Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio
Presentación de caso.

Mesiodens

Facultad de Estomatología de Camagüey
Autores:
Laura Albizúa Santí *
Roberto González Yumar **
Alden Quesada Sifontes***

Tutora:
Dr. Noris Tan Suarez****
Dr. Viviana estrada Verdeja*****

* Estudiante de 3er año de Estomatología. Alumna Ayudante 2 de Ortodoncia.
** Estudiante de 3er año de Estomatología. Alumno Ayudante 2 de Bioquímica.
*** Estudiante de 4to año de Medicina. Alumno Ayudante 2 de Medicina Interna.

**** Especialista de II grado en Estomatología General integral. Profesora Asistente. Máster en Urgencias Estomatológicas
***** Especialista de I grado en Ortodoncia. Profesora Asistente. Máster en Urgencias Estomatológicas.



INTRODUCCIÓN

Los dientes supernumerarios, es decir, aumento en el número de la fórmula dental normal (lo que algunos autores denominan hiperdoncia) son una anomalía poco frecuente en la población mundial, en la cual presenta una prevalencia menor al 1% (1). Por lo tanto, constituyen una entidad relativamente rara, que en ocasiones ha sido relacionada con ciertos síndromes, pero también hay autores que la catalogan y la han reportado como “múltiples dientes supernumerarios no síndrómicos,” o sea, que su presencia no está relacionada con un síndrome en particular (2).
Dentro de las posibles causas se describen: la herencia, observada en familias con tendencia a la hiperdoncia y, en virtud de la misma se habla de un gen recesivo asociado al cromosoma X, por eso, la mayor prevalencia se presenta en hombres (3). La teoría filogenética en que se sustenta es un retorno (retroceso) a los antropoides que tenían una formula dental con mayor número de dientes (4) y las manifestaciones encontradas se relacionan con síndromes, tales como el de Apert, la displasia cleido cranial o enfermedad de Crouzon, el labio leporino, paladar hendido, el síndrome de Gardner y otros como la Fibromatosis hereditaria, asociada con la pérdida auditiva y dientes supernumerarios (1). La hipótesis de King y colaboradores según la cual los dientes supernumerarios son parte de la dentición post-permanente (5) y por último la hiperactividad independiente de la lámina dental que es la teoría más aceptada (6-8).
Se plantea que la frecuencia de dientes supernumerarios varía según el tipo de población estudiada, oscilando entre 0,1% y 3,6% en dientes permanentes y de 0,2% a 1,9% en la dentición primaria (9).
Un 30% de los casos, en dentición primaria, van acompañados de hiperodoncias en la dentición permanente (9).
En la dentición permanente el 90% se encuentran en la parte anterior del maxilar y en la arcada inferior se sitúan principalmente a nivel de premolares (9).
En cuanto a las diferencias sexuales se observan más a menudo en los varones que en las mujeres, variando en una proporción de 2:1 a 10:1(9).
Los dientes suplementarios en poblaciones asiáticas y africanas, son más frecuentes en segmentos bucales y en Europa, en la zona incisiva (9).
Respecto a su morfología se clasifican en suplementarios y en rudimentarios. Los suplementarios son aquellos que se presentan en la dentición caduca y no poseen variabilidad anatómica alguna y los rudimentarios tienen una mayor variabilidad anatómica (dismórficos, tuberculados o conoides) y suelen presentarse en la dentición permanente (10).
Por lo infrecuente de esta anomalía es que nos parece oportuno comunicar el caso que nos ocupa, así como realizar una pequeña revisión de la literatura científica, haciendo énfasis en el diagnóstico y tratamiento del mesiodens.

DATOS GENERALES: Se trata del paciente (EGR), de 8 años de edad, masculino, blanco, escolar, con historia clínica: 00-01-01

MOTIVO DE CONSULTA: “no me ha salido un diente”.

HISTORIA DE LA ENFERMEDAD ACTUAL: Según la anamnesis efectuada por la estomatóloga, el paciente presenta molestias al ingerir alimentos y retardo en la erupción de un diente permanente (incisivo central superior) y hace más o menos un año no recibe atención estomatológica, por lo que acude a consulta para recibir tratamiento.

ANTECEDENTES PATOLÓGICOS PERSONALES: Asma Bronquial Intermitente leve, alergia a la penicilina.

ANTECEDENTES PATOLÓGICOS FAMILIARES: no refiere.

DATOS POSITIVOS AL INTERROGATORIO: molestia al ingerir alimentos y retardo en la erupción de un diente permanente (figura 1).

SIGNOS POSITIVOS AL EXAMEN FÍSICO
Examen Bucal: placa dentobacteriana generalizada, encías rojas, lisas, con pérdida del bisel y el punteado de forma generalizada, dentición mixta temprana, rotación mesiolingual de 21 y distovestibular de 32, resalte de 6mm, línea media inferior desviada 1mm a la izquierda, neutrooclusión de molares, diastema interincisivo inferior, obturaciones en 64 distal, 75 oclusomesial, 36 y 46 oclusal, caries mesial de 85, ausencia de 53, 63,73 y 83.
Examen General Piel y mucosas: húmedas y normocoloreadas, tejido celular subcutáneo no infiltrado, no adenopatías, perfil convexo y articulación temporomandibular sin alteraciones

COMPLEMENTARIOS: Rx en sector anterior (técnica Periapical): se observa 11 submucoso con rotación mesiovestibular, dos supernumerarios con coronas invertidas (figura 2).

DIAGNÓSTICO: Supernumerarios (mesiodens), caries dental, gingivitis crónica edematosa, maloclusión.


COMENTARIO

El signo clínico que con mayor frecuencia nos hace pensar en la existencia de un mesiodens es la asimetría eruptiva, provocada por la sobrerretención de la dentición temporal y la impactación o erupción retardada de los incisivos centrales superiores permanentes, existiendo una serie de complicaciones que se derivan de esta inclusión, como son: la malposición de los incisivos centrales, diastemas interincisivos, rizolisis de incisivos centrales, formación quística con destrucción ósea, infección intraoral y poliinclusiones complejas (11).
Otros autores hacen alusión a que muchos supernumerarios son asintomáticos y descubiertos solo durante el examen clínico o el examen radiográfico. La no erupción de uno o dos centrales, cuando ya han salido los laterales, obliga a una exploración completa junto con la medición cuidadosa de los dientes (12).
Para el diagnóstico radiológico las pruebas más utilizadas son la Ortopantomografía, la radiografía lateral de cráneo y la técnica periapical de Clark, para su localización anteroposterior, y la TAC en casos más complejos en que el diente supernumerario se encuentre en relación con estructuras anatómicas vecinas o no pueda identificarse su correcta posición mediante las técnicas convencionales (13), aunque algunos autores como los españoles Magallanes Abad y colaboradores (14) hayan hecho en sus pacientes el diagnóstico con la proyección radiológica de Hirtz.
Los sitios más frecuentes donde se ubican los dientes supernumerarios son; maxilar superior, línea media, región palatina superior de incisivos superiores, región premolar inferior y región distal al tercer molar en ambos, tanto en los maxilares como en la mandíbula. Sin embargo, en los casos de dientes supernumerarios múltiples, diferentes autores reportaron una predilección por la región premolar inferior, seguida de la región molar y región anterior, respectivamente (15). Yusof (16), en una revisión de casos publicados en la literatura inglesa respecto al tipo de diente, encontró un predominio de dientes supernumerarios múltiples en forma de premolar, diferente a los otros casos de dientes supernumerarios reportados en los cuales, preferentemente se encuentran los mesiodens.
La actitud terapéutica a seguir es la exodoncia del mesiodens y controles periódicos postintervención para valorar la correcta erupción del diente permanente, siendo necesario en la gran parte de los casos la realización de un posterior tratamiento ortodóncico para la colocación del diente incluido en la arcada (17).
Los dientes supernumerarios que han erupcionado son afuncionales y deben ser extraídos, ya que por el volumen adicional que se presenta en el arco, los mismos ocasionan malas posiciones de los dientes adyacentes o impiden su erupción.
Los dientes que están impactados pueden interferir con la posición común de los demás y desarrollar quistes dentígeros, por lo que debe realizarse la extracción quirúrgica lo antes posible (13).
Si el diente no está invertido, a menudo erupciona antes que el diente normal y puede extraerse a tiempo, para que no interfiera con los dientes adyacentes. Por lo general, cuanto antes se extraigan los supernumerarios, más probabilidades existirán de que los dientes erupcionen normalmente sin ayuda (7).
Se sostiene que la extracción y eliminación de la causa (diente supernumerario) hace que el incisivo haga erupción espontáneamente en el 75% de los casos (18).
Por último, en dentición primaria, estando bien formados, la conducta a seguir es dejarlos en su lugar, a menos que estén causando una maloclusión. En dentición permanente también debe considerarse si son causa de maloclusión; de ser así es aconsejable la extracción. Para esto habrá que considerar el ancho mesiodistal de los dientes (para determinar cual es el accesorio), y por otra parte, debe estudiarse la formación radicular, tamaño y posición de la corona. En caso de supernumerarios con variaciones de tamaño y forma, estos deben ser extraídos lo más pronto posible, evitando dañar los dientes que se encuentran normales (13).


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Blanco Ballesteros G. Dientes múltiples supernumerarios no relacionados a un síndrome: reporte de un caso. R E V. ESTOM. Volumen 13 Nº 1 2005 17
2. Unweni AA. Osumbor GE. Non-syndrome multiple supernumerary teeth in Nigerianns. Odontoestomatol Trop.2002; 25(99): 43-48.
3. Salcido JF, Ledesma C, Hernández F, Pérez D, Garcés M. Frecuencia de dientes supernumerarios en la población mexicana. Med Oral Patol Cir Bucal. 2004; 9: 403-409.
4. Cahuana A, Alfaro A, Pérez B, Coelho A. Dientes supernumerarios no erupcionados revisión de 125 casos. RCOE 2003; 8(3): 263-271.
5. King NM, Lee AM, Wan PK. Multiple supernumerary premolars: their ocurrence in the three patients. Aust Dent J. 1993; 38(1): 11-16.
6. Solares R, Romero MI. Supernumerary premolars; a literature review. Pediatr Dent.2004; 26(5): 450-458.
7.Primosch R. Anterior supernumerary teethassessment and surgical intervention in children. Pediatric Dentistry. 1981; 3: 204- 215.
8. Brook AH. Dental anomalies of number, form and size: their prevalence in British Schoolchildren. Journal of the Internacional Association of Dentistry for Children 1974; 5:37-53.
9. Di Santi J, Betancourt O. Tratamiento ortodóncico-quirúrgico de los dientes supernumerarios: presentación de un caso clínico. Acta odontológica Ven. Volumen 46 nº 1 / 2008.
10. Tyrologou S, Koch G, Kurol J. Location, complications and treatment of mesiodentes--a retrospective study in children. Swed Dent J 2005; 29:1-9.
11. Moraes RS, Farinhas JA, Gleiser R, Primo LG.Delayed eruption of maxillary permanent central incisors as a consequence of mesiodens: a surgical re-treatment approach. J Clin Pediatr Dent 2004 ;28(3):195-8.
12. Bayrak S., Dalei K y Sari S. Case report: Evaluation of supernumerary teeth with computerized tomography. Ankara University online 2005.
13. Asaumi JI, Shibata Y, Yanagi Y, Hisatomi M, Matsuzaki H, Konouchi H, Kishi K. Radiographic examination of mesiodens and their associated complications. Dentomaxillofac Radiol. 2004 Mar;33(2):125-7.
14. Magallanes Abad N, Torres Lagares D, Gutiérrez Pérez JL. Exodoncia de dos mesiodens que impiden la erupción de los dos incisivos centrales superiores. Revista Secib On Line 2006;4:26-35.
15. 5 Nazif MM, Rufalo RC, Zullo T. Impacted supernumerary teeth: a survey of 50 cases. J Am Dent Assoc.1983; 106: 201-204.
16. Yusof WZ. Non-syndrome supernumerary teth: literature review. Journal Canadian association.1990; 562: 147-149.
17. Rusell KA, Folwarczna MA. Mesiodens-Diagnosis and Management of a Common Supernumerary Tooth. J Can Dent Assoc 2003; 69(6): 362-6.
18. Moore SR, Wilson DF, Kibble J. Sequential development of multiple supernumerary teeth in the mandibular premolar region a radiographic.Case report. Int J Paediat Dent. 2002; 12(5): 377.