.
SECCIONES
.
SOBRE PUBLICACIÓN
Normas de Publicación
Colectivo Editorial
Sisteme Editorial
.
FRASE CÉLEBRE
. "Todo lo que es hermoso tiene su instante y pasa."
Luis Cernuda

. "El amor no mira con los ojos, sino con el alma."
William Shakespeare

.

 

ARTÍCULO DE REVISIÓN

MEDICINA REGENERATIVA, LA ALTERNATIVA DEL NUEVO SIGLO. CÉLULAS MADRE

Escuela Latinoamerica de Medicina
Brigadas Estudiantiles de la Salud
(BES-TRUJILLO)

Autores:
Aguilar Martínez, Marvin Alexander * (El Salvador)
Alvarenga Meléndez, Julio Alberto * (El Salvador)

Tutores:
Mayda Alonso Gómez ** (Cuba)
Arletys Ordas González *** (Cuba)

* Estudiante de 2° año de Medicina. Ayudante de Morfofisiología Humana - ELAM.
** MsC. Profesor Auxiliar de Morfofisiología Humana I y IV de la ELAM.
*** MsC. Profesor Instructor de Morfofisiología Humana I y IV de la ELAM.

RESUMEN
Existen diferentes enfermedades que degeneran los tejidos del organismo por lo que se hace necesario la aplicación de tratamientos innovadores encaminados a restaurarlos. Por ello es que se plantea como objetivo general describir la Medicina Regenerativa como una alternativa en el tratamiento de dichas enfermedades, siendo las Células Madre el pilar fundamental de esta rama de la medicina. Estas son células no diferenciadas capaces de experimentar múltiples divisiones y producir células hijas que pueden dar origen a distintos tipos celulares presentes en el organismo; pueden ser embrionarias o adultas. El uso de Células Madre está generando fuertes controversias éticas ya que una de sus formas de obtención es la manipulación de embriones; sin embargo, esto no logra opacar el impacto del alcance terapéutico de las Células Madre en el campo de la medicina. Esta revisión bibliográfica cuenta con 12 referencias bibliográficas.
Palabras claves: Medicina Regenerativa, Células Madre, Controversias éticas

INTRODUCCIÓN
Las investigaciones en el campo de las células madre han permitido avanzar en el conocimiento sobre el desarrollo de un organismo a partir de una sola célula y cómo las células sanas reemplazan a las dañadas en los organismos adultos. Esta prometedora área de la ciencia también permite investigar la posibilidad de la terapia celular en el tratamiento de enfermedades degenerativas, desarrollándose así el concepto de medicina regenerativa o reparadora. Estas células son capaces de diferenciarse y dar origen y/o regenerar diferentes tipos de tejidos.1
Las investigaciones en esta área de la ciencia han permitido la obtención de grandes hallazgos, siendo en 1981 cuando los científicos consiguieron por primera vez cultivos de células madre embrionarias de ratón y casi 20 años después, en 1998, los equipos de investigación dirigidos por los biólogos John Gearhart, de la Universidad de Johns Hopkins, y James Thomson, de la Universidad de Wisconsin en Madison, aislaron las células madre de la Masa Celular Interna de blastocisto humano y fetos abortados, cultivándolas por períodos de tiempo prolongados. Bajo condiciones adecuadas, varios tipos de células maduras aparecían en los cultivos, incluso las células nerviosas, células musculares, células óseas, y las células de islotes pancreáticos.1, 2
Las células madre actualmente son un foco de atención a escala mundial, de las cuales se debe considerar su uso en la terapéutica de diversas enfermedades y valorar los aspectos éticos implicados. Hoy en día hay numerosas líneas de investigación abiertas basadas en las células madre que permitirán conocer las ventajas y desventajas de su aplicación, constituyendo en un futuro no muy lejano nuevos tratamientos de diversas enfermedades incluyendo las hasta ahora incurables.

OBJETIVOS
General
Describir la Medicina Regenerativa como una alternativa en el tratamiento de diversas enfermedades.
Específicos

  • Caracterizar las células madre como componentes primordiales de la medicina regenerativa.
  • Enlistar las aplicaciones actuales de las células madres en terapias regenerativas.
  • Valorar desde el punto de vista ético la utilización de células madre.

DESARROLLO
Células Madre
Célula madre (en inglés, stem cell): célula no diferenciada capaz de experimentar divisiones ilimitadas y producir células hijas que pueden dar origen a los distintos tipos de células presentes en el organismo. Las células madre de un embrión son capaces de transformarse en células de cualquier tejido u órgano. También hay células madre en los tejidos adultos, aunque su capacidad de diferenciación es más limitada.2
Las células madre constituyen la unidad natural de generación durante la embriogénesis y de regeneración en la vida adulta. Las células madre pueden experimentar una división asimétrica con el fin de producir 2 células hijas disímiles, una es idéntica a ella y contribuye al mantenimiento de la línea celular original, y la otra, de alguna manera, contiene un juego diferente de instrucciones genéticas (produce un modelo alternativo de expresión del gen) y se caracteriza por una capacidad proliferativa reducida y el potencial de desarrollo más restringido que su madre.1
Clasificación
Las células madres por sus características las hemos clasificado atendiendo a dos criterios: de acuerdo a su potencialidad y de acuerdo a su edad.
De acuerdo a su potencialidad
1. Totipotentes. Son células que pueden diferenciarse en cualquier tipo celular capaces de dar origen a todo tejido e incluso a un organismo. La única célula totipotecial es el cigoto.
2. Pluripotentes. Son células que pueden diferenciarse en casi todos los tipos celulares. Presentes en blastocisto.
3. Multipotentes. Son células que pueden diferenciarse en gran cantidad de tipos celulares, sin embargo, lo hacen en un reducido número en comparación con las anteriores. Presentes en el feto y cordón umbilical como también en tejidos adultos teniendo la función de regenerar los mismos.
4. Monopotentes. Son las que dan un solo linaje de células. La célula madre epitelial es considerada una célula monopotente.1
De acuerdo a su edad
1. Embrionarias (CME). Son células toti, pluri y multipotenciales, presentes en las diferente etapas del desarrollo intrauterino del individuo.
2. Adultas (CMA). Son células indiferenciadas, presentes en un tejido diferenciado, se renuevan por sí solas y forman parte de los tipos de células especializadas del tejido del cual son originadas.1
Ventajas y desventajas
Con el propósito de decidir qué tipo de células madre (embrionarias o adultas) utilizar en los diferentes procedimientos regenerativos, se deben tener en cuenta las ventajas y desventajas que conlleva la utilización de cada una de ellas. Miguel Ríos, en su informe “Caracterización y diferenciación de células madre” expone ventajas y desventajas sobre su utilización (véase tablas 1 y 2) en anexos.
Algunas de las ventajas de las CME es que son consideradas flexibles ya que poseen el potencial de formar cualquier célula del cuerpo; también pueden suministrar una cantidad infinita de células con características cuidadosamente definidas, por lo que se dice que son inmortales. Estas células son más “jóvenes”, por lo que usualmente no tienen las anormalidades genéticas que las células madre adultas pueden desarrollar con el tiempo.4
Sin embargo, son difíciles de controlar puesto que el método encaminado a inducir el tipo de célula con el fin de tratar a una enfermedad en particular debe ser definido y optimizado; además pueden entrar en conflicto con el sistema inmune del paciente, pues es posible que las células trasplantadas difieran en su perfil inmune de las del receptor y que sean entonces rechazadas. También existe un dilema ético en el uso de las CME porque algunas personas estiman que la vida comienza en el momento de la concepción, es decir, consideran al blastocisto como un ser vivo, por lo que plantean que llevar a cabo investigaciones en embriones humanos no es correcto.
Las células madre adultas también poseen características tanto favorables como difíciles en el uso terapéutico. Debido a que están parcialmente especializadas la inducción puede ser más sencilla, pueden ser obtenidas del mismo paciente, y resultan inmunológicamente resistentes pues los pacientes que reciben los productos de sus propias células madre no experimentan el rechazo inmunológico. Son flexibles, pudiendo ser usadas en la formación de otros tipos de tejido; tienen una accesibilidad variada, es decir, algunas células madre adultas son fáciles de obtener mientras que otras no –como por ejemplo las células madre neurales (del cerebro)- lo que puede resultar peligroso para el donante. Otra ventaja de las CMA es que son éticamente menos controversiales porque se pueden extraer del paciente sin ir en detrimento de su vida.3
Están disponibles en cantidades mínimas siendo difícil obtenerlas en grandes cantidades; además son finitas puesto que no viven mucho bajo cultivo como las células madre embrionarias; genéticamente pueden ser inadecuadas: las CMA cosechadas pueden llevar consigo mutaciones que causen enfermedades o pueden dañarse durante la experimentación.
Lugares de obtención
Las células madres usadas en la terapia regenerativa de diversas enfermedades pueden ser obtenidas de diferentes fuentes; a continuación se mencionan algunas: 3

  • Embriones de propósito especial. Estos son embriones creados por medio de fertilización in vitro con el propósito específico de obtener células madre.
  • Embriones clonados. Estos son embriones clonados en laboratorios por medio del método de transferencia somática nuclear, con el fin de cosechar sus células madre.
  • Fetos abortados. Los fetos de desarrollo temprano que han sido abortados contienen células madre, las cuales pueden ser cosechadas.
  • Cordones umbilicales. Un buen suministro de células madre propias podría ser el cordón umbilical obtenido en el momento del parto y conservado en congelación.
  • Tejidos u órganos adultos. Se pueden obtener células madre de tejidos u órganos provenientes de adultos vivos durante la cirugía.
  • Cadáveres. El aislamiento y supervivencia de células progenitoras neurales de tejidos post-mortem (hasta 20 horas después de la muerte).

En Valencia, España, el consorcio Recatabi utiliza células madre adultas extraídas de la médula ósea y del tejido graso periférico, las llamadas mesenquimales, que se sabe que tienen capacidad de diferenciarse a distintos tejidos.5
Con respecto a la obtención de CMA en tejidos u órganos adultos, los lugares específicos de extracción se presentan en la tabla 3 en anexos.
Medicina Regenerativa
Las células madre, gracias a su capacidad de diferenciarse en cualquier tipo de célula, pueden regenerar tejidos dañados por diversos tipos de enfermedades, como consecuencia de algún traumatismo o simplemente por envejecimiento. De ahí el surgimiento de la llamada Medicina Regenerativa a comienzos de la década de los 80 del pasado siglo, la cual desde entonces se ha desarrollado de una manera vertiginosa.6
La Medicina Regenerativa no es más que aprovechar los mecanismos naturales de renovación celular y con ello reparar los tejidos dañados. Sin embargo, este nuevo concepto en la medicina ha planteado nuevas posibles vías terapéuticas de estudio, tales como las llamadas terapias celulares.7
Los avances en este campo se han vinculado estrechamente con los nuevos conocimientos adquiridos sobre las células madre, de las cuales muchos autores coinciden en que son el pilar central de la medicina regenerativa.
Son muchas las definiciones que se han planteado sobre la Medicina Regenerativa, sin embargo una de las más acertadas y aceptadas actualmente es la siguiente:
Es un campo interdisciplinario emergente de investigaciones y aplicaciones clínicas centrado en la reparación, remplazo o regeneración de células, tejidos u órganos con el objetivo de restaurar una función dañada por cualquier causa, incluyendo defectos congénitos, trauma y envejecimiento. Ella utiliza una combinación de varios procedimientos tecnológicos que van más allá del trasplante tradicional y las terapias sustitutivas. Estos procederes pueden incluir, aunque no están limitados a ellos, el uso de moléculas, terapia génica, trasplante de células madre, ingeniería de tejidos y terapia celular avanzada como la reprogramación celular.8
La aplicación clínica de la Medicina Regenerativa, terapia regenerativa, consiste en el trasplante de células madre a tejidos degenerados por diferentes enfermedades con el objetivo de que se diferencien en el tipo celular del tejido dañado y de esta forma regenerarlo.
La terapia regenerativa es una técnica que acelera la recuperación, reduce los gastos en la atención a los pacientes y ocasiona una menor estadía de estos en los hospitales. Sin embargo también existen desventajas en la aplicación de esta técnica, siendo uno de los problemas que plantean las terapias del trasplante los inmunológicos, que acaban con el rechazo del injerto.9
Acción de células madre
Como ya se mencionó, las células madre regeneran tejidos y, consecuentemente, posibilitan reemplazar partes afectadas a partir del trasplante de ellas.
Las células madre adultas pueden contribuir a la regeneración de tejidos mediante diferentes acciones, entre ellas las siguientes: 4, 8

  • Diferenciación en células del tejido dañado, lo que podrían hacer mediante transdiferenciación o fusión celular
  • Asentamiento en el tejido lesionado con emisión de señales que favorezcan el reclutamiento en ese sitio de otras células madre o progenitoras que participen en la regeneración de los tejidos
  • Mantenimiento de su autorrenovación, proliferación y funciones
  • Efecto antiinflamatorio
  • Inhibición de la apoptosis
  • Incremento de la vascularización del tejido dañado
  • Citoprotección y estimulación de las células sanas presentes en la región lesionada, incluyendo las que pueden estar en un estado quiescente o "dormidas" en un "área de penumbra"

En un principio se pensó que las células madre parcialmente especializadas sólo podían generar células especializadas del mismo tipo. Sin embargo se ha observado que estas células pueden llegar a generar células con una especialización diferente del tipo o tipos de células para las que están programadas. Un claro ejemplo de esto son las células de la medula ósea que se diferencian en células neuronales, hepáticas, musculares, sanguíneas, etc.3
La pregunta clave es cómo, cuándo y por qué una célula madre en un tejido adulto empieza a diferenciarse. Existen múltiples mecanismos dentro del "nicho" o hábitat celular que producen tanto señales internas como externas, que permiten que se produzcan divisiones simétricas y asimétricas y que darán juego tanto al mantenimiento de las propias células madre, como al inicio de la diferenciación celular. Esto se produce a partir de factores de transcripción que actúan en genes específicos.7
Proceder
El procedimiento clínico de aplicación de células madre varía en dependencia de la patología tratada, pero en general se puede realizar de las siguientes formas: 4

  • Inyección directa en el sitio dañado.
  • Perfusión local con células madre del tejido lesionado
  • Incremento sistémico de la concentración de células madre circulantes con el propósito de facilitar y aumentar el acceso al sitio de lesión.
  • Empleo de factores estimuladores.
  • Manipulación del microambiente del tejido lesionado, con el fin de atraer células madre circulantes.
  • Inmunofijación de las células madre en los tejidos que se quieran regenerar.

Las células de la masa celular interna del blastocito son pluripotentes, no son en sí mismas células madre dentro del embrión, porque éstas no se mantienen indefinidamente como tales en condiciones in vivo, sino que se diferencian sucesivamente en los diversos tipos celulares durante la fase intrauterina. Lo que ocurre es que cuando se extraen del embrión y se cultivan bajo ciertas condiciones in vitro, éstas se convierten en células "inmortales" dotadas de esas 2 propiedades mencionadas: autorenovación y pluripotencia, características importantes que le permiten ser utilizadas en terapia celular.7
Por ejemplo, en la utilización de las CMA de la médula ósea en los casos de pseudoartrosis de rodilla, el proceder consiste en la obtención de éstas del propio paciente, que se realiza como si fuera una donación de sangre convencional, y se administra mediante una inyección percutánea directamente en la cavidad articular de la rodilla enferma.6
Son muchos los países que están usando la terapia regenerativa. España participa en un proyecto para regenerar el tejido del corazón tras un infarto. La Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y el barcelonés Institut Químic de Sarrià (IQS) participan en el proyecto europeo Recatabi, cuyo objetivo es desarrollar nuevos biomateriales para regenerar el tejido del corazón que resulta dañado tras un infarto y devolver al paciente su capacidad cardíaca sin necesidad de un by-pass. A la vez el material evita o minimiza el proceso de remodelación ventricular con un nuevo implante bioactivo formado por células madre y materiales inteligentes. "Se ha demostrado que sin factores de ayuda, las células madre implantadas no sobreviven lo suficiente en las condiciones que se dan en el corazón". El proyecto se centra en asistir la regeneración del tejido infartado mediante un parche cargado con células del paciente. En la inyección directa de células madre existe un problema: las células no permanecen en el lugar.5
Aplicación
Actualmente se desarrollan nuevas terapias de implante de células madre que se encuentran en fase experimental y clínica; a continuación se presentan algunas de ellas: 4
En el tratamiento de extremidades isquémicas

  • Isquemia crónica de miembros inferiores
  • Tromboangitis obliterante
  • Pie diabético

En el tratamiento de enfermedades neurológicas y musculares

  • Lesiones de Médula
  • Enfermedad de Parkinson
  • Enfermedad de Huntington
  • Isquemia cerebral
  • Distrofia muscular de Duchenne
  • Implantación de neuronas humanas cultivadas en pacientes con infarto cerebral
  • Implantación de células mesenquimales autólogas en pacientes con infarto cerebral

En la regeneración de diferentes tejidos

  • Diabetes tipo I
  • Hepatopatías: tirosinemia, hepatitis B y C, cirrosis hepática
  • Enfermedades óseas: necrosis aséptica de la cadera, osteogénesis imperfecta, enfermedad degenerativa discal de la columna lumbar osteopetrosis, quistes, pseudoartrosis, fracturas complejas, artritis de rodilla.
  • Enfermedades pulmonares
  • Nefropatías
  • Periodontitis
  • Lesiones endometriales
  • Cultivo de células epiteliales

En la regeneración del tejido cardiaco

  • Infarto del miocardio
  • Hipofunción antigénica cardiaca asociada con la edad
  • Cardiopatía isquémica
  • Cardiomiopatía dilatada

A continuación se detallan los procesos y resultados obtenidos en la aplicación de células madre en el tratamiento de algunas enfermedades.
Recientemente se ha planteado que la implantación de células mononucleares de médula ósea autóloga resulta segura y efectiva en la terapéutica angiogénica, debido a la propiedad natural de las células de la médula ósea de proporcionar, entre otras, células progenitoras endoteliales y también de secretar varios factores angiogénicos y citocinas. A las 72 horas de realizado el implante en un paciente con isquemia del miembro inferior (en un hospital cubano) se apreció una marcada mejoría del dolor, del edema, de la temperatura cutánea y de la eritrocianosis, mejoría que incrementó progresivamente y se evitó la amputación de la extremidad isquémica.10
Las células neurales madre eran consideradas, hasta hace poco, como estrictamente embrionarias. Numerosos descubrimientos han comprobado que esto es incorrecto. La identificación y localización de células neurales madre, tanto embrionarias como adultas, ha sido un foco importante de la investigación reciente.
Algunas patologías importantes en los trasplantes de células neurales madre son los pacientes con derrames cerebrales, lesiones al cordón espinal y enfermedades neurodegenerativas, como por ejemplo la Enfermedad de Parkinson. Esta enfermedad conlleva a la pérdida de células que producen el neurotransmisor dopamina.3 En un intento de aumentar las concentraciones de dopamina se ha experimentado el trasplante de neuronas fetales de la sustancia negra en el caudado y el putamen, pero ha demostrado tener un éxito limitado; las células trasplantadas permanecen viables durante unos pocos meses.11
La diabetes mellitus puede subdividirse en 2 grandes enfermedades: la diabetes mellitus tipo 1 (insulino-dependiente) o DM1 (caracterizada por un proceso autoinmune de destrucción de las células productoras de insulina que provoca la falta de esta hormona), y la diabetes mellitus tipo 2 (no insulino-dependiente). El trasplante de islotes pancreáticos ha sido sin duda una esperanzadora estrategia en la restauración de la masa de célula funcional en los pacientes diabéticos y poder así conseguir la normoglicemia; no obstante, presenta limitaciones: como ya se ha expuesto, el rechazo del injerto.7
Buenos resultados se obtienen con el trasplante de células madre en la especialidad de Ortopedia y Traumatología en el hospital Arnoldo Milián Castro en Villa Clara, Cuba, donde se acaba de introducir ese proceder científico. Hasta ahora se les aplicó a diez pacientes aquejados principalmente de pseudoartrosis de tibia, fracturas complejas y tumores benignos, y se extenderá a otras patologías de la especialidad. También en varias provincias del país se realiza este proceder, en el cual se utiliza el Hevervital. Este producto, elaborado en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, favorece el aumento de las células madre en la sangre periférica, de donde la extraen a fin de realizar el trasplante.9
También en otro hospital de La Habana se han aplicado CMA en el tratamiento de artrosis de rodilla a 21 pacientes, de los cuales la mayoría ha experimentado una disminución del dolor y en un 70% ha desaparecido totalmente. Además en ningún caso se han presentado efectos adversos secundarios al tratamiento.6
El conocimiento de las células madre ha hecho posible que los científicos puedan hacer que piel nueva crezca a partir de cabellos arrancados de la cabeza del paciente. Las células madre de la piel residen en los folículos del cabello y pueden ser removidas al arrancar el pelo de raíz. Estas células pueden ser cultivadas con el fin de formar un equivalente epidérmico de la piel de los pacientes y proveer tejido en un injerto autólogo, eliminando el problema del rechazo.3
Desde la década de los 50 las células madre hematopoyéticas, en su versión de trasplante de médula ósea o la más reciente de trasplante de células madre periféricas, vienen siendo utilizadas exitosamente en la clínica oncohematológica. Las CMA utilizadas en este tipo de trasplante provienen de la misma persona a la cual le serán trasplantadas. En estas condiciones, la posibilidad de rechazo inmunológico es inexistente. Hoy en día, el trasplante de células de cordón umbilical se emplea en el tratamiento de enfermedades oncohematológicas, como la leucemia o los linfomas, así como en cualquier cáncer en cuyo tratamiento sea necesario reconstruir la médula ósea dañada por la quimioterapia.3
Perspectivas
A pesar de todos los avances que se han dado en la medicina regenerativa con respecto a la aplicación de células madre en el tratamiento de diferentes enfermedades y de ser buenos los resultados obtenidos, aún es mucho lo que queda por descubrir para que la medicina regenerativa logre convertirse en el principal tratamiento de enfermedades que afectan los tejidos del organismo y que actualmente son muy difíciles de curar.
En la actualidad, científicos de diferentes partes del mundo están muy motivados con la aplicación de células madre a causa de los resultados obtenidos hasta el momento en su utilización, razón por la que se están llevando a cabo investigaciones acerca de usos potenciales de éstas en la medicina.
Como resultado de las investigaciones que se están efectuando se sabe que uno de los usos potenciales de las células madre es el tratamiento de la esterilidad, la cual podría ser tratada al inducir divisiones meióticas en células madre.4
Otros de los usos potenciales de las CM en el campo médico son: 4

  • Restitución de dientes faltantes
  • Ceguera e impedimentos de la vista
  • Alopecia
  • Cáncer
  • Terapias genéticas

Aspecto ético
Una de las limitantes que presenta el desarrollo de la aplicación de CM en la medicina regenerativa es la controversia ética que está generando.
Las legislaciones de todo el mundo luchan porque el ser humano no actúe sobre su propio cuerpo como si fuera un objeto de libre disposición, prohibiendo así el comercio de órganos. Si legalmente no es posible que una persona venda sus propios órganos, entonces mucho menos posible será la venta de sus embriones, que son menos suyos. Se llega a que los embriones deben ser donados; surge entonces otro problema ¿puede el laboratorio vender las líneas celulares obtenidas de esos embriones? Desde luego no parece que los laboratorios estén dispuestos a actuar "altruistamente" sino, más bien, a rentabilizar las inversiones realizadas en el desarrollo de esos "productos". Pero, ¿no choca que los laboratorios, y los accionistas que los sostengan, se enriquezcan gracias a unos embriones que, por evitar su comercialización, se exige a sus progenitores que los donen y no los vendan?1
Es indudable que las propiedades de las CM humanas, tanto de origen embrionario como de tejidos adultos, representan uno de los más espectaculares logros de las ciencias biológicas, pero la investigación de células madre es controvertida y elegir el tipo de CM a utilizar con propósitos terapéuticos tiene implicaciones técnicas y sobre todo éticas. El uso de CM embrionarias humanas implica el formar y destruir embriones humanos a voluntad. Quienes se oponen a la investigación de células madre no quieren que los fetos y los cigotos sean utilizados con fines de investigación, argumentan que uno de estos es fundamentalmente un ser humano con derechos e intereses que necesitan ser protegidos. Además existe el temor a que el trasplante nuclear pudiera ser utilizado con la finalidad de clonar seres humanos. La cuestión del problema ético radica entre los que miran al blastocisto como un ser humano y los que no lo ven así. Los grupos en contra del aborto, algunos grupos religiosos y ciudadanos conservadores dicen que el uso de células provenientes de embriones es inmoral porque destruye a la vida.1, 3
Las CME se separan y se mantienen en un envase de cultivo celular, deteniendo así el desarrollo embrionario que conlleva a la creación de un individuo. Es por esto que la investigación en células madre embrionarias es el tópico de debates éticos. El uso de células madre de adultos supone menos dilemas éticos.3
La mayor parte de los científicos no apoyan la aplicación de estas tecnologías a la clonación de humanos, es decir, no quieren que los embriones alterados durante las investigaciones en células madre se desarrollen más allá de un estado definido. En esto se hace evidente que los científicos también apoyan la perspectiva ética que supone la utilización de CM.3
Estas controversia éticas podrían disminuir, ya que según la revista europea “Europapress” en una reciente publicación, las células madre adultas reprogramadas, también llamadas iPS, son poco diferentes en cuanto a su expresión genética y el estado de la cromatina en comparación con las células madre embrionarias. Por ello a criterio de Richard Young –científico estadounidense que lleva a cabo la investigación- las iPS tienen la misma capacidad para diferenciarse en cualquier tipo de célula del organismo tal y como lo hacen las embrionarias. De ser esto así, supondría una disminución en la utilización de células madre embrionarias y con ello la ruptura de la barrera ética, además de que estas células no serían rechazadas por el sistema inmunológico.

CONCLUSIONES
Las Células Madre se caracterizan por su elevada potencialidad, autorrenovación y capacidad de diferenciación, propiedades que las hacen llamativas en el desarrollo de nuevos procedimientos en medicina regenerativa, utilizándose para la regeneración de tejidos. La utilización de Células Madre, en contraposición a los grandes beneficios que está proporcionando a la clínica, genera controversias éticas; sin embargo no logran opacar el impacto del alcance terapéutico de las Células Madre en el campo de la medicina.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Travieso Yelamy; Posada Aimé; Fariñas Lucía; Las células madre en la terapia celular, consideraciones éticas. Rev Cubana Invest Bioméd. 2007. [consulta: 20 ene 2010] 26 (4). Disponible en http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-03002007000400009
  2. Meléndez Mercedes; Martiato Maité; Barrios Silvia. Las células madre en la terapia celular, consideraciones éticas. Rev Cubana Invest Bioméd. 2007. [consulta: 20 ene 2010] 26 (4). Disponible en http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-03002007000400009
  3. Ríos N. Miguel Angel. Caracterización y diferenciación de células madre. Monografías.com 24/05/06. [consulta: 4 mar 2010]. Disponible en INFOMED
  4. Escobedo Alfonso, Juan Carlos. Avances de la Medicina Regenerativa en Cuba. XXI Forum Nacional de Ciencias Médicas. La Habana 2010.
  5. Dorticós Balea, Elvira. Medicina Regenerativa. Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter. [consulta: 4 mar 2010]. Disponible en http://www.sld.cu/sitios/medregenerativa /temas.php?idv=29743
  6. De la Osa, José A. Cuba avanza en tratamiento con células madre. Gramma. 2010 marzo 18. Seccion Nacionales. [consulta: 4 mar 2010]. Disponible en http://www.cadenagramonte.cubaweb.cu/ index.php?option=com_content&view=article&id=5936:cuba-avanza-en-tratamiento-conce lulasmadre&catid=2:nacionales& Itemid=50
  7. Mato Matute, M. Eugenia. Células madre: un nuevo concepto de medicina regenerativa. Rev Cubana Endocrinol. 2004. [consulta 15 feb 2010]  15 (2)  Disponible en http://www.g oogle.com.cu/imgres?imgurl=http://scielo.sld.cu/img/revistas/end/v15n2/f0107204.&imgrefurl
  8. Hernández Ramírez, Porfirio. Medicina regenerativa y células madre. Mecanismos de acción de las células madre adultas. Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter. 2009. 21 (1)
  9. García Santos, Nelson. Células Madre contra padecimientos ortopédicos en Villa Clara. Juventud Rebelde. 2010 marzo 18. Sección Ciencia y Técnica. [consulta: 4 mar 2010]. Disponible en: http://www.juventudrebelde.cu/ciencia-tecnica/2010-03-18/celulas-madre-contra-padeci mientos-ortopedicos-en-villa-clara/
  10. Hernández Ramírez, Porfirio. Dorticós Balea, Elvira. Hernández Padrón, Carlos. Cortina Rosales, Lázaro. Marsán Suárez, Vianed. Macías Abraham, Consuelo. Trasplante de células madre autólogas en el miembro inferior isquémico de un paciente con arteriosclerosis obliterante crítica. Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter. 2005. [consulta: 15 feb 2010] 21 (1) Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-02892005000100007&script =sci_arttext
  11. Guyton Arthur C y Hall John E. Manual de Fisiología Médica. Décima Edición. Madrid, España. Mc Graw-Hill Interamericana de España, S.A.U. 2002

Copyright 2000-2011, Revista 16 de Abril
Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
Fecha de última actualización: 12 de octubre de 2011
Webmaster: Carlos Vázquez Ortiz
Los contenidos de este sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud