Revista Científico Estudiantil de Ciencias Médicas de Cuba

Revista Científico Estudiantil de Ciencias Médicas de Cuba

Identifica

Por Claudia León Castell

Estudiante de 3er año de estomatología. Alumna ayudante de prótesis.
Facultad de Estomatología “Raúl González Sánchez”


Paciente femenina de 70 años de edad, edente (con antecedentes de tratamiento desde hace 5 años por presentar un quiste apical), a la que se le realizó la exodoncia del incisivo central superior derecho (11). Acude a consulta por presentar un aumento de volumen en la zona anterior del paladar, refiriendo sentir sabor salado en la boca. Se le toma la radiografía que a continuación le mostramos.

Respuesta

Quiste residual

El quiste periapical no recidiva si la remoción quirúrgica es cuidadosa. Si el saco quístico se fragmenta y deja remanentes epiteliales, o si un granuloma periapical es eliminado en forma incompleta y deja restos epiteliales, se puede desarrollar un quiste residual en esta área, meses o años más tarde.

Este quiste podría confundirse con un quiste nasopalatino, pero este último al crecer, choca con la espina nasal anterior y adopta forma de corazón, a diferencia del residual, que es bien redondeado y presenta una línea radiopaca delgada alrededor de la periferia del área radiolúcida, lo que indica reabsorción del hueso a la masa que se expande poco a poco. Para la confirmación del diagnóstico se realizan estudios histológicos, donde el quiste residual se caracteriza por presentar un epitelio escamoso estratificado, que, generalmente y en ocasiones, puede ser columnar, seudoestratificado, ciliado o del tipo respiratorio que presentan los cuerpos hialinos o cuerpos de Rushton, con un número variable de fibroblastos y pequeños vasos sanguíneos, un infiltrado inflamatorio en el tejido conectivo vecino inmediato del epitelio que varía en su composición. La luz contiene un líquido de baja concentración en proteínas y puede llegar a tener abundante colesterol y raramente queratina; la pared es de tejido conectivo condensado capsular con algún grado de infiltrado inflamatorio crónico.

 

Referencias bibliográficas

1-ShaferG.W,LevyM.B.Patología Bucal.Sección II. Capt # 8. Ed. Nueva editorial Interamericana. México 1986. Pág 508-512.
2-SantanaGaray, JulioC.Atlas de Patología del complejo Bucal. Edit. Científico-técnica; La Habana 1981. Pág 239.
3-BasconesA., Llanes F. Medicina Bucal. Tomo II. Segunda Edición. Ediciones Avances. 1996. Madrid.

Política de Privacidad

Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
Webmaster: Ismael Pavel Polo Pérez
URL: http://www.16deabril.sld.cu
Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo | Abre nueva ventana: Logo de validación del Test de Accesibilidad Web, TAW | Abre nueva ventana: Aquí se usa Dublin Core | Abre nueva ventana: Logo de validación de contenidos de la Plataforma para la selección de contenidos en Internet, PICS | Abre nueva ventana: Listado de premiados en el premio TAW de accesibilidad 2006 |Aquí usamos Microformatos