ARTÍCULO ORIGINAL

 

CONOCIMIENTOS SOBRE AUTOEXAMEN DE MAMA EN MUJERES DE UN CONSULTORIO DEL MUNICIPIO PLAYA

 

  Facultad “Finlay-Albarrán”

Universidad de Ciencias Médicas de La Habana

Autores:
Emilio Rivera Ledesma1
Idalys M. Román Fernández1  
Tatiana Prieto Domínguez1

 

Tutor:
Dr. Jacqueline Junco Arévalo2

 

1. Estudiantes de 5.to año de Medicina. Alumnos Ayudantes de Medicina Interna.
2. Especialista de 1.er grado en MGI. Profesor asistente
                                                   
RESUMEN
El cáncer de mama (CM) es la neoplasia más frecuente en la mujer occidental y la segunda causa de neoplasia en la mujer cubana.
Objetivo: Evaluar el conocimiento sobre el autoexamen de mama en las mujeres del Consultorio del Médico de Familia 3.2, del Policlínico Ana Betancourt, en Playa,  Ciudad de La Habana, 2009.
Diseño metodológico: Se realizó un estudio observacional, descriptivo, de corte transversal, en mujeres de 25 años o más, pertenecientes al consultorio antes mencionado, en el período comprendido entre octubre del 2009 y febrero del 2010. El universo de nuestro estudio estuvo representado por 489 mujeres de 25 años o más, pertenecientes a nuestro consultorio, mientras que la muestra seleccionada por muestreo aleatorio simple, quedó constituida por 150 mujeres.
Resultados­: La edad promedio de las entrevistadas fue de 44,97 (±13, 01), con un grado de escolaridad predominantemente universitario (32%). El 81,3% referían conocer la forma de realizar el autoexamen de mama y el 71,3% adquirió esta información mediante la televisión. El 78% de las mujeres consideraban que el autoexamen de mama se debía realizar mediante la inspección y palpación de ambas mamas.
Conclusiones: Se observó un buen conocimiento sobre el autoexamen de mama. La televisión constituyó la fuente de información de autoexamen de mama fundamental en nuestro estudio. La mayoría de las féminas se realizaban el autoexamen, aunque de estas la minoría lo hacía con una frecuencia mensual.

Palabras clave: mujeres, autoexamen de mama, conocimientos.

                                           
INTRODUCCIÓN

El cáncer de mama (CM) es la neoplasia más frecuente en la mujer occidental y la principal causa de muerte por cáncer en la mujer en Europa, Estados Unidos de Norteamérica, Australia y algunos países de América Latina. Se estima una incidencia de alrededor de 1 150 000 casos nuevos cada año en el mundo y de 410 000 fallecimientos. En los Estados Unidos de Norteamérica, en el 2005 hubo 211 240 nuevos diagnósticos y 40 800 muertes por esta enfermedad. En el Reino Unido se reportan 100 casos nuevos por día y 13 000 fallecimientos anuales. (1)
La incidencia de cáncer de mama parece estar aumentando de forma importante debido probablemente a la difusión de métodos de diagnóstico como la mamografía, que ha permitido desarrollar programas de detección precoz. La incidencia varía en los diferentes países, con cifras elevadas en el norte de Europa, que oscilan desde 95 por cada 100 000 mujeres en Holanda hasta 129 por cada 100 000 mujeres en los países escandinavos. En los países asiáticos se reportan valores menores de incidencia, por ejemplo Japón presenta una incidencia de 30 por cada 100 000 féminas. (1, 2)
En Cuba, el CM constituye la segunda causa más frecuente de neoplasia en mujeres, con una incidencia en el 2003 de 2 573 casos para una tasa por cada 100 000 habitantes de 45,8 y 33,9 según tasa bruta y ajustada  respectivamente, y una mortalidad con una tendencia evidente en aumento según el Nacional del Cáncer del INOR aparecidas en el anuario estadístico de salud del 2006. (3)
Se han identificado numerosos factores de riesgo que pueden asociarse al desarrollo de un cáncer de mama lo que resulta valioso cuando los recursos para la detección precoz son limitados y cuando es posible aplicar estrategias de prevención del cáncer mamario.
Se consideran factores de riesgo para desarrollar cáncer de mama a la edad mayor de 25 años: la historia familiar de CM, antecedente personal de CM y antecedentes de lesiones proliferativas con atipias en una biopsia anterior, menarquia precoz y menopausia tardía, paridad y edad del primer parto, no haber lactado, uso de anticonceptivos orales combinados, uso de terapia de reemplazo hormonal durante la menopausia, obesidad y mala dieta, alcoholismo, factores socioeconómicos y ambientales, radiaciones ionizantes, etc. (4)
En el diagnóstico precoz de las lesiones de la mama participan tres elementos fundamentales: el autoexamen de mama (AEM), el examen clínico y la mamografía, siendo el primero el elemento que es manejado por la propia mujer como parte del cuidado de su salud, los otros son totalmente dependientes de la programación o indicación médica según proceda en cada una de ellas.
El autoexamen de  mama constituye una herramienta de inestimable valor para el diagnóstico precoz de sus lesiones mortales, es un método eficaz, sencillo, inocuo y sin costo adicional (5-9), debe ser aplicado periódicamente entre 7 y 10 días después del período menstrual. Nadie como la propia mujer para conocer los detalles y evolución de su mama en cada examen y de esta manera se erige como el elemento de alarma para las autoridades de salud, independientemente de los deberes formales de estas.
El diagnóstico precoz es, sin dudas, una garantía importante del éxito de su tratamiento. En este sentido, la mujer presta una relevante contribución al realizarse el AEM mensualmente, por su capacidad de reconocer lo que es normal, debido a la repetición sucesiva de la palpación de su mama, lo que hace más probable la detección de alteraciones (2).  Para algunas mujeres, el miedo del descubrimiento de un nódulo, la vergüenza de ser tocada por profesionales o por ella misma, se convierte en el principal factor para la no realización del AEM. De todos modos, ampliar las acciones de promoción, representa una importante estrategia para revertir tal realidad; teniendo en cuenta, que el tumor de mama en más del 80% de los casos es diagnosticado por las propias mujeres. (10, 11)
La morbilidad y la mortalidad por cáncer de mama pudieran reducirse si las mujeres tuvieran el conocimiento, la motivación y la destreza necesaria para aplicar medidas de detección precoz, como el AEM. El referido cuidado debe ser iniciado desde la adolescencia y deberá realizarse todos los meses durante el resto de la vida, preferiblemente una semana después de la menstruación. En la postmenopausia se recomienda sea practicado en un día fijo del mes para evitar su olvido. (6)
La autoexploración sistemática se puede realizar en los momentos del baño o acostada. Aunque la mejor manera de realizarse el examen es frente a un espejo con los brazos caídos a ambos lados del cuerpo. Tendrá que observar la simetría de las mamas, el aspecto de la piel, el perfil, y verificar no tener zonas enrojecidas, bultos o hundimientos. Luego se elevan los brazos a la altura del cuello y se observa que los senos se mantengan elevados sin ninguno de los signos anteriores.
Es aconsejable realizar la palpación en diferentes posturas, y siempre con la mano contraria al seno que se va a examinar. Con la yema de tres dedos se presiona el seno de afuera hacia adentro en forma de espiral, también desde el pezón hacia fuera de manera radiada, o en forma de s al recorrer el seno de un lugar a otro. El cuadrante superior externo es la zona que requiere mayor atención por encontrarse más cerca de los ganglios. Además es importante apretarse el pezón ligeramente y comprobar que no salga ningún líquido a no ser la leche materna. Este examen deberá hacerse en las dos mamas y en las axilas.
Dentro de las desventajas del método se han señalado que induce ansiedad,  conduce al sobre uso de los servicios médicos, proporciona un exceso de confianza que conlleva a evitar estos servicios y que en ocasiones es fuente de cirugías inmerecidas. (2)
 A pesar de la implementación de los programas nacionales de detección precoz del cáncer de mama y del perfeccionamiento de la atención primaria (estrategias de prevención y promoción de salud), sigue presentándose en estadios tardíos, lo que influye en la calidad de vida de las pacientes y su mortalidad. Durante la rotación por la asignatura de Medicina General Integral, nos llamó la atención que casi todas las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama, en nuestro consultorio, lo habían sido en fases intermedias o tardías de la enfermedad, asumiendo entonces que las estrategias de promoción y prevención de salud eran adecuadamente comunicadas por el equipo básico de salud y por otros medios de comunicación masiva nos surgió la siguiente interrogante: ¿Es el autoexamen de mama conocido y apropiadamente aplicado por parte de la población femenina?

 

OBJETIVOS

Objetivo General

  • Evaluar el conocimiento sobre el autoexamen de mama en  las mujeres  del Consultorio del Médico de la Familia (CMF) # 3.2, del Policlínico Ana Betancourt, del municipio Playa, Ciudad de La Habana, en el periodo comprendido entre octubre del 2009 y febrero del 2010.

Objetivos Específico

  • Caracterizar a las mujeres incluidas en nuestro estudio según variables sociodemográficas.
  • Identificar mediante qué maniobra consideran las mujeres, que se debe realizar el autoexamen de mama, así como su frecuencia.
  • Identificar las fuentes de información con relación al autoexamen de mama.
  • Determinar el conocimiento sobre el autoexamen de mama en las mujeres en estudio.

 

DISEÑO METODOLÓGICO
Se realizó un estudio observacional, descriptivo, de corte transversal, en mujeres de 25 años o más, pertenecientes al Consultorio del Médico de la Familia (CMF) # 3.2, del Policlínico Ana Betancourt, del municipio Playa, de Ciudad de La Habana, en el período comprendido entre octubre del 2009 y febrero del 2010, con el objetivo de evaluar los conocimientos sobre el autoexamen de mama que estas presentaban.
El universo de nuestro estudio estuvo representado por todas la mujeres de 25 años o más pertenecientes al consultorio antes referido (N=489). La muestra  se seleccionó por  muestreo aleatorio simple y estuvo representada por 150 mujeres, las cuales aceptaron voluntariamente formar parte de este estudio.
La obtención de nuestros datos se realizó por los autores de este trabajo, a partir de la entrevista directa con estas mujeres (fuente primaria), siendo introducidos en una planilla confeccionada para tales efectos (Anexo 1); luego de lo cual, se procesaron en el programa SPSS versión 15.0, donde se utilizaron distribuciones de frecuencia, cálculos porcentuales y medidas de tendencia central.
En la realización de este estudio se respetaron las bases éticas de las investigaciones en seres humanos, ya que cada una de las personas incluidas, firmó de forma voluntaria un acta de consentimiento informado.
Se estudiaron las variables edad, grado de escolaridad, importancia del autoexamen de mama, forma de realización, medio de adquisición de conocimientos, tiempo práctico de realización y conocimiento total sobre AEM el cual se evaluó según sumatoria de puntuación obtenida de las respuestas de los acápites 4, 6 y 8 de la planilla de recolección de la información, que se presentan en el anexo 2 Escala: Bueno: (5, 4) Regular: (3, 2) Malo: (1, 0).

 

RESULTADOS
Se entrevistaron mujeres entre 25 y 69 años, para una edad promedio de 44,97 (±13, 01). El mayor porcentaje de estas presentaban edades entre 35 y 44 años (Tabla 1). Es interesante señalar que el 75, 3% de las mismas tenían menos de 55 años.
Tabla1. Distribución de las mujeres según edad. CMF # 3.2 Policlínico                     Ana Betancourt. Municipio Playa, febrero 2010


Edad

No.

%

25-34

35

23,3

35-44

40

26,7

45-54

38

25,3

55-64

23

15,3

≥65

14

9,3

Total

150

100

Fuente: Planilla de Recolección de la Información

 

El grado de escolaridad más frecuente en nuestro estudio fue el universitario, lo cual representa un 32% del total.
Tan solo tres casos no conocían la importancia del autoexamen de mama. Con respecto a su realización 19 (12,7%) mujeres tenían dudas, 9 (6%) no sabían hacerlo y 122 (81,3%) referían conocer la forma de realizarlo.
Se pudo observar que la mayor cantidad de mujeres 117 (78%) consideraban que el autoexamen de mama se debía realizar mediante la inspección y palpación de ambas mamas (Tabla 2).

 

Tabla 2. Distribución de las mujeres según forma de realización del autoexamen de mama


Realización del autoexamen de mama

No.

%

Inspección de ambas mamas

8

5,3

Palpación de ambas mamas

17

11,3

Inspección y palpación de ambas mamas

117

78

No sabe

8

5

Total

150

100

 

Es interesante señalar que el medio de adquisición de conocimientos sobre cómo realizarse el autoexamen de mama, fue la televisión 107 (71,3%), en tanto solamente 7 (4,7) y 3 (2%) mujeres señalaron haber adquirido información por el cirujano o no haber adquirido ninguna información respectivamente (Tabla 3).

 

Tabla 3. Medio de adquisición de conocimientos sobre el autoexamen de mama

 

MAC*

 

No.

 

%

Televisión

107

71,3

Médico de la familia

46

30,7

Amigos

23

15,3

Enfermera de la familia

12

8

Cirujano

7

4,7

Ninguno

3

2

* Medio de adquisición de conocimientos del autoexamen de mama.

 

El 69,3% de las entrevistadas refirieron que el autoexamen de mama debía realizarse después de cada menstruación. Mientras que el 26% y 4,7% comentaron que se debía realizar mensualmente y cada vez que se pueda (Tabla 4).

 

Tabla 4. Tiempo teórico de realización  del autoexamen de mama


Tiempo teórico

No.

%

Después de cada menstruación

104

69,3

Mensualmente

39

26

Cada vez que se pueda

7

4,7

Total

150

100

 

Al determinar el conocimiento total sobre AEM en las mujeres objeto de estudio, observamos que la mayoría (82%) presentaban un buen conocimiento sobre la temática abordada (Tabla 5). 

 

Tabla 5. Conocimiento total sobre el AEM


Conocimiento

No.

%

Bueno

123

82

Regular

19

12,7

Malo

8

5,3

 

DISCUSIÓN
A pesar del nivel educacional que ha ido adquiriendo nuestra población, la calidad de nuestro sistema de salud, la puesta en práctica de los programas para elevar la calidad de vida, la aplicación de los programas de atención a la mujer y de enfermedades crónicas no transmisibles; el cáncer de mama continúa siendo altamente frecuente para este género.
En nuestro estudio se observó una edad promedio de 44,97 años, esto no indica que esta sea la edad promedio de las mujeres mayores de 25 años en nuestra área de atención primaria, ya que la selección de nuestra muestra fue aleatoria, no obstante coincide con otros estudios sobre AEM como el de Georgia R. Sadler  et al. En San Diego, California, y Marlén Izquierdo  et al. En Ciudad de La Habana, Cuba, donde fueron los 42, 20 y 49,7 años, respectivamente, las edades medias de las féminas estudiadas. (12,13)
El grado de escolaridad universitario, fue el más frecuente, dado probablemente por el alto desarrollo de la educación en nuestro país y sobre todo en nuestra capital, lo que justifica la alta probabilidad de que en selecciones aleatorias de grupos de mujeres, sea el nivel universitario uno de los más frecuentes, lo que difiere con reportes como el de Carvalho  et al. Donde en un estudio de 60 mujeres en Ceará, Brasil, solo el 3,4% eran universitarias. (5) 
La gran mayoría de nuestras mujeres nos refirieron que conocían la importancia del autoexamen de mama, y cómo realizarlo; a diferencia del estudio realizado por el grupo de Carvalho en Brasil donde el 65% de 60 mujeres entrevistadas no conocían la importancia del autoexamen mamario. (5) Otros estudios realizados en Cuba muestran cifras similares a las nuestras en este aspecto. (10,11)
Al analizar el conocimiento de la técnica en sí del AEM, pudimos observar que la mayoría de las féminas consideraban que esta se debía hacer mediante la inspección y palpación de ambas mamas, lo cual es correcto. Hernández y et al.  en un estudio realizado en Pinar del Río, Cuba, donde se entrevistaron a 100 mujeres, el 55% no conocía la técnica del AEM. (8) Otros estudios reportan cifras superiores al 60% de mujeres con desconocimiento sobre el procedimiento del AEM. (14, 15)

Los medios de difusión masiva, sobre todo la televisión, constituyeron la fuente rectora de conocimientos sobre el AEM. El médico y la enfermera de la familia, contribuyeron de manera insuficiente en la transmisión de información sobre esta técnica, lo que no está para nada justificado, ya que en nuestro país se aplica un programa para el diagnóstico precoz del cáncer de mama, que forma parte de las estrategias de prevención y promoción de salud que desarrolla nuestro modelo de atención primaria de salud.

Cuando evaluamos el conocimiento total sobre el AEM, nuestro estudio arrojó que la gran mayoría de nuestras féminas tenían un buen conocimiento, lo que quizás pudiera ser explicado por la gran difusión que al respecto existe en nuestro país. Estos resultados se incluyen entre los más altos si lo comparamos con los reportados en la literatura revisada. (5, 6, 8,11, 12, 16, 17)

 

CONCLUSIONES 

  • En nuestro estudio se observó un buen conocimiento sobre el autoexamen de mamas.
  • Predominaron las mujeres entre la tercera y cuarta década de la vida, con grado de escolaridad universitaria.
  • Gran parte de las mujeres que formaron parte del estudio consideraban que el autoexamen de mama debía realizarse mediante la inspección y palpación de ambas mamas.
  • La mayoría de las féminas se realizaban el autoexamen de mama, aunque de estas la minoría lo hacía con una frecuencia mensual.
  • La televisión constituyó la fuente de información de autoexamen de mama fundamental en nuestro estudio.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Willet W., Rockhill B., Hankinson S., et al. Epidemiology and Nongenetic Causes of Breast Cancer. In Diseases ofthe Breast. Ad: Harris J. et at. Second Edition 2000. (4}:175-220.
2. Guinee V. Epidemiology of breast cancer. In The Breast. Ed: Bland K. and Copeland E.Second Edition 1998. (1):339-351.
3. Anuario Estadístico de Salud 2006.Ministerio de Salud Pública de Cuba.2007.
4. Peralta O. M. Cáncer de mama. Epidemiología y factores de riesgo. Cuad Med Soc Chile 2007, 47 (1): 18-30.
5. Carvalho Fernández A. F., Silva de Oliveira M., Ferreira Moura  E. R.  Práctica del auto- examen de mamas por usuarias del sistema único de salud de Ceará.  Rev Cubana Enfermer 2006; 22 (3).
6. Ermeso Rivero M. Métodos diagnósticos utilizados en la patología mamaria. Estructura del subprograma nacional de cáncer de mama. Rev. Cubana Enfermer. 1995 enero-abril;11(1).
7. Núñez M., Martín R. L., Almeida D. Aplicación del programa de detección precoz del cáncer de mama en un área de salud. Revista de Ciencias Médicas La Habana 2000; 6 (2).
8. Hernández I., Acanda M. Rodríguez M. Exploración de conocimientos sobre el autoexamen mamario.  Rev Cubana Enfermer. 2003 septiembre-diciembre 19(3).
9. Estévez E. T., González R. M., Serra E. H., Fernández V. C.,  Segura S. O. Autoexamen de Mama. Evaluación de conocimientos en tres consultorios. Policlínico “Máximo Gómez Báez”. 2001. Correo Científico Médico de Holguín 2004; 8(4).
10. Álvarez A. G., García A., Gorbea M. H. Pautas conceptuales y metodológicas para explicar los determinantes de los niveles de salud en Cuba. Rev Cubana Salud Públ. 2007; 33(2).
11. López J. L., Cuan R., Valladares R. L., Noya M. P. Conocimiento de la comunidad sobre los factores de riesgo del cáncer de mama. Revista Electrónica "Archivo Médico de Camagüey" 2001; 5 (Supl 1).
12. Sadler G. R., Ko C. M., Cohn J. A., White M., Weldon R. y Wu P. Breast cancer knowledge, attitudes, and screening behaviors among African American women: the Black cosmetologists promoting health program. BMC Public Health 2007, 7:57.
13. Izquierdo M. G., González U. P., Alerm A. G. y Jáuregui U. H. Calidad de vida en un grupo de mujeres cubanas con cáncer de mama. Rev haban cienc méd La Habana,  2 2008 (2): 1-11.
14. Karayurt O., Özmen, D. y Çetinkaya, A. Awareness of breast cancer risk factors and practice of breast selfexamination among high school students in Turkey. BMC Public Health 2008, 8:359.
15. Dündar P. E., Ozmen D., Oztürk B., Haspolat G., Akyildiz F., Coban S., Cakiroglu G. The knowledge and attitudes of breast selfexamination and mammography in a group of women in a rural area in western Turkey. BMC Cancer 2006, 24:43.
16. Leitzmann M. F., et al. Prospective study of physical activity and risk of postmenopausal breast cancer. Breast Cancer Research. 2008, 10(5): 1-11.
17. Budden L. Young women's breast self-examination knowledge and practice. J Community Health Nurs 1995, 12:23-32.

 

ANEXOS

Anexo 1
Planilla de recolección de la información

1. No. de la paciente______

2. Edad__________

3. Grado de escolaridad: a) Preescolar b) 6.o grado_______ c) 9. o grado______ d) 12.o grado______

e) técnico medio______ f) universitario______

4. ¿Conoce la importancia del autoexamen de mama? Sí_____ No_____

5. ¿Conoce cómo se hace el autoexamen de mama?

    Sí_____ No_____ tiene dudas_____
6. ¿Mediante qué maniobra considera que se debe realizar el autoexamen de mama?

a) Inspección de ambas mamas_______   b) Palpación de ambas mamas_______

c)Inspección y palpación de ambas mamas _______  d) No sabe_______

7. ¿Mediante qué medio ha adquirido información sobre el autoexamen de mama?:
a) Médico de la familia_______ b) Enfermera de la familia_______
c) Cirujano_______ d) Amigos_______ e) Televisión_______ f) Otros_______
g) Ninguno_______

8. ¿Cada qué tiempo considera que debe de realizarse el autoexamen de mama?

a) Diario_______ b) Semanal______ c) Mensual______ d) Anual______
e) Cada vez que puede_____ f) Después de cada menstruación_____
g) No sabe______

 

Anexo 2

Puntuación de las respuestas de los acápites 15, 17 y 19 de la planilla de recolección de datos.
Acápite   Respuesta       Puntuación   
4.               Sí                   1
                  No                  0

6.                a)                  0
                   b)                  1
                   c)                  2
                   d)                  0

8.                a)                  1
                   b)                  1
                   c)                   2
                   d)                  0
                   e)                  0
                   f)                   2
                   g)                  0