.
SECCIONES
.
SOBRE PUBLICACIÓN
Normas de Publicación
Colectivo Editorial
Sisteme Editorial
.
FRASE CÉLEBRE
. Todo lo que es hermoso tiene su instante y pasa.
Luis Cernuda

. El amor no mira con los ojos, sino con el alma.
William Shakespeare

.


 ARTÍCULO ORIGINAL

Caracterización clínico-epidemiológica de pacientes con  catarata Senil

Filial Hospital General "Orlando Pantoja Tamayo”
Facultad Tecnología de la Salud
Instituto Superior de Ciencias Médicas Santiago de Cuba

Autores:
Yoandrys Beltrandes Rosales  1
Yumisisleidis Cutiño Rivera  1
                                    
Tutor:
Yunier Suárez Barban 2

1 Estudiantes 4to año Licenciatura en Tecnología de la Salud. Perfil optometría y óptica.
2 Licenciado en Tecnología de la Salud. Perfil optometría y óptica.

RESUMEN
Se realizó un estudio observacional, descriptivo y transversal en la consulta de Oftalmología  en el Hospital General "Orlando Pantoja Tamayo", municipio Contramaestre, provincia  Santiago de Cuba, en el período julio–diciembre 2010, con el objetivo de caracterizar, desde los puntos de vista clínicos y epidemiológicos, a los pacientes diagnosticados con Catarata Senil, para lo cual  utilizamos las siguientes variables: edad, sexo, enfermedades sistémicas y oculares asociadas,  agudeza visual y complicaciones inmediatas, con un universo de estudio de 232 ojos, La información se obtuvo a través de las historias clínicas de los pacientes, cuyos datos se vaciaron en un modelo de recolección de datos primarios  para la confección de la base de datos.  El procesamiento estadístico se basó en el cálculo de distribuciones de frecuencias absolutas y  por cientos, y como medidas de resumen para variables cuantitativas se utilizó la media y desviación estándar, mediante el paquete estadístico SPSS sobre Windows Seven. Los resultados se agruparon en tablas para su análisis, lo que permitió arribar a conclusiones después de compararlos con la literatura referida al tema. Fue mayoritario el sexo masculino y el grupo de edad mayor de 76 años; entre los antecedentes patológicos el mayor número estuvo en los antecedentes de glaucoma y pacientes hipertensos en cuanto  a los antecedentes generales, la agudeza visual, cuenta dedos, fueron los mejores representados en la muestra.
Palabras claves: oftalmología, cataratas, glaucoma.

INTRODUCCION
Una catarata ocurre cuando el cristalino (el “lente” del ojo) se nubla, afectando la visión. Una de las enfermedades que más afecta a la población adulta con respecto  de salud visual es  la catarata. 1
El término catarata fue introducido por Constantinus Africanus, un oculista árabe, hacia el 1018 d.C. como traducción del árabe sufusión, queriendo significar algo depositado sobre algo, es decir, la catarata 2,3
Durante la Edad Antigua, Media, Moderna y Contemporánea, la catarata ha sido unas de las principales  causas de ceguera en el mundo, por eso, los médicos de estas diferentes épocas han tenido mucho interés en su tratamiento. En la Edad de Bronce (2000 años  a.C ) se comenzaron a usar instrumentos de bronce para la operación de catarata con resultados muy pobres. Han pasado cerca de 4000 años para llegar hasta la actualidad en donde la operación con implante de lente intraocular tiene excelentes resultados, debido al desarrollo del instrumento quirúrgico y de tecnología 4-6
El envejecimiento es el fenómeno social más importante del siglo XXI. No es un
problema, es un desafío. Actualmente el 16,6% de los cubanos excede los 60 años y se estima que para el 2015 más del 20% de la población del país esté representada por este grupo 1,4, 6
Para el año 2005 se calculó que debía haber 50 millones de personas ciegas por catarata, esta cifra se incrementa de 1 a 2 millones por año y su prevalencia aumenta considerablemente en los grupos de edades mayores de 50 años hasta casi  el 68 %. En los países subdesarrollados vive el 90 % de la población ciega, en estos países la posibilidad de quedarse  ciego es 10 veces mayor que en los países industrializados 7-9
En países del Tercer Mundo como Kenya, por citar un ejemplo, se han llevado a cabo estudios epidemiológicos de la enfermedad y es común, más precoz y con posibilidades terapéuticas más limitadas 10
En Venezuela, coincidiendo con estudios realizados en la India y otros países en vías de desarrollo, una de las principales causas de cegueras, relacionadas con la edad, es la catarata senil, según arrojan los resultados en  un 65% y no se evidenciaron diferencias substanciales entre  el género masculino y femenino,  como lo denotan publicaciones de otros países como la india 11
Cuba sigue siendo un país subdesarrollado en vías de desarrollo y  su prevalencia es del 50%  entre los de 65 y 75 años. Santiago de Cuba tiene un comportamiento de una prevalencia del 65% en pacientes de todas las edades, siendo de aproximadamente el 50 % del grupo mayores de 65 años 12
En la consulta de Oftalmología del Hospital General  Orlando Pantoja Tamayo  no se conoce la prevalencia de la enfermedad al no existir antecedentes de estudio en nuestro medio, sin embargo, nos llama la atención el gran número de pacientes que asisten a nuestra consulta con el diagnóstico de cataratas, siendo las más tratadas la catarata senil. El presente  trabajo, conociendo las características demográficas de nuestro municipio, donde el envejecimiento poblacional también ha sido uno de los problemas que nos afectan dada la rapidez con que nuestra población ha envejecido, nos permitirá trazar pautas y estrategias para una mejor atención brindando servicio de calidad y mejor planificación de lo recursos, tanto humanos como materiales.
Cuando se conocen cuáles son las principales clasificaciones de la catarata, grupo de edades y sexo, entre otras características,  de los  afectados por esta enfermedad,  se pueden concebir acciones de salud encaminadas a la prevención, educación de la población, diagnóstico precoz y tratamientos adecuados, únicas armas que llevarían a disminuir la ceguera,  pues como se ha visto, a pesar del desarrollo alcanzado en los diferentes programas que ha realizado el Gobierno Revolucionario, esta enfermedad sigue siendo de las de mayor diagnóstico. Por tanto, nos planteamos el siguiente problema científico:
¿Cuál es el comportamiento clínico epidemiológico en los pacientes con  catarata senil?

OBJETIVO
Caracterizar el comportamiento  clínico-epidemiológico en  los pacientes con catarata Senil en el Hospital General "Orlando Pantoja Tamayo“. Julio – Diciembre 2010                                              

DISEÑO METODOLÓGICO
Se realizó un estudio observacional, descriptivo, transversal en la consulta de Oftalmología del Hospital General Orlando Pantoja Tamayo, Municipio Contramaestre, provincia  Santiago de Cuba, en el período  julio–diciembre 2010. 
El universo estuvo constituido   por 116  pacientes (232 ojos) con el diagnóstico de catarata senil y se trabajó con el total de los mismos. Para lograr los objetivos trazados utilizamos las siguientes variables: edad, sexo, antecedentes patológicos personales y generales, enfermedades sistémicas y oculares asociadas y agudeza visual  máxima corregida (AVMC).   
Análisis estadístico
La información se obtuvo a través de las historias clínicas de los pacientes, cuyos datos se vaciaron en un modelo de recolección de datos primarios (MRDP) para la confección de la base de datos.
El procesamiento estadístico se basó en el cálculo de distribuciones de frecuencias absolutas y  por cientos, y como medidas de resumen para variables cuantitativas se utilizó la media y desviación estándar, mediante el paquete estadístico SPSS sobre Windows Seven. Los resultados se agruparon en tablas para su análisis, lo que permitió arribar a conclusiones después de compararlos con la literatura referida al tema.
Bioética
Para la realización de este trabajo se solicitó autorización al Consejo Científico de nuestro hospital, asi como a las personas encargadas  de la custodia de las historias clínicas, manteniendo los principios éticos y custodia de la información obtenida.

RESULTADOS
Tabla 1. Distribución de pacientes según edad y sexo. Hospital General Orlando Pantoja Tamayo. Contramaestre  Julio–Diciembre 2010

Grupo de edades

Femenino

Masculino

Total

No

%

No

%

 No

%

60 -75

 32

13.7

  43

18.5

  75

32.4

76 y más

 73

31.4

  84

36.2

157

67.6

Total

105

45.3

127

54.7

232

100

Fuente: Historia clínica

Al analizar la tabla 1 podemos señalar el predominio del sexo masculino con el 54.7%, en el grupo de edad de 60-75 años. La edad media fue de 66 años con una desviación estándar 3.1; en cuanto al grupo de 76 y más, la edad media fue de 82 años y la desviación estándar 2.8.

Tabla 2. Distribución según antecedentes personales oculares.

Antecedentes patológicos oculares

No.

%

Glaucoma crónico simple

32

13,7

Retinopatía esclerohipertensiva

19

8,1

Retinopatía diabética no proliferativa

15

6,4

Miopía

12

5,1

Retinosis pigmentaria

12

5,1

Glaucoma crónico de ángulo estrecho

4

1,7

Trauma ocular

4

1,7

Uveítis crónica

2

0,8

Nota % calculado en base al total de la muestra (100 %).

En la Tabla 2. Distribución de pacientes según antecedentes patológicos personales oculares. Como se aprecia, en cuanto a las oculares, el Glaucoma Crónico Simple (GCS) fue el más representado (13,7%), seguido de la Retinopatía Esclerohipertensiva (REH-8,1%) y Diabética (RD-6,4%).
Tabla 3. Distribución según antecedentes personales  generales.

Antecedentes patológicos generales

No.

%

Hipertensión arterial(HTA)

64

27,5

Diabetes Mellitus (DM)

39

16,8

Asma bronquial (AB)

27

11,6

Cardiopatía isquémica(CI)

18

7,7

Nota % calculado en base al total de la muestra

Desde el punto de vista de los antecedentes patológicos  generales (Tabla 3), las de causa vascular fueron las mayormente referidas por nuestros pacientes, la Hipertensión Arterial (HTA- 27,5%) y la Diabetes Mellitus (DM-16,8%).
Tabla 4. Pacientes según Agudeza Visual.

Agudeza Visual  

No.

%

0,3

43

18,5

0,2

34

14,6

0,1

11

4,7

Cuenta dedos

85

36,6

Bultos

45

19,3

Percepción de luz

14

6,0

Total

232

100,0

La Tabla 4 muestra los datos de la AVMC de nuestros casos. Predominaron los pacientes con AV de cuenta dedos (36,6%), seguidos por aquellos que solo veían bultos (19,3%).

DISCUSIÓN
En relación con la edad y el sexo de los pacientes con el diagnóstico de  Catarata Senil, nuestros resultados coinciden con los de otros estudios realizados, tanto en nuestro país como en el mundo. En los realizados en los hospitales Hermanos Ameijeiras por  Moike 12, Valle13 y, Martín 14 de Ciudad de La Habana, predominó la enfermedad en pacientes mayores de 60 años, en los primeros del sexo masculino, mientras que en el segundo, se registra un discreto predominio de mujeres. Otro estudio, del Hospital Gustavo Aldereguía, de Cienfuegos, González  15 reporta como edad media de los pacientes con Catarata 73 años e igualmente con predominio del sexo masculino. Dos estudios realizados en el Hospital Regional de Tampico, México,16,17  señalan al grupo entre 60 y 79 años y al sexo masculino como los más intervenidos quirúrgicamente por esta causa. Otro, en los Estados Unidos, encontró como rango de edad más frecuente los 66 años en adelante.18
Estos resultados ratifican que la incidencia de Catarata aumenta con la edad, sobre todo, después de los 60 años, con independencia de la población estudiada. Con respecto al sexo, la mayoría de los autores considera que no existen diferencias de sexo en cuanto a la aparición de Catarata y algunos, incluso, consideran que es más frecuente en el femenino por lo que se puede explicar nuestro resultado por cuestiones aleatorias y de muestra, y no por predilección de Catarata por uno u otro sexo.
Según las tasas estimadas por la OMS, existen alrededor de 55 900 ciegos legales en el mundo,19  con Catarata, Glaucoma Crónico Simple, REH y RD como causas fundamentales de dicha ceguera. Es válido señalar que la asociación de determinadas enfermedades o condiciones con Catarata, como las mencionadas, puede traer implicaciones en la calidad visual postquirúrgica. En nuestro estudio, el Glaucoma Crónico Simple  es el antecedente ocular que mayor prevalencia tuvo, lo que evidencia una vez más, la importancia del diagnóstico precoz y seguimiento de esta enfermedad desde el nivel primario de atención.19,20  La Miopía y la Retinosis Pigmentaria fueron otros hallazgos a destacar en orden de frecuencia y en relación con esta última. Resultados similares se reportan en estudios cubanos e internacionales. Un estudio realizado en el Instituto Cubano de Oftalmología, reporta el Glaucoma, la Retinopatía Diabética  y la Miopía como los antecedentes oculares más frecuentes, el primero con la mayor frecuencia de presentación.8 En los estudios realizados en México,16,17  también el Glaucoma, específicamente el GCS, fue la asociación más frecuente; sin embargo, la RD no tuvo representación importante e igualmente la Miopía y RP fueron poco reportadas.
Los datos sobre los antecedentes patológicos personales generales de este estudio obedecen a la realidad epidemiológica de nuestro contexto, al ser la HTA y la Diabetes Mellitus  las enfermedades crónicas no trasmisibles más frecuentes en la población general. Estudios nacionales12,21  reportan también a la HTA como asociación general más frecuente, con cifras que fluctúan entre 9,5 y 19,1%. Un estudio de Zaragoza, España, muestra como enfermedades concurrentes más frecuentes, la HTA y DM, con cifras de 34,1 y 29,6%, respectivamente.22
La AVMC preoperatoria reconocida internacionalmente como óptima para la realización exitosa de la cirugía de Catarata es de 0,4 y menos. Algunos reportes dan cifras medias entre 0,1 y 0,2, 12,16,17 pero, en general, todos los reportes y estudios revisados dan resultados muy similares a los nuestros. Un estudio del Hospital Ameijeiras reportó el mayor por ciento de pacientes con visión de cuenta dedos y bultos.12 Los estudios en México recogieron entre 55 y 60% de pacientes con una AV por debajo de 0,2 antes de la cirugía16,17 y resultado similar se obtuvo en el realizado en España.22

CONCLUSIONES
Fue mayoritario el sexo masculino y el grupo de edad mayor de 76 años. Entre los antecedentes patológicos el mayor número estuvo en los antecedentes de glaucoma y pacientes hipertensos en cuanto  a los antecedentes generales; respecto a la agudeza visual los cuenta dedos fueron los mejores representados en la muestra.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Ibáñez MA, Ramos K. Lentes acomodativos análisis y resultados. Rev Mex Oftalmol; Sep-Oct. 2005;79 (5):263-7. 
2. Morales ME. Presbicia. Diferentes Opciones de Manejo desde el Punto de Vista Intraocular. En: Centurion V, Nicoli C, Villar-Kuri J. El libro del Cristalino de las Américas. Livraria Santos Editora. 2007; 933 -44. 
3. Langenbucher A, Huber S, Nguyen NW, et al. Measurement of accommodation after implantation of an accommodating posterior chamber intraocular lens. J Cataract Refract Surg. 2003; 29: 677-85. 
4. Fernández-Vega L, Alonso J. Facoemulsificación y emetropía. Sociedad Española de Cirugía Implanto-Refractiva 2002. 
5. Charters L. How to evaluate presbyopic patients for monovision? Ophthalmology Times. 2000; 28: 109. 
6. Cross W. Theory behind surgical correction of presbyopia. Ophthalmol Clin North Am. 2001; 14 (2):315-33. 
7. Jain S, Ou R, Azar DT. Monovision outcomes in the presbyopic individuals after Refractive Surgery. Ophthalmology. 2001;1408-30. 
8. Atwood J. Presbyopic contact lenses. Curr Opin Opthalmol 2000;11(4):296-8. 
9. Chynn EW. Many mysteries about presbyopia still remain to be solved: Better understanding of the mechanisms is needed to determine refractive surgery techniques. [En línea]. 1999 Abril 1. [Fecha de acceso 17 de Agosto del 2006]. Disponible en: URL: http://www.findarticles.com/cf_0/m0VEY/7_24/54299. 
10. Ostrin LA, Kasthurirangan S, Glasser A. Evaluation of a satisfied bilateral scleral expansion band patient. J Cataract Refract Surg. 2004;30:1445-53. 
11. Malecaze FJ, Gazagne CS, Tarroux MC, Gorrand JM. Scleral expansion bands for presbyopia. Ophthalmology 2001;108:2165-71. 
12. Mokey Castellanos OM, Hernández Luis A. Pseudofaquia de cámara posterior en Catarata de diversas etiologías. Hospital Clínico Quirúrgico Hermanos Ameijeiras, Rev Cub Oftalmol. Ciudad de La Habana, Cuba. 12(2):104-7;2009.
13. Valle Delgado DM, Ballate Nodales E. Estudio de los resultados en la microcirugía de la Catarata mediante un programa automatizado. Hospital Clínico Quirúrgico Hermanos Ameijeiras, Cuba. Rev Cub Oftalmol. Ciudad de La Habana. 11(2):12-7;2008.
14. Martín Torres L, Seuc Jo A, Triana Casado I. Comparación de la técnica de Blumenthal con la técnica convencional en la cirugía de Catarata. Rev Cub Oftalmol.21(1):19-23;2008.
15. González Iglesias Y, Zamora Galindo I, Fojaco Colina Y, Suárez Rodríguez B, García Álvarez H. Comportamiento de la calidad de vida relativa a salud antes y después de la cirugía de Catarata. Hospital Universitario Clínico Quirúrgico Docente Dr. Gustavo Aldereguía Lima,. Rev Cub Oftalmol. Cienfuegos, Cuba. 20 (1):12-7;2007. 
16. Rivero Taña P. Extracción extracapsular del cristalino versus facoemulsificación en miopes altos. Rev Med Com Mex. 3 (2):23;2002.
17. Ramírez Morejón LM, Martínez Domínguez JR. La Catarata como problema de salud. Rev Med Com Mex. 2 (1):16-9;2005.
18. CBM International. Curso Internacional de Salud Ocular Comunitaria. [Serie en Internet] 2002. [Citado 12 de diciembre 2008]:2-5. Disponible en: bvs.sld.cu/revistas/oft/vol17_2_04/oft01204.htm
19. OMS. Estrategias para la Prevención de la Ceguera en los Programas Nacionales. Un enfoque desde el punto de vista de la atención primaria de salud 2da ed. Ginebra: OMS; 1997, p.1-29.
20. Hernández Silva JR, Padilla González CM, Ramos López M, Ríos Caso R, Río Torres M. Resultados del Programa Nacional de Prevención de Ceguera por Catarata. Rev Cub Oftalmol. Cuba.  17(2); 2000-2003;2004.
21. Hernández Silva JR, Río Torres M, Ramos López M, Curbelo Cunill L, Capote Cabrera A, Pérez Candelaria EC. Técnica de extracción extracapsular del cristalino por túnel córneo-escleral en el Instituto Cubano de Oftalmología Ramón Pando Ferrer, 1999-2006. Rev Cub Oftalmol. Ciudad de La Habana, Cuba. 19 (1):21-7;2006. 
22. Sánchez Beorlegum J. Anestesia tópica y faco en la cirugía mayor ambulatoria de la Catarata. Hospital Comarcal de Jaca. Annals d’oftalmología. 2002 10(3); 152 - 156
23. Panam Health Org Bull 2003. Declaración de las Américas sobre la Diabetes. 30:261-5;2003.
24. Owens W. Postoperative complications of Cataract extraction. Arch Ophthalmol. 38:14-21; 1947.
25. Jackobiec FA, Shiuey Y. Posoperative complications in ophthalmic surgery. Invest Ophthalmol Clin. 40:19-23;2000.

Copyright 2000-2010, Revista 16 de Abril
Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
Fecha de última actualización: 17 de abril de 2011
Webmaster: Carlos Vázquez Ortiz
Los contenidos de este sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud