NUESTROS PROFESORES ESCRIBEN

 

 

 

Migraña Menstrual

 

 

Por los licenciados Aimé González Santiesteban  y Lázaro Velasco Brito, Especialistas de Primer Grado en Fisiología Normal y Patológica y Profesores Asistentes de la Especialidad, Policlínico Universitario “Eduardo Díaz Ortega”, Universidad de Ciencias Médicas  del Oeste de La Habana, Guanajay.

 

                   

Palabras claves: Migraña común, menstruación, genética, síndrome premenstrual, ciclo menstrual.

 

   La migraña menstrual aparece en el tiempo que media entre los 3 días inmediatos y hasta los 3 días posteriores a la menstruación. Alrededor de un 60 % de mujeres migrañosas sufren crisis durante la menstruación.
Esta entidad ha generado un enorme interés en las últimas décadas. El reconocimiento cada vez más frecuente de esta afección por parte de los médicos y enfermeras, se ha incrementado notablemente.

   El tratamiento de la migraña en relación con las diferentes fases del ciclo menstrual es controversial, pues en muchas ocasiones existen situaciones especiales endógenas, de tipo  hormonal y exógenas, que es necesario considerar.

   Es diferente de los restantes dolores de cabeza, tanto desde el punto de vista fisiopatológico como de su cuadro clínico y respuesta a los tratamientos usados comúnmente, razones por la que requiere un tratamiento diferenciado con relación a los restantes tipos de migraña (jaqueca).

 

   Según la clasificación de la migraña, del grupo International Headache Comité Society (1988), actualizada en el 2004, la migraña común es la más frecuente y no
se precede de aura. En cambio, la migraña clásica está precedida de aura, o sea, de síntomas neurológicos de 10 a 30 min  de duración aproximadamente, entre los
cuales se hallan fogonazos luminosos, líneas en zigzag o la pérdida temporal de la
visión.
El síndrome premenstrual,  es más frecuente en la mujer adulta, pero también se presenta en la adolescencia. Se caracteriza por la aparición durante 2 semanas anteriores a la menstruación de un síndrome general en el que destacan cefaleas,
decaimiento, cambios de carácter y bulimia, de causa desconocida.
Estudios epidemiológicos realizados en mujeres han estimado que la incidencia de
la migraña es máxima entre los 14 y 17 años de edad (18,9 por mil personas al año); sin embargo, en la mayoría la prevalencia varía según sexo y edad pues las mujeres padecen cefaleas 3 veces  más que los hombres.
Existe un factor hormonal como desencadenante de las crisis. Los estrógenos parecen ser una razón de la causa de la crisis, que para algunas mujeres las migrañas son causadas por las bajas normales en los niveles de estrógenos que ocurren en el ciclo menstrual. A veces las crisis pueden ocurrir por el efecto directo sobre los vasos del cerebro y en ocasiones por la estimulación de la liberación de un químico que hace que los vasos se hinchen mientras los estrógenos declinan, los vasos se contraen y expanden.
Otra teoría consiste en que la liberación de estrógenos dispara la migraña al hacer
que los nervios de la cara y el cuero cabelludo sean extrasensibles.
Las hormonas producen cambios del flujo de sangre que llega al cerebro, y se plantea además la existencia de una teoría dominante que establece que pueden modificar la configuración eléctrica del cerebro y condicionar la inflamación de los vasos sanguíneos y como consecuencia, la aparición del dolor.
La migraña menstrual se diferencian de las cefaleas que forman parte del síndrome premenstrual, cuyas características son diferentes. Se considera que este síndrome es más frecuente en la mujer adulta, aunque puede presentarse durante la adolescencia. Su aparición ocurre alrededor de 2 semanas antes de la menstruación y va acompañado de un síndrome general además de la cefalea.
Desde el punto de vista fisiopatológico existen investigadores que plantean que hormonas como la progesterona y los estrógenos afectan las sustancias químicas
ubicadas en el cerebro y están relacionadas con la migraña. Se menciona la serotonina como responsable que contribuye a regular la forma en la que son recibidas por el cerebro. Además, altos niveles de estrógenos podrían hacer desaparecer el dolor, y bajos niveles harán sentirlo más fuerte. También existen diversas teorías sobre la ingestión de anticonceptivos orales para 28 días, y se reporta que las píldoras de los últimos 7 días no contienen estrógenos; de ahí el dolor.
En trabajos reportados en guías clínicas terapéuticas se ha documentado el beneficio terapéutico del estradiol percutáneo, cuestión actual que algunos autores
refieren en dichas guías como la secuencia terapéutica de la migraña menstrual.
En la migraña no solo intervienen factores hormonales, sino también genéticos y ambientales. Diferentes estudios de genética clínica realizados en pacientes con
migraña reportan que alrededor del 86 % de los casos presentan factores de riesgo genético de familiares de primer grado, con predominio de la línea materna.
Pocas afecciones médicas han sido reconocidas tan extensamente a lo largo de la historia, como la migraña. Areteus de Cappadocia (siglo II d. C.) la describe como una cefalea paroxística que afecta un lado de la cabeza. Galeno (130-200 d. C.) destacaba que la migraña se puede presentar con intervalos libres de dolor. Fue García Albea quien incorporó en el ámbito de la lengua española el vocablo jaqueca. En un estudio realizado en una familia de origen canario, un nuevo locus de migraña fue encontrado, situado en Xq13 y cercano al gen que codifica la conexina 32, una proteína que se expresa en el sistema nervioso. Éste constituyó el primer locus identificado en familias con migraña normal, en el que está implicado el cromosoma X, lo cual demuestra la influencia del sexo femenino en la migraña.
Los genes responsables de la migraña común se conocen solo a través de ligamiento genético,y se sitúan en el cromosoma 19p13, Xq24-28, y que fruto del trabajo actual de ellos en el Xq13, probablemente se halle muy cerca del gen que codifica la conexina 32.7.
En cuanto a la localización del dolor y características del dolor, el comportamiento
fue semejante a lo planteado en la Clasificación Internacional de Cefaleas en el niño, según la cual en el niño y el adolescente el dolor puede variar y ser de tipo
pulsátil o compresivo, a diferencia del adulto que se caracteriza por el predominio
marcado del dolor hemicráneo.
En conclusiones, el inicio de la migraña común es más frecuente en las etapas de la adolescencia temprana y media, en las fases premenstrual y menstrual, y se observa un importante componente hereditario de primer grado por parte de la línea materna. El conocimiento de las crisis de migraña y menstruación permitirá mejor tratamiento y calidad de vida de los pacientes.

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Bernardo C. ¿Puede la menstruación causar migraña? [monografía en línea]
2000. [citado 2004] Disponible en: http://www.medicosecuador.com
2. Headache Classification Committee of the International Headache Society.
Classification and diagnostic criteria for headache disorders, cranial neuralgia and
facial pain. Cephalalgia. 2004;24(Spp 1):16-23.
3. Hendrik V. Premenstrual syndrome. Women's health [online]. [Citado 13 abril
2009]. Available from:
http://www.womenshealthmatters.ca/centres/sex/femalebody/men_pms.html
4. Fabregues O. Genética y Migraña. Primer Congreso Virtual Iberoamericano de
Neurología; curso de formación [en línea] Nov. 1988. [citado2006] [aprox.12 p].
Disponible en:
http://anestesiaweb.ens.uabc.mx/articulos/algologia/cefaleas/migrana.htm
5. Martínez J. La Migraña en la mujer. El Nuevo Diario [en línea]. 2005. [citado
2006] [aprox. 2p] Disponible en: http://www.elnuevodiario.com.ni
6. Cárdenas A, García D, Pozo D, Pozo A, Moroño Migraña. Estudio clínico-genético en niños y adolescentes. Rev Cubana Pediatr. [seriada en Internet] 2005;77(1). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/ped/vol77%20-1-05/ped01105.htm
7. Santiago R. Hallan en el cromosoma X locus de la migraña. Diario Médico [en
línea] [citado nov. 2001] [aprox.5p] Disponible en: http://www.diariomedico.com
8. Foundation for Medical Education and Research. Menstrual migraine. [monograph on the Internet] 2001 [cited 2008 may] [about 5p] Available from:
http://www.mayoclinic.proceedings.com
9. Boto A. La migraña en la mujer depende de los estrógenos [en línea] [citado 25
de mayo, 2002]. [aprox. 5p] Disponible en: http://www.elmundo.es/salud/2002/481/1022252098.html
10. Doctorovich DE, Lujan M. Migraña menstrual. Enfermedades y tratamientos. [en línea] [citado 2 oct. 2007] [aprox. 3p]. Disponible en: http://www.hospitalitaliano.org.ar
11. Hendrik S. Jaqueca. Manual Merck. XI ed. España: Harcourt; 2007. Pp. 2034-
35.
12. González M, Jiménez R. Síndrome premenstrual. Tratado de Pediatría Manuel
Cruz. 7ma ed. Tomo III. Barcelona: Espasa; 2006. Pág. 1721-28.
13. Lopez I, Rodriguez M, Enciso R. Migraña; Guías Clínicas. [en línea];
[citado2002] [aprox. p 2 8.] Disponible en: http://www.fisterra.com/guias2/migrana.asp
14. David SM, Harrins MB. About adolescents Nelson Pediatrics. XVI ed.
Philadelphia: W.B. Saunders; 2000. Pp. 52-3.