Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio

GAZAPOS

Nutricional, nutritivo

Por Magali González Camacho

En los últimos tiempos se ha puesto de moda, en los artículos dedicados a los problemas de la alimentación, el uso del adjetivo nutricional. Y no son pocas las publicaciones donde seguramente hemos encontrado expresiones como estas:

-- El valor nutricional de estos alimentos…

-- El contenido nutricional del producto…

El adjetivo nutricional no lo hemos visto registrado en ninguno de los diccionarios, tanto médicos como generales, de que disponemos en la actualidad. Se trata, evidentemente, de un neologismo, y por eso, se impone analizar si vale la pena darle entrada en nuestro inventario de léxicos, o si solamente hay que aceptarlo como uno de los tantos “descubrimientos lingüísticos” a que nos tienen acostumbrados los malos traductores.

Los amigos de la novedad enseguida han tomado como bueno el vocablo, y ya aparece habitualmente en las publicaciones especializadas o no. ¿Será acaso que no existe un vocablo en el idioma español para designar el concepto nombrado por el neologismo? En ese caso, habría que aceptarlo, por responder a una necesidad comunicativa. La única objeción es que ello no es verdad.

Hasta ahora, siempre hemos visto utilizar el adjetivo nutritivo, en los casos en que se nos quiere imponer nutricional.

Nutritivo, si consultamos cualquier diccionario del lenguaje común o científico, se aplica a aquello que tiene la propiedad de nutrir, a lo que sirve para nutrirse. Pero este vocablo no es el único existente. En el diccionario encontramos:

Nutricio (latín: nutritius), adjetivo: capaz de nutrir, que procura alimento para otra
Persona.

Nutrimental (latín: nutrimentalis), adjetivo: que sirve de sustento o alimento.

Nutriz (latín: nutrix-nutricis), adjetivo: que nutre; mujer que amamanta a un niño
extraño, nodriza; además, el ya mencionado nutritivo: adjetivo: capaz de nutrir.

Como puede observarse, existe en español riqueza suficiente al respecto; es innecesario, pues, e incorrecto, usar nutricional en el sentido que se le ha dado en los ejemplos mostrados al inicio. Lo correcto es decir y escribir:

El valor nutritivo de estos alimentos…
El contenido nutritivo del producto…, por cuanto se plantea expresar la capacidad para nutrir, para alimentar, que es inherente a lo que se menciona en ambos ejemplos.

Sin embargo, de lo antes expuesto no hay que inferir que forzosamente se debe eliminar el adjetivo nutricional, ya que existen ocasiones en que es preciso usarlo; y esto quizás pueda hacer pensar que dicha afirmación se contradice con los planteamientos iniciales, pero esto no sucede así.

Si somos rigurosos en el lenguaje, se comprende que en algunas frases no cabe utilizar nutritivo, ni ninguno de los sinónimos ya citados. Se trata de aquellos casos en que quien habla o escribe no quiere referirse a la capacidad de un alimento para nutrir, sino a la necesidad de ser nutrido, de recibir nutrimentos. Dicho con otras palabras: es necesario, al hacer determinados estudios acerca de la nutrición, utilizar un adjetivo con la significación de “relativo a la nutrición”, “referente a la nutrición”, “relacionado con la nutrición”, “que pertenece o es inherente a la nutrición”, etc.

Si observamos detenidamente, puede percibirse que entre “nutritivo” y el adjetivo que procuramos, ha de existir una diferencia similar a la que se aprecia entre los vocablos “alimenticio” y “alimentario”, o sea, que sirve de alimento y relativo a la alimentación.
En este caso específico es conveniente el uso de nutricional, el adjetivo criticado al principio de mi análisis. De esta forma dejaría de ser “ruido” para convertirse en un elemento útil en la comunicación. En la práctica ya ha sido utilizado en frases como: “carencias nutricionales”, “necesidades nutricionales” y “estudios nutricionales”, que hemos visto en diversas publicaciones. En consecuencia, sin ir contra el uso, se puede establecer, por una parte:

valor nutritivo
contenido nutritivo; y por otra parte:
carencias nutricionales
necesidades nutricionales
estudios nutricionales, y así sucesivamente, con lo cual distinguiríamos claramente entre “posibilidad de nutrir” y “relación con la nutrición”, que son conceptos bien distintos.

Características nutricionales (de una población dada, por ejemplo) sería, por tanto, la forma más sintética de decir: “características en lo relacionado con la nutrición”.
Al hacer la distinción aquí propuesta, es evidente que se gana en calidad, el lenguaje se hace más exacto, más apropiado para las Ciencias, y se logra mayor concisión y precisión en el estilo, a la vez que se confirma la capacidad de poseer abundantes recursos léxicos.

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo