DE LA HISTORIA

 

Doctor Pedro Kourí. La virtud de la enseñanza

 

Autores:

David Yunior Velasco Peña*
Carlos Manuel Padilla González**

 

Tutora:

Lic. Zaida Hecheverría Calcerrada***

 

*Estudiante de 5to Año de Medicina. Alumno Ayudante de Medicina Interna.
**Estudiante de 3er Año de Medicina. Alumno Ayudante de Pediatría.
***Licenciada en Historia de Cuba. Profesora Asistente.

 

Resumen
La Medicina Tropical  ha sido uno de los campos más cultivados por investigadores en todos los tiempos.  Entre estas notables figuras se encontró el mundialmente conocido profesor Dr. Pedro Kourí Esmeja.  Se realizó una revisión bibliográfica en 11 artículos con el objetivo de valorar la personalidad del Dr. Pedro Kourí Esmeja como eminente científico y educador. Durante su carrera docente  alcanzó los logros y grados más sobresalientes. Transformó la Parasitología y las Enfermedades tropicales de una asignatura aburrida y poco apreciada a una de las mayores atracciones de los estudiantes. Renovó  el programa de la asignatura, transformando el carácter rígido de la tradicional educación verbalística y memorística, en una disciplina didáctica, dinámica, con fundamentos clínicos. El profesor Pedro Kourí no sólo fue   una de las figuras mayores de la parasitología médica mundial, sino también uno de los más importantes higienistas sociales de nuestra historia.

 

Palabras Claves: Parasitología, enseñanza, Pedro Kourí.

 

La Medicina Tropical en Cuba  ha sido uno de los campos más cultivados por los investigadores en todos los tiempos. Su historia comienza en tiempos tan remotos como el año 1833, cuando se hacían ya las primeras apreciaciones acerca del cólera y continuó nutriéndose de las investigaciones de eminentes investigadores. Entre estas notables figuras se encontró el mundialmente conocido profesor Pedro Kourí, principal promotor de los estudios de Medicina Tropical y Parasitología en Cuba.  (1)
La opresión política otomana ejercida sobre los pueblos árabes y  la profunda crisis económica acarrearon que  desde  finales del siglo XIX muchas familias  libanesas emigraron hacia América, entre ellos los Kourí Esmeja quienes abandonaron el Hatchid en el Valle Sagrado del Líbano, asentándose inicialmente en  Haití, y luego  emigraron a Cuba. Esta familia era de origen muy humilde, el padre Santiago Kourí Bschara, comerciante, nacido en Monte Líbano en 1863 y la madre María Antonia Esmeja Cheadi nacida en  igual lugar en 1873,  ambos analfabetos. (2)
 Pedro Kourí Esmeja nació en Puerto Príncipe el 21 de agosto de 1900. Poco  tiempo después  se traslada con su familia para Santiago de Cuba donde realizó  los estudios primarios en la escuela La Salley en el Instituto de Segunda Enseñanza de la capital de la antigua provincia de Oriente. Se graduó de Bachiller en Letras y Ciencias, con las más altas calificaciones, el 19 de junio de 1919 otorgándosele la plaza de ayudante graduado de Física, Química e Historia Natural. (3)

En este centro inició  su brillante carrera profesoral al desempeñar el cargo, por oposición, de Alumno Ayudante del grupo de cátedras de Física, Química y Ciencias Naturales. Esta temprana función docente dará nacimiento en él a una vocación por la botánica y la zoología, llevándolo  más tarde a matricular en la Facultad de Ciencias de la Universidad de La Habana el doctorado en Ciencias Naturales (1933-1934). (2,4) En la Universidad de La Habana dejó una estela de brillantez académica, pocas veces lograda, que se continuó ininterrumpidamente con su carrera docente de 39 años, alcanzando  los cargos y grados más sobresalientes.  Obtuvo la nota de sobresaliente en  31 asignaturas, con 24 premios ordinarios, el premio extraordinario “Dr. Alberto Inclán” de la cátedra de Ortopedia y el prestigioso premio extraordinario “Clin” (1925), para merecer la denominación de Alumno Eminente con el premio Beca de Viaje.(5)
En  1934,  asume la responsabilidad total de la enseñanza de Parasitología y Enfermedades Tropicales, transformando por  completo el método de enseñanza,  convirtiéndolo en práctico y objetivo. La organización de la Cátedra 20 de Parasitología y Medicina Tropical fue considerada modelo dentro y fuera de Cuba, además de ser  uno de los Departamentos de Parasitología mejor coordinados del mundo. Su máxima preocupación siempre fue mejorar la instrucción y la investigación,  lo que logró con creces. Supo  influir acerca de una especialidad que no se tenía como importante, convirtiéndola en una de las atracciones de los estudiantes de medicina. (6)
Se grabaron lecciones en un sistema de audio que se relacionaban con otra secuencia de diapositivas que se iban proyectando. Las clases prácticas con cortes histológicos microscópicos, observación directa del parásito adulto en vidrio reloj y piezas microscópicas infectadas, era un método directo de aprendizaje y el apoyo con instrumentos de observación necesarios: lupas, microscopios, estéreos y láminas.
De esto el afamado profesor Federico Sotolongo señaló: "El doctor Kourí al frente de su Cátedra ha transformado una asignatura que al principio era un pesado y monótono catálogo de bichos raros,... de enseñanza teórica y antipedagógica, en una asignatura objetiva, práctica y  ordenada. (7)

 Desde que asume tal responsabilidad renueva el programa de la asignatura, transforma el carácter rígido de la tradicional educación verbalística y memorística, en una disciplina didáctica, dinámica, con fundamentos clínicos. Ejemplo de esto es este plan de clases  del año 1961 que se encuentra en el Museo de Medicina Tropical "C. J. Finlay":
Diciembre 15, 1961, Sección 5, viernes de 2.00 a 5.00 p.m. Seminario Sobre Formas Clínicas de la Tricocefaliosis: Tricocefaliosis Masiva Infantil. A) Lectura: Formas Clínicas de la Tricocefaliosis. 6 preguntas. 20 minutos. B) Película: Tricocefaliosis Masiva Infantil. 750 pies, 20 minutos. C) Discusión 20 minutos.

Las enfermedades de etiología parasitaria eran estudiadas e identificadas al pie del enfermo; se estudiaba la acción patógena del parásito, su biología y epidemiología; para mediante este proceso llegar al estudio morfológico y rudimentos de los parásitos, de sus funciones, así como elementos del diagnóstico, tratamiento y profilaxis.
Entre 1937-1942  imparte 9  Cursos de Verano recibidos por alumnos y profesores de la Universidad de Cornell, médicos cubanos  y un graduado de la Universidad de Tegucigalpa, Honduras, en  Centroamérica. Estos cursos tenían una duración de 6 a 8 semanas y eran impartidos en inglés y español.  Luego en 1955 mejora el Plan del curso de verano, teniendo como temas: la Parasitología y Enfermedades Tropicales, su patología y clínica, así como helmintiasis humana. (8)
En 1939 el profesor W. H. Hoffmann, Presidente de la Sociedad Cubana de Biología y de Medicina Tropical "Carlos J. Finlay" dijo al respecto: “Hoy el doctor Kourí, contando como catedrático con los grandes recursos de la Universidad, sin pretensiones y con la sencillez más natural del mundo ha tenido la virtud de movilizar todas sus energías y entusiasmo para la realización de lo que generaciones han aspirado sin realizarlo y lo que disfrutarán también las futuras generaciones de médicos y científicos que un día se lo agradecerán”(9)
En 1940 con la finalidad de mejorar la docencia de Parasitología instala un departamento de ilustración médica donde se realizaban dibujos e ilustraciones, esquemas y gráficos, además del Servicio de Fotografía y Cinematografía, se crea además la Biblioteca y Hemeroteca Parasitológicas. (8)

Los profesores Stiles, Bacigalupo, Giam, Grodwake, Pittaluga y otros que lo  visitaron consideraron su Cátedra  como “Uno de los Departamentos de Parasitología mejor organizados del mundo”,  declarado públicamente en noviembre de 1939 en el Boletín de la Unión Panamericana en discurso pronunciado por Chacer A., Thompson, Virginia:"La Universidad de La Habana exalta al sabio, a un modesto e incansable trabajador profesor Pedro Kourí Esmeja "Profesor Extraordinario”. (10)
Por sus dotes de organizador fungió como  Vicedecano y más tarde  Decano, dedicándose  a estimular a los universitarios  en el estudio, la investigación, dando un vuelco radical a la enseñanza de la asignatura en la Universidad. (11)
En 1942 se le otorgó la "Orden de Mérito Carlos J. Finlay" y la de "Honor al Mérito" de Francia. Todos sus alumnos mostraron su gratitud hacia la labor desarrollada por el profesor Pedro Kourí, quien se excedía en el cumplimiento de su deber, dando en todo momento su  caudal de conocimientos.
Desde un inicio se identificó con la Revolución Cubana, formando médicos al servicio del pueblo y hasta su muerte en 1964 continuó su labor educativa en la formación integral de los futuros médicos cubanos. El profesor Pedro Kourí no sólo es  una de las figuras mayores de la parasitología médica mundial, sino también uno de los más importantes higienistas sociales de nuestra historia.

 

Referencias Bibliográficas
1. Beato Núñez V. Historia de la parasitología y de la medicina tropical en Cuba. Rev Med Trop Parasit Bacteriol Clin Lab 1941;VII( 3):36-43.
2. Sotolongo Guerra F. El profesor Pedro Kourí Esmeja como Clínico parasitólogo. Rev Cubana Med Trop 1966;18 (2):83-7.
3. El profesor Pedro Kourí como clínico parasitólogo. Cuad Hist Sal Pub 1989;74:118-24.
4. Saladrigas E. Historia profesional del Dr. Pedro Kourí. Rev Med Trop Parasit Bacteriol Clin Lab 1941;VII(4):57-9.
5. Graduados del curso 1924-1925. En: Llanes TR. Anuario médico-social de Cuba. La Habana: Ucar García, 1937:562-5.
6. Riaño Jauma M. Apertura del Acto por el Presidente Comisión Organizadora, Banquete Homenaje a Pedro Kourí. Avance Medical 1943;1(10):47.
7.Sotolongo Guerra F. Homenaje al Profesor Pedro Kourí. Avance Medical 1943;IV (10):146-7.
8. Kourí P, Basnuevo J y Sotolongo F. Resumen de los Cursos de Postgraduados de Parasitología y Medicina Tropical. Cátedra de Parasitología y Enfermedades Tropicales del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad de La Habana 1945;III (6):30-4.
9. Hoffmann WH. Discurso en el Acto del Premio Finlay. Rev Med Trop y Parasitología Bact Clin y Laboratorio. 1941; VII (3):43.
10. Chacer AT. Discurso pronunciado por Chacer A. Thompson. Universidad de Virginia: Boletín de la Unión Panamericana 1939;11: 644.
11.Sotolongo Guerra F. El estudiantado universitario homenajea al Profesor Kourí. Avance Medical 1943;IV(10):146.