ACTUALIDAD TERAPÉUTICA


HEBERPROT- P: UN MEDICAMENTO EFECTIVO PARA EL TRATAMIENTO DE LA ÚLCERA DEL PIE DIABÉTICO

 

Autores:
Marcelino Sánchez Tamayo1.
Osmanis Vázquez Labrada2

 

1Estudiante de 4.o de Medicina. Alumno ayudante de Cirugía General. Facultad de Ciencias Médicas "Cmte. Manuel Fajardo Rivero".

2Estudiante de 4.o año de Medicina. Alumno ayudante de Cirugía General. Facultad de Ciencias Médicas "Celia Sánchez Manduley".

 

Se basa en el factor de crecimiento humano recombinante (FCHrec.), mediante infiltración intralesional directamente en el sitio de la herida.

 

Propiedades y ventajas que supone el tratamiento con HEBERPROT-P

  • Acelera la cicatrización de UPD profundas y complejas.
  • Disminuye el riesgo de las amputaciones en pacientes con UPD.
  • Tres semanas de tratamiento con este producto han sido suficientes para observar granulación en más del 80% de pacientes con UPD entre 1 y 80 cm2.
  • Contribuye significativamente a mejorar la calidad de vida de los pacientes ya que reduce el número y la extensión de debridaciones quirúrgicas o remoción del tejido necrótico, además de prevenir las recidivas.
  • Reduce el tiempo de cicatrización y con esto, las complicaciones derivadas, tales como la gangrena y la infección o sobre-infección, posibilitando redestinar recursos a pacientes de pronósticos más difíciles. (1)

 

Nombre comercial: Heberprot-P®
Categoría farmacológica: Agente estimulante de la cicatrización y citoprotector.
Forma farmacéutica: Inyectable presentado en forma de liofilizado en bulbos de vidrio.
Vía de administración: Administración parenteral, por vía intralesional y perilesional.
Composición del producto: Cada bulbo de 5 mL contiene, en dependencia de la dosis:

  • Factor de Crecimiento Epidérmico humano recombinante (FCEhrec): 0,075 µg ó 0,025 µg.
  • Sacarosa: 15,000 mg.
  • Dextran 40: 5,000 mg.
  • Hidrogenofosfato de disodio: 0,454 mg.
  • Dihidrogenofosfato de sodio dihidratado: 1,061 mg.
  • Agua para inyección: 5 mL.

 

Farmacocinética
El efecto del Factor de Crecimiento Epidérmico (FCE) ha sido ampliamente estudiado en el proceso de cicatrización. Este es una molécula proteica, sencilla, que tiene un peso molecular de 6 045 daltons, un punto isoeléctrico de 4,6 y consta de 53 aminoácidos. Estimula tanto la proliferación de fibroblastos como de células epiteliales. Presenta potente actividad mitogénica in-vivo sobre las células de origen ectodérmico y mesodérmico, sobre las células musculares lisas de los vasos, fibroblastos y queratinocitos, entre otras. El comportamiento cinético del FCE en animales tras administración i.v. se caracteriza por una rápida fase de distribución seguida de una fase de eliminación más lenta, tanto para sangre como para plasma. Se ha demostrado que el hígado y el riñón son los dos órganos clave, responsables de la rápida fase de distribución. La concentración sanguínea resultó siempre inferior a la plasmática. El FCEhrec no se distribuye en la fracción celular sanguínea, hecho esperable por la conocida carencia de receptores en estas estirpes celulares. El FCE sufre una rápida e importante degradación en el organismo antes de ser excretado por la orina, principal vía de eliminación según estos resultados. Se ha planteado que el riñón es el principal órgano que participa en la captación y el metabolismo de FCE. Se acumuló fundamentalmente en piel, hígado, riñones, vejiga y estómago. La eliminación fue por la orina. 
En seres humanos, por vía intralesional, tanto 25 como 75 µg de rhEGF, provocó una absorción muy rápida con un máximo entre 5 y 15 min, para luego disminuir rápidamente y regresar a los niveles basales en aproximadamente 2 h. Ese comportamiento no se observó en pacientes que recibieron un placebo, lo que indica que el EGF detectado corresponde al administrado y no al producido endógeno en la herida. La cantidad de fármaco absorbido detectado fue dependiente de la dosis (1-3).

Mecanismo de acción
Para las heridas crónicas y complejas como la diabética: (1) Rescate de células atontadas, generalmente fibroblastos; (2) Inducción de Proliferación de Fibroblastos, Mio- Fibroblastos y Precursores vasculares (angiogénesis de NOVO); (3) Migración celular; (4) Activación de genes para la síntesis de matriz extracelular; (4) Aceleración de la síntesis de alfa SMA por mio-fibroblastos.

Farmacodinamia
Existen dos investigaciones sobre la farmacodinamia del efecto terapéutico principal, el primero de estos se refiere al efecto de diferentes concentraciones del FCEhrec, sobre la cicatrización de heridas de grosor total en ratas. Un estudio más reciente evaluó el efecto de la frecuencia de aplicación de dicha formulación sobre la cicatrización de lesiones controladas de grosor total en cerdos. El estudio de dosis demostró que concentraciones de FCEhrec entre 5 y 10 µg/ g de crema, estimulan la reparación de la dermis y la epitelización de las lesiones. Un aspecto de interés fue el hecho de apreciar una relativa sensibilidad de la epidermis a la mayor de las dosis ensayadas  (2,3).

Indicaciones: Solamente debe usarse bajo prescripción facultativa, junto a otras terapias convencionales, para el manejo del pie diabético en pacientes con úlceras neuropáticas e isquémicas, grados 3 y 4 de la clasificación de Wagner, con un área mayor a 1 cm2, para estimular la formación de tejido de granulación útil que permita el cierre por segunda intención o mediante autoinjerto de piel.

Contraindicaciones

  • Pacientes con antecedentes de hipersensibilidad al producto o a cualquiera de sus componentes.
  • Pacientes con diagnóstico actual de patologías oncológicas, antecedentes o sospecha de existencia de cualquier tipo de neoplasia.
  • Pacientes con cardiopatía descompensada, coma diabético o cetoacidosis diabética.

 

Precauciones
Antes de usar Heberprot-P® se deben tratar condiciones coexistentes, tales como: osteomielitis, arteriopatía periférica y neuropatía periférica. Para descartar existencia de neoplasias o patologías oncológicas debe realizarse interrogatorio y examen físico al paciente, tacto rectal, US abdominal, Rx de tórax, biopsias. Se desconoce si Heberprot-P® pasa a la leche materna; por lo que no se recomienda su uso en madres lactantes. Tampoco se sugiere en embarazadas y pacientes pediátricos, por lo que se debe realizar un balance riesgo- beneficio. Administrar con precaución en pacientes con antecedentes personales de cardiopatía isquémica e insuficiencia renal con creatinina mayor de 200 mmol/ L. En caso de que aparezca infección local durante la administración, se debe tratar esta situación y reanudar la administración del medicamento, cuidando de no administrar más de 24 alicaciones  (4).

Advertencias

  • El tratamiento debe ser realizado por un personal especializado, que disponga de instalaciones diagnósticas necesarias, así como de experiencia suficiente en el tratamiento del pie diabético.
  • Este medicamento solamente podrá utilizarse hasta la fecha de caducidad indicada en el envase.
  • Las soluciones diluidas de Heberprot-P® deben administrarse inmediatamente después de su preparación.
  • Después de la apertura inicial del bulbo se debe utilizar en las primeras 24 h  (5,6).

 

Eventos adversos
Los eventos adversos clínicos más frecuentes reportados con el uso de Heberprot-P® son el ardor y dolor en el sitio de aplicación. Se han reportado casos con escalofríos y fiebre, además de infección local.

Interacciones medicamentosas
No se conoce si Heberprot-P® interacciona con otros medicamentos de uso tópico, es por esto que se recomienda no aplicarlo con otros productos tópicos.

Posología  y modo de administración
Heberprot-P®se administrará a razón de 75µg, diluido en 5mL de agua para inyección, tres veces por semana, por vía perilesional e intralesional. Las administraciones se mantendrán hasta que se logre granulación  completa  de la lesión, cierre de esta mediante injerto o se alcance un máximo de 8 semanas de tratamiento. Se debe descontinuar el tratamiento en los casos en que se alcance tejido de granulación útil que cubra toda la extensión de la lesión o se logre una reducción del área hasta menos de 1 cm2. Las infiltraciones deben hacerse después de realizada la cura de las lesiones, en los bordes de las úlceras, con agujas de 26Gx½” y en el fondo, en caso de lesiones profundas deben usarse agujas de 24Gx1½”.
Se deben infiltrar primero las zonas más limpias de las lesiones y se debe cambiar de aguja en los diferentes sitios de punción a fin de evitar la transmisión de la sepsis de un sitio a otro.  Posteriormente, la lesión debe cubrirse con un apósito de gasa humedecido con solución salina que mantenga el ambiente húmedo y limpio.
Si después de 3 semanas de tratamiento continuado no existe formación de tejido de granulación útil en el lecho de la úlcera, se debe evaluar el tratamiento y valorar otros factores que puedan dificultar la cicatrización, entre estos la osteomielitis, la infección local y el descontrol metabólico (6).

Presentación
Estuche x 1 bulbo de Heberprot-P® de 75 g .
Estuche x 6 bulbos de Heberprot-P® de 75 g.

Instrucciones para el uso, la manipulación y eliminación del producto

  • Utilizar cada bulbo de Heberprot-P® para un solo paciente.
  • Se debe tener cuidado para evitar deterioros y contaminación bacteriana de los bulbos.
  • El personal que administra el producto debe lavarse las manos adecuadamente y colocarse guantes antes de la aplicación del Heberprot-P®.
  • Se debe ser cuidadoso para evitar la extensión de la infección en las lesiones. Se recomienda el cambio de aguja para la aplicación en diferentes partes de la lesión.
  • Una vez terminado el tratamiento se debe desechar el medicamento restante (7,8).

 

Condiciones de almacenamiento

  • Heberprot-P® debe almacenarse en frío (2-8 ºC), alejado de la acción directa del calor. Es estable a esta temperatura hasta 24 meses.
  • La exposición accidental a temperaturas diferentes puede alterar la estabilidad del Heberprot-P®. En caso que el producto sea sometido a temperaturas superiores a las recomendadas o a situaciones de estrés, se recomienda contactar al productor del medicamento antes de tomar cualquier decisión para su uso o posible rechazo.
  • Consérvese el medicamento siempre en su envase original sellado.
  • Manténgase alejado del alcance de los niños (2,5,8).

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1.Valdés J., Mantilla E., Márquez G., Bonilla R. M., Proenza Y., Díaz M. et al. Physiological study in Saccharomyces cerevisiae for overproduction of a homogeneous human epidermal growth factor molecule. Biotecnol Apl  [revista en la Internet]. 2009  Jun [citado  2010  Dic  16] ;  26(2): 166-167. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1027-28522009000200010&lng=es
2.Fernández Montequín J. I., Mena G., Santiesteban Bonaechea L. I. El Heberprot P es una alternativa eficaz en el tratamiento del pie diabético grado 5 de la cl. Dialnet [Revista on-line]. 2009 [citado 17 Diciembre 2010]; 12(4): [aprox 0p.]. Disponible en: http://http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3161504

3.Hernández Rivero M. J., Llanes Barrios J. A., Acosta Lapera D. S. Heberprot-P, una terapia eficaz en la prevención de la amputación en el pie diab&eacut. Revista Cubana de Angiología y Cirugí [Revista on-line]. 2009 [citado 18 Diciembre 2010]; 10(1): [aprox 0p.]. Disponible en: http://http://scielo.sld.cu

4.Rivero Fernández F. E., Vejerano García P., Fernández Montequín J. I., Lazo Días I. Programa de prevensión del pie diabético e introducción del uso del Heberprot-P. Revista Cubana de Angiología y Cirugí [Revista on-line]. 2009 [citado 12 Diciembre 2010]; 10(1): [aprox 0p.]. Disponible en: http://http://http://scielo.sld.cu

5.Fernández Montequín J. Heberprot. Revista Cubana de Angiología y Cirugí [Revista on-line]. 2009 [citado 14 Diciembre 2010]; 10(1): [aprox 0p.]. Disponible en: http://http://www.bvs.sld.cu/revistas/ang/vol10_1_09/ang01109.htm

6.Llanes Barrios J. A., Álvarez Duarte H. T., Toledo Fernández A. M., Fernández Montequín J. I., Torres Herrera O. F., Chirino Carreño N., et al. Manual para la prevención, diagnóstico y tratamiento del pie diabético. Revista Cubana de Angiología y Cirugí [Revista on-line]. 2009 [citado 18 Diciembre 2010]; 10(1): [aprox 0p.]. Disponible en: http://http://www.bvs.sld.cu/revistas/ang/vol10_1_09/ang06109.htm

7.Broadbent J.,  Walsh T., Upton Z. Proteomics in chronic wound research: Potentials in healing and health. Wylei Online Library [Revista on-line]. 2010 [citado 9 Diciembre 2010]; 4(0): [aprox 0p.]. Disponible en: http://http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/prca.200900152/abstract

8.Berlanga-Acosta J., Gavilondo-Cowley J., López-Saura P., González-López T., Castro-Santana M. D., López-Mola E., et al. Epidermal growth factor in clinical practice – a review of its biological actions, clinical indicati. Wylei Online Library [Revista on-line]. 2010 [citado 14 Diciembre 2010]; 6(0): [aprox 0p.]. Disponible en: http://http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1742-481X.2009.00622.x/full