UN HOMENAJE A QUIEN MERECE DE POR VIDA NUESTRO CUMPLIDO
    
     Por Francisco Vargas Roselló

 


Como ya  expresé en un reportaje publicado en esta revista, dedicado a Carlos Juan Finlay, ratifico que no se puede hablar de la historia de la medicina cubana, sin que se mencione a esta figura insigne, conocido en el mundo por su valioso descubrimiento del agente transmisor de la Fiebre Amarilla, ilustre científico, nacido el 3 de diciembre de 1833 en la ciudad de Puerto Príncipe, actual provincia de Camagüey.

Muchas instituciones relacionadas con la medicina, dentro y fuera de nuestro país, llevan este nombre en honor a su memoria; de igual modo se le rindió un tributo imborrable, al declararse el 3 de diciembre “Día de la Medicina Latinoamericana” en remembranza a su fecha de nacimiento.

1

 

 

Profesores y alumnos de la Facultad de Ciencias Médicas “Comandante Manuel Fajardo” de la (UCM-H) hicieron acto de presencia en la necrópolis de Colón, y en el panteón  donde descansan los restos del distinguido científico, guardaron un minuto de silencio y colocaron una ofrenda floral, en ocasión de celebrarse un aniversario más de su natalicio.










3 2














 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


5

4

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6