.
SECCIONES
.
SOBRE PUBLICACIÓN
Normas de Publicación
Colectivo Editorial
Sisteme Editorial
.
FRASE CÉLEBRE
. Todo lo que es hermoso tiene su instante y pasa.
Luis Cernuda

. El amor no mira con los ojos, sino con el alma.
William Shakespeare

.

 

DE LA HISTORIA

REVISTA “16 DE ABRIL ”, BALUARTE DEL DESARROLLO CIENTÍFICO-ESTUDIANTIL, DE LAS CIENCIAS MÉDICAS DE CUBA

Faculta de Ciencias Médicas“Manuel Fajardo Rivero”

Universidad de Ciencias Médicas de La Habana

Autores:
Alain Gutiérrez López 1
Laudelys Pérez Cantelles 2
Baltazar Pérez León 3

Tutora:
Lic. Rosa Amelia Lay Portuondo. 4

1 Estudiantes de cuarto Año de Medicina.
2 Estudiantes de quinto Año de Medicina.
3 Estudiantes de cuarto Año de Estomatología.
4 Licenciada en Historia de Cuba. Profesora Asistente.


 “…Veo con optimismo el futuro de "16 de Abril", de su participación en las grandes tareas que en la Salud Pública venimos desarrollando, de su importante papel en la difusión de las ideas sobre el médico de la familia y de las experiencias obtenidas…”
Fidel castro Ruz
Abril, 1986

INTRODUCCIÓN
. . .¿Cuántas veces no habremos experimentado ser partícipes o haber vivido en una etapa antecedente mientras leemos un viejo libro?... En este fantasioso andar se conjugan armoniosamente la información que recepcionamos mediante la lectura y lo que adiciona nuestra imaginación.
Por eso, gracias a la previsión de las generaciones que nos han antecedido, al dejar plasmados en libros, revistas, periódicos, filmaciones y fotografías, hoy podemos conocer cómo y qué hacían entonces aquellos jóvenes que solos, pero con mucha voluntad y dedicación "echaron a andar" las primeras revistas.
De la "16 de abril" hay mucho que contar, porque múltiples y ricas han sido las anécdotas de jóvenes estudiantes que como Ramón Salas, Marcos Taché, Manuel Amador, Miguel Ángel Moreno, Eusebio Cristo, y otros muchos, un día decidieron llevar a cabo una publicación para enfrentar a golpe de ideas y convicciones a los enemigos de la Revolución.
Esta poderosa arma política que luego se fue transformando en información y conocimientos científicos, ha sido una fructífera escuela en la que muchas generaciones de médicos fueron fraguando y consolidando su futuro.

OBJETIVO
Describir la evolución histórica de la Revista “16 de abril”, Órgano Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba, desde su fundación en el año 1961 hasta la actualidad.

DESARROLLO
El 15 de abril de 1961 fueron bombardeados los aeropuertos de ciudad Libertad, San Antonio de los Baños y Santiago de Cuba, el enemigo subestimó la valentía del pueblo cubano que  estaba dispuesto a morir antes de rendirse por grandes que fueran las amenazas y las agresiones, como lo demostró el joven artillero Eduardo García Delgado, quien antes de morir por las heridas mortales de las balas enemigas, escribió con su sangre el nombre de Fidel.
Amanece el día 16 de abril y con los primeros destellos de la mañana, se ven acudir hacia la histórica escalinata universitaria, grandes núcleos de ciudadanos, obreros, estudiantes, gente humilde, que llevan en el rostro una serenidad poco habitual. Todos se preparaban a acompañar hasta su último destino los cuerpos de otros siete héroes de la Patria, que en el día anterior han caído bajo la metralla cobarde y traicionera de aviones mercenarios, pagados por el oro imperialista y tripulados por norteamericanos aventureros y sin escrúpulos, a las órdenes de la Agencia Central de Inteligencia. Ya a media mañana se ve descender por los mismos peldaños, por los que tantas veces bajaron con la frente alta y el pecho generoso, toda una legión de héroes gloriosos, los ataúdes que conducen los cuerpos de nuestros mártires de la Revolución. Comienza el entierro, y todo el pueblo habanero se extiende a lo largo de la ruta 23 y 12 en la capital cubana, hasta el cementerio, para después concentrarse frente al mismo para escuchar las palabras de Fidel, el que ese día alzó más emocionado que nunca, más grave y más firme que otras veces, su voz, la voz que era esa mañana, como el coro de voces integrado por la gran Legión de Héroes de la Patria, pues ese día en su voz y en su pensamiento, se sentía la presencia de nuestros libertadores, de José Martí, Antonio Maceo, Máximo Gómez, que habían visto truncados sus sueños de una Patria Grande y Soberana, se adivinaba la presencia de tantos y tantos, que como José Antonio Echeverría, Julio Antonio Mella, Frank País, Manuel (Piti) Fajardo, Camilo Cienfuegos, habían forjado en sus sueños la Patria que hoy se está construyendo, que denunciando al Gobierno Norteamericano expresó: "... que arma mercenarios para que vengan a asesinar a jóvenes de 16 y 17 años en ataque sorpresivo, artero y traicionero en todos los órdenes, contra un país al que no le pueden perdonar su vergüenza, su dignidad y su valor…" También se proclamaba así el carácter Socialista de la Revolución, una Revolución Socialista "de los humildes, por los humildes y para los humildes…” Fueron sus palabras como eco de los cañones que un día, desde el Crucero Aurora, dieron comienzo a la Gloriosa Revolución Socialista de la Unión Soviética, que marcaron a la humanidad el maravilloso porvenir, que hoy disfrutan los seres integrantes del hoy poderoso y triunfante mundo socialista.
Era la realización de los sueños de tantos cubanos, la cristalización de los anhelos de miles y miles de hombres humildes y oprimidos de nuestra Patria, de los campesinos sin tierra, minados de parasitismo, olvidados en su propio país, que ahora sonreían satisfechos mientras apretaban el fusil, con el que defendían sus ciudades escolares, sus viviendas, sus médicos rurales, sus cooperativas, sus tractores, de los obreros, explotados por patronos inescrupulosos, trabajando horas en exceso para poder alimentar a sus familias, sin escuelas, sin atención médica, sin derecho a rebelarse por temor al despido, sin acceso a los lugares de recreo, que ahora, mientras marchaban marciales con sus uniformes de milicias, portando sus metralletas lo hacían convencidos de que estaban luchando por sus casas propias, gracias a la Reforma Urbana, por las escuelas que hoy disfrutan sus hijos, gracias al gigantesco Plan Escolar del Gobierno Revolucionario, por los círculos sociales y por las playas, ahora se abren a los humildes y atenúan su dolor, y que le brindan las medicinas necesarias, en fin de todos los hombres honrados que ayer tenían que inclinarse ante el poderoso, a fin de tener una oportunidad para abrirse paso, y que ahora disfrutan de todas las oportunidades, no importa su procedencia, o el color de su piel, sino en definitiva su capacidad personal y su esfuerzo individual.
Se podría decir que era el fin de la explotación del Hombre por el Hombre.
Julio Tejas, expresa de aquel funesto momento: “Aquel día, hasta la atmósfera tenía algo distinto, mezclado con la tensión por la ya inminente invasión, se notaba una decisión inquebrantable, que parecía flotar en el pensamiento de todos los allí presentes, era como indicio de la firme decisión de todo un pueblo, que había encontrado su verdad, y que ahora, cuando enemigos poderosos trataban de arrebatarle y de alejarle su triunfo definitivo, se aprestaba a combatir con todas sus fuerzas, seguros de su razón y convencidos del triunfo.”
La juventud cubana estaba consciente que era la hora de las iniciativas y que no sólo con el fusil se podía combatir al enemigo, fue así como surge la “Revista 16 de Abril”, nombre que le confieren a la publicación, un grupo de jóvenes estudiantes de Medicina, que deciden a través de ella enfrentar al enemigo interno con total apoyo incondicional a la Revolución.
En su primer número, Julio Tejas Pérez, miembro del comité editorial de la revista en sus primeros años, concluye el primer trabajo publicado hace medio siglo: “…Titulamos nuestro periódico “16 de Abril” y prometemos que habremos de cumplir con el histórico nombre que asumimos y estamos convencidos que los ideales humanos y socialistas que hoy tomamos como Bandera, sean muy pronto realidad imperecedera de todos los hombres honrados y oprimidos del Mundo…” ()
Era un momento crucial [Abril 1961] de la lucha revolucionaria dentro y fuera de la universidad, agudos e intensos los enfrentamientos con los elementos contrarrevolucionarios en lo ideológico y en la defensa política y material de la Revolución.  Un cierto número de estudiantes de los que nos iniciamos en la Universidad en 1959, la mayoría de procedencia burguesa, optaron por abandonar los estudios y marcharse a EEUU, no sin antes intentar arrastrar a la mayoría a abandonar la militancia revolucionaria, lo que no consiguieron, pues nos integramos a la FEU, a las milicias estudiantiles José A. Echeverría y un grupo importante de la AJR revolucionaria convertida poco después en UJC. Así respondió, José Ángel Fernández Sacasas, también fundador de la publicación, a una pregunta que le hiciera el reportero de la “16 de Abril” en la víspera de la conmemoración de estos 50 años de existencia:
“Se denominó Revista 16 de abril creada por la Asociación de Estudiantes de Ciencias Médicas de la Universidad de La Habana, -escuela que en esos momentos se removía hasta sus cimientos y adoptaba nuevos derroteros de superación y de integración a la obra grandiosa de la Revolución obrera y campesina, cuyo alumnado se funde junto a los profesores y empleados para constituir un frente de lucha, de Vigilancia Revolucionaria, de Capacitación Cívica y de aplicación en el trabajo y en el estudio-, ya que se produce en abril de 1961 la agresión imperialista de Playa Girón, hecho del que se habló anteriormente,  en cuyos combates participaron un número importante de estudiantes de medicina integrados a las Milicias Nacionales Revolucionarias en calidad de sanitarios, enfermeros y en funciones médicas (los de últimos años). Allí cayó Pedro Borrás Astorga, compañero nuestro de 3er año de la carrera. Cuando discutíamos en la Dirección de la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR) de Medicina qué nombre debía ostentar la nueva publicación, impactados por la victoria de nuestro pueblo en Playa Girón, se consideró adoptar una fecha que invocara tal acontecimiento histórico. Se propusieron “15 de Abril” (día de inicio de la agresión con los bombardeos a La Habana y Santiago de Cuba y “19 de Abril” (día de la victoria), finalmente concordamos “16 de Abril” como el nombre de mayor significación (día en que el Cdte. en Jefe declaró el carácter socialista de nuestra Revolución, en el acto celebrado en el entierro de las víctimas de los bombardeos del día anterior) al también poner de manifiesto nuestra inquebrantable posición ideológica."         
Cambios en la escuela de medicina en 1961
Desde el 15 al 28 de Abril, desde el ataque traicionero de la aviación mercenaria a nuestras bases hasta formidable asamblea, en la que se aprobó la expulsión de los estudiantes de Medicina traidores a la Patria, los campos se han acabado de definir en nuestra escuela, y de una manera definitiva. De un lado, una exigua minoría, compuesta por los elementos reaccionarios de siempre, burgueses incorregibles, clero-falangistas militantes, lacayos del imperialismo agresor y miembros de la oligarquía desplazada del poder. Esta minoría ha sufrido una nueva y aplastante derrota, pues su causa, que es la de los Artime y Boza Masvidal, de los Soler Puig y Calviño, de los Bahún y Carbó, fue hecha cenizas por nuestras gloriosas milicias nacionales, obreras y campesinas. Frente a esta minoría desconcertada, se enfrenta la gran mayoría del estudiantado revolucionario que ha cerrado sus filas, y levanta su puño fuerte, asestando golpe tras golpe sobre los gusanos que aún quedan en nuestra escuela y que tratan de escabullirse a la justicia revolucionaria, pero no descansaremos hasta lograr el total desalojo de estos elementos de nuestra Escuela Socialista de Medicina.
Pero al mismo tiempo que el estudiante honesto, digno, revolucionario, realiza la depuración de los mercenarios, traidores y cobardes, se compromete a superarse en su preparación técnica y científica, para así de esta manera servir más y mejor a la Patria, para ayudar con todo su esfuerzo físico e intelectual al asentamiento impetuoso de las bases del nuevo régimen económico y social, por el que nuestro pueblo lucha, por el Socialismo.
Es esa la razón por la que en ese momento se plantea la consigna de:
Depuración y vigilancia de los elementos contrarrevolucionarios.
Liquidación de las tareas del pasado que frenan nuestro desarrollo. Asistencia puntual a las clases y prácticas. Superación técnica y científica.
Elevación del nivel ideológico. Defensa de nuestra Revolución Socialista.
Por otra parte, el 15 de abril fue entregada por el colectivo editorial de la revista una carta procedente desde la heroica ciudad de Stalingrado, bastión de la lucha antifascista que marcó el inicio de la debacle nazi, donde el consejo del Club de la Amistad Internacional del Instituto Médico de Stalingrado, apoya incondicionalmente la lucha librada por el pueblo cubano incluyendo la Escuela de Medicina de La Habana. Esto fue considerado un nuevo estímulo para el trabajo creador y una forma de estrechar aún más los lazos con los hombres y mujeres del hermano pueblo soviético, a los que se les respondió: “Gracias camaradas por vuestra militante solidaridad, por vuestros actos por Cuba. Nosotros no les fallaremos jamás. Nuestra Facultad de Medicina es baluarte de la Revolución y arderá por sus cuatro costados antes que caer en manos de nuestros odiados enemigos” (anexo 7).
El  primer Consejo de Dirección, de la revista estuvo compuesto por siete compañeros: un director, subdirector, jefe de redacción, administrador, director artístico, jefe de información y un jefe de circulación. Además cada frente de trabajo estaría integrado por un equipo, cuyo número dependió de la cantidad de compañeros que quisieron trabajar en la revista.
En su primer número se publicaron entre otros trabajos un artículo de la huelga de los estudiantes en Haití, por la deficiente matrícula en la Escuela de Medicina en ese país (50 estudiantes solamente). Además también se trató la formación de científicos en la U.R.S.S. constituyendo este artículo el primer paso en la transición del carácter político de la revista al científico, que iba a tener una característica muy peculiar que la diferencia del resto de las publicaciones: dirigida y realizada por estudiantes, quienes en sus escasas horas libres, aseguran todo el proceso editorial, y por último la Universiada de 1961 en Bulgaria.
Poco después de su primera edición, la Revista cambia su propósito inicial de contenido político a científico. El propio profesor Sacasas, explica las causas del cambio:
-Era otro momento, las definiciones ideológicas ya habían sido despejadas y el estudiantado universitario cerraba filas junto a nuestro pueblo en la defensa de la Revolución y la construcción de la nueva sociedad. Cobraron vigor otras proyecciones que, sin abandonar las político-ideológicas, acercaban más la publicación al perfil del estudiante de Ciencias Médicas y fomentaban un mayor interés por su formación profesional y científica, sirviendo de vehículo para recoger los mejores trabajos científicos premiados en las pujantes jornadas científico estudiantiles iniciadas a finales de los años 60. 
Durante 50 años se han mantenido las publicaciones, y todo este tiempo ha sido editada por las nuevas generaciones de estudiantes que lograron situarla entre las revistas de carácter nacional, y en la actualidad se puede ver en cualquier parte del mundo a través de su sitio Web (www.16deabril.sld.cu), e incluso, en los duros momentos del período especial, cuando debido a las limitaciones económicas muchas publicaciones dejaron de imprimirse, la “16 de Abril” se mantuvo entre las priorizadas.   50 años de trabajo es una frase que quizás se diga con pocas palabras, pero la memoria es insuficiente para  recordar los logros que se han alcanzado, catalogada como la revista biomédica  hecha por estudiantes más antigua de Latinoamérica, “16 de abril” sigue marcando con pasos seguros las tendencias más vanguardistas de los jóvenes investigadores de las Ciencias Médicas del país. El camino   no ha sido fácil, pero el esfuerzo jamás ha sido en vano.
Muchas han sido las dificultades que su colectivo ha tenido que vencer para mantener su impresión mensual, hasta el año 1990, etapa en que la publicación ve reducida su tirada de 10 000 ejemplares a 5 000, con una periodicidad trimestral, debido a las restricciones ocasionadas por el Período Especial.
Gracias al tesón de los estudiantes que la dirigían en aquellos difíciles años, a las gestiones de su pequeña plantilla de profesionales, así como al gran apoyo del doctor Julio Tejas Pérez, ministro de Salud Pública en aquella etapa --además de ser uno de sus activos fundadores de la década del 60-- la publicación no dejó de ver la luz, cuando otras publicaciones periódicas del país tuvieron que interrumpir su labor editorial.
Pero en la medida en que se van incorporando los nuevos Planes de Estudio de la carrera y se introducen renovadores estilos en la enseñanza, a la directiva estudiantil le resulta más difícil cumplir todas las exigencias de una publicación periódica mensual y llevar a cabo sus tareas docentes; por eso, el 5 de mayo del año 1984, en un Encuentro sostenido por nuestro Comandante en Jefe, con los Estudiantes de Ciencias Médicas, en el Palacio de las Convenciones, la directora de la revista solicita la aprobación de una pequeña plantilla de profesionales (un periodista, un diseñador y un fotógrafo), no solo para aliviarlos a ellos, sino también para renovar su estructura y elevar la calidad técnica de la publicación.
La solicitud es aprobada por Fidel, quien reconoce y oficializa el carácter nacional de la revista, extendiéndose al resto de las provincias la participación de los estudiantes de las filiales e institutos de Ciencias Médicas de todo el país, en cuanto a publicación de trabajos y participación se refiere. Asimismo se amplía la tirada a 10 000 ejemplares y se introducen otras mejoras en su realización (portada en color y algunas páginas interiores) y  mejora la calidad del papel. Estas transformaciones repercuten positivamente en su calidad, y precisamente, en los días que antecedieron a  la celebración del aniversario 25 de la publicación, el Comandante en Jefe dirige a su colectivo una carta de felicitación donde destaca los cambios realizados a partir del año 1984, expresando:
…Se puede apreciar en cada nuevo número el celo y detalle con que se confecciona y la preocupación constante por mejorar incesantemente la presentación y contenido. Veo con optimismo el futuro de "16 de Abril", de su participación en las grandes tareas que en la Salud Pública venimos desarrollando, de su importante papel en la difusión de las ideas sobre el médico de la familia y de las experiencias obtenidas, en resumen de su activa participación en la formación de la potencia médica a que aspiramos, donde el factor fundamental será la calidad humana, revolucionaria y científica de nuestros médicos y demás trabajadores de la salud… fin de la cita.
Mantener y preservar una publicación científica, actualizada en su contenido, con la calidad que reclama la enseñanza de la nueva Medicina, que cada vez adquiere más prestigio internacionalmente, no resulta nada fácil, pero para nosotros constituye un orgullo ser una revista dirigida por estudiantes, por esos mismos estudiantes que más tarde se convierten en los profesionales de la Medicina, la Estomatología, la Licenciatura en Enfermería y Tecnología de la Salud, quienes contribuyen a su vez, en la formación de los que les siguen, es decir, de su propio relevo, además de ser integrantes de las heroicas brigadas médicas que brindan sus servicios en otras naciones del mundo.
Esto, independientemente de otras tareas que la Revolución les encomienda en un momento determinado, como por ejemplo, algunos de los colaboradores que han pasado por la revista han llegado a desempeñar cargos como funcionarios de la Dirección Provincial de Salud, otros han sido destacados dirigentes en el Ministerio de Salud Pública y otras instituciones científicas como Biotecnología y Genética y el CENIC.
A través de los años, la revista ha llevado a cada uno de los estudiantes y profesionales de la salud, y a todas las personas de forma general interesadas en el tema, los más actualizados conocimientos de esta ciencia, de este arte que constituye la Medicina, práctica desde tiempos inmemoriales por todas las culturas inexistentes en estos momentos.
Durante años, la revista “16 de abril”, ha estado trabajando conjuntamente con la dirección nacional de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), en la esfera de investigaciones, con el objetivo de lograr una mayor organización, desarrollo y funcionamiento de esta  en todos los niveles, comenzando en las sedes universitarias y culminando con la realización del FORUM Nacional de Ciencias Médicas, máximo evento científico estudiantil en nuestro país, que se realiza una vez en el curso y que adopta como sede las provincia más destacada en el campo de las investigaciones.
Ampliando las relaciones de la revista y siguiendo la política de solidaridad e internacionalismo de la Revolución,  es que en enero del 2009, se reestablecen los lazos de amistad con FELSOCEM (Federación Latinoamericana de Sociedades Científicas de Estudiantes de Medicina), la que desde hacía un tiempo había acogido con honor al colectivo de la revista dentro de su gran familia científica y  cuyas actividades están encaminadas al apoyo al estudiante de  Medicina  en  pre-grado  para  que  obtenga  las  bases  de  la  investigación  científica  y desarrollen  actividades  de  acción  social  en  su  localidad, lo que redundará en una mayor  integración a la población con la que trabajará y por ende a nuestra sociedad. 
Sabemos que el camino recorrido ha emplazado mucha entrega y labor colectiva, incluso hemos tenido que aceptar lamentables restricciones como no poder realizar la tirada en papel desde el año 2000, debido a dificultades económicas, pero gracias a la nueva tecnología en el campo de la computación y a la red de INFOMED (especializada en temática médica), tenemos la posibilidad de llegar con inmediatez a muchos países del mundo, a través de nuestro sitio WEB.
Cuando la revista cumpliera sus cuarenta años, la licenciada Magali González Camacho expresó: “cuatro décadas, casi medio siglo, son cifras que junto a otros elementos indicativos pueden resultar insignificantes ... Pero si las mismas se plantean para describir ", una intensa labor estudiantil", "un ininterrumpido quehacer informativo", "un dedicado trabajo extra - docente "una información actualizada, didáctica y científica", y se aclara demás que los conceptos señalados identifican a una de las publicaciones periódicas más antiguas del país -a pesar de ser escrita y dirigida por estudiantes-, entonces podemos decir, sin temor a equivocarnos, que se trata de la revista "16 de abril", el órgano informativo de los estudiantes de Ciencias Médicas de Cuba”.
Las estadísticas registradas por INFOMED, nos permitió conocer que la revista “16 de Abril“ha recibido en su sitio web, 39 mil 136 visitas, en el período comprendido del primero de enero de 2009 al 19 de noviembre de 2010, para un promedio de mil 700 visitas por mes, encontrándose entre las primeras ocho  de un grupo de treinta prestigiosas publicaciones más frecuentadas que aparecen en su Catálogo Colectivo de Publicaciones Seriadas de Ciencias de la Salud.
Actualmente la revista se encuentra constituida por un director, una subdirectora administrativa, un jefe de redacción y un webmaster. Todos los estudiantes tienen la posibilidad de enviar los trabajos científicos desarrollados por ellos en sus universidades y siguiendo el Estilo de Publicación de Investigaciones Científicas (EPIC), que pasan por un proceso editorial  que incluye la total corrección de posibles errores metodológicos y de contenido y que culmina con la publicación del artículo científico que sale al aire en formato digital cuatro veces al año como mínimo, con el único objetivo de elevar la calidad docente y científica de los estudiantes de las Ciencias Médicas.
Por eso, al hacer un recuento de lo que ha sido la Revista “16 de abril” en la formación de los que integran el abnegado ejército de las batas blancas, podemos decir con orgullo que hemos cumplido y continuaremos esforzándonos en nuestra principal tarea de informar científicamente, dada la función que nos compete por ser el Órgano Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba. Esto constituye un nuevo juramento a  aquellas generaciones que invirtieron largas horas de su vida estudiantil en nuestras redacciones y  que  no por  no  estar ahora, son menos recordados.
A la Revolución, y especialmente a Fidel, que siempre ha estado al tanto de nuestros requerimientos e inquietudes, le estaremos eternamente agradecidos; hoy, en este nuevo cumpleaños, reafirmamos nuestra decisión de trabajar con más energía y entusiasmo, para que la revista sea cada día más científica, actualizada y dinámica.

CONCLUSIONES

Se ha evidenciado que la revista “16 de abril”, como Órgano Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba, ha desarrollado un importantísimo papel en las actividades científicas estudiantiles, trabajo apoyado por las publicaciones que trimestralmente se observan en formato digital, elevando de esta forma la calidad docente y científica de los profesionales de la salud en nuestro país, tarea encomendada por nuestro Comandante de todos los tiempos, Fidel, y que tan humilde y honrosamente cada colectivo de estudiantes que ha dirigido y dirige, ha sabido cumplir.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Tejas Pérez J. "16 de abril". 16 de abril [Revista on-line]. 1961 [citado 14 Noviembre 2010]; 1(1): [aprox 0p.]. Disponible en: http://www.16deabril.sld.cu/rev/0161/abrsu11961.htm
  2. Estudiantes Soviéticos. Carta de Stalingrado[Revista on-line]. 1961 [citado 14 Noviembre 2010]; 1(1): [aprox 0p.]. Disponible en: http://www.16deabril.sld.cu/rev/0161/abr0311961.htm
  3. Martínez R. "La formación de científicos en la U.R.S.S". 16 de abril [Revista on-line]. 1961 [citado 14 Noviembre 2010]; 1(1): [aprox 0p.]. Disponible en: http://www.16deabril.sld.cu/rev/0161/abrsu11961.htm
  4. Amador M. "La Universiada de 1961". 16 de abril [Revista on-line]. 1961 [citado 14 Noviembre 2010]; 1(1): [aprox 0p.]. Disponible en: http://www.16deabril.sld.cu/rev/0161/abrsu11961.htm
  5. Tejas Pérez J. Editorial. 16 de abril [Revista on-line]. 2001 [citado 3 Diciembre 2010]; 2(208): [aprox 0p.]. Disponible en: http://www.16deabril.sld.cu/rev/208/index.html
  6. Tejas Pérez J. “Carta de Fidel a nuestro colectivo”. 16 de abril [Revista on-line]. 2001 [citado 3 Diciembre 2010]; 2(208): [aprox 0p.]. Disponible en: http://www.16deabril.sld.cu/rev/208/index.html
  7. Tejas Pérez J. “Así era entonces”. 16 de abril [Revista on-line]. 2001 [citado 3 Diciembre 2010]; 2(208): [aprox 0p.]. Disponible en: http://www.16deabril.sld.cu/rev/208/index.html
  8. Tejas Pérez J. “En el cuarenta aniversario”. 16 de abril [Revista on-line]. 2001 [citado 3 Diciembre 2010]; 2(208): [aprox 0p.]. Disponible en http://www.16deabril.sld.cu/rev/208/index.html
  9. González Camacho M. “Un año más para contar”. 16 de abril [Revista on-line]. 2001 [citado 3 Diciembre 2010]; 3(214): [aprox 0p.]. Disponible en: http://www.16deabril.sld.cu/rev/214/index.html
  10. González Camacho M. “Tengo razones para sentirme feliz”. 16 de abril [Revista on-line]. 2001 [citado 3 Diciembre 2010]; 5(217): [aprox 0p.]. Disponible en: http://www.16deabril.sld.cu/rev/217/index.html
  11. Tejas Pérez J. “Día inolvidable”. 16 de abril [Revista on-line]. 1961 [citado 3 Diciembre 2010]; 1(1): [aprox 0p.]. Disponible en: http://www.16deabril.sld.cu/rev/1/index.html
  12. González Camacho M. “Las cuatro C que definen un colectivo”. 16 de abril [Revista on-line]. 2001 [citado 3 Diciembre 2010]; 5(219): [aprox 0p.]. Disponible en: http://www.16deabril.sld.cu/rev/219/index.html
  13. Vargas Roselló F. “Entrevista a Jose Angel Fernández Sacasas”. 16 de abril       [Revista on-line]. 2001 [citado 3 Diciembre 2010]; 8(241): [aprox 0p.]. Disponible en: http://www.16deabril.sld.cu/rev/241/index.html

 

ANEXOS

Anexo 1

1

 

Anexo 2

2


Anexos 3

3

Anexos 4

4

 

 

Anexos 5

5

Anexo 6

6

 

Anexo 7

CARTA DESDE STALINGRADO

Queridos camaradas:
Les escriben a Uds. Los estudiantes del Instituto Médico de Stalingrado. Nuestra ciudad heroica la conocen Uds. Sin duda.
Lo que Stalingrado significa para todos nosotros se manifestó en los años de la guerra patria. La historia no conoce un ejemplo como éste. Stalingrado dio ejemplo de resistencia, de valencia y heroísmo para todo el mundo. Sobre las ruinas hemos edificado una ciudad nueva, más hermosa que la antigua. Es un monumento digno de las innumerables víctimas de la lucha contra el fascismo.
Nosotros, los jóvenes de Stalingrado conocemos mucho de su heroico país y de su jefe Fidel Castro. Nos admira su valor, su decisión de luchar hasta la victoria definitiva. Sabemos que los esperan muchas dificultades, muchos sacrificios, porque los enemigos preparan aún serios golpes contra Uds. , pero estamos completamente seguros de su victoria. Ninguna furza humana podrá impedir su marcha por el camino de la libertad y de la independencia.
En nuestro Instituto hemos organizado un club de la amistad internacional. Nuestro club plantea un problema de saber lo mejor posible de la vida de nuestros amigos en el extranjero.
Ahora nos preparamos para una velada consagrada a la Cuba heroica. Esta velada la marcamos al final de Abril. Titularemos: “ Cuba vive, Cuba lucha”.
Quisiéramos mucho recibir una carta de su vida, su trabajo, su lucha, y si es posible tarjetas, fotografías.
Escriban a nosotros, queridos amigos. Esperamos con alegría
Deseamos a Uds. Muchos éxitos en su trabajo y en su lucha.
El consejo del Club de la Amistad Internacional del Instituto Médico de Stalingrado.

Copyright 2000-2010, Revista 16 de Abril
Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
Fecha de última actualización: 17 de abril de 2011
Webmaster: Carlos Vázquez Ortiz
Los contenidos de este sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud