Página de inicio

Histeria, rasgo clínico de la personalidad en un grupo de pacientes durante la atención estomatológica

Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana
Facultad de Estomatología

Autores:
Katy Triana Martínez. *
Liset María Frías Figueredo**
Juan Carlos Otero Pérez. ***

Tutor:
Lic. Madelem Quesada Rodríguez. ****

* Estudiante de quinto año de estomatología. Alumna ayudante de prótesis.
**Estudiante de cuarto año de estomatología. Alumna ayudante de prótesis.
***Estudiante de quinto año de estomatología.
****MsC en Ciencias de la Educación Superior.

Resumen

La histeria como rasgo clínico de la personalidad constituye una característica en el paciente que puede influir positiva o negativamente durante el tratamiento estomatológico, por lo que se realizó una investigación descriptiva en 40 pacientes mayores de 16 años, de ambos sexos que asistieron a la clínica de operatoria perteneciente a la facultad de Estomatología de La Habana, durante el periodo comprendido entre diciembre 2005 y enero 2006, con el objetivo de describir el comportamiento de los pacientes con rasgos histriónicos durante la atención estomatológica, se obtuvo la información a través del método de observación, donde se detectó que el 72.5 de los pacientes presentaban rasgos histéricos, predominando este rasgo en el sexo femenino con prevalencia de esta característica en el grupo de 16 -29 años de edad. Se detectó además que los pacientes con este rasgo clínico de la personalidad tenían como característica fundamental la facilidad para llorar y gritar, seguida de esta característica se presentó la labilidad emocional que ocupó la segunda posición.

Palabras claves: Histérico, Histriónico, Rasgo clínico de la personalidad y Comportamiento.

INTRODUCCIÓN

La personalidad es un complejo y monolítico sistema que surge y se desarrolla durante el proceso de socialización. El origen de este vocablo, procede del latín persona, con la cual se hacia referencia a la máscara llevada por los griegos durante las obras de teatro (1).
Cuando un sujeto se comporta, actúa, se comunica, lo hace con su personalidad como un todo. La personalidad está constituida por una serie de elementos indivisibles: carácter, temperamento y capacidades que están en constante interacción con los procesos cognos-volitivos-afectivos del individuo (1).
En una personalidad normal pueden verse en equilibrio rasgos que se consideran de interés clínico. Así podremos encontrar rasgos esquizoides, paranoides, compulsivos, sociopáticos, dependientes e histéricos. Debido al desconocimiento del tema las personas tienden a clasificarse a sí mismas y a otras personas como personalidades patológicas, pues no consideran estos rasgos dentro de la personalidad de un individuo normal (1).
Entre las características fundamentales de los rasgos esquizoides podemos encontrar poca sociabilidad, tendencia a la ensoñación y la fantasía, así como terquedad manifiesta. Dentro de los rasgos paranoides podemos encontrar desconfianza, agresividad y tendencia a la proyección (ver en los demás los defectos que el tiene). Los pacientes con rasgos compulsivos se caracterizan por ser excesivamente organizados y limpios, perfeccionistas y rígidos. Se considera como individuo sociopático aquel que transgreda las normas establecidas por la sociedad sin sentirse culpable por ello. El individuo dependiente se caracteriza por su incapacidad para valerse por si mismo, le resulta imposible aportar la parte que le corresponde a él, al grupo humano del que tanta ayuda y apoyo reclama. Se torna parásito psicológico de la persona de la que depende al precio de quedar sometido a su autoridad.
La histeria, desde el punto de vista patológico se define como: psiconeurosis degenerativa con síntomas convulsivos, paralíticos de conciencia o de personalidad. La histeria como rasgo clínico de la personalidad constituye un elemento fundamental en el desarrollo de esta investigación, por lo que la discusión que realizaremos será con este enfoque. EL término histeria proviene de hysteron, del griego útero, está basado en la antigua medicina griega y desde allí tradicionalmente se la consideraba a la histeria como enfermedad del útero, por lo tanto de las mujeres.
Las primeras experiencias sobre el histerismo fueron publicadas en 1895 debido a una investigación realizada por Freud y Breuer con pacientes que presentaban rasgos histriónicos.
En las sociedades antiguas se daba un enfoque mágico a la histeria pues se consideraba con una comunicación con el diablo , con los individuos histéricos se empleaban algunas medidas terapéuticas así como baños, música, paseos y ciertas plantas, a estas personas se les tenía en cuenta en el código penal. El paciente histérico se caracteriza por su teatralidad, labilidad emocional, superficialidad, egocentrismo, narcisismo, y mimetismo (1).
Según Freud , la causa de la histeria debe a un trauma psíquico (miedo, vergüenza, dolor psíquico), ante el cual no se reaccionó adecuadamente y quedó enquistado, vigente, aunque no sea consciente el sujeto, por lo que se mantiene ligado al hecho y el afecto concomitante en un estado de conciencia que si bien puede comunicarse con otros estados similares, no pueda hacerlo con la conciencia normal sino por medio de la hipnosis(2).
Castro-López , hace algunos años nos llamaba la atención la gran proporción de pacientes histéricos que se veían en nuestras consultas y cuerpos de guardia, aumentaba nuestro interés la variedad de sus síntomas y la complejidad de su dinámica afectiva que tenían una serie de elementos comunes y formas típicas.
Al desarrollarse en nuestro país una genuina revolución con profundos y constantes cambios en su estructura social que barre con esquemas desencadenantes de viejas instituciones nos encontramos ante nuevas manifestaciones de la histeria (3,4), por lo que los autores de esta investigación se motivaron con este tema, debido a las características que presentaban los pacientes ante la atención estomatológica, teniendo como premisas otras experiencias descritas al respecto, para de esta forma promover conductas y aptitudes con conocimientos más sólidos que contribuyan a una mejor preparación del estomatólogo para interactuar con estos pacientes.

OBJETIVOS

Objetivo General:
Describir el comportamiento de los pacientes con rasgos histéricos durante la atención estomatológica.

Objetivos específicos:
I. Determinar la prevalencia de la histeria según grupos de edades y sexo en la población de estudio.
II. Identificar las características de la histeria más frecuentes en el grupo de estudio.

MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó una investigación descriptiva, en la clínica operatoria de la Facultad de Estomatología de La Habana en el periodo de diciembre 2005 a enero 2006, durante las sesiones de consulta de los autores de esta investigación. Se estudiaron a todos los pacientes que asintieron a la consulta en el periodo estudiado. Por lo que el universo de estudio lo formaron 48 pacientes, de donde se obtuvo una muestra de 40 pacientes mayores de 16 años y de ambos sexo: 24 del sexo femenino y 16 del masculino.

Criterios de inclusión:
criterioPaciente de 16 años en adelante de ambos sexos que estuvieron dispuestos a participar en la investigación.
criterioNo antecedentes de enfermedades neurológicas o siquiátricas.
criterioPaciente donde se hacía evidente la manifestación de un solo rasgo clínico de la personalidad.
criterioPacientes que asistieron 3 veces o más a consulta.

Criterios de exclusión:
criterioPaciente menores 16 años.
criterioAntecedentes neurológicos y psiquiátricos.
criterioPaciente donde no había manifestación evidente de un solo rasgo clínico de la personalidad.
criterioPaciente que asistieron menos de 3 veces a consulta.

La información fue recopilada en un formulario (anexo 1), las cuales fueron llenadas por los autores de esta investigación mediante la observación del comportamiento de los pacientes durante la atención estomatológica. A los pacientes que pertenecieron al grupo de estudio se les pidió el consentimiento informado, explicándose los objetivos que perseguía la misma y que serían informados de los resultados obtenidos. Para alcanzar los resultados de la investigación se operacionalizaron las siguientes variables: Edad, Sexo y Características de la histeria.
Se utilizó como medidas resumen valores absolutos y el porcentaje. Los resultados se presentaron en tablas y gráficos estadísticos, se procesaron los resultados a través de la hoja de cálculo Excel, y se elaboró el informe final usando el procesador de texto Word.

RESULTADOS

Tabla No.1: Distribución de pacientes según rasgos clínicos de la personalidad. Facultad de Estomatología de La Habana, 2006.
tabla 1
Fuente: Encuesta

Nota: No se incluyó el rasgo sociopático aunque constituye un rasgo clínico de la personalidad, pues los pacientes que presentan este rasgo clínico son atendidos en otros centros.

Gráfico 1: Distribución de pacientes según rasgos clínicos de la personalidad. Facultad de Estomatología de La Habana, 2006.
Gráfico 1


Tabla No.2: Distribución de pacientes con rasgos histéricos según grupos de edades y sexo. Facultad de Estomatología de La Habana, 2006.
tabla 2
Fuente: Encuesta.


Tabla No.3: Distribución de las características más frecuentes de la histeria en el grupo de estudio. Facultad de estomatología de La Habana, 2006.
tabla 3
Fuente: Encuesta.

Grafico 2: Distribución de las características más frecuentes de la histeria en el grupo de estudio. Facultad de estomatología de La Habana, 2006.
Gráfico 2


ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS

En la tabla No. 1 podemos observar que de los pacientes que constituían el grupo de estudio 40 pacientes, el 72.5% presentaban la histeria como rasgo clínico de la personalidad predominante ante la atención estomatológica, seguida de los rasgos compulsivos que representaron un 12.5% entre los pacientes del grupo de estudio.
La epidemiología de la histeria como rasgo clínico de la personalidad puede ser variada según el diseño de estudio de la muestra, la definición utilizada y los criterios diagnósticos aplicados (4). Se han planteado manifestaciones de llanto, vómitos, gritos, e incluso agresividad a estomatólogos, provenientes de pacientes con rasgos clínicos histéricos, estos rasgos coinciden en gran medida con el grupo de nuestra investigación (2, 3, 5).
Estudios muy recientes plantean que en países capitalistas los pacientes muestran generalmente rasgos esquizoides ante la atención estomatológica, caracterizándose por la poca comunicación paciente – estomatólogo, ya que el servicio es altamente costoso, por lo que la opinión, sugerencia, queja o manifestación extraverbal del paciente se transforma en costo para el mismo.
Según Freud , el paciente histérico logra un acabado dominio de la comunicación extraverbal, pues todos sus movimientos y gestos, tienen un significado que hacen llegar al médico sus deseos y pensamientos a través de su cuerpo; que constituye su principal sistema de señales (2) .
Este estudio coincide con los hallazgos de Freud, pues durante la atención estomatológica nuestros pacientes mostraron gesticulaciones exageradas y movimientos incoordinados con el objetivo de transmitir algunas señales al estomatólogo. No todos los estudios coinciden con los resultados obtenidos, pues se plantea que la histeria como rasgo clínico de la personalidad no es un rasgo que se presenta ante la atención médica sino que se manifiesta solamente cuando algún trastorno orgánico afecta las áreas del gobierno emocional, Castro-López (3). En nuestra experiencia pudimos observar que estos pacientes se caracterizan por un alto nivel de comunicación extraverbal, son muy susceptibles a cambios emocionales, tienden a buscar criterios respecto al tratamiento en otras personas, se interesan más por la estética que por los procedimientos curativos, en muchos casos portaban espejos.
En la tabla No. 2: Se puede observar que este rasgo clínico se presenta con frecuencia en el sexo femenino, teniendo 17 pacientes femeninas del total de pacientes con rasgos histéricos. Por lo que se expresa que este rasgo tiene mayor distribución en el sexo femenino que en el masculino.
Con respecto a los grupos de edades se observó que el grupo de pacientes con edades entre 19 y 29 años mostró mayor histerismo ante la atención estomatológica representando este grupo un 58.8% dentro del sexo femenino y un 58.3% dentro del sexo masculino, seguido de los grupos de 30 a 44 y 45 a 59 años de edad. Mientras que entre los pacientes de 60 años y más solo tuvimos un individuo con rasgos histéricos durante la atención estomatológica, lo cual representó un 5.8% dentro de las pacientes femeninas con rasgos histéricos.
Respecto a la histeria y su mayor prevalencia en el sexo femenino Galeno (201-131 a.n.e) planteaba que la histeria era provocada por la acumulación en el útero de productos menstruales y semen masculino, y por tanto la mujer tenía una mayor posibilidad de padecerla que el hombre (3).
Pablo de Egina (420 a.n.e) la atribuye a vapores desprendidos por el útero (3).
Esta investigación coincide con los planteamientos de Gómez Nerea, la histeria suele presentarse en mujeres durante los años de la adolescencia con mucha difusión (3,5).
El hecho de que sea el sexo femenino el más afectado se le atribuye a la mayor inestabilidad psíquica de la mujer y al mayor número de responsabilidades a que se enfrenta, que no le permite en la mayoría de los casos tener control de la situación emocional que se le presenta, además si tenemos en cuenta las teorías etiológicas, endocrinas y neurofisiológicas de la histeria este sexo es más susceptible a padecerla. El nivel de preocupaciones afecta más a la mujer que al hombre quien respaldándose en algunas concepciones de la sociedad en muchas ocasiones reprime sus manifestaciones al exterior (5,6).
Los pacientes en el período de 16 a 29años de edad presentan mayor número de rasgos histriónicos debido a la inmadurez emocional, desarrollada en una línea que tiene en un extremo la personalidad inmadura (4,7), por lo que esta investigación coincide con otras realizadas previamente donde se plantea la prevalencia de la histeria en individuos menores de 30 años de edad (4,8).
En la tabla No.3 se pueden observar que entre los pacientes del grupo de estudio la característica más frecuente fue la facilidad al llanto y a los gritos, representada por 18 pacientes equivalentes al 45%, seguida de esta característica encontramos labilidad emocional como rasgo presente en estos pacientes, lo cual equivale a un 27.5%. Las ofensas sin razones y el egocentrismo fueron otras de las manifestaciones que encontramos en estos pacientes, teniendo un porcentaje de 15% y 12.5% respectivamente.
Los pacientes del grupo de estadio, que presentaron la histeria como rasgo clínico de la personalidad predominante ante las actividades estomatológicas se mostraron muy nerviosos en el sillón dental, se quejaban ante maniobras no dolorosas, gritaban con mucha facilidad y su comunicación con el estomatólogo no fue lo suficientemente clara.
Ante la realización de restauraciones en el sector anterior mostraron inconformidad en la mayoría de los casos, se presentaron muy agresivos ante las técnicas de anestesia y en algunas ocasiones cuestionaron el trabajo del estomatólogo. Las realizaciones de exodoncias permitió que estos individuos manifestaran toda su teatralidad y verdaderas crisis nerviosas (llantos, gritos, desmayos, etc), por lo que lograron con esta aptitud manifestar todo su egocentrismo.
A la superficialidad de estos pacientes se une su labilidad, quiere decir esto que son volubles e inestables, pasan de un estado emocional a su opuesto con gran rapidez, de forma brusca y como producto de motivaciones sin importancia real (4,9). El control de sus emociones es pobre, presentan explosiones inadecuadas en el lugar, en el tiempo y en la intensidad (2, 7, 8,10). No les es posible esperar en el momento adecuado para satisfacer sus necesidades e impulsos, tratan de lograrlo todo inmediatamente para lo cual se valen de gran cantidad de medios, desde la amenaza o la seducción hasta la de una gran crisis (1, 5, 7,10).

CONCLUSIONES

La mayoría de los pacientes que visitaron la Clínica de Operatoria de la Facultad de Estomatología de La Habana durante diciembre del 2005 y enero del 2006, presentan la histeria como rasgo clínico distintivo.
El grupo de edades más afectado fue el de 16 a 29 años de edad de ambos sexos, y el sexo femenino tuvo mayor representación de este rasgo clínico.
La característica más frecuente en estos pacientes fue su facilidad para llorar y gritar, seguida de su labilidad emocional.

RECOMENDACIONES

Que se continúe el estudio de la histeria, como rasgo clínico de la personalidad, ante la actividad estomatológica, con más profundidad.
Que el tratamiento de la histeria cuando se muestre como entidad patológica durante la atención estomatológica sea propósito conjunto de estomatólogos, psicólogos y psiquiatras, para evitar daños en el sistema estomatognático y neurofisiológico del paciente.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Núñez de Villavicencio, F. Psicología medica. Editorial pueblo y educación, tomo II. Ciudad de la Habana. 1987: 70-144.
2. Freud, S. Escritos sobre la histeria, el Madrid, alianza. 1974: 36-48
3. Castro – López, H. La histeria, editorial pueblo y educación, Ciudad de la Habana. 1975: 1-16
4. Calviño Valdés, M. Análisis Dinámico del comportamiento. Editorial Félix Varela. Cuidad de la Habana. 2002: 26-52
5. Gómez Nerea, J. Freud y la histeria femenina, editorial. 1945: 12-49
6. Allport, G.W. La personalidad. Su configuración y desarrollo, edición revolucionaria. Ciudad de la Habana. 1977: 58-63.
7. Núñez de Villavicencio, Psicología y salud. Editorial ciencia medicas. Ciudad de la Habana. 2001: 41-75
8. Cueller, A. Nociones de psicología general, editorial pueblo y educación. Ciudad de la Habana. 1977: 38-51
9. Cabrera, D. A. Personalidad y estrés en el personal sometido a un trabajo de tensión y riesgo. Rev Cub de Med Milit 2000;29(2):1-3.
10. Rodríguez,B. Algunos problemas de la influencia de los factores sociales para la formación de la personalidad. Editorial Félix Varela. Ciudad de La Habana. 2003:21-28.

ANEXOS

Anexo 1:
Encuesta sobre rasgos clínicos de la personalidad:
Nombre y apellidos: _________________________________________
Sexo: F___ M___
Grupo de edades:
16-29 años: ___
30-44años:___
45-59 años: ___
60 o más años: ___
Anexo

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo