Morbimortalidad anestésica en Cirugía de Urgencia

Autores:
Carlos Alberto Luna Pardal.*
Raydel Manuel Rodríguez García. **
Yulienny Cabrera Jiménez***

Tutor:
Dr. José Antonio Pozo Romero. ****

Asesor:
Dra. Mayda Correa Borrel *****

* Estudiante de Medicina de 6to año. Alumno Ayudante de Medicina Interna.
** Residente de primer año de Terapia Intensiva.
*** Residente de primer año de MGI.
**** Especialista de II Grado en Anestesiología y Reanimación. Profesor Asistente. Diplomado en Medicina Intensiva del Adulto.
***** Especialista de Segundo Grado en Anestesiología y Reanimación. Diplomada en Bioética. Profesora Auxiliar.

Instituto Superior de Ciencias Médicas
“Carlos J. Finlay”
Camagüey
Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech, curso 2006

RESUMEN
Se realizó un estudio observacional descriptivo en el Servicio de Anestesiología del Hospital Universitario “Manuel Ascunce Domenech” de Camagüey, desde el 1ro de marzo del 2005 al 1ro de marzo del 2006, con el objetivo de describir la morbimortalidad anestésica en Cirugía de Urgencia en nuestro medio. El 31.47% estuvo en el grupo etáreo de 32-46 y el sexo masculino representó el 53.88% de los casos. En el 56.03% de los pacientes hubo complicación y de ellos el 14.22% correspondió al grupo de 62-76 años. El estado físico III reportó 93 casos de los que 64 se complicaron. El 76.72% utilizó anestesia GET. El 51.29% se premedicó antes de la intervención y 125 casos resultaron vivos representando un 96.1%. Se concluyó que el grupo etáreo más afectado fue el de 32-46, hubo alta frecuencia de complicaciones en el grupo etáreo de 62-76 y en el estado físico III; elevada frecuencia de complicaciones en la vía anestésica GET y más complicaciones en pacientes no premedicados y al egreso. A pesar de la alta incidencia de complicaciones solo 7 pacientes fallecieron.

Palabras Claves: Morbimortalidad anestésica, cirugía de urgencia.

INTRODUCCIÓN
Anestesia es la ausencia de sensibilidad al dolor, y la misma puede ser inducida por fármacos o combinaciones de ellos, administrados por diferentes vías y dosis, en dependencia de para qué y dónde se necesita bloquear la sensación de dolor (1). Etimológicamente, anestesia significa: a, partícula negativa, y estesia, sensibilidad. Por tanto, es la ausencia de percepción dolorosa, y he ahí su principal indicación y ventaja (2).
La anestesia, junto a la asepsia y los antibióticos, es considerada uno de los grandes descubrimientos en la historia de la medicina y ha tenido un desarrollo espectacular en los últimos años. Desde la antigüedad se han utilizado métodos para inducir pérdidas de conciencia y poder así realizar tratamientos quirúrgicos u otros procedimientos dolorosos. Desde esos tiempos hasta ahora, la anestesiología se ha convertido en una especialidad médica (1,2).
Unos 3 000 años antes de nuestra era los asirios conocían un método eficaz (es un decir) para causar anestesia: comprimiendo la carótida a nivel del cuello. Dioscórides, un médico griego llamado también Pedanio, en el año 50 de nuestra era empleó el término anestesia (en su significado moderno) al describir los efectos de la mandrágora, que se administraba (una parte de la raíz de esa planta) a los pacientes que iban a someterse a una intervención quirúrgica.
Pero no fue hasta muchos siglos después, a mediados del XIX y sorteando no pocos avatares, cuando se dieron los pasos decisivos para salvar a la cirugía de entonces de uno de sus grandes escollos: el dolor. Fue por ello que alrededor de 1846 se comienza a utilizar en Europa y U.S.A la anestesia con éter. (3)
La práctica de la anestesia se limitaba a administrar éter usando una mascarilla y controlar los signos vitales con un estetoscopio y un manómetro de presión, evaluando el estado de conciencia a través del tamaño de las pupilas.(4)
Con el tiempo la anestesia ha tenido un avance espectacular desarrollando medicamentos cada vez más seguros, con menos efectos adversos y modernas tecnologías que permiten mantener un control absoluto de las funciones vitales, permitiendo que las cirugías o procedimientos habitualmente dolorosos, puedan ser realizados con la máxima seguridad.(1,2)
Muchas personas por razón de la enfermedad que padecen o por circunstancias que puedan derivar de situaciones de emergencia, se ven en la necesidad de acudir al servicio de urgencias de un centro sanitario. (5)
Cabría entonces preguntarse si todos los pacientes que acuden a nuestros servicios con una urgencia quirúrgica presentan la misma morbimortalidad. Teniendo en cuenta la importancia de manejo de la urgencia quirúrgica y motivados en el estudio del tema fue por lo que decidimos la realización de esta investigación.
OBJETIVOS

Objetivo General
Describir la morbimortalidad anestésica en cirugía de urgencia en el servicio de Anestesiología del Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech en el período comprendido de marzo del 2005 a marzo del 2006.

Objetivos Específicos
1.Distribuir a los pacientes según grupos etáreos y el sexo.
2.Describir la relación que existe entre grupos etáreos, estado físico, tipo de anestesia, premedicación, sala destino, estado de egreso y las complicaciones transoperatorias.

DISEÑO METODOLOGICO
Se realizó un estudio observacional descriptivo longitudinal retrospectivo en el Servicio de Anestesiología del Hospital Universitario “Manuel Ascunce Domenech” de Camagüey, desde el 1ro de marzo del 2005 al 1ro de marzo del 2006, con el objetivo de describir la morbimortalidad anestésica en cirugía de urgencia en nuestro medio.
El universo del estudio estuvo constitutito por todos los pacientes atendidos en los días de guardias de nuestro equipo en el servicio de Anestesiología de la Institución, provenientes de las diferentes especialidades quirúrgicas del Cuerpo de Guardia.
A cada paciente se le llenó un Formulario (Anexo 1) antes, durante y después del acto quirúrgico; estructurado a criterio de los autores, tutor y asesores conteniendo las siguientes variables: edad, sexo, estado físico, premedicación, tipo de anestesia, presencia o no de complicaciones transoperatorias, tipo de complicaciones transoperatorias, sala de destino y egreso. El mismo constituyó nuestro Registro Primario de Datos.

Operacionalización de las Variables:

Variable

Tipo de variable

Operacionalización

Edad

Cuantitativa

Se distribuyó en relación con el cálculo de Intervalos en :

  1. 16 – 31

  2. 32 – 46

  3. 47 – 61

  4. 62 – 76

  5. 77 - 91

Sexo

Cualitativa

Se dio en:

  1. Femenino.

  2. Masculino.

Estado Físico

Cualitativo

Se clasificó según el ASA en:

  1. I: Paciente sano.

  2. II: Paciente con Enfermedad Sistémica Compensada.

  3. III: Paciente con Enfermedad Sistémica Descompensada.

  4. IV: Paciente con Enfermedad Sistémica que pone en peligro su vida.

  5. V: Paciente que operándose o no tiene un pronóstico de muerte en 24 horas.

  6. VI: Paciente donante de órganos.

Premedicación

Cualitativa

Se dio en:

  1. No

Tipo de anestesia

Cualitativa

Se dio en relación al tipo de anestesia utilizado:

  1. Espinal.

  2. General Endotraqueal.

  3. General Endovenosa.

  4. Local y sedación.

  5. Peridural.

Presencia o no de complicaciones transoperatorias

Cualitativa

Se dio en:

  1. No

Sala Destino

Cualitativa

Se dio en correspondencia con el destino del paciente después del acto quirúrgico:

  1. UCI

  2. Otras


Estado al egreso

Cualitativa

Se dio en:

  1. Vivo.

  2. Fallecido.


El procesamiento estadístico se realizó mediante el Software SPSS para Windows, versión 10.0. en una Microcomputadora tipo Pentium 4. Los resultados se mostraron en forma de cuadros estadísticos.

Resultados:

Cuadro 1. Distribución de los pacientes según edad y sexo. Hospital Universitario “Manuel Ascunce Domenech” Del 1ro de marzo del 2005 al 1ro de marzo del 2006.

Grupos etáreos

Sexo

TOTAL

Masculino

No %

Femenino

No %


No %

16 – 31

18

7.76

17

7.33

35

15.09

32 – 46

45

19.40

28

12.07

73

31.47

47 – 61

17

7.33

16

6.90

33

14.22

62 – 76

22

9.48

22

9.48

44

18.97

77 – 91

23

9.91

24

10.34

47

20.26

TOTAL

125

53.88

107

46.12

232

100.00

Fuente: Formulario.

En el cuadro 1 se pudo observar que el grupo etáreo más afectado fue el de 32-46 con 73 casos representando el 31.47%. El grupo menos afectado fue el de 47-61 con 33 casos representando el 14.22% de los casos. Se pudo apreciar además como fue el sexo masculino el de mayor incidencia viéndose afectado en 125 de los casos para un 53.88%.

Cuadro 2. Distribución de los pacientes según relación entre edad y presencia de complicaciones.

Grupos etáreos

Complicaciones

Sí No

No

%

No

%

16 – 31

19

8.19

17

7.33

32 – 46

27

11.64

45

19.40

47 – 61

19

8.19

14

6.03

62 – 76

33

14.22

11

4.74

77 – 91

32

13.79

15

6.47

TOTAL 130 56.03 102 43.97

Fuente: Formulario.

En el cuadro 2 se constató una alta incidencia de casos complicados representados por 130 casos para un 56.03%. Asimismo pudo observarse que el grupo etáreo más afectado fue el de 62-76 años con 33 casos lo cual representó el 14.22%. Los de menores incidencias resultaron ser los grupos etáreos de 16-31 y 47-61 representando el 8.19% de los casos.

Cuadro 3.Distribución de los pacientes según relación entre examen físico y presencia de complicaciones.

Estado Físico

COMPLICACIONES

Sí No

Total

No %

No % No %

I

-

-

-

-

-

-

II

38

16.38

64

27.59

102

43.97

III

64

27.59

29

12.50

93

40.09

IV

27

11.64

8

3.45

35

15.09

V

1

0.43

1

0.43

2

0.86

Total

130

56.03

102

43.97

232

100.00

Fuente: Formulario.

En el cuadro 3 que muestra la relación entre estado físico y complicaciones se evidenció que el Nivel II de estado físico fue el de más alta incidencia mostrando unas cifras de 102 casos para un 43.97%. Sin embargo al particularizar en la relación estado físico y complicaciones se observó que hubo una mayor incidencia de casos complicados en el Nivel III, mostrándose 130 casos y representando el 56.03% del total. Se evidenció además que en el nivel I no se reportaron casos.

Cuadro 4.Distribución de los pacientes según relación entre tipo de anestesia y presencia de complicaciones.

Tipo de Anestesia

COMPLICACIONES

Sí No

Total

No %

No % No %

General Endotraquial

118

50.86

60

25.86

178

76.72

Espinal

6

2.59

6

12.07

12

5.17

General endovenosa

4

1.72

28

2.59

32

13.79

Local y sedación

1

0.43

5

.16

6

2.59

Peridural

1

0.43

3

1.59

4

1.72

Total

130

56.03

102

43.97

232

100.00

Fuente: Formulario.

En el cuadro 4 se observó que fue la anestesia General Endotraquial (GET) la utilizada en el 76.72 % de los casos reportándose 178 casos y de ellos 118 representando un 50.86% mostraron complicaciones. Asimismo la anestesia menos utilizada fue la peridural con 4 casos representando el 1.72 %. De ellas solo 1 caso resultó complicado lo que mostró un porcentaje de 0.43 %.

Cuadro 5. Distribución de los pacientes según relación entre premedicación o no y presencia de complicaciones.

Premedicación

COMPLICACIONES

Sí No

Total

No %

No % No %

61

49.59

58

53.21

119

51.29

No

62

50.41

51

46.79

113

48.71

TOTAL

123

53.02

109

46.98

232

100.00

Fuente: Formulario.

En el cuadro 5 según la premedicación o no y la presencia de complicaciones pudimos observar que 119 casos se premedicaron reportándose un 51.29%, mientras que 113 casos no se premedicaron representando el 48.71%. Es importante ver como se mostró una mayor incidencia de pacientes complicados no premeditados en 62 de los casos para un 50.41%.

Cuadro 6. Distribución de los pacientes según relación entre el estado al egreso y la presencia o no de complicaciones.
Revista 16 de Abril. Revista estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba

Morbimortalidad anestésica en Cirugía de Urgencia

Autores:
Carlos Alberto Luna Pardal.*
Raydel Manuel Rodríguez García. **
Yulienny Cabrera Jiménez***

Tutor:
Dr. José Antonio Pozo Romero. ****

Asesor:
Dra. Mayda Correa Borrel *****

* Estudiante de Medicina de 6to año. Alumno Ayudante de Medicina Interna.
** Residente de primer año de Terapia Intensiva.
*** Residente de primer año de MGI.
**** Especialista de II Grado en Anestesiología y Reanimación. Profesor Asistente. Diplomado en Medicina Intensiva del Adulto.
***** Especialista de Segundo Grado en Anestesiología y Reanimación. Diplomada en Bioética. Profesora Auxiliar.

Instituto Superior de Ciencias Médicas
“Carlos J. Finlay”
Camagüey
Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech, curso 2006

RESUMEN
Se realizó un estudio observacional descriptivo en el Servicio de Anestesiología del Hospital Universitario “Manuel Ascunce Domenech” de Camagüey, desde el 1ro de marzo del 2005 al 1ro de marzo del 2006, con el objetivo de describir la morbimortalidad anestésica en Cirugía de Urgencia en nuestro medio. El 31.47% estuvo en el grupo etáreo de 32-46 y el sexo masculino representó el 53.88% de los casos. En el 56.03% de los pacientes hubo complicación y de ellos el 14.22% correspondió al grupo de 62-76 años. El estado físico III reportó 93 casos de los que 64 se complicaron. El 76.72% utilizó anestesia GET. El 51.29% se premedicó antes de la intervención y 125 casos resultaron vivos representando un 96.1%. Se concluyó que el grupo etáreo más afectado fue el de 32-46, hubo alta frecuencia de complicaciones en el grupo etáreo de 62-76 y en el estado físico III; elevada frecuencia de complicaciones en la vía anestésica GET y más complicaciones en pacientes no premedicados y al egreso. A pesar de la alta incidencia de complicaciones solo 7 pacientes fallecieron.

Palabras Claves: Morbimortalidad anestésica, cirugía de urgencia.

INTRODUCCIÓN
Anestesia es la ausencia de sensibilidad al dolor, y la misma puede ser inducida por fármacos o combinaciones de ellos, administrados por diferentes vías y dosis, en dependencia de para qué y dónde se necesita bloquear la sensación de dolor (1). Etimológicamente, anestesia significa: a, partícula negativa, y estesia, sensibilidad. Por tanto, es la ausencia de percepción dolorosa, y he ahí su principal indicación y ventaja (2).
La anestesia, junto a la asepsia y los antibióticos, es considerada uno de los grandes descubrimientos en la historia de la medicina y ha tenido un desarrollo espectacular en los últimos años. Desde la antigüedad se han utilizado métodos para inducir pérdidas de conciencia y poder así realizar tratamientos quirúrgicos u otros procedimientos dolorosos. Desde esos tiempos hasta ahora, la anestesiología se ha convertido en una especialidad médica (1,2).
Unos 3 000 años antes de nuestra era los asirios conocían un método eficaz (es un decir) para causar anestesia: comprimiendo la carótida a nivel del cuello. Dioscórides, un médico griego llamado también Pedanio, en el año 50 de nuestra era empleó el término anestesia (en su significado moderno) al describir los efectos de la mandrágora, que se administraba (una parte de la raíz de esa planta) a los pacientes que iban a someterse a una intervención quirúrgica.
Pero no fue hasta muchos siglos después, a mediados del XIX y sorteando no pocos avatares, cuando se dieron los pasos decisivos para salvar a la cirugía de entonces de uno de sus grandes escollos: el dolor. Fue por ello que alrededor de 1846 se comienza a utilizar en Europa y U.S.A la anestesia con éter. (3)
La práctica de la anestesia se limitaba a administrar éter usando una mascarilla y controlar los signos vitales con un estetoscopio y un manómetro de presión, evaluando el estado de conciencia a través del tamaño de las pupilas.(4)
Con el tiempo la anestesia ha tenido un avance espectacular desarrollando medicamentos cada vez más seguros, con menos efectos adversos y modernas tecnologías que permiten mantener un control absoluto de las funciones vitales, permitiendo que las cirugías o procedimientos habitualmente dolorosos, puedan ser realizados con la máxima seguridad.(1,2)
Muchas personas por razón de la enfermedad que padecen o por circunstancias que puedan derivar de situaciones de emergencia, se ven en la necesidad de acudir al servicio de urgencias de un centro sanitario. (5)
Cabría entonces preguntarse si todos los pacientes que acuden a nuestros servicios con una urgencia quirúrgica presentan la misma morbimortalidad. Teniendo en cuenta la importancia de manejo de la urgencia quirúrgica y motivados en el estudio del tema fue por lo que decidimos la realización de esta investigación.
OBJETIVOS

Objetivo General
Describir la morbimortalidad anestésica en cirugía de urgencia en el servicio de Anestesiología del Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech en el período comprendido de marzo del 2005 a marzo del 2006.

Objetivos Específicos
1.Distribuir a los pacientes según grupos etáreos y el sexo.
2.Describir la relación que existe entre grupos etáreos, estado físico, tipo de anestesia, premedicación, sala destino, estado de egreso y las complicaciones transoperatorias.

DISEÑO METODOLOGICO
Se realizó un estudio observacional descriptivo longitudinal retrospectivo en el Servicio de Anestesiología del Hospital Universitario “Manuel Ascunce Domenech” de Camagüey, desde el 1ro de marzo del 2005 al 1ro de marzo del 2006, con el objetivo de describir la morbimortalidad anestésica en cirugía de urgencia en nuestro medio.
El universo del estudio estuvo constitutito por todos los pacientes atendidos en los días de guardias de nuestro equipo en el servicio de Anestesiología de la Institución, provenientes de las diferentes especialidades quirúrgicas del Cuerpo de Guardia.
A cada paciente se le llenó un Formulario (Anexo 1) antes, durante y después del acto quirúrgico; estructurado a criterio de los autores, tutor y asesores conteniendo las siguientes variables: edad, sexo, estado físico, premedicación, tipo de anestesia, presencia o no de complicaciones transoperatorias, tipo de complicaciones transoperatorias, sala de destino y egreso. El mismo constituyó nuestro Registro Primario de Datos.

Operacionalización de las Variables:

Variable

Tipo de variable

Operacionalización

Edad

Cuantitativa

Se distribuyó en relación con el cálculo de Intervalos en :

  1. 16 – 31

  2. 32 – 46

  3. 47 – 61

  4. 62 – 76

  5. 77 - 91

Sexo

Cualitativa

Se dio en:

  1. Femenino.

  2. Masculino.

Estado Físico

Cualitativo

Se clasificó según el ASA en:

  1. I: Paciente sano.

  2. II: Paciente con Enfermedad Sistémica Compensada.

  3. III: Paciente con Enfermedad Sistémica Descompensada.

  4. IV: Paciente con Enfermedad Sistémica que pone en peligro su vida.

  5. V: Paciente que operándose o no tiene un pronóstico de muerte en 24 horas.

  6. VI: Paciente donante de órganos.

Premedicación

Cualitativa

Se dio en:

  1. No

Tipo de anestesia

Cualitativa

Se dio en relación al tipo de anestesia utilizado:

  1. Espinal.

  2. General Endotraqueal.

  3. General Endovenosa.

  4. Local y sedación.

  5. Peridural.

Presencia o no de complicaciones transoperatorias

Cualitativa

Se dio en:

  1. No

Sala Destino

Cualitativa

Se dio en correspondencia con el destino del paciente después del acto quirúrgico:

  1. UCI

  2. Otras


Estado al egreso

Cualitativa

Se dio en:

  1. Vivo.

  2. Fallecido.


El procesamiento estadístico se realizó mediante el Software SPSS para Windows, versión 10.0. en una Microcomputadora tipo Pentium 4. Los resultados se mostraron en forma de cuadros estadísticos.

Resultados:

Cuadro 1. Distribución de los pacientes según edad y sexo. Hospital Universitario “Manuel Ascunce Domenech” Del 1ro de marzo del 2005 al 1ro de marzo del 2006.

Grupos etáreos

Sexo

TOTAL

Masculino

No %

Femenino

No %


No %

16 – 31

18

7.76

17

7.33

35

15.09

32 – 46

45

19.40

28

12.07

73

31.47

47 – 61

17

7.33

16

6.90

33

14.22

62 – 76

22

9.48

22

9.48

44

18.97

77 – 91

23

9.91

24

10.34

47

20.26

TOTAL

125

53.88

107

46.12

232

100.00

Fuente: Formulario.

En el cuadro 1 se pudo observar que el grupo etáreo más afectado fue el de 32-46 con 73 casos representando el 31.47%. El grupo menos afectado fue el de 47-61 con 33 casos representando el 14.22% de los casos. Se pudo apreciar además como fue el sexo masculino el de mayor incidencia viéndose afectado en 125 de los casos para un 53.88%.

Cuadro 2. Distribución de los pacientes según relación entre edad y presencia de complicaciones.

Grupos etáreos

Complicaciones

Sí No

No

%

No

%

16 – 31

19

8.19

17

7.33

32 – 46

27

11.64

45

19.40

47 – 61

19

8.19

14

6.03

62 – 76

33

14.22

11

4.74

77 – 91

32

13.79

15

6.47

TOTAL 130 56.03 102 43.97

Fuente: Formulario.

En el cuadro 2 se constató una alta incidencia de casos complicados representados por 130 casos para un 56.03%. Asimismo pudo observarse que el grupo etáreo más afectado fue el de 62-76 años con 33 casos lo cual representó el 14.22%. Los de menores incidencias resultaron ser los grupos etáreos de 16-31 y 47-61 representando el 8.19% de los casos.

Cuadro 3.Distribución de los pacientes según relación entre examen físico y presencia de complicaciones.

Estado Físico

COMPLICACIONES

Sí No

Total

No %

No % No %

I

-

-

-

-

-

-

II

38

16.38

64

27.59

102

43.97

III

64

27.59

29

12.50

93

40.09

IV

27

11.64

8

3.45

35

15.09

V

1

0.43

1

0.43

2

0.86

Total

130

56.03

102

43.97

232

100.00

Fuente: Formulario.

En el cuadro 3 que muestra la relación entre estado físico y complicaciones se evidenció que el Nivel II de estado físico fue el de más alta incidencia mostrando unas cifras de 102 casos para un 43.97%. Sin embargo al particularizar en la relación estado físico y complicaciones se observó que hubo una mayor incidencia de casos complicados en el Nivel III, mostrándose 130 casos y representando el 56.03% del total. Se evidenció además que en el nivel I no se reportaron casos.

Cuadro 4.Distribución de los pacientes según relación entre tipo de anestesia y presencia de complicaciones.

Tipo de Anestesia

COMPLICACIONES

Sí No

Total

No %

No % No %

General Endotraquial

118

50.86

60

25.86

178

76.72

Espinal

6

2.59

6

12.07

12

5.17

General endovenosa

4

1.72

28

2.59

32

13.79

Local y sedación

1

0.43

5

.16

6

2.59

Peridural

1

0.43

3

1.59

4

1.72

Total

130

56.03

102

43.97

232

100.00

Fuente: Formulario.

En el cuadro 4 se observó que fue la anestesia General Endotraquial (GET) la utilizada en el 76.72 % de los casos reportándose 178 casos y de ellos 118 representando un 50.86% mostraron complicaciones. Asimismo la anestesia menos utilizada fue la peridural con 4 casos representando el 1.72 %. De ellas solo 1 caso resultó complicado lo que mostró un porcentaje de 0.43 %.

Cuadro 5. Distribución de los pacientes según relación entre premedicación o no y presencia de complicaciones.

Premedicación

COMPLICACIONES

Sí No

Total

No %

No % No %

61

49.59

58

53.21

119

51.29

No

62

50.41

51

46.79

113

48.71

TOTAL

123

53.02

109

46.98

232

100.00

Fuente: Formulario.

En el cuadro 5 según la premedicación o no y la presencia de complicaciones pudimos observar que 119 casos se premedicaron reportándose un 51.29%, mientras que 113 casos no se premedicaron representando el 48.71%. Es importante ver como se mostró una mayor incidencia de pacientes complicados no premeditados en 62 de los casos para un 50.41%.

Cuadro 6. Distribución de los pacientes según relación entre el estado al egreso y la presencia o no de complicaciones.

Estado al egreso

COMPLICACIONES

Sí No

Total

No %

No % No %

Vivos

125

56.5

100

43.9

225

96.1

Muertos

4

57.1

3

42.9

7

3.9

TOTAL

129

55.6

103

43.5

232

100.0

Fuente: Formulario.

En esta relación del cuadro 6 se pudo ver que 225 casos para un 96.1% resultaron vivos después del acto quirúrgico. De ellos 125 presentaron complicaciones lo cual representó el 56.5%. Se observó además que de los 7 casos muertos (el 3.9%), 4 presentaron complicaciones para un 57.1%.


DISCUSION

En el cuadro 1 donde se ofrece la distribución de pacientes según edad y sexo pudimos comparar con otras literaturas (7,8,9) donde se reflejan datos similares en los que existe una prevalencia del sexo masculino e relación al femenino en pacientes intervenidos quirúrgicamente por situaciones de urgencia. Además se plantea que a partir de los 35 años comienzan a reportarse tasas elevadas de casos con diagnósticos que necesitan de cirugía de urgencia (8). Otros autores plantean que en la medida que avanza la edad también avanza la probabilidad de necesidad de cirugía de urgencia, teniendo en cuenta el diagnóstico tardío de algunas patologías que unido a la edad avanzada contribuyen a la morbimortalidad (9). Los resultados de nuestro estudio pudieran ser explicados porque de 32 a 46 años es donde se reportan mayores intervenciones quirúrgicas no siendo así en el de menor incidencia por lo contrario de lo antes expuesto. El resultado en el predominio del sexo masculino pudiera basarse en la superioridad de este sexo con respecto al femenino a escala mundial y de igual forma en nuestra provincia. Además en el servicio de Cirugía de nuestro hospital se intervienen quirúrgicamente mayor cantidad de hombres en relación a mujeres.
En el cuadro 2 los resultados obtenidos con respecto a la incidencia de complicaciones según la edad concuerdan con otras publicaciones donde se observa que a medida que se incrementa la edad hay mayor probabilidad de intervenciones urgentes y que en el adulto mayor la cirugía de urgencia causa un elevado índice de complicaciones (10). Estos resultados pudieran estar fundamentados porque es en esta etapa de la vida donde los órganos están más debilitados, la respuesta a medicamentos es menor, a esta edad hay mayor número de enfermedades asociadas y se evidencian incapacidades para responder a algunos procederes.
En el cuadro 3 según la American Society of Anesthesiologists (ASA) el paciente quirúrgico puede clasificarse en estado físico I,II,III,IV,V. Teniendo en cuenta este apunte y según la literatura revisada pudimos observar que varias bibliografías plantean que aunque es de esperar que la morbilidad operatoria aumente con la duración de la intervención quirúrgica, esta correlación no ha sido corroborada del todo y que los complicados análisis de factores específicos tampoco han demostrado su utilidad para la determinación de la morbilidad en general (11). En cambio, la apreciación clínica del estado físico general del paciente aparece como el determinante estadístico más simple y más contable del riesgo operatorio de un paciente en la cirugía de urgencia (12). La prevalencia de complicaciones en el estado físico III pudieran estar asociadas a las características propias del estado físico III en el que el paciente tiene una enfermedad sistémica grave y resulta más vulnerable al tratamiento y a la respuesta que debe tener ante el acto quirúrgico.
(Cuadro 4) El tipo de anestesia que se le administrará al paciente durante el acto anestésico-quirúrgico dependerá de muchos factores, entre los que se encuentra la edad, el tipo de cirugía que se aplicará, el estado físico del paciente entre otros. El anestesiólogo decidirá de acuerdo con su preferencia cuál es el más conveniente según su caso y su estado clínico (13,14). Es difícil determinar los factores anestésicos y no anestésicos que contribuyen a la morbimortalidad. Estudios recientes estiman la mortalidad asociada a anestesia en 1 x 100 000 anestesias y la morbilidad de 0,45%. El intraoperatorio es el período más importante en el cual el anestesiólogo está involucrado directamente en la conducción del proceso terapéutico y la ficha de anestesia es el registro permanente y confiable del mismo (11,14). En otros estudios realizados se pudo observar que en pacientes intervenidos con cirugía general endotraquial se evidenciaron mayores complicaciones, lo cual concuerda con nuestro estudio. Además se plantea que este tipo de anestesia se recomienda en la cirugía de urgencia y en casos donde el estado físico del paciente es desfavorable en el momento del acto quirúrgico. (15)
En el cuadro 5 la premedicación en cirugía tiene como objetivos: disminuir o evitar el estrés psicológico, facilitar la inducción anestésica, disminuir las secreciones de la vía aérea, bloquear la respuesta autonómica, reducir el volumen y acidez del contenido gástrico, disminuir las necesidades anestésicas, evitar el vómito y producir analgesia (16). Si tenemos en cuenta los resultados de nuestro estudio se observa que más del 50% de los casos fueron premeditados, lo cual va en acuerdo en autores como Miren M. Madariaga cuando plantea que siempre se debe tratar de cumplir con los objetivos de la premedicación (1). Las complicaciones reportadas fueron mayores en los pacientes no premedicados lo cual coincide con la literatura revisada donde se plantea que la no premedicación puede llevar al traste con complicaciones transoperatorias. (15,16,17)

En el cuadro 6 según los datos reflejados en nuestro estudio teniendo en cuenta la distribución de casos a partir de las complicaciones postoperatorias pudimos observar alta incidencia de complicaciones, lo cual coincide con otros estudios realizados en el que se plantea la presencia de complicaciones postoperatorias en cirugía de urgencia (16,17,18). En este sentido tiene un alto valor la movilización (deambulación) del paciente pues mientras más rápidamente ocurra menor riesgo de presentar complicaciones. La movilización temprana ha sido vinculada con la disminución de complicaciones postoperatorias (19). La presencia de complicaciones en ocasiones compromete la vida del paciente. Datos reflejados en la literatura consultada reflejaron que factores predisponentes como la edad, estado físico, tipo de anestesia, entre otros, son decisivos en los resultados postoperatorios, viéndose una alta incidencia de muertes en pacientes añosos, con estado físico III,IV y V (11-14,20). A pesar de haber tenido en nuestro estudio una alta incidencia de casos en el estado físico III y haber tenido más de 50 pacientes rebasando los 61 años de edad solo se registraron 7 casos muertos lo cual pudiera estar en correspondencia del alto rigor científico con el que cuenta el personal del servicio de nuestro centro hospitalario.


CONCLUSIONES

Se concluyó que el sexo masculino tuvo mayor incidencia que el femenino y que el grupo etáreo de mayor incidencia fue el de 32-46 años. El grupo etáreo que más incidió correspondió al de 62-76. El estado físico de mayor incidencia fue el II y el que presentó mayor número de complicaciones fue el III. El tipo de anestesia más utilizada fue la General Endotraquial y al mismo tiempo la de más alta incidencia en la aparición de complicaciones. Hubo una ligera diferencia entre pacientes premedicados y no premedicados reportándose mayor cifra de los primeros. A pesar de esto se reflejaron mayor número de complicaciones en los pacientes no premedicados. Por último pudimos observar que existió una baja cifra de pacientes fallecidos.


REFERENCIA BIBLIOGRAFICAS

1.Medriaga, Miren M. Intervención Quirúrgica en Cirugía de Urgencia. Rev Cubana Angiol y Cir Vasc 2000;1(1):27-31.
2.Saklad M: Grading of patients for surgical procedures. Anesthesia 2:281, 1941.
3.Martin C., Vernet B., Gouin F. Anestesia y reanimación en cirugía abdominal urgente del adulto.2001;1(3):34-36
4.Hwang G. Anestesia en la cirugía abdominal. Procedimientos en anestesia. Massachusetts General Hospìtal. Editorial Marban. 1999.
5.Tjan J. Intestinal Obstruction. Anesthesiology. Yao. Editorial Lippincott-Raven. 1998.
6. Girish P. Joshi. Complicaciones de la Laparoscopia. Clínicas Anestesiologicas de Norteamérica. 2001. Vol 1:81-96
7.González R, González JA. Cirugía general en el anciano. Consideraciones básicas. Rev Chil Cir 2001; 53: 7-19.
8.Nishida K, Okinaga K, Miyazawa Y, Suzuki K, Tanaka M, Hatano M et al. Emergency abdominal surgery in patients aged 80 years and older. Surg Today 2000; 30: 22-7.
9.Van Geloven AA, Biesheuvel TH, Luitse JS, Hoitsma HF, Obertop H. Hospital admissions of patients aged over 80 with acute abdominal complaints. Eur J Surg 2000; 166: 866-71.
10.Dang C, Aguilera P, Dang A, Salem L. Acute abdominal pain. Four classifications an guide assessment and management. Geriatrics 2002; 57: 30-2, 35-6, 41-2.
11.Keats AS: The ASA Clasification of physical status -a recapitulation. Anesthesiology 49:233, 1978.
12.Martin Serrano F. Disfunción multiorgánica. Guía Práctica de Cuidados Intensivos. Hospital 12 de Octubre. Glaxowellcome. Madrid. 1998.
13.Byrne MF, Suhocki P, Mitchell RM, Pappas TN, Stiffler HL, Jowellps et al. Percutaneous cholecystostomy in patients with acute cholecystitis: Experience of 45 patients at a US referral center. J Am Coll Surg 2003; 197: 206-11.
14.Alvarez R, Bustos A, Torres O, Cancino A. Apendicitis aguda en mayores de 70 años. Rev Chil Cir 2002; 54: 345-9.
15.Llorens Herrerías,J. Inducción anestésica de secuencia rápida. Rev. Esp. Anestesiol. Reanim. Vol 50, Núm 2, 2003.
16.González Machado, Juan L., Premedicación y Profilaxis en Anestesiología. Roche 1996.
17.Simposium Tratamiento de la sepsis grave: Aspectos novedosos. Sevilla, 1 de octubre 2004.Laboratorios Lilly.
18.Catherine O´Malley y Anthony J. Cunningham. Cambios Fisiológicos durante la laparoscópica. Clínicas Anestesiologicas de Norteamérica . 2001. Vol 1:1-18
19.Ian Smith. Anestesia para laparoscópica con énfasis en el procedimiento en pacientes externos. Clínicas Anestesiologicas de Norteamérica. 2001. Vol 1:19-37
20.Arenal JJ, Bengoechea-Beeby M. Mortality associated with emergency abdominal surgery in the elderly. Can J Surg 2003; 46: 111-6.

ANEXOS

ANEXO 1:
Formulario
Título de la Investigación..............................................................................................
Nombre y apellidos:..................................................................
Edad
16 – 31
32 – 46
47 – 61
62 – 76
77 - 91
Sexo: Masculino:………………………….. Femenino:…………………….
Estado Físico: I……… II……. III…….. IV………. V………..
Premedicación: Sí…………. No…………….
Tipo de Anestesia: Espinal……………. GET……….. GEV……….
Local y sedación……. Peridural………..
Complicaciones: Sí……………. No………………
Estado de egreso Vivo…………… Muerto………………..

Fecha 
Firma del participante

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo