Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio

De la medicina en la Historia

Dispositivos intrauterinos, raíces de su creación

Facultad de Ciencias Médicas “Dr. Faustino Pérez Hernández”, Sancti Spíritus

AUTORES:
Tomisbey Acosta Martínez*
Yosbel Rodríguez Gómez**
Ailed Rodríguez Jiménez***

*Estudiante de Tercer Año de Medicina
**Estudiante de Quinto Año de Medicina
***Estudiante de Sexto Año de Medicina

Los primeros Dispositivos intrauterinos (DIU) se idearon a principios del siglo pasado, aunque su utilización solo se generalizó en las últimas décadas. Los DIUs modernos se han usado ampliamente desde los años sesenta y se han rediseñado para mejorar su seguridad y eficacia. A lo largo de la historia se han elaborado de varias formas y tamaños y se han fabricado de diversos materiales incluidos el plástico y el acero inoxidable (1).
La historia de los DIUs es muy antigua. Se cuenta que el médico Hipócrates, hace unos 2500 años, fue el precursor de este método, ya que descubrió el efecto anticonceptivo que se derivaba de la colocación de un cuerpo extraño en el interior del útero; preferentemente le introducía a sus pacientes una semilla de zanahoria salvaje, auxiliado por un tubo de plomo (2).
Ciertas mujeres de las clases adineradas —ricas al fin y al cabo— utilizaban unos “pesarios”, así se les denominaba a esos antiguos dispositivos intrauterinos que consistían en una esfera de oro de 18 mm de diámetro, que se insertaba en la vagina antes del acto sexual. Cleopatra, la famosa y bella egipcia, era fan a este método (3).
No obstante, se dice que fueron los árabes los reales inventores del dispositivo intrauterino. Para evitar la preñez de las camellas, en las largas travesías por el desierto, les introducían semillas de dátiles o les colocaban un aro en el útero. Lo que hacía el aro era producir una infección leve en el útero que impedía la fertilización y la fijación del óvulo (3,4). Aunque esto resulta un poco difícil de creer, debido a que la vagina de las camellas es bastante larga y, además, el cérvix está cerrado, es importante conocer cómo desde muchos años antes de nuestra era se decía que si algo estaba dentro del útero se podía prevenir la gestación(4). Posteriormente, en el siglo XIX, se dice que se utilizaban los pesarios en forma de botón, que se colocaban frente al orificio cervical cubriéndolo por completo. En 1902 se habla de un nuevo pesario que se introducía en la cavidad uterina con fines anticonceptivos. La descripción fue hecha por Hollweg, en Alemania, y el diseño estaba confeccionado para autoinserción, pero las infecciones que ocasionaba hizo que se dejara de usar (2).
En 1909 Richter de Waldenbrg, en Alemania, reportó sus éxitos con un instrumento hecho de catgut, níquel y bronce, en forma de anillo, y que sobresalía a través del orificio cervical (3,4).
Por los años veinte Ernst Graefemberg, ginecólogo alemán, desarrolló un anillo flexible para la inserción intrautrina y en 1930 reporta su experiencia con un anillo hecho, primero de oro y plata, y después de acero. Este anillo tuvo una vida corta porque fue víctima de la política anticonceptiva nazi, Graefemberg fue llevado a la cárcel y finalmente murió en Nueva York en 1955 sin recibir reconocimiento alguno. A partir de este comienzan a desarrollarse nuevos DIUs en forma de anillo y posteriormente se desarrollan nuevos modelos (2).
La Segunda Guerra Mundial hizo que los anillos cayeran en desuso, pero el aumento rápido de la población en la posguerra llevó a que se invitara a Ishihama, de Japón, y a Oppenheimer de Israel, a exponer sus experiencias en el uso continuo de dispositivos, por lo que en 1959 escriben un artículo en American Journal of Obstetrics and Gynecology que estimuló a muchos ginecólogos americanos a desarrollar nuevos diseños (4).
Comienza así la era moderna del DIU y aparecen los primeros de polietileno impregnados en bario (inertes). El primer DIU médicamente aceptado, el Asa de Lippes, no fue ampliamente utilizado sino hasta 1962 (2).
En 1960, Lazer Marguelis desarrolla en el Mt Sinaí Hospital de New York, el primer dispositivo plástico con memoria y en 1962 el doctor Jack Lippes, de Búfalo presenta en la primera conferencia internacional sobre DIU, celebrada en New York, sus experiencias con su dispositivo de memoria que tenía un filamento en su extremo distal para su extracción. Con las tres ideas básicas del Asa de Lippes: plástico, aplicador e hilo tractor, se desarrollan muchos modelos más (4).
En los años setenta se descubre que si se le agrega cobre aumenta la eficacia del DIU, apareciendo así el siete de cobre y la T de cobre 200 sobre la base del diseño en forma de T creado por Tatum y la demostración de los poderes anticonceptivos del cobre hecho por Zipper en Chile (1).
Posteriormente se desarrolla el dispositivo liberador de levonorgestrel, que además de su eficacia anticonceptiva es terapéutico en la dismenorrea y la menorragia. Es introducido en la segunda mitad de la década del setenta (3,4).
En 1985, el doctor Wildemeersch idea el Gynefix, el cual carece de armazón rígida y se fija al fondo uterino. Este dispositivo parece ofrecer la solución a la incompatibilidad entre las estructuras de los DIUs y la de la cavidad uterina, por lo que contribuye a una mejor aceptación del método al disminuir el dolor, el sangrado y las expulsiones (2).
A pesar de sus ventajas, los DIUs continúan teniendo en Latinoamérica un uso relativamente bajo, con excepciones como Cuba, en comparación con otras regiones del mundo como Asia y algunos países de Europa (4).
Referencias bibliográficas
1.Gómez Sánchez PI. Historia de la planificación familiar. En: Planificación familiar: una visión integral. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Medicina, Departamento de Ginecología y Obstetricia; 1998.
2.Peláez Mendoza J. Métodos anticonceptivos. Actualidad y perspectivas para el nuevo milenio. La Habana: Editorial Científico-técnica; 2001.
3.Ruoti AM. Historia de la planificación familiar. En: planificación familiar y salud. Asunción: EFACIM; 1994. p. 25-28.
4.Vargas, JC. Historia de los Dispositivos intrauterinos, Profamilia, 15 (3): 40, 1997.

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo