Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio

Actualidades Terapéuticas

Implante Dental. Un paso de avance en la Estomatología

Autora:
Carmen Lourdes Bermudo Cruz. *

* Estudiante de 3er año de Estomatología. Alumna Ayudante de Ortodoncia.

Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana. Facultad de Estomatología “Raúl González Sánchez”

La Estomatología es, sin dudas, una noble profesión que no enfrenta a la muerte --salvo en raras ocasiones-- pero ayuda a vivir, calma sufrimientos físicos y psíquicos. No es espectacular, pero permite sonreír, porque un rostro sin dientes no puede expresar alegría.

Son muchos y conocidos los factores patológicos que obligan a la extracción dentaria y no son pocos los materiales que se han utilizado a través de la historia en la implantología, para poder “recuperar los dientes perdidos”.

La aleación de cromo-cobalto-molibdeno es la que mejor tolera el organismo humano, cuya ausencia de toxicidad ha sido totalmente demostrada (1, 2, 3).

En la actualidad se han venido perfeccionando los materiales y técnicas para que estos implantes cumplan sus funciones y puedan utilizarse como pilares de las prótesis (4, 5).

Los implantes dentales constituyen una alternativa para la dentadura postiza, pues no son más que pequeños aparatos dentales que se insertan en los maxilares superior e inferior y ayudan a restaurar la boca con pocos o ningún diente restaurable. Los implantes dentales están reemplazando poco a poco a los dientes postizos, ya que poseen muchas ventajas sobre las dentaduras postizas tradicionales (6).

Se trata de un dispositivo mecánico que se instala en el hueso para sustituir a una raíz dentaria perdida y de este modo retener y sustentar una prótesis o diente artificial. Los implantes vienen de diferentes formas y tamaños; los que se colocan sobre el hueso se denominan implantes subperiósticos, otros, los que son muy delgados reciben el nombre de implantes de hoya. Hoy día se utilizan solamente aquellos implantes que semejan la raíz de un diente; estos son los llamados implantes de forma de raíz, que se colocan dentro del hueso para actuar cómo soportes de coronas postizas.

El reemplazo de dientes perdidos con implantes dentales, podría considerarse un tratamiento muy dificultoso y laborioso, pero en realidad constituye un procedimiento simple. Por suerte en nuestro sistema de salud, y con la ayuda del estomatólogo, es posible reemplazar las piezas perdidas con relativa facilidad, mediante este método (7, 8, 9).

Ventajas de los implantes dentales sobre la dentadura postiza

Para algunas personas, sobre todo aquellas con dentadura postiza floja o mal ajustada (debido a los rebordes planos), o las que han perdido varios dientes y requieren un soporte para las coronas y puentes, los implantes suelen ser la alternativa más apropiada, en lugar de la dentadura postiza.

Los implantes ayudan a:
• Reducir el movimiento de las dentaduras postizas, los puentes y/o las coronas.
• Facilitar la masticación adecuada.
• Brindar soporte y estabilidad mejorada para las dentaduras postizas removibles o los puentes fijos.
• Acercarse a la "sensación" de dientes naturales mejor que las dentaduras postizas.
• Promover la "autoestima gracias a las ventajas de tener una dentadura postiza" ya que el habla y la apariencia, por lo regular, mejoran (6).

¿Cuándo es preciso realizar un implante?
1. Sustitución de un diente: Cuando se pierda un único diente se puede colocar un implante en ese espacio, y para ello se recubre posteriormente con una corona de porcelana. Este procedimiento ofrece la ventaja de que no hay que tallar los dientes contiguos para preparar un puente, como se hacía antes.
2. Grandes espacios entre los dientes: Cuando son tan grandes los espacios que resulta imposible cubrir los mismos con un puente convencional. Entonces se pueden insertar varios implantes sobre los cuales se apoyará la prótesis fija, combinando o no estos apoyos con los dientes propios.
3. Pacientes parcialmente desdentados, con ausencia de muelas en sectores posteriores. Se pueden usar implantes para colocar un puente fijo apoyando o bien en dos implantes, o en un implante y en un diente natural. Estos métodos están especialmente indicados para aquellas personas que no pueden soportar una dentadura removible, que era la solución habitualmente empleada en estos casos.
4. Pacientes desdentados: En pacientes totalmente desdentados en los que las prótesis removibles convencionales no se sujetan y molestan al masticar, se puede colocar un número variable de implantes para estabilizar, retener y sujetar mejor una prótesis removible, o incluso para sujetar una dentadura total fija (7, 10, 11).

Existen muchas variables que hay que considerar antes de colocar un implante:
• El paciente debe estar saludable.
• Las capacidades de curación del paciente afectado por la enfermedad podrían influir en el éxito de un implante.
• Se debe hacer un diagnóstico adecuado antes de colocar un implante.
• La colocación y la técnica es específica para cada persona.
• Para evitar otras complicaciones, el implante o los implantes deben ser tratados de manera apropiada por el paciente y el dentista.
• Fumar y beber en gran cantidad puede afectar el éxito del implante.

Tipos de implantes dentales
• Un sustituto artificial del hueso: Consiste en la colocación de un sustituto sintético del hueso en la parte superior de este, para ayudar a reconstruir el reborde reducido y ofrecer un soporte sólido para la dentadura postiza. Debido a que está fabricado del mismo tipo del mineral encontrado en el hueso natural, este tipo de implante se une al hueso maxilar existente.
• Implantes endostiales: Se inserta en el maxilar para servir como raíz del diente.
• Implantes subperiostiales: Constituye una opción para personas que ya no pueden usar dentaduras postizas convencionales; no es más que un implante especialmente diseñado, que encaja directamente en el hueso existente.
Los implantes dentales podrían ser insertados por un dentista capacitado en implantología, o por un cirujano oral en un hospital.

PROCEDIMIENTO PARA LA IMPLANTACIÓN

Las restauraciones con implantes se llevan a cabo a partir de varias fases:
1. Estudio y planificación: Es necesario realizar un análisis médico y odontológico de la situación de cada paciente. Se han de evaluar la salud dental, la forma de vida, la calidad ósea del maxilar o de la mandíbula y los hábitos de higiene. Si el diagnóstico aconseja la implantación, se planifica el programa de tratamiento y se realiza la intervención.

2. Colocación quirúrgica de los implantes en el hueso. Es una intervención que generalmente puede realizarse en la consulta bajo anestesia local. Se corta la mucosa de la encía y se labra un lecho en el que hueso para luego

3. Introducir el implante con precisión. La intervención dura entre 30 y 90 minutos, según el número de implantes que se colocan. Una vez colocado, se sutura la encía, quedando el implante completamente cubierto por ella.

4. Cicatrización: Los implantes tienen que integrarse ahora en el organismo. Esta unión al hueso se produce en la denominada fase de osteointegración, que dura de 3 a 6 meses. Durante este tiempo los implantes están bajo la superficie de las encías, uniéndose gradualmente al hueso. Mientras ocurre esta fase los pacientes deben usar prótesis provisionales. Algunas personas sufren molestias menores e inflamación, pero la mayoría no cambia la rutina de su vida cotidiana. El paciente debe someterse a revisiones periódicas hasta que concluya esta fase de cicatrización.

5. Colocación de los pilares para la prótesis: Una vez que los implantes se han unido sólidamente al hueso, se descubren mediante una pequeña incisión en la encía y se colocan encima unas pequeñas piezas que servirán de soporte para los dientes artificiales. Dichas piezas salen del implante a través de la encía, pero luego quedarán invisibles bajo los dientes artificiales definitivos.

Confección de la prótesis
Se realiza el molde para fabricar la prótesis dental que irá sujeta a los implantes. Estos dientes deben ajustarse con seguridad en la boca y resistir el movimiento y la presión diaria creada por la masticación y el habla; por ello, es importante que estén bien diseñados. El tipo de restauración más adecuado para cada paciente es variable (12, 13, 14).

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Pereira FR, Brawuel JD, Roahen JO, Giambarresil. Histological response to titanium endodontic endoosseous implant in dogs. J Endod 1996;22 (4);161-4.
2. Núñez CL, Pharoah. Sistema de colado de titanio. Rev Internac Prótesis Estomatol 2000;3(2):213-9.
3. www.amc.sld.cu-amc-2007-ulln2-2007-2174.pdf.
4. www.healthsystem.viginia.edu-uvahealth-adult_oralhlth_sp-implants.cfm_18k.
5. www.gbsystems.com-implante.htm-9k.
6. www.apo.com.ar-e_implanto.htm-27k.
7. www.infomed.es-calbac-educacionsanitaria-implantes_coste.htm-27k.
8. www.cirag.cu-implantes.htm-32k.
9. www.clinicapardinas.com-esp-es_implnante _coste.htm-27k.
10. www.implanologiaestetica.com-implantes_dentales.htm-30k.
11. www.dentalqb.com--2k.
12. www.clinicadentalausin.com--34k.
13. www.consumer.es-web-es-salud-investigacion_medica-2004-01-12-93896.php-68k.
14. Dra. Soraya E. Almagro Urrutia, Dra. Nicte Bovle Balbín, Dra. Madelaine B. Jiménez Gutiérrez. Dientes estabilizados con implantes endodónticos intraóseos como pilares de prótesis. Rev Cubana Estomal v. 40n.2 Ciudad de La Habana Mayo- Ago. 2003.

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo