Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio

HISTORIA DE LA CIRUGĺA BUCO-MAXILO-FACIAL EN CUBA

Autores:
Yaneysi Mayet Bonne *
Claudia Castillo León *
José Alberto Ferrer Cobas *

* Estudiantes de 1er año de Estomatología.

Tutora:
Msc. Dra. Daisy Zulueta Torres.

INSTITUTO SUPERIOR DE CIENCIAS MÉDICAS DE LA HABANA
FACULTAD DE ESTOMATOLOGÍA
“RAÚL GONZÁLEZ SÁNCHEZ”

Introducción
La profesión dedicada a la atención de la salud bucal, a lo largo de su historia, ha tenido diversas denominaciones; desde las más vulgares como quebrantahuesos y sacamuelas, hasta las conocidas actualmente en diferentes partes del mundo.
La Cirugía es una rama de la Medicina y de la Estomatología, y como ciencia de la salud, trata las enfermedades y accidentes con intervenciones manuales, y en su historia, resalta la aparición de características generales, como son la evolución del instrumental y los tratamientos utilizados, el trabajo empírico, los cirujanos barberos y otros oficios del arte de curar, así como la formación de los profesionales y las legislaciones establecidas para el control del ejercicio profesional, entre otras.1
Teniendo en cuenta que después de accidentes u otros eventos traumáticos, enfermedades o malformaciones congénitas, las personas requieren mejorar su estética y por la frecuencia con que en la práctica diaria nos enfrentamos a estas situaciones, nos motivamos a realizar la presente revisión bibliográfica, la cual tiene como objetivo exponer la historia de la Cirugía Buco-Maxilo-Facial en diferentes épocas y lugares, profundizando en la de nuestro país.

Desarrollo
Existen elementos testimoniales que relacionan al hombre con la cirugía bucal y maxilofacial desde la época prehistórica, en la que en el año 7000 a.n.e se realizó el primer implante en Argelia, pasando por la edad antigua donde en los materiales arqueológicos relativos a las primeras civilizaciones la cirugía aparece notablemente desarrollada y las extracciones dentarias eran utilizadas como castigo en algunas civilizaciones.

En la Edad Media la Cirugía fue ejercida, en principio, solo por los religiosos y cuando se les prohibió su ejercicio, fue por orden expresa de la Iglesia. Avicena (980-1032), introdujo el uso del cauterio o hierro candente en vez del bisturí, al igual que Abulcases, que indicó el tratamiento de las fístulas dentarias, presentó la operación del labio fisurado y practicaba la extracción dentaria con fórceps y elevador5-6.

En la Edad Moderna Nathaniel Higmore, cirujano y anatomista inglés, redescubrió la anatomía del seno maxilar en 1651, lo cual permitió explicar muchos síntomas y complicaciones de dolores de dientes. El cirujano dentista Le Montier, en 1760, realizó la operación de una fisura palatina, que consistió en juntar los bordes de la hendidura mediante suturas y luego avivarlos con cauterio. La Edad Contemporánea se caracterizó por el descubrimiento de los Rayos X y la anestesia local, elementos fundamentales para la cirugía bucal y maxilofacial.8-9

Recuento de la especialidad en Cuba
Desde nuestros aborígenes la Medicina estaba llena de hechizos, encantamientos y brujerías, tenían como fondo la danza religiosa, con mucha pompa y bajo el ruido de los tambores hacían sus extracciones.

Hacían incrustaciones en sus dientes con piedras preciosas. Aunque no tenemos datos de que en Cuba se realizara esta práctica, se supone que pasaron por los mismos fenómenos históricos que el resto de la humanidad .No existen referencias de que se efectuaran extracciones dentarias, ellos no conocían  el uso del metal, aunque es conocido que en otros lugares era normal la extracción dental con los dedos.4

A finales del siglo XVI la charlatanería había llegado a tal extremo, que los gobernantes empezaron a preocuparse por esta situación y se vieron obligados a tomar medidas para la salud de la población e iniciaron una separación entre los simples barberos, el flebotomiano y dentista para controlar la práctica de estos sacamuelas. Se destaca que existía un personal designado como Maestro Barbero Mayor y Examinador. De esta forma va tomando cuerpo y forma la cirugía dental como ciencia. Así, el barbero sangrador amplió su esfera de acción cuando aprendió a poner en su lugar los huesos dislocados, con lo que adquirió el título de barbero cirujano, que no tenía solamente la tarea de hacer extracciones, sino aplicar los remedios que fijasen dientes movedizos y que mitigasen o eliminaran los dolores causados por el mal estado de los dientes. Con la fundación de las primeras villas comenzaron a llegar otros médicos, cirujanos y personal de todo tipo en las flotas.

Para el año 1519 se encontraban en Cuba soldados ignorantes que hacían de cirujano-barberos, dentistas, etc., como Juan Catalán, que santiguaba y embalsamaba heridas; Murcia; Botella, etc.4

En el siglo XVIII se inició la influencia de dentistas o cirujanos dentales desde Europa hacia América.
Para 1813 había una marcada diferencia entre el médico, al que se le exigía ser graduado de bachiller, en relación con los cirujanos. Entre las ramas quirúrgicas, el dentista podía ser analfabeto.

La intervención quirúrgica denominada maxilectomía fue hecha en Cuba por primera vez por el Dr. Fernando González del Valle, el 23 de diciembre de 1842. Esta se realizó con la paciente atada a una silla con bastante iluminación y la cabeza recostada sobre el pecho de un ayudante, delante de numeroso público compuesto por los profesores y estudiantes de la Escuela de Medicina (figuras 1 y 2).

La primera información del uso de un anestésico en el país se dio el 12 de marzo de 1847; el doctor Vicente Antonio de Castro informó haber hecho en Cuba por primera vez las inspiraciones de éter, en un artículo publicado en el Diario de la Habana. En 1864, el señor Llanes, de Cienfuegos, realizó un trasplante de varios incisivos de la boca de un negro esclavo de su propiedad. El 7 de abril de 1875, el doctor J. Gómez de la Maza, practicó la desarticulación y resección de la mitad izquierda de la mandíbula por un tumor fibroso de su ángulo.

En 1878 por primera vez aparecieron centros docentes autorizados por el gobierno, con programas establecidos para la formación de cirujanos dentistas y se constituía la primera sociedad odontológica de América Latina. Juan García Villarraza estableció en 1879 una academia dental en La Habana y en 1875 le practicó a una señora la resección de parte del maxilar superior, hecho citado en la revista Crónica Médico Quirúrgica.12

Ignacio Rojas, director y propietario del “Colegio de Cirujanos Dentistas de La Habana” escribió el libro titulado El Cirujano Dentista, primer texto escrito en Cuba sobre la docencia estomatológica.

Federico Poey, en 1888, hizo un proyecto para la fundación en La Habana de una escuela de cirugía y prótesis dental en el ámbito universitario, lo cual tuvo feliz término. El 19 de noviembre de 1900 se creó la Escuela de Cirugía Dental. La asignatura de Cirugía Oral y Maxilo-Facial que se había instituido tenía carácter opcional y carecía de presupuesto, a pesar de la necesidad de su oficialización demostrada.

Un hecho trascendental para la odontología cubana fue la celebración del 2 al 8 de septiembre de 1946 del Primer Congreso de Medicina y Odontología Legal, en el que se trataron temas relacionados con la cirugía dental y se le dedicó un homenaje al gran cirujano dental Oscar Amoedo.

En 1956, en la Escuela de  Cirugía Dental, se inauguró la Clínica de Cirugía Bucal y Maxilofacial, con una preparación constructiva para cumplir las reglas de esterilidad establecidas en el trabajo quirúrgico. En 1962 en el Instituto Nacional de Cirugía y Anestesiología (Hospital” Freyre de Andrade”), se inicia la residencia de la especialidad de Cirugía Maxilofacial, que es la primera que se organiza con un plan de preparación docente.

La especialidad de Cirugía  Maxilo Facial se consolida en 1969 por la resolución ministerial número 209. En 1971 se descentraliza la formación de especialistas hacia las provincias.8-12 Profesores como los doctores Julio C. Santana Garay, autor de valiosos textos como el Atlas de Patología del Complejo Bucal (1985) e Infección por el VIH en el Complejo Bucal (2000) y Antonio Fernández Mirabal, se han destacado en el campo de la oncología de cabeza y cuello.
En Cuba, la especialidad ha alcanzado un elevado nivel de desarrollo científico, a la altura de los países más desarrollados.

Conclusiones
1. En la Comunidad Primitiva los aborígenes relacionaban los procedimientos quirúrgicos con la cultura.
2. La Edad Antigua  esclavista solo garantizaba la atención médica a la clase dominante.
3. En el Feudalismo se separan las actividades dentales y quirúrgicas de las médicas, por el desprecio a las labores artesanales y de sangre. Surgen los barberos y charlatanes.
4. En la Edad Moderna se desarrolla la época científica de la odontología, y surge la primera escuela dental y se consolida la Cirugía Buco Maxilo-facial como especialidad.
5. En nuestro país la Cirugía Buco-Maxilo-Facial ha alcanzado un elevado nivel de desarrollo científico, a la altura de los países más desarrollados.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Companioni FA. Contribución a la historia de la Estomatología Cubana. La Habana: ECIMED, 2000: 11-195.
2. García-Roco Pérez O y Méndez Martínez MJ. Breve historia de la cirugía bucal y maxilofacial. Humanidades Médicas, 2002; 2(4).
3. Gay Escoda C. Fuentes de la cirugía bucal y maxilofacial y selección bibliográfica.3era ed. Barcelona: Gráficas Signo, 1998:15-109.
4. Legrá Matos SM, Milanés Pérez O, Comas Mirabent R, López Bancourt AC, Carreras Martorell CL. Antecedentes y perspectivas de la Estomatología en Cuba [artículo en línea]. MEDISAN 2006; 10(esp.).http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol10_(esp)_06/san05(esp)06.htm
5. Chumez Ch. Dos mil años después. Gac Dent 1997; 8(78): 20-6.
6. Thonvald J. Science and secrets of early medicine. A Helen and Kurt Wolff Book. Hancourt Brace and World. Inc. New York, 1963: 166-73.
7. Ustrell JM. Historia de la odontología. Barcelona: Ed. UB, 1997: 23-45.
8. Ruiz Millares S, Becerra Troya M. Algunos aspectos de la historia de la estomatología en Cuba. Rev. Cubana Estomatol 1989; 26(3): 148-55.
9. López Espinosa JA. Bosquejo histórico de la bibliografía cubana sobre estomatología. Rev. Cubana Estomatol 1999; 36(1): 5-16.
10. Martínez Acuña M. El desarrollo de la medicina en Cuba entre los siglos XVI y XVII [biblioteca virtual en línea] <http://www.ilustrados.com/publicaciones/EEklAppkFleCQBUdNU.php>. [Consulta: 22 de mayo 2006].
11. González Iglesias J. Historia de la odontoestomatología española. Madrid: Avances, 1994.
12. López Sánchez J. Ciencia y Medicina; Historia de la Medicina. Ciudad de la Habana: Editorial Científico-Técnica 1986: 1-30, 176-91.

extirpacion del maxilar
Figuras 1 Y 2. Vista lateral y frontal de la paciente operada por el Dr. Fernando González del Valle (1842) de una extirpación del lado izquierdo del maxilar.

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo