorprendente la similitud de los mismos con los criterios actuales de investigadores chilenos, León y Fabián (28,30) quienes encontraron falsos positivos en este método diagnóstico, considerado imprescindible por diversas instituciones europeas.
En nuestra investigación es de destacar que los falsos positivos presentaron una atrofia ligera y moderada de la mucosa intestinal provocada por un protozoo denominado Giardia lambia, el cual produce alteraciones en la mucosa intestinal similar a la producida por el gluten en pacientes predispuestos a la celiaquía.
Aunque la biopsia yeyunal tiene vital importancia en el diagnóstico de esta entidad según criterios internacionales, tiene el riesgo de presentar falsos positivos (28,30).Existe una gran tendencia actual de realizar en conjunto las técnicas serológicas e histopatológicas. No obstante la Federación de Asociaciones de Celíacos de España y Chile fundamentan mediante diversos estudios priorizar el Test Antigliadina y en mayor medida el Test Antiendomisio para el diagnóstico definitivo de esta enfermedad en edades pediátricas. (11)
Según los resultados de nuestro estudio coincidimos con León, Fabián y Dickey (28,30,31) en relación a la eficacia del Test antigliadina con sospecha de celiaquía. Sin embargo autores como Sardy y Berti (32,33) señalaron una mayor especificidad del Test Antiendomisio lo cual no pudimos corroborar con nuestra investigación ya que por su alto costo, esta prueba no ha podido ser aplicada a los pacientes estudiados.
Las reacciones inmunes contra la gliadina juegan un rol en la patogénesis de la enfermedad. Según reportes de Berti y Victoria (33,34) los anticuerpos antigliadina no son específicos ya que se han detectado altos niveles en otras enfermedades. Para antigliadina (IgA más IgG), la sensibilidad varía entre 82% y 100% y la especificidad oscila entre 74% y 98%. Para antigliadina IgG, la sensibilidad varía entre 55% y 100 % y la especificidad entre 42% y 100%. (35-37) También se ha publicado que la sensibilidad de los anticuerpos antigliadina decrece con la edad, por lo que se enfatiza en la realización de la misma desde edades tempranas. (38)
La Enfermedad Celíaca continúa siendo objeto de estudio en numerosas instituciones nacionales e internacionales, incluso se han creado Asociaciones de Celiacos en Europa y parte de Latinoamérica, cuyos integrantes se pronuncian en contra del engaño comercial con productos que contienen gluten. Nuestra Revolución hace grandes esfuerzos por garantizar el crecimiento armonioso de todos nuestros niños y adolescentes y su correcta nutrición tanto en centros escolares como en los hogares, fundamentado en la educación a la población sobre la base de una cultura alimentaria adecuada. Es por eso que los estudiantes de medicina deben investigar en esta temática con mucha dedicación y buscar en sus estudios las posibles soluciones que resuelvan los problemas relacionados con la desnutrición y malabsorción.

Conclusiones
Hubo una mayor incidencia del grupo etáreo comprendido entre 3 a 5 años de edad y del sexo femenino.
Dentro de los síntomas y signos típicos de la celiaquía predominó la esteatorrea y la distensión abdominal.
La desnutrición energético nutricional y la Baja Talla fueron los síntomas y signos inhabituales de presentación más frecuentes en los pacientes con sospecha de portar intolerancia al gluten.
Los métodos más utilizados para el diagnóstico clínico fue la prueba de la D-Xilosa, Biopsia yeyunal y los métodos serológicos.
El test de Antigliadina resultó ser el método diagnóstico más específico en la detección de los pacientes con Enfermedad Celíaca.

Recomendaciones
A través de nuestra investigación pretendemos recomendar los siguientes elementos:
Realizar nuevas investigaciones acerca de la temática en cuestión.
Continuar evolucionando a aquellos pacientes con manifestaciones inhabituales de la enfermedad sometidos a métodos diagnósticos como Test de D-Xilosa y Biopsia yeyunal.
Coordinar para que se vuelvan a realizar los Test de Antigliadina en el Laboratorio del Hospital Pediátrico “Eduardo Agramonte Piña” a los niños y adolescentes con sospecha de intolerancia al gluten.

Referencias Bibliográficas
1-Greco L: Epidemiology of Coeliac Disease. In: Collin P, Mäki M, eds. Seventh International Symposium on Coeliac Disease, September 5-7, 1999, Tampere, Finland. Tampere: Lege Artis 1999: 9-14.
2- Mäki M, Collin P: Coeliac disease. Lancet .2003; 349: 1755-9.
3- Ferguson A, Arranz E, O’Mahony S: Clinical and pathological spectrum of coeliac disease- active, silent, latent, potential. Gut 1996; 34: 150-1.
4-Méndez V, Siri AM, Lozano W, Santurtun P, Montano A, Alberti M: Estudio inmunopatológico de las biopsias intestinales de niños con enfermedad celíaca. Arch Pediatr Urug 2003; 50: 96-9.
5-Alesio F. La Enfermedad Celíaca es más frecuente de lo que se pensaba. (Arch Intern Med 2003; 163: 286-292). URL disponible en: Google.com
6-Valdés M. A. Fundamentos de la Enfermedad Celíaca. [ En Línea] enero 2004 (consultado el 16 de diciembre del 2004) URL disponible en: Asociación de Celíacos. Cantabria .mexis.com.
7-Ramírez C .Prevalencia de la Enfermedad Celíaca. [En línea] octubre 2004 (consultado el 2 de febrero del 2005); 22 (6) URL. Disponible en : http/ /: www.Emplenitud.com.ur/
8-Siri AM, Méndez V, Lozano W, De Anda G, Montano A, Vignale R: Inmunopatología de la piel sana de niños con enfermedad celíaca. Arch Pediatr Urug 2004; 55: 145.
9-Nieves C, Y. Enfermedad Celiaca. Formas atípicas. Diagnóstico clínico-histopatológico. Tesis para optar por Especialidad de I grado en Pediatría. Hospital Pediátrico Provincial “Eduardo Agramonte Piña”. 2000.
10-Castalleda G, C. Enfermedad Celiaca en la infancia: INFOMED, Rev. de Gastroenterología. Disponible en: http/ /: www. Archivos médicos.com.ur/. 1998 (1-3): 41-43.
11- Federación de Asociaciones de Celiacos de España. [En línea] octubre 2004 (consultado el 2 de febrero del 2005); 12 (5) URL. Disponible en : http/ /: www.yahoo.com.ur/
12-Farrera R. Tratado de medicina Interna. Enf. Gastrointestinales. Cap.6. 4ta. Ed. Madrid. 2004: 234-67.
13-Farrell R, Kelly C. Diagnosis of celiac sprue. Am J Gastroenterol 2001; 96: 3237-46. [ Medline ]
14-Gandolfi L, Pratesi R, Córdoba J, Tauil P, Gasparin M, Catassi C. Prevalence of celiac disease among blood donors in Brazil. Am J Gastroenterol 2000; 95: 689-92.
15-Vitoria JC, Arrieta A, Astigarraga I, García-Masdevall D, Rodríguez Soriano J: Use of serological markers as a screening test in family members of patients with celiac disease. J pediatr Gastroenterol Nutr. 1997; 19: 304-9.
16-Polanco I. Enfermedad celiaca. Rev. de Pediatría integral. Vol. 56. México: 2001; 1: 124-32.
17-Gudmand- Hoyer. Evaluation of the coeliac disease in some patients. Second J Gastroenterol. Vol. 1. Prints Focks. 2nd. Edition. New York: 2001. (29): 142-6.
18-Farell R, Kelly C. Celiac sprue. N Engl J Med 2002; 346: 180-8.
19-Logan R, Tucker G, Rifkind E, Heading R, Ferguson A. Changes in clinical features of coeliac disease in adults in Edinburgh and the Lothians 1960-79. BMJ 1993; 286: 95-7.
20-Cataldo F, Ventura A, Lazzari R, Balli F, Nassimbeni G, Marino V: Antiendomysium antibodies and coeliac disease: Solved and unsolved questions. An Italian multicentre study. Acta Paediatr Int J Paediatr. 2002; 84: 1125-31.
21-Pittschieler K, Ladinser B: Coeliac disease: screened by a new strategy. Acta Paediatr Suppl. 2002; 412: 42-5.
22-Kumar V, Rajadhyaksha M, and Wortsman J. Celiac disease associated autoimmune endocrinopathies. Clin Diagn Lab Immunol 2003; 8: 678-85.
23- Ferguson A: Anti -gliadin antibodies. J Pediatr Gastroenterol Nutr. Vol-3 2001; 12: 150-8.
24-Rodríguez Da Silva M, Jasinski C, Piñeyrúa C, Molina M, Salinas G, Maggi R: Evaluación de los anticuerpos antigliadina en el diagnóstico y seguimiento de los niños celíacos. Arch Pediatr Uruguay 1989; 60: 43-8.
25-Gudmand- Hoyer. Evaluation ofgliadin antibody Test for diagnosing. Second J Gastroenterol. Vol. 1. Prints Focks. 2nd. Edition. New York: 2001. (29): 142-6
26-Ramírez C .Prevalencia de la Enfermedad Celíaca. [En línea] octubre 2004 (consultado el 2 de febrero del 2005); 22 (6) URL. Disponible en : http/ /: www.Emplenitud.com.ur/
27- Bottaro G, Volta U, Spina M, Rotolo N, Sciacca A, Masumeci S: Antibody Pattern in Childhood Celiac Disease. J Pediatr Gastroenterol Nutr 1997; 24: 559-62. [ Medline ]
28-León F, Camarero C, R-Pena R, Eiras P, Sánchez L, Baragaño M et al. Anti-transglutaminase IgA ELISA: clinical potential and drawbacks in celiac disease diagnosis. Scand J Gastroenterol 2003; 36: 849-53.
29-Bardella M, Trovato C, Cesana B, Pagliari C, Gebbia C, Peracchi M. Serological markers for celiac disease: is it time to change? Dig Liver Dis 2001; 33: 426-31.
30-Fabiani E, Catassi C and the International Working Group on Eu-tTG. The serum IgA class anti-tissue transglutaminase antibodies in the diagnosis and follow up of celiac disease: Results of an international multi centre study. Eur J Gastroenterol Hepatol. 2001; 13: 659-65.
31-Dickey W, McMillan S, Hughes D. Sensitivity of serum tissue transglutaminase antibodies for endomysial antibody positive and negative coeliac disease. Scand J Gastroenterol 2004; 36: 511-4. [ Medline ]
32-Sardy M, Odenthal U, Karpati S, Paulsson M, Smyth N. Recombinant human tissue transglutaminase Elisa for the diagnosis of gluten sensitive enteropathy. Clin Chem 2000; 454: 2142-9.
33- Berti I, Trevisiol C, Marzari R, Tommasini A, Bradbury A et al. Human recombinant tissue transglutaminase ELISA: an innovative diagnostic assay for celiac disease. Am J Gastroenterol 2002; 95: 1253-7.
34-Victoria P .Diagnóstico serológico de la Enfermedad Celíaca. [En línea] octubre 2004 (consultado el 2 de febrero del 2005); 22 (6) URL. Disponible en : http/ /: www.Emplenitud.com.ur/
35-Walker-Smith JA, Guandalini S, Schmitz J, Shmerling DH, Vizakorpi JK: Revised criteria for diagnosis of coeliac disease. Arch Dis Child 2000; 65: 909-11.
36- Bardella M, Trovato C, Cesana B, Pagliari C, Gebbia C, Peracchi M. Serological markers for celiac disease: is it time to change? Dig Liver Dis 2001; 33: 426-31.
37-Bottaro G, Volta U, Spina M, Rotolo N, Sciacca A, Masumeci S: Antibodies in Childhood Celiac Disease. J Pediatr Gastroenterol Nutr 1999; 24: 559-62. [ Medline ]
38- Farrell R, Kelly C. Diagnosis of celiac sprue. Am J Gastroenterol 2001; 96: 3237-46. [ Medline ]

Anexos
Formulario:
No. de Historia Clínica:
1. Edad: ----------
2. Sexo: Masculino: _______ Femenino: _______.
3. Síntomas y signos habituales que presentaron los pacientes:
______ Esteatorrea ________ Deshidratación.
______ Distensión abdominal. ________ Anomalías cromosómicas
_______ Vómitos. ________ Edemas.
4. Síntomas y signos inhabituales que presentaron los pacientes:
_____Desnutrición energético-nutricio. ________ Trastornos hematológicos
______ Baja Talla. ________ Trastorno de la piel.
_______ Raquitismo. ________ Trastornos articulares.

5. Prueba de la D-Xilosa:
_______ Alterada __________ No alterada.

6- Comportamiento del Test de Antigliadina en cuanto al diagnóstico de la enfermedad.
___________ Diagnóstico positivo. ____________ Diagnóstico negativo.

7- Resultados de la biopsia yeyunal:
_________ Normal. ___________ Atrofia ligera.
__________Atrofia moderada ___________ Atrofia severa.

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo