Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio

NUESTROS PROFESORES ESCRIBEN

Ehrlichiosis humana, una enfermedad emergente

Por el doctor José A. Barnés Domínguez, Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral y Profesor Adjunto de La Escuela Latinoamericanade Ciencias Médicas

Introducción

Las enfermedades infecciosas emergentes consideradas como nuevas enfermedades pueden ser el resultado de cambios en los microorganismos existentes como resultado de su evolución ; enfermedades conocidas pueden extenderse a nuevas áreas geográficas o nuevos grupos poblacionales y esto también sucede con los vectores (1).
Se reportan una serie de factores que contribuyen a la emergencia de las enfermedades infecciosas emergentes como son : los factores sociales y económicos, cambios demográficos y conductuales del hombre, desarrollo tecnológico, industrial y agrícola , cambios ecológicos, comercio y viajes internacionales, deterioro de las medidas sanitarias y deficiencias en los servicios asistenciales, cambios o adaptaciones en los microorganismos (1).

La ehrlichiosis es una enfermedad bacteriana febril aguda de tipo zoonótica causada por un grupo de pequeños microorganismos pleomórficos que viven en los fagosomas de los leucocitos mononucleares o polimorfonucleares del huésped infectado. Es producida por una rickettsia denominada Ehrlichia Chaffeensis debido a que el primer germen de este tipo se aisló en un enfermo de Fort Chaffee, Arkansas en 1986 (2).

Sus manifestaciones varían desde un cuadro tan leve que la persona no acude al médico, hasta una enfermedad grave que puede ser mortal . Los síntomas suelen ser inespecíficos y los más comunes incluyen fiebre, cefalea, anorexia, náuseas, mialgias y vómitos. Clínicamente la enfermedad suele confundirse con la fiebre maculosa de las montañas rocosas, pero difiere de ella porque rara vez incluye una erupción notable . Los datos de laboratorio incluyen leucopenia y trombocitopenia e incremento en las cifras de una o más pruebas de función hepática . En casos hospitalizados, los datos de laboratorio pudieran ser solo ligeramente anormales en el momento del ingreso, para volverse más anormales durante la permanencia en el hospital (2).

El diagnóstico diferencial incluye la fiebre maculosa de las montañas rocosas, enfermedad de Lyme, síndrome de choque tóxico y otros cuadros febriles que afectan a varios órganos. El diagnóstico se basa en los datos clínicos, de laboratorio y en la aparición de anticuerpos contra la Ehrlichia chaffeensis en la prueba de inmunofluorescencia indirecta, por empleo de un antígeno obtenido de un microorganismo aislado en humanos (2).

Se sospecha que las garrapatas, tal vez Amblyomma americanum, son los vectores de la ehrlichiosis monocítica estadounidense; casi todos los pacientes señalan el antecedente de picadura de garrapatas o exposición a zonas boscosas infestadas por ellas, semanas antes de comenzar la enfermedad (2).
El período de incubación es de 7 a 21 días y no existen pruebas de transmisión de una persona a otra (2).

Ehrlichiosis humana. Reporte de casos

Fisbein DB et al realizaron un estudio de ehrlichiosis humana en los Estados Unidos desde 1985 a 1990, reportando 237 casos en 21 estados con una incidencia de 1 por 100 000 por año, que se incrementó con la edad y fue mayor entre los hombres. El 60,8% de los pacientes estuvo hospitalizado
por un síndrome febril agudo acompañado de disminución del conteo de leucocitos y plaquetas e incremento de las pruebas de función hepática. Los pacientes recibieron tratamiento con tetraciclina por 16 días o cloranfenicol durante 12 días. Las infecciones severas o la mortalidad fue más probable en los mayores de 60 años y en los que no habían recibido tratamiento antibiótico (3).

Más de 300 casos han sido reportados en los EU, uno en Portugal y Mali (África ) y 2 en Francia. Arraga-Alvarado C. et al informa que en Venezuela, país tropical, la ehrlichiosis es endémica en perros y caballos, pero el primer caso en humanos fue reportado en una niña de 17 meses de nacida, la cual tenía inicialmente síntomas compatibles con una enfermedad viral y evolutivamente desarrolló un rash, presentó un fallo respiratorio agudo, hepatoesplenomegalia, anormalidades neurológicas, fallo renal y alteraciones hematológicas incluyendo pancitopenia y coagulación intravascular diseminada; diferentes diagnósticos fueron dados antes que fuera concluida como un caso de ehrlichiosis. Se utilizó la inmunofluorescencia indirecta para detectar anticuerpos contra la ehrlichia chaffeensis. La niña recibió tratamiento con tetraciclina hasta alcanzar una buena recuperación (4).

Schutze GE, Jacobs RF publicaron un trabajo sobre Ehrlichiosis monocítica humana en niños y detectaron 12 pacientes con edad media de 7,4 años
(rango de 7 meses a 13,7 años), 10 de estos pacientes eran blancos y 7 varones. Los síntomas durante la infección estaban dados por fiebre
( 100%), rash ( 67 %), mialgias (58 %), vómitos, diarreas y dolor de cabeza (25 %). Se demostró trombocitopenia (92%), elevación de las pruebas de función hepática ( 91 %), linfopenia ( 75 %), hiponatremia (67 %), leucopenia
( 58%) y anemia (42%) en el examen inicial del laboratorio. Cuatro pacientes presentaron un shock y 3 requirieron soporte de la presión sanguínea y ventilación mecánica por un promedio de 10 días ( 8 a 37 días), estos pacientes complicados tuvieron una larga hospitalización y la morbilidad estuvo relacionada con una disminución del nivel cognitivo y otras alteraciones neurológicas (5).

Durante 1994-95 el Departamento de Salud del Estado de Nueva York, recibió el reporte de 241 residentes a los cuales se le realizaron pruebas por sospecha de Ehrlichiosis granulocítica humana ( EGH ); 30 casos fueron confirmados y 34 definidos como probables, la edad media de los pacientes fue de 46 años (rango de 9-90 años), 35 casos (55%) eran hombres y 25 (45%) fueron hospitalizados. La fiebre, malestar general y mialgias constituyeron los síntomas más reportados (6).

Se identificaron 12 casos de Ehrlichiosis granulocítica humana en Escandinavia (10 en Suecia y 2 en Noruega), la presentación clínica varió desde un síndrome febril hasta una condición séptica severa con complicaciones sistémicas y fallo respiratorio agudo. La verificación de laboratorio fue basada en la reacción en cadena de la polimerasa ( PCR) en 10 pacientes y serológicamente en 2 casos (7).

Bibliografía
1. Llop A. Consideraciones sobre el diagnóstico etiológico de graves epidemias. Enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes. Revista de los cirujanos iberolatinoamericanos . SILAC .Volumen 5 No 2 ; Diciembre 1997: 15-20.
2. Benenson. A. S. Manual para el control de las enfermedades transmisibles . Decimosexta Edición . Informe Oficial de la Asociación Estadounidense de Salud Pública. Publicación Científica No 564. Org. Panamericana de la Salud; Págs 96-98 , 1997.
3. Fishbein DB, Dawson JE, Robinson LE. Human ehrlichiosis in the United States , 1985 to 1990. Ann Intern Med 1994 May 1 ; 120 (9) : 736-43.
4. Arraga- Alvarado C, Montero- Ojeda M, Bernardoni A, Anderson BE , Parra O. Human ehrlichiosis : report of the 1st case in Venezuela . Invest Clin 1996 Mar ; 37 (1) : 35-49.
5. Schutze GE , Jacobs RF . Human monocytic ehrlichiosis in children. Pediatrics 1997 Jul ; 100 (1) : E10.
6. Wallace BJ, Brady G, Ackman DM, Wong SJ , Jacquette G , Lloyd EE , Birkhead GS. Human granulocytic ehrlichiosis in New York . Arch Intern Med 1998 Apr 13 ; 158 (7) : 769-73.
7. Bjoersdorff A, Berglund J, Kristiansen BE , Soderstrom C, Eliasson I . Varying clinical picture and course of human granulocytic ehrlichiosis . Twelve Scandinavian cases of the new tick-borne zoonosis are presented . Lakartidningen 1999 Sep 29 ; 26 (39) : 4200-4.

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo