ARTÍCULO ORIGINAL

 

Eficacia de la no compresión digital post-extracción en ancho de rebordes   residuales superiores para implantología

 

Autores: Yaniris Barreto Suárez*
             Ariadna Ramos Loucraft*
             Lisabet Basset Gómez*.
 
Tutores: Dra. Sury Arias Herrera **
             Dr. Ignacio Cardoso Navarro ***   
     
*Alumna de 5to año de Estomatología.
**Especialista de Segundo Grado en Estomatología General Integral. Profesora Auxiliar.
***Especialista de Segundo  Grado en Prótesis Estomatológica. Profesor Auxiliar.

 

Universidad Médica de Camagüey.  Facultad de Estomatología.

Clínica Docente Provincial  Ismael Clark y Mascaró.

 

RESUMEN
Introducción: La clave para el éxito de un tratamiento implantológico  es la cantidad y calidad del hueso donde se colocará el implante. Luego de la extracción dental ocurre la reducción fisiológica de las apófisis alveolares, quedando una brecha desdentada denominada reborde alveolar residual que constituye el tejido de sostén sobre el que se confeccionará la prótesis que rehabilitará funcional y estéticamente al paciente.
Objetivo: Evaluar la eficacia de la no compresión digital post-extracción en el ancho de rebordes alveolares residuales superiores para implantología, de los pacientes que acudieron a la consulta de la Clínica  Provincial ¨Ismael Clark  Mascaró¨, desde septiembre del 2008 - abril del 2009.
Diseño Metodológico: Se realizó un estudio experimental. El universo estuvo constituido por las 100 personas que necesitaban extracciones dentarias de bicúspides superiores; la muestra fue de 60  pacientes y la fuente  de la investigación fue la historia clínica del paciente. Se utilizó estadística descriptiva e inferencial. Los resultados se presentaron  en textos, tablas y gráficos.
Resultados: El 33.3 %  de los pacientes (grupo estudio) presentaron  mediciones  de 6 - 7mm en el tercio cervical. El 90% de los pacientes (grupo estudio) tenían mediciones mayores de 7 y hasta 10 mm en el tercio medio, mientras que en el grupo control había un 86.7%.
Conclusiones: El ancho de los rebordes alveolares residuales en el grupo estudio tuvo menos variaciones que en el grupo control. La  técnica  de la no compresión digital post-extracción demostró  tener gran valor en  la  conservación de la mayor  cantidad de hueso.

Palabras claves: implantes dentales, compresión post-extracción, ancho de rebordes residuales.

 

  

INTRODUCCIÓN
La Estomatología es, sin dudas, una noble profesión que no enfrenta a la muerte salvo en raras ocasiones,  pero ayuda a vivir, calma sufrimientos físicos y psíquicos. No es espectacular, pero permite sonreír, porque un rostro sin dientes no puede expresar alegría. (1)
Son muchos y conocidos los factores patológicos que obligan a la extracción dentaria, entre ellos podemos destacar la caries dental y  la enfermedad periodontal. (1,2)
La exodoncia se define como la parte de la cirugía bucal que se ocupa de practicar la extracción de un diente del lecho óseo que lo alberga. Esta técnica ha sido practicada desde la antigüedad (3-7). La extracción dentaria en la sociedad actual representa uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentemente realizados en la consulta odontológica, aunque la misma debe considerarse como el último recurso en la estomatología. (8,9)
López señala que la extracción dentaria reúne una serie de eventos que la convierten en una herida única en nuestra economía. La etapa de inflamación ocurre durante la primera semana de curación. (10-12)
Como bien se sabe, cualquiera que haya pasado por la experiencia, cuando se pierden una o más piezas dentales los efectos no son sólo estéticos, sino también físicos y hasta psicológicos. (13)
Las técnicas clásicas de  rehabilitación no siempre son la solución. A veces incluso añaden nuevos problemas como el dolor de encías causado por las dentaduras removibles, o la irritación producida por los puentes dentales convencionales .Sin embargo, los implantes dentales  son un dispositivo mecánico  que se instalan en el hueso para sustituir una raíz dentaria perdida y de este modo retener y sustentar una prótesis o diente artificial, por lo que  constituyen una solución óptima que mejora la calidad de vida desde tres puntos de vista fundamentales: estética y función, reabsorción ósea y sobrecarga en otras piezas. (14,15)
El arte de la implantología comenzó en el neolítico. El primer implante conocido fue efectuado en  Argelia, en un maxilar femenino, al que se le restituyó el segundo bicúspide superior derecho con hueso procedente de la falange de un dedo, efectuado unos 7000 años antes de Cristo .En 1958 se colocó el primer implante subperióstico en Cuba por el Dr. Antonio Marrero Gutiérrez. En la década de los 80  este procedimiento se comenzó a realizar en el Hospital Calixto García  y la Clínica de 43 en la Habana. En la década de los 90  se extiende a Cienfuegos  y a Santa Clara y el 6 de junio del 2006 se realizó por primera vez este procedimiento en Camagüey. (16,17)
La clave para el éxito de un tratamiento implantológico  es la cantidad y calidad del hueso donde se colocará el implante y deberá  tenerse en cuenta que luego de la extracción dental ocurre la reducción fisiológica de las apófisis alveolares, quedando una brecha desdentada denominada reborde alveolar residual que constituye el tejido de sostén sobre el que se confeccionará la prótesis que rehabilitará funcional y estéticamente al paciente. (1)
La no compresión digital es un procedimiento recomendado en la implantología moderna para prevenir la disminución del ancho del reborde alveolar residual. Sin embargo el insuficiente espacio vestíbulo-palatino del hueso alveolar superior en los pacientes que van a ser implantados es un obstáculo con el que se enfrentan muchos especialistas en la práctica diaria.
Es por ello que nos motivamos a realizar este trabajo  con el objetivo de evaluar la eficacia de la no compresión digital post-extracción en el ancho de rebordes alveolares residuales superiores para implantología. Nuestra hipótesis se basa en que es eficaz la no compresión digital post-extracción para la implantología.

 

  • OBJETIVOS
    General
    Evaluar la eficacia de la no compresión digital post-extracción en el ancho de rebordes alveolares residuales superiores para implantología, de los pacientes que acudieron a la consulta de la Clínica Docente Provincial ¨Ismael Clark  Mascaró¨, desde septiembre del 2008 - abril del 2009.
    Específicos
    Comparar el ancho de los rebordes alveolares residuales superiores en los tres tercios establecidos antes de la extracción dentaria y a los tres meses de realizada esta en el grupo de estudio y en el grupo de control.

 

 

DISEÑO METODOLÓGICO
Se realizó un estudio experimental  en la consulta de implantología de la Clínica Docente Provincial “Ismael Clark Mascaró” de la ciudad de Camagüey, con el objetivo de evaluar la eficacia de la no compresión digital post-extracción en el ancho de rebordes alveolares residuales superiores para implantes dentales. Se llevó a cabo desde septiembre del 2008 a abril del 2009.
El universo de estudio estuvo comprendido por 100  pacientes que necesitaban extracciones dentarias de bicúspides superiores, la muestra fue de 60  pacientes divididos en dos grupos: uno estudio y el otro control con 30 pacientes cada uno, escogidos por muestreo simple aleatorio y que además cumplieron con los criterios de inclusión.
La fuente de obtención de la información de la investigación fue la historia clínica del paciente. Las variables en estudio fueron: ancho óseo vestíbulo-palatino inicial y final. Otros instrumentos utilizados en la investigación fue la Técnica de mapeo crestal o mapping modificada.
Técnicas y procedimientos de obtención de la información
La  técnica del mapeo crestal o mapping modificada se basa:
1. Determinar el ancho vestíbulo palatino total.
Al inspeccionar los procesos alveolares del diente a extraer se marcan tres puntos con lápiz tinta en la mucosa vestibular y palatino localizados:
-Punto uno entre la encía libre y adherida (tercio cervical).
-Punto dos en el fondo del surco vestibular (tercio apical).
-Punto tres está en el medio entre los dos puntos trazados (tercio medio).
Posteriormente con un pie de rey se midió en milímetros de vestibular a palatino  punto a punto para obtener el ancho vestíbulo palatino total de los procesos alveolares del diente a extraer en los tres tercios (cervical, medio y apical).Este ancho vestíbulo palatino total va a estar determinado por los elementos que conforman el periodonto de inserción, protección y el diente a extraer.
2. Obtención del ancho vestíbulo palatino mucoperiosto
Con una aguja de acupuntura estéril a la que se le colocó un tope de goma, se puncionó el  mucoperiosto en los puntos descritos anteriormente y con la aguja perpendicular al eje longitudinal del diente hasta contactar con el hueso alveolar el tope, sin comprimir la mucosa a nivel del tercio cervical medio y apical se retiró la aguja en el mismo sentido en que se introdujo, y con una regla milimetrada se tomó la distancia en milímetros establecida por el tope de goma. Para obtener el ancho vestíbulo palatino mucoperióstico que recubre el hueso alveolar bastó con realizar la suma de los valores obtenidos en las posiciones anteriores.
3. Ancho óseo vestíbulo palatino inicial
Para obtener el ancho óseo vestíbulo palatino inicial del diente a extraer se le restó al ancho vestíbulo palatino total el ancho vestíbulo palatino mucoperióstico para obtener de esta forma la posible cantidad de hueso de que se disponía; esta diferencia no es más que el ancho óseo vestíbulo palatino de la zona del diente a extraer (ancho óseo vestíbulo palatino inicial) que va a estar dado por los elementos que conforman el periodonto de inserción y el diente. La información obtenida fue recogida en una planilla de recolección de datos.
Una vez realizadas las mediciones correspondientes se realizó la exodoncia según las normas clínicas en cada caso. En el grupo  control se comprimieron las tablas óseas luego de realizada la extracción dentaria como se recomienda actualmente; en el grupo  estudio no se comprimieron las tablas óseas.
Se le entregó a cada paciente por escrito los cuidados postoperatorios que debían seguir después del acto quirúrgico. A los tres meses se evolucionó a los pacientes y se les realizó la medición del ancho óseo vestíbulo-palatino del reborde alveolar residual por el mismo método empleado inicialmente y luego se estableció una comparación entre el ancho inicial y el final.

Para demostrar la eficacia de la no compresión de las tablas óseas,  y comparar los resultados en ambos grupos, se utilizó la prueba no paramétrica de Chi-cuadrado de Pearson, calculándose con el programa estadístico MICROSTAT. Cuando la probabilidad (p) fue igual o menor que el valor crítico de 0.05, entonces se rechazó la hipótesis nula y se aceptó hipótesis alternativa de diferencia entre las variables. En todos los casos se trabajó con una confiabilidad del 95%. Se solicitó consentimiento informado por escrito,  luego de explicar los objetivos de la investigación y la importancia de su participación, garantizándole la confiabilidad de la información y la posibilidad de abandonar el estudio si así lo deseaban, sin repercusión alguna ante la necesidad de atención médica posterior.

 

RESULTADOS
Tabla 1.  Pacientes según Ancho Vestíbulo-Palatino del tercio Cervical del grupo estudio y control, antes y después de la exodoncia.


Ancho
óseo
vestíbulo
palatino

Tercio Cervical

Grupo  Estudio

Grupo  Control

Antes

Después

Antes

Después

No.

%

No.

%

No.

%

No.

%

6 - 7mm

10

33.3

11

36.7

11

36.7

15

50

+7- 10mm

20

66.7

19

63.3

19

63.3

15

50

Total

30

100

30

100

30

100

30

100

Antes: p > 0.05         Después: p > 0.05         
Fuente: Historia clínica

 

En la tabla 1 se puede  observar que en el grupo estudio en el ancho de 6 - 7mm en el tercio cervical, antes de la extracción, había un 33.3 % de personas  y al final un 36.7 %,  mientras que en el grupo control  al final  había un 50 %. Sin embargo, en el ancho  de +7-10mm en el grupo control antes de la extracción, estaba representado por  un 63,3% quedando finalmente un 50%, mientras que en el grupo estudio después de la extracción había un 63,3%.

 

Tabla 2.  Pacientes según Ancho Vestíbulo-Palatino del tercio Medio del grupo estudio y control, antes y después de la exodoncia.

Ancho
óseo
vestíbulo
palatino

Tercio Medio

Grupo  Estudio

Grupo  Control

Antes

Después

Antes

Después

No.

%

No.

%

No.

%

No

%

6 - 7mm

1

3.3

2

6.7

2

6.7

5

16.7

+7 - 10mm

27

90

27

90

26

86.7

25

83.3

+10mm

2

6.7

1

3.3

2

6.7

0

-

Total

30

100

30

100

30

100

30

100

Fuente:Historia clínica

 

En  la tabla 2 se puede  observar que el ancho de 6 - 7mm en el grupo estudio después de la extracción estaba representado por un  6,7%, mientras que en el grupo control por el 16,7%. En cambio, en las mediciones de +7-10mm en el grupo  estudio se comportaron  antes y después con un 90%. Además, es apreciable como en el grupo control  en el ancho de +10 mm antes de la extracción había un 6,7 % y finalmente no quedó ningún paciente con ese ancho, sin embargo,  en  el grupo estudio quedaron el 3,3% de las personas.

 

Tabla  3.  Pacientes según Ancho Vestíbulo-Palatino del tercio Apical del grupo estudio y  control, antes y después de la exodoncia.

Ancho
óseo
vestíbulo
palatino

Tercio Apical

Grupo  Estudio

Grupo  Control

Antes

Después

Antes

Después

No.

%

No.

%

No.

%

No.

%

+ 7 -10mm

19

63.3

19

63.3

18

60

21

70

+ 10mm

11

36.7

11

36.7

12

40

9

30

Total

30

100

30

100

30

100

30

100

Fuente: Historia clínica

                                                                          
En la tabla 3 se puede observar que en el grupo  control en el ancho de +7-10mm antes de la extracción, estaba representado por un 60% y después por un 70%, mientras que en el grupo estudio antes y después se comportaron con un 63,3%, esto mismo ocurrió en el ancho de +10mm  en el grupo estudio donde  los valores se mantuvieron en un 36,7%.

 

DISCUSIÓN
El Ministerio de Salud Pública ha puesto en práctica un Proyecto de Generalización de la Implantología, cuyo propósito es extender este novedoso tratamiento como tecnología de rehabilitación a los servicios de estomatología elevando la calidad de la atención en los tratamientos rehabilitadores (18,19). Diversas son las instituciones de salud en el país que brindan servicios implantológicos.
En cuanto al ancho óseo vestíbulo-palatino antes de la extracción dentaria en el grupo control y en el grupo estudio, respectivamente,  se corresponde con la anchura biológica individual de cada paciente descrita por Bowen y el diámetro de los dientes del maxilar superior en sentido bucolingual. (20)
Es de suma importancia la conservación de la mayor cantidad de hueso para lograr el éxito del tratamiento implantológico. Estudios sobre la superficie de los implantes han mostrado su correlación positiva entre la topografía específica y la cantidad de hueso en contacto con el implante. Aparentemente, esto lleva a una mejor conexión hueso implante que brinda una mayor estabilidad durante la cicatrización ósea inicial y resistencia durante la carga funcional anticipada. (21-23)
En la literatura consultada no se encontraron estudios similares al nuestro que nos permitieran hacer comparaciones entre las mediciones para ver si existían semejanzas o diferencias  entre las mismas. Sin embargo, en nuestro estudio quedó demostrado que la reducción del ancho de los rebordes alveolares pasado este período de tiempo se relaciona con la reabsorción fisiológica a la que se refieren algunos autores como Bowen y González González. (21,24)
Además, es apreciable la diferencia existente en el ancho vestíbulo-palatino de los rebordes alveolares residuales a los 3 meses de la extracción en ambos grupos. Es evidente que en el grupo estudio existe una relativa similitud de la anchura de los rebordes alveolares residuales con el ancho óseo vestíbulo-palatino antes de la extracción dentaria, y en algunos casos, como en el tercio apical,  en todas las mediciones se mantuvieron con las mismas cifras. Sin embargo,  en el grupo  control estos valores se alejan de las mediciones alcanzadas antes de la extracción dentaria (existiendo generalmente un aumento del número de pacientes con ancho de 6 -7mm y una disminución de los pacientes con ancho de +7-10mm y +10mm) demostrando que existe una mayor reabsorción de los rebordes alveolares en este grupo.
En la literatura consultada no existen estudios anteriores con los que se pueda comparar los resultados obtenidos en este trabajo. Pero sí se puede afirmar  que mediante la no compresión de las tablas óseas se pueden crear condiciones más favorables, con vistas a una futura colocación de implantes.
Las técnicas clásicas de  rehabilitación no siempre son la solución. Mediante los implantes, los nuevos dientes quedan fijados a los maxilares, lo que garantiza una sonrisa natural y la posibilidad de masticar sin los problemas asociados al uso de dentaduras removibles (14,15). Además, a diferencia de lo que ocurre al instalar un puente, no afectan a los dientes naturales vecinos, por lo que éstos pueden conservarse. Cuando se pierde una pieza dental el hueso en el que se insertaba deja de realizar su función de sujeción, lo que provoca que sufra un proceso de atrofia, esto es, de disminución de su espesor. Esta reabsorción,  puede verse acelerada con el uso de dentaduras removibles y se frena, e incluso se reduce, con la inserción de implantes dentales. De la misma forma en que las columnas de un edificio se reparten el peso de éste, las piezas dentales distribuyen entre ellas las fuerzas generadas por la masticación. Como consecuencia, si un diente perdido no se sustituye los demás sufren una sobrecarga que termina por dañarlos. (25,26)
Es difícil garantizar que una herramienta como los  dientes, que se usan todos los días sean sustituidos para toda la vida .Sin embargo, la experiencia con implantes que sigue siendo satisfactoria tras casi más de cuatro décadas, indican que se trata de una solución de muy larga duración, y hoy en día tienen una tasa de éxito de un 93 a un 95%. (24)
Es muy importante y necesario que la Técnica de la no compresión digital post-extracción sea conocida y aplicada por todo el profesional estomatológico,  para que de esta manera la solución terapéutica tenga el éxito y  la durabilidad que  precisamente los pacientes buscan  y desean, asegurándoles confort y bienestar por un tiempo prolongado.

 

CONCLUSIONES

    • El ancho de los rebordes alveolares residuales a los tres meses de evolución se comportó con menores dimensiones en ambos grupos  estudio y control.
    • El ancho de los rebordes alveolares residuales en el grupo estudio tuvo menos variaciones que en el grupo control.
    • A pesar de que no se obtuvo significación estadística en la muestra estudiada, la  técnica  de la no compresión digital post-extracción demostró  tener gran valor en  la  conservación de la mayor  cantidad de hueso, a partir de que  a los pacientes  a los que se les aplicó esta técnica tuvieron menos pérdida ósea, siendo esta mayor en los pacientes donde no se aplicó la técnica.

    REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
    1. Larrú Rodríguez L, Cardoso Navarro I, Zequeira Peña J.L, Arias Herrera S, Clínica Médico Dental Tabara. Que son los implantes dentales [en internet]. 2006 [citado 3    abril  2009]: [aprox.15p.]. Disponible en:
    http://www.cdtabara.com/tratamientos/implantes/textqueson.html
    2. Pawlusiak B. Qué es un implante dental. [ en Internet] 2006 [citado 29 de marzo 2009]; [aprox. 3p.]. Disponible en: http: // www. centros de implantes. com. ar/ pawlusiak. Htm
    3. Donato M. Extracción Dentaria en Cirugía Bucal. Patología y Técnica. Editorial Masson, 2002.
    4. Juárez Morate A, Luo Berrocal M. Estudio Observacional sobre la demanda de exodoncia en la Policlínica de UEM. Gac Dent 2006; 23: 90-98.
    5. González Iglesias J, González Pérez J. Historia Particular de los Instrumentos de Extracción Dentaria (1era parte). Gac Dent 2007; 39: 108­127.
    6. García Pérez O, Méndez Martínez M. Breve Historia de la Cirugía Bucal y Maxilofacial. Rev Humanidades Médicas 2002; 2: 91-93.
    7. Satumo Canelón J. Raíces históricos sociales de la medicina, la odontología y la curandería. Acta Odont Venez 1989; 27: 16-19.
    8. Companioni FA. Contribución a la historia de la Estomatología Cubana. Ciudad de la Habana: Editorial Ciencias Médicas, 2000.
    9. Gay C, Berini L. Principios Básicos de la exodoncia en Cirugía Bucal. Madrid. Editorial Cergon; 2002.
    10. El éxito en implantes de carga inmediata es casi del 100% [en internet]. 2006 [citado10abr2009]:[aprox.3p.]. Disponible en:  http://gbsystems.com/news/105.htm
    11. Quintero Parada E, Sabater Recolons MM, Chimenos Kustner E, López J. Hemostasia y tratamiento odontológico. Av Odontoestomatol  [serie en Internet]. 2004; 20(5): 247-61.
    12. Matthias Kreisler, Nicolaus Peneke, Alexandra Peneke. Reabsorción de la cresta residual en maxilares edéntulos de pacientes con sobredentaduras en mandibulares sobre implantes: Estudio retrospectivo de 8 años. Rev Int de Prót Estomatol; Vol 6. No 1: 2004.p. 35-40.
    13. Wikipedia. Tipos de implante dental [en internet]. 2008 [citado 4 abr 2009]: [aprox. 4 p.]. Disponible en:  http://es.wikipedia.org/wiki/Tipos_de_implante_dental
    14. Cabanes Gumbau G. Carga inmediata en incisivos con implantopilares de composite: tres opciones terapéuticas. Gac Dent. 2006; 18 (168): 142, 144, 146, 148, 152, 154, 156,158, 160,162 – 3.
    15. Pardiñas R. Factores de crecimiento óseo: su importancia para poder rehabilitar con éxito maxilares atróficos. [serie en Internet] 2006 [citado 6 de marzo 2009]; [aprox. 3p.]. Disponible en: http: // www. clinicapardiñasregeneracionosea.htm.
    16. González TJ, González PJ. El primer implante dental metálico que fue colocado. En   Gaceta Dental.2008.No 190 .p.140.
    17. Carballo TV. Estética dental en la cultura precolombiana. Rev.Int.Prot.Estomatol. 2004.6 (2):102-6.
    18. Cuba. Ministerio de Salud Pública. Dirección Nacional de Estomatología. Proyecto: Generalización de la implantología en Cuba. En prensa 2006.
    19. Gómez Font R, Plaza San Juan J. Nuevas técnicas de cirugía bucal. Gac Dent. 2007; 19 (186): 129,131-40.
    20. Di Silvestro S, Palombo Gueseppe G, confalone L, Poli O, Quaranta A. Bone Volume Recontuction in atrophic edentulous rides: placement method of graft-implant unity in single step together with endogenous growth factors. Minerva Stomatol2006; 55: 1-15.

    21. González González G, Ardanza Zulueta P. Rehabilitación Protésica Estomatológica. Ciudad de la Habana: Editorial Ciencias Médicas, 2003.
    22. Cutoli C. Montesdeoca García N. Carga Inmediata de implantes dentales. Rev Esp Cirug Oral y Maxilofac 2005; 27:34-42.
    23. Romanos GE. Present status of inmediate loading of oral implant. J Oral Implantol2004; 30: 189-197.
    24. Implantes dentales. [serie en Internet] 2006 [citado 2 de abr 2009];  [aprox. 1 p.]. Disponible en: http://wwwodontodentist. neUes-ortodentis- s-I- _ contactar. html.
    25. Herrera JM, Zoller JE, Steveling H. Reabsorción de la apófisis alveolar tras una exodoncia con dos métodos de extracción diferentes. Un estudio comparativo. Quintecenssence. Publicación internacional de odontogía 2003; 16: 236-240.

    26. Olate S, Rabelo G, Jaimes ,Miguel Albergaria J R. Recuperación Ósea en Procedimientos de Reconstrucción y Colocación de Implantes2007; 25(3):649-657.