TERATOMA MADURO DEL OVARIO EN EL ADULTO: FRECUENCIA Y CARACTERÍSTICAS GENERALES. ESTUDIO DE 10 AÑOS.

AUTORES:
MAIRENE ACUÑA De ZAYAS*
AILEEN GOMEZ HERNANDEZ*
ORESTES LUÍS MEDEROS TRUJILLO*

TUTOR:
DR. CARLOS ALBERTO ROMERO DIAZ**

ASESOR:
DR. ORESTES N. MEDEROS CURBELO***

* Estudiantes de 4to año de medicina. Alumno Ayudante de Cirugía
** Especialista de 2do Grado en Cirugía. Profesor Auxiliar
*** Especialista de 2do Grado en Cirugía. Doctor en Ciencias Médicas. Profesor Titular

INSTITUTO SUPERIOR DE CIENCIAS MÉDICAS DE LA HABANA
FACULTAD MANUEL FAJARDO
DEPARTAMENTO DE CIRUGIA

RESUMEN

Objetivos: Determinar la frecuencia de teratomas de ovario y el comportamiento de algunos indicadores de esta enfermedad. Material de estudio y método: Se realizó un estudio observacional descriptivo longitudinal retrospectivo tipo serie de casos de 50 pacientes atendidos e intervenidos quirúrgicamente en el hospital durante el periodo de 1996 al 2006 con el diagnóstico de egreso de teratoma del ovario, constituyendo la muestra del trabajo. Resultados: La cirugía ginecológica significó el 32% de todas las intervenciones mayores realizadas en el hospital, incluyendo la vía abdominal y vaginal, de éstas en 320 pacientes se diagnosticaron tumores dependientes del ovario, los teratomas representaron el 15.6% de los tumores de ovario. El promedio de edades fue de 35 años. En el 64% existían antecedentes ginecológicos personales destacando el embarazo y la IPA. El dolor abdominal seguido por la presencia de tumor abdominal y el hallazgo operatorio o ecográfico fueron el elemento más importante para el diagnóstico. La localización más frecuente fue en el ovario derecho seguido por el izquierdo y bilateral. Las intervenciones quirúrgicas realizadas fueron la oofarectomia y la histerectomía. Conclusiones: El teratoma maduro del ovario en el adulto no es una afección infrecuente siendo importante sospecharla ante todo dolor y tumor pelviano hecho evidente por la frecuencia de estos tumores, representando en nuestro centro el 15.6% de todos los tumores de ovario en rangos variados de edades.
Palabras claves: Tumor, Teratoma, Oofarectomía (Ovariectomia), Histerectomía

INTRODUCCIÓN

El teratoma de ovario es un tipo de tumor de células germinales derivando la palabra teratoma del griego terato que significa tumor y onkoma hinchazón, significando al final: tumor monstruoso. Los tejidos de un teratoma, aunque normales, suelen ser muy diferentes de los tejidos que los circundan, y pueden ser muy inapropiados, hasta grotescos. Ha sido informado en su contenido: Pelo, dientes, huesos, y muy raramente, órganos mas complejos como: ojos, torso y manos siendo raro encontrar en los teratomas órganos, pero es común encontrar tejidos que normalmente crecen en órganos como: el cerebro y el hígado esto se debe a que en el contenido del teratoma hay células de las tres capas germinales; ectodermo, mesodermo y endodermo. (1-8).
Existen dos tipos principales de teratoma de ovario: maduro e inmaduro (1, 2). El Teratoma Maduro es un tumor benigno, constituye el tipo de tumor más frecuente de células germinales del ovario y es generalmente diagnosticado en mujeres en edad fértil (de los 15 – 49 años). Con la extirpación se logra la curabilidad. El Teratoma Inmaduro es un tumor maligno, y se diagnostica generalmente en niñas y mujeres jóvenes, menores de 18 años. Este cáncer es raro, son llamados “inmaduros” porque las células cancerosas se ven como células de un feto o embrión. La mayoría de los teratomas de ovario inmaduros son curados.
Se piensa que los teratomas están presentes desde el nacimiento o incluso antes de este, por lo que se podrían considerar tumores congénitos (1, 3, 6, 7), de todas formas, muchos teratomas no son diagnosticados hasta edades tardías de la niñez o tempranas de la adultez. Los tumores de gran tamaño son diagnosticados más tempranamente. En raras circunstancias, el tumor por su volumen produce sufrimiento fetal siendo más frecuente en teratomas sacrococcígeos o cervicales, que pueden ser diagnosticados por ultrasonido en la etapa prenatal. En algunos casos con sufrimiento fetal elevado, causando fallos cardiacos la cirugía fetal esta indicada. Luego del nacimiento, los síntomas de un teratoma dependen de la localización y del órgano de origen (1, 2)

El tratamiento en la forma benigna es la ovariectomia, procedimiento que comenzó a finales del siglo XIX al comenzarse a dar solución a los problemas del dolor, la anestesia y la hemorragia. Antes introducirse la antisepsia no era factible la laparotomía, aunque existen casos curiosos en la historia de la cirugía, uno de ellos en relación a la ovariectomia, como el caso de la paciente Jane Todd Crawford con un tumor gigante de ovario que fue operada con éxito por el doctor McDowell de Kentucky en 1809.
En Cuba la primera exéresis de un ovario fue realizada 1878 por Francisco Cabrera Saavedra (1850-1925), quien efectuó dos ovariotomías con éxito. El propósito de nuestra investigación es debido a la importancia del tema y su frecuencia de aparición como diagnóstico en los tumores de ovario sometidos a cirugía ginecológica en el periodo de estudio en nuestro Hospital.


OBJETIVOS

Determinar la frecuencia de presentación teratomas del ovario atendidos en nuestro hospital en un periodo de 10 años y su frecuencia en relación a otros tumores del ovario.
Determinar algunos indicadores de esta enfermedad como son: edades de presentación, antecedentes ginecológicos personales, manifestaciones clínicas principales, localización, tratamiento quirúrgico realizado y complicaciones.

MATERIAL Y METODO

Se realizó un estudio observacional descriptivo longitudinal retrospectivo tipo serie de casos. El Universo de nuestro trabajo fueron los 320 intervenciones quirúrgicas con diagnóstico de tumor de ovario realizadas en el Hospital Clínico Quirúrgico Docente Comandante Manuel Fajardo y la muestra útil para nuestra investigación fueron las 50 pacientes cuyo diagnóstico histológico fue teratoma del ovario.
La fuente de información estuvo constituida por los libros de Anatomía Patológica y las estadísticas del Comité de Intervenciones Quirúrgicas del Hospital Clínico-Quirúrgico Comandante Manuel Fajardo durante el período de 1996 al 2006.

Los criterios de inclusión fueron:
Haber sido atendida y operada en el Hospital.
Tener más de 18 años.
Diagnóstico histológico de teratoma del ovario.
El criterio de exclusión fue la no confirmación del diagnóstico de teratoma.
Posteriormente se localizaron en el archivo del hospital las historias clínicas de los pacientes que cumplían los criterios de inclusión del estudio con el objetivo de obtener información de diferentes variables como son: Edad, Antecedentes Ginecológicos, Localización, Intervención quirúrgica realizada, Complicaciones presentadas y Evolución.

Para salvaguardar los principios éticos durante la investigación los datos obtenidos de las historias clínicas fueron relacionadas con una numeración continua correspondiente al orden en que fueron revisadas cada una de las historias clínicas sin información de datos de identidad personal

Toda la información fue organizada en tablas y gráficos para su análisis estadístico y arribo a conclusiones.

RESULTADOS

TABLA # 1: Distribución de pacientes con tumor de ovario según localización del tumor en el hospital comandante Manuel Fajardo de 1996 al 2006.

TUMORES DEL OVARIO

#

%

Teratoma de ovario

50

15.6

Otros Tumores

270

84.4

Total

320

100.0

Fuente: Historias Clínicas del Hospital

El Teratoma de Ovario fue diagnosticado en 50 pacientes intervenidos durante el período estudiado, para un 15.6% del total de tumores de ovario.


TABLA # 2: DISTRIBUCIÓN DE PACIENTES CON TERATOMA DEL OVARIO SEGÚN GRUPOS DE EDADES.

GRUPO DE EDADES

#

%

18 a 20 años

1

2.00

21 a 30 años

8

16.00

31 a 40 años

20

40.00

41 a 50 años

7

14.00

51 a 60 años

6

12.00

61 a 70 años

5

10.00

71 a 80 años

2

4.00

Más de 81 años

1

2.00

TOTAL

50

100

Fuente: Historias Clínicas del Hospital

En la distribución por edades el 58 % fue en edades inferiores a los 40 años, destacando que una paciente con 83 años siendo la enferma de mayor edad .El promedio de edades fue de 35 años.


TABLA # 3: Distribución de pacientes con teratoma de ovario según antecedentes ginecológicos.

ANTECEDENTES

#

%

Cesáreas

6

12

Partos

21

42

Histerectomías

2

4

Inflamación Pélvica

9

18

Ninguno

12

24

Total

50

100

Fuente: Historias Clínicas

En los antecedentes ginecológicos es significativa la presencia de 8 intervenciones abdominales seis por cesáreas y dos por histerectomías. En el 64% existían antecedentes ginecológicos personales destacando el embarazo: 21 pacientes por partos y seis por cesáreas y la IPA, no encontrándose ningún antecedente ginecológico en el 34%.

TABLA # 4: Distribución de pacientes según elementos fundamentales que condicionaron el diagnostico.

Elementos diagnósticos

NUM #

%

Dolor Abdominal

22

44

Síntomas Dispépticos

06

12

Sepsis Urinaria

05

10

Tumor Abdominal

16

32

Hallazgo Operatorio

14

28

Hallazgo Ultrasonográfico

10

20

Fuente: Historias Clínicas

Nota: Los pacientes pudieron presentar más de un hallazgo diagnóstico.

grafico 1
Fuente: Historias Clínicas


Entre los elementos fundamentales que condicionaron el diagnóstico se destaca el dolor abdominal en el 44% seguido por la presencia de tumor abdominal en el 32% y el hallazgo operatorio o ecográfico con el 28 y 20% respectivamente.


TABLA # 5: Distribución de pacientes según la localización del tumor.

LOCALIZACIÓN

#

%

Ovario Derecho

29

58

Ovario Izquierdo

17

34

Bilateral

04

08

Total

50

100

Fuente: Historias Clínicas del Hospital

La localización más frecuente en el ovario derecho con el 58%, seguido por el izquierdo en el 34% siendo significativa la presencia de cuatro teratomas de ovario bilaterales

TABLA # 6: Distribución de pacientes según intervenciones realizadas y complicaciones.
Revista 16 de Abril. Revista estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba

TERATOMA MADURO DEL OVARIO EN EL ADULTO: FRECUENCIA Y CARACTERÍSTICAS GENERALES. ESTUDIO DE 10 AÑOS.

AUTORES:
MAIRENE ACUÑA De ZAYAS*
AILEEN GOMEZ HERNANDEZ*
ORESTES LUÍS MEDEROS TRUJILLO*

TUTOR:
DR. CARLOS ALBERTO ROMERO DIAZ**

ASESOR:
DR. ORESTES N. MEDEROS CURBELO***

* Estudiantes de 4to año de medicina. Alumno Ayudante de Cirugía
** Especialista de 2do Grado en Cirugía. Profesor Auxiliar
*** Especialista de 2do Grado en Cirugía. Doctor en Ciencias Médicas. Profesor Titular

INSTITUTO SUPERIOR DE CIENCIAS MÉDICAS DE LA HABANA
FACULTAD MANUEL FAJARDO
DEPARTAMENTO DE CIRUGIA

RESUMEN

Objetivos: Determinar la frecuencia de teratomas de ovario y el comportamiento de algunos indicadores de esta enfermedad. Material de estudio y método: Se realizó un estudio observacional descriptivo longitudinal retrospectivo tipo serie de casos de 50 pacientes atendidos e intervenidos quirúrgicamente en el hospital durante el periodo de 1996 al 2006 con el diagnóstico de egreso de teratoma del ovario, constituyendo la muestra del trabajo. Resultados: La cirugía ginecológica significó el 32% de todas las intervenciones mayores realizadas en el hospital, incluyendo la vía abdominal y vaginal, de éstas en 320 pacientes se diagnosticaron tumores dependientes del ovario, los teratomas representaron el 15.6% de los tumores de ovario. El promedio de edades fue de 35 años. En el 64% existían antecedentes ginecológicos personales destacando el embarazo y la IPA. El dolor abdominal seguido por la presencia de tumor abdominal y el hallazgo operatorio o ecográfico fueron el elemento más importante para el diagnóstico. La localización más frecuente fue en el ovario derecho seguido por el izquierdo y bilateral. Las intervenciones quirúrgicas realizadas fueron la oofarectomia y la histerectomía. Conclusiones: El teratoma maduro del ovario en el adulto no es una afección infrecuente siendo importante sospecharla ante todo dolor y tumor pelviano hecho evidente por la frecuencia de estos tumores, representando en nuestro centro el 15.6% de todos los tumores de ovario en rangos variados de edades.
Palabras claves: Tumor, Teratoma, Oofarectomía (Ovariectomia), Histerectomía

INTRODUCCIÓN

El teratoma de ovario es un tipo de tumor de células germinales derivando la palabra teratoma del griego terato que significa tumor y onkoma hinchazón, significando al final: tumor monstruoso. Los tejidos de un teratoma, aunque normales, suelen ser muy diferentes de los tejidos que los circundan, y pueden ser muy inapropiados, hasta grotescos. Ha sido informado en su contenido: Pelo, dientes, huesos, y muy raramente, órganos mas complejos como: ojos, torso y manos siendo raro encontrar en los teratomas órganos, pero es común encontrar tejidos que normalmente crecen en órganos como: el cerebro y el hígado esto se debe a que en el contenido del teratoma hay células de las tres capas germinales; ectodermo, mesodermo y endodermo. (1-8).
Existen dos tipos principales de teratoma de ovario: maduro e inmaduro (1, 2). El Teratoma Maduro es un tumor benigno, constituye el tipo de tumor más frecuente de células germinales del ovario y es generalmente diagnosticado en mujeres en edad fértil (de los 15 – 49 años). Con la extirpación se logra la curabilidad. El Teratoma Inmaduro es un tumor maligno, y se diagnostica generalmente en niñas y mujeres jóvenes, menores de 18 años. Este cáncer es raro, son llamados “inmaduros” porque las células cancerosas se ven como células de un feto o embrión. La mayoría de los teratomas de ovario inmaduros son curados.
Se piensa que los teratomas están presentes desde el nacimiento o incluso antes de este, por lo que se podrían considerar tumores congénitos (1, 3, 6, 7), de todas formas, muchos teratomas no son diagnosticados hasta edades tardías de la niñez o tempranas de la adultez. Los tumores de gran tamaño son diagnosticados más tempranamente. En raras circunstancias, el tumor por su volumen produce sufrimiento fetal siendo más frecuente en teratomas sacrococcígeos o cervicales, que pueden ser diagnosticados por ultrasonido en la etapa prenatal. En algunos casos con sufrimiento fetal elevado, causando fallos cardiacos la cirugía fetal esta indicada. Luego del nacimiento, los síntomas de un teratoma dependen de la localización y del órgano de origen (1, 2)

El tratamiento en la forma benigna es la ovariectomia, procedimiento que comenzó a finales del siglo XIX al comenzarse a dar solución a los problemas del dolor, la anestesia y la hemorragia. Antes introducirse la antisepsia no era factible la laparotomía, aunque existen casos curiosos en la historia de la cirugía, uno de ellos en relación a la ovariectomia, como el caso de la paciente Jane Todd Crawford con un tumor gigante de ovario que fue operada con éxito por el doctor McDowell de Kentucky en 1809.
En Cuba la primera exéresis de un ovario fue realizada 1878 por Francisco Cabrera Saavedra (1850-1925), quien efectuó dos ovariotomías con éxito. El propósito de nuestra investigación es debido a la importancia del tema y su frecuencia de aparición como diagnóstico en los tumores de ovario sometidos a cirugía ginecológica en el periodo de estudio en nuestro Hospital.


OBJETIVOS

Determinar la frecuencia de presentación teratomas del ovario atendidos en nuestro hospital en un periodo de 10 años y su frecuencia en relación a otros tumores del ovario.
Determinar algunos indicadores de esta enfermedad como son: edades de presentación, antecedentes ginecológicos personales, manifestaciones clínicas principales, localización, tratamiento quirúrgico realizado y complicaciones.

MATERIAL Y METODO

Se realizó un estudio observacional descriptivo longitudinal retrospectivo tipo serie de casos. El Universo de nuestro trabajo fueron los 320 intervenciones quirúrgicas con diagnóstico de tumor de ovario realizadas en el Hospital Clínico Quirúrgico Docente Comandante Manuel Fajardo y la muestra útil para nuestra investigación fueron las 50 pacientes cuyo diagnóstico histológico fue teratoma del ovario.
La fuente de información estuvo constituida por los libros de Anatomía Patológica y las estadísticas del Comité de Intervenciones Quirúrgicas del Hospital Clínico-Quirúrgico Comandante Manuel Fajardo durante el período de 1996 al 2006.

Los criterios de inclusión fueron:
Haber sido atendida y operada en el Hospital.
Tener más de 18 años.
Diagnóstico histológico de teratoma del ovario.
El criterio de exclusión fue la no confirmación del diagnóstico de teratoma.
Posteriormente se localizaron en el archivo del hospital las historias clínicas de los pacientes que cumplían los criterios de inclusión del estudio con el objetivo de obtener información de diferentes variables como son: Edad, Antecedentes Ginecológicos, Localización, Intervención quirúrgica realizada, Complicaciones presentadas y Evolución.

Para salvaguardar los principios éticos durante la investigación los datos obtenidos de las historias clínicas fueron relacionadas con una numeración continua correspondiente al orden en que fueron revisadas cada una de las historias clínicas sin información de datos de identidad personal

Toda la información fue organizada en tablas y gráficos para su análisis estadístico y arribo a conclusiones.

RESULTADOS

TABLA # 1: Distribución de pacientes con tumor de ovario según localización del tumor en el hospital comandante Manuel Fajardo de 1996 al 2006.

TUMORES DEL OVARIO

#

%

Teratoma de ovario

50

15.6

Otros Tumores

270

84.4

Total

320

100.0

Fuente: Historias Clínicas del Hospital

El Teratoma de Ovario fue diagnosticado en 50 pacientes intervenidos durante el período estudiado, para un 15.6% del total de tumores de ovario.


TABLA # 2: DISTRIBUCIÓN DE PACIENTES CON TERATOMA DEL OVARIO SEGÚN GRUPOS DE EDADES.

GRUPO DE EDADES

#

%

18 a 20 años

1

2.00

21 a 30 años

8

16.00

31 a 40 años

20

40.00

41 a 50 años

7

14.00

51 a 60 años

6

12.00

61 a 70 años

5

10.00

71 a 80 años

2

4.00

Más de 81 años

1

2.00

TOTAL

50

100

Fuente: Historias Clínicas del Hospital

En la distribución por edades el 58 % fue en edades inferiores a los 40 años, destacando que una paciente con 83 años siendo la enferma de mayor edad .El promedio de edades fue de 35 años.


TABLA # 3: Distribución de pacientes con teratoma de ovario según antecedentes ginecológicos.

ANTECEDENTES

#

%

Cesáreas

6

12

Partos

21

42

Histerectomías

2

4

Inflamación Pélvica

9

18

Ninguno

12

24

Total

50

100

Fuente: Historias Clínicas

En los antecedentes ginecológicos es significativa la presencia de 8 intervenciones abdominales seis por cesáreas y dos por histerectomías. En el 64% existían antecedentes ginecológicos personales destacando el embarazo: 21 pacientes por partos y seis por cesáreas y la IPA, no encontrándose ningún antecedente ginecológico en el 34%.

TABLA # 4: Distribución de pacientes según elementos fundamentales que condicionaron el diagnostico.

Elementos diagnósticos

NUM #

%

Dolor Abdominal

22

44

Síntomas Dispépticos

06

12

Sepsis Urinaria

05

10

Tumor Abdominal

16

32

Hallazgo Operatorio

14

28

Hallazgo Ultrasonográfico

10

20

Fuente: Historias Clínicas

Nota: Los pacientes pudieron presentar más de un hallazgo diagnóstico.

grafico 1
Fuente: Historias Clínicas


Entre los elementos fundamentales que condicionaron el diagnóstico se destaca el dolor abdominal en el 44% seguido por la presencia de tumor abdominal en el 32% y el hallazgo operatorio o ecográfico con el 28 y 20% respectivamente.


TABLA # 5: Distribución de pacientes según la localización del tumor.

LOCALIZACIÓN

#

%

Ovario Derecho

29

58

Ovario Izquierdo

17

34

Bilateral

04

08

Total

50

100

Fuente: Historias Clínicas del Hospital

La localización más frecuente en el ovario derecho con el 58%, seguido por el izquierdo en el 34% siendo significativa la presencia de cuatro teratomas de ovario bilaterales

TABLA # 6: Distribución de pacientes según intervenciones realizadas y complicaciones.

COMPLICACIONES

Oofarectomía Unilateral

Oofarectomía Bilateral

Histerectomía

Abdominal total con aniseptomía

Total


No

%

No

%

No

%

No

%

Seroma de la Herida

2

4

-

-

1

2

3

6

Sepsis de la Herida

-

-

-

-

1

2

1

2

Sepsis Urinaria

3

6

-

-

1

2

4

8

Neumonía

1

2

-

-

-

-

1

2

Ninguna

27

54

3

6

11

22

41

82

TOTAL

33

66

3

6

14

28

50

100

Fuente: Historias Clínicas del Hospital Comandante Manuel Fajardo.

Las intervenciones quirúrgicas realizadas fueron la oofarectomia unilateral y bilateral y la histerectomía abdominal con el 66%, 6% y 28% respectivamente presentándose algún tipo de complicación en el 18% con mayor frecuencia la sepsis urinaria en el 8% seguida por el serosa de la herida en el 6%.


DISCUSIÓN

Los tumores de células germinales son cáncer que comienzan en células de los ovarios en las mujeres y en los testículos en los hombres (1-3). Un teratoma es un tumor con tejido o restos de órganos, que son restos normales derivados de las tres hojas germinales, raramente no son identificables los tejidos de las tres hojas. (2, 4, 6, 8). Los tejidos de un teratoma, aunque normales, suelen ser muy diferentes de los tejidos que los circundan, y pueden ser muy inapropiados, hasta grotescos.
Aunque no encontramos otros trabajos que se refieran a antecedentes ginecológicos es interesante en nuestros casos 10 intervenciones abdominales previas, 6 por cesáreas y dos por histerectomías sin verificar la presencia del tumor de ovario que pudiera estar en contradicción de los criterios mayoritarios de su origen congénito pero creemos que no fueron diagnosticados por no buscarse en las primera intervención y ser muy pequeños en las segundas.
Los síntomas fundamentales de los teratomas de ovario en el adulto son la presencia de un tumor anexial acompañado en numerosas ocasiones de dolor pélvico siendo frecuente que este se deba a torsión del ovario, irritación de sus ligamentos, o incluso por la rotura del ovario debido al crecimiento anormal del teratoma, causando esto irritación del peritoneo, en ocasiones son tumores asintomático constituyendo hallazgos de ecografías pélvicas o laparotomías incluso tumores de gran tamaño. En nuestra serie los hallazgos para el diagnóstico coinciden con los de otros autores, siendo el dolor el elemento más significativo presentándose en 14 enfermos coincidiendo con úteros con grandes miomas que pudieran ser la causa del dolor.
Muchos autores defienden la degeneración maligna del teratoma abogando siempre por la extirpación quirúrgica (3, 7). En todos los enfermos el diagnóstico definitivo de un teratoma se basa en su histología coincidiendo esta afirmación de varios autores con nuestro trabajo.(2,3)
El tratamiento de elección es la completa resección quirúrgica siendo factible la resección completa debido a que se encuentran normalmente bien encapsulados en una “cápsula” no invasiva formada por los tejidos que lo rodean. En los casos que existan tumores bilaterales ambos deben ser extirpados valorándose la posible histerectomía abdominal aunque hay autores que defienden conductas más conservadoras (6, 7, 8).
Los teratomas malignos, o de difícil acceso quirúrgico algunas veces son tratados primero con quimioterapia, o en otros casos de teratomas malignos, la cirugía esta seguida de quimioterapia. Para la prevención del cáncer, no se requiere la resección en bloque.

CONCLUSIONES

Se evidenció que solo una pequeña parte de las operaciones Ginecológicas correspondían a tumores del ovario, representando los teratomas una menor cuantía en comparación con otros tumores del ovario.
Destaca en la investigación que los antecedentes ginecológicos personales como embarazo y la IPA fueron los que predominaron. Las conductas quirúrgicas fueron similares independientemente de la localización ocupando el primer lugar el ovario derecho.
Las intervenciones quirúrgicas realizadas fueron la oofarectomia unilateral y bilateral, y la histerectomía abdominal, siendo esta última la que mayor reporte tuvo, resaltando de entre todos los casos la sepsis urinaria como complicación que mayor número de pacientes evidenció al estudio.

BIBLIOGRAFÍAS

1.Sahraoui W; Hajji S; Essefi A; Haouas N; Hmissa S; Bibi M; Khairi H. Teratomes de l'ovaire. A propos de 91 casos. Tunis med 2006, 84(6):349-52.
2.Fondeur Quiñones, Lilliam Victoria; García Amador, Martha isolina; Santarosa, Miguel Angel; Zaldívar Neal, Antonio; Bustos López, Héctor. Características clínicas y abordaje quirúrgico del teratoma ovárico / Clinical characteristics and surgical approach in ovarian teratoma. Perinatol. Reprod. Hum; 2001,15(4):219-228.
3.Yoshikata R; Yamamoto T; Kobayashi M; Ota Immunohistochemical characteristics of mature ovarian cystic teratomas in patients with postoperative recurrence. Int J Gynecol Pathol; 2006, 25(1):95-100.
4.Tejedor Sanz MJ; Martínez Rodríguez L; Alpera Lacruz R; Benlloch Sánchez C. Giant ovarian teratoma: an incidental finding. An Pediatr (Barc); 2003, 59(2):191-3.
5.Marucci G; Collina G. Teratoma cistico maturo ovarico con un piccolo ganglioneuroma. Pathologica; 2006, 98(1):41-3.
6.Zagamé L; Pautier P; Duvillard P; Castaigne D; Patte C; Lhommé C. Growing teratoma syndrome after ovarian germ cell tumors. Obstet Gynecol; 2006, 108(3 Pt 1):509-14.
7.Aïda AK; Sana BS; Essia S; Carole GB; Ahlem LB; Amel T; Sabah MR. Degenerescence maligne des teratomes matures benins de l'ovaire: a propos d'un nouveau cases. Tunis Med; 2005, 83(11):710-3.
8.Yamauchi H; Takahashi A; Hirakata T; Onigata K; Kanazawa T; Ogawa C; Kuroiwa M; Morikawa A; Kuwano H. Bilateral ovarian teratomas successfully treated by ovary-conserving technique. Pediatr Int; 2006, 48(2):181-4

ANEXOS

teratoma
Figura 1. Imagen un teratoma ovárico antes de la disección en el acto quirúrgico.
Fuente: Servicio de cirugía del Hospital Comandante Manuel Fajardo.

 

teratoma

Figura 2. Contenido del caso anterior con pelos, dientes y tejido adiposo
Fuente: Servicio de cirugía del Hospital Comandante Manuel Fajardo.

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo