Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio

UN AÑO MÁS PARA CONTAR

Por Magali González Camacho

Esfuerzo, dedicación y perseverancia, son tres de los principales pilares que han sustentado el trabajo de la revista “16 de abril”, a lo largo de sus 46 años de existencia.

Dirigida por estudiantes, con una temática esencialmente científica y un lenguaje dinámico, el órgano informativo de los estudiantes de Ciencias Médicas de Cuba, se prepara para celebrar, en compañía de sus Asesores, Fundadores y otros invitados especiales, su aniversario 46, sin olvidar la participación de los representantes estudiantiles de las facultades de Medicina del resto de las provincias.

Muchas han sido las dificultades que su colectivo ha tenido que vencer para mantener su impresión mensual, hasta el año 1990, etapa en que la publicación ve reducida su tirada de 10 000 ejemplares a 5 000, con una periodicidad trimestral, debido a las restricciones ocasionadas por el período Especial.

Gracias al tesón de los estudiantes que la dirigían en aquellos difíciles años, a las gestiones de su pequeña plantilla de profesionales, así como al gran apoyo del doctor Julio Tejas Pérez, ministro de Salud Pública en aquella etapa –además de ser uno de sus activos fundadores de la década del 60- la publicación no dejó de ver la luz, cuando otras publicaciones periódicas del país tuvieron que interrumpir su labor editorial.

Nuestra revista, nacida un 16 de abril de 1961, al calor de la metralla enemiga de los días de Playa Girón, surge a propuesta de los estudiantes de Medicina y la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), cuando un buen número de médicos cubanos abandonan su tierra y emigran hacia los Estados Unidos. Estos son los jóvenes que precisamente deciden quedarse y defender a toda costa la formación de las subsiguientes generaciones de médicos estomatólogos y enfermeros.

De manera que, con la proclamación del carácter socialista de la Revolución, en la histórica confluencia de las calles 23 y 12, en el sepelio de las primeras víctimas del enfrentamiento enemigo, cuando nuestro Comandante en Jefe reafirma su decisión de vencer o morir, un grupo de estudiantes de Medicina decide echar a andar una revista, cuyo nombre fue el de la histórica fecha.

Desde sus inicios, y hasta el año 1964, “16 de abril”desarrolló una temática de perfil político, para contrarrestar al enemigo desde dentro, desde las propias aulas universitarias, y luego a partir de ese último año se transforma en revista científica, con una característica muy peculiar que la diferencia del resto de las publicaciones: dirigida y realizada por estudiantes, quienes en sus escasas horas libres, aseguran todo el proceso editorial.

Pero en la medida en que se van incorporando los nuevos Planes de Estudio de la carrera y se introducen renovadores estilos en la enseñanza, a la directiva estudiantil le resulta más difícil cumplir todas las exigencias de una publicación periódica mensual y llevar a cabo sus tareas docentes; por eso, el 5 de mayo del año 1984, en un encuentro sostenido por nuestro Comandante en Jefe, con los Estudiantes de Ciencias Médicas, en el Palacio de las Convenciones, la directora de la revista solicita la aprobación de una pequeña plantilla de profesionales (una periodista, un diseñador y un fotógrafo), no solo para aliviarlos a ellos, sino también para renovar su estructura y elevar la calidad técnica de la publicación.

La solicitud es aprobada por Fidel, quien reconoce y oficializa el carácter nacional de la revista, extendiéndose al resto de las provincias la participación de los estudiantes de las filiales e institutos de Ciencias Médicas de todo el país, en cuanto a publicación de trabajos y participación se refiere. Asimismo se amplía la tirada a 10 000 ejemplares y se introducen otras mejoras en su realización (portada en color y páginas interiores), calidad del papel, etc. Estas transformaciones repercuten positivamente en su calidad, y precisamente, en los días que antecedieron la celebración del aniversario 25 de la publicación, el Comandante en Jefe dirige a su colectivo una carta de felicitación donde destaca los cambios realizados a partir del año 1984.

Mantener y preservar una publicación científica, actualizada en su contenido, con la calidad que reclama la enseñanza de la nueva medicina, que cada vez adquiere más prestigio internacionalmente, no resulta nada fácil, pero para nosotros constituye un orgullo ser una revista dirigida por estudiantes, por esos mismos estudiantes que más tarde se convierten en los profesionales de la Medicina, la Estomatología, la Licenciatura en Enfermería y Tecnología de la Salud, quienes contribuyen a su vez, en la formación de los que les siguen, es decir, de su propio relevo, además de ser integrantes de las heroicas brigadas médicas que brindan sus servicios en otras naciones del mundo.

Esto, independientemente de otras tareas que la Revolución les encomienda en un momento determinado, como por ejemplo, algunos de los colaboradores que han pasado por la revista han llegado a desempeñar cargos como funcionarios de la Dirección Provincial de Salud, otros han sido destacados dirigentes en el Ministerio de Salud Pública y otras instituciones científicas como Biotecnología y Genética y el CENIC.


Sabemos que el camino recorrido ha requerido mucha entrega y labor colectiva, incluso hemos tenido que aceptar lamentables restricciones como no poder realizar la tirada en papel desde el año 2000, debido a dificultades económicas, pero gracias a la nueva tecnología en el campo de la computación y a la red de INFOMED (especializada en temática médica), tenemos la posibilidad de llegar con rapidez e inmediatez a muchos países del mundo, a través de nuestro sitio WEB: www.16deabril.sld.cu

Por eso, al hacer un recuento de lo que ha sido “16 de abril” en la formación de los que integran el abnegado ejército de las batas blancas, podemos decir con orgullo que hemos cumplido y continuaremos esforzándonos en nuestra principal tarea de informar científicamente, dada la función que nos compete por ser el órgano científico estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba.

A la Revolución, y especialmente a Fidel, que siempre ha estado al tanto de nuestros requerimientos e inquietudes, le estaremos eternamente agradecidos; hoy, en este nuevo cumpleaños, reafirmamos nuestra decisión de trabajar con más energía y entusiasmo, para que la revista sea cada día más científica, actualizada y dinámica.

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo