Artículo original

 

Caracterización de los ancianos del Consultorio Médico 20, Policlínico “Turcios Lima”. 2010

 

Autores:
Ana Isabel Picos Gómez 1
Tamara Acosta Pérez 1
Roger Delgado Cabrera 1

 

Tutores:
Dra. Gómez Olivera, Isabel 2
Dra. Labrador Afre, Marigreisy 3

 

1 Estudiantes de 6to año de Medicina.
2 Máster en Longevidad Satisfactoria. Especialista de 2do Grado en MGI. Profesor Auxiliar.
3 Especialista de 1er Grado en MGI. Profesora Instructora.
Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río.
Policlínico Universitario “Turcios Lima”.

 


RESUMEN
Introducción: El envejecimiento es un proceso común e individual, que depende de factores externos e internos. La práctica sistemática de ejercicios físicos, juegos y actividades recreativas adquiere importancia en la vejez, por los beneficios que reporta a la salud de los ancianos.

Objetivo: Caracterizar biosocialmente a los ancianos pertenecientes al Consultorio Médico No 20, del área de salud del Policlínico “Turcios Lima”, en Pinar del Río; en el período comprendido entre septiembre y diciembre de 2010.

Diseño Metodológico: Se realizó un estudio observacional, descriptivo de corte transversal, en la población del adulto mayor perteneciente a dicho consultorio; con un universo constituido por 231 abuelos y una muestra de 196, seleccionada por un muestreo aleatorio simple; se aplicó una entrevista, así como el índice de Lawton y Brody, y el de Katz.

Resultados: El sexo femenino, con un total de 114 pacientes, fue el predominante; la enfermedad más frecuente fue la Hipertensión Arterial en ambos sexos, con un total de 89 pacientes, para un 45% y solamente están incorporados al círculo de abuelos, siete adultos mayores, cuatro abuelos del grupo etáreo de 60 a 69 años y tres del de 70 a 79 años.

Conclusiones: Predominio del sexo femenino, existiendo un grado elevado de independencia para la realización de las actividades del diario; la enfermedad más frecuente, con un franco predominio, fue la Hipertensión Arterial; existió una baja incorporación al círculo de abuelos y la tercera parte refirió como causa de inasistencia, que las mismas enfermedades se lo impiden.
Palabras clave: adulto mayor, círculo de abuelos, ejercicio físico.

 


INTRODUCCIÓN
La dirección de la Revolución invierte recursos y brinda un especial esfuerzo al adulto mayor, lo que se traduce en la misión de velar y promover la salud en estas edades avanzadas; con una atención a las diferencias individuales, siendo precisamente en estos momentos de la vida cuando más se necesita afecto, cariño y se sienten más deseos de vivir. Un ejemplo de ello es el Club de los 120 años, que agrupa a personas de diferentes grupos etáreos que desean vivir hasta esta edad, estimulándolas y promoviendo salud. Sin dudas, la atención que le presta la Revolución al adulto mayor tiene una gran significación, pues es un sistema consolidado que vela y se preocupa por ellos; de igual forma muestra vigencia en los círculos de abuelos, donde la constitución de estos significa un paso fortalecedor por mejorar la calidad de vida, elemento indisolublemente ligado a su perspectiva, de lo cual nuestro país constituye un paradigma. (1)
El adulto mayor en Cuba ocupa más del 12% de la población y se espera que para el año 2025, uno de cada cuatro cubanos sea adulto mayor. Por otra parte, solo el 1% de los ancianos se encuentra en instituciones, el 9 % vive solo y el resto lo hace en convivencia familiar. El progresivo aumento de la población senil, es uno de los fenómenos demográficos más significativos a nivel mundial en los últimos decenios. Esta situación, hace necesario el desarrollo de la atención integral a los ancianos y por ello se realizan grandes esfuerzos en la atención geriátrica. Una agradable experiencia para esta población, ha resultado en la práctica, la introducción de ejercicios físicos en los denominados Círculos de Abuelos y los grupos de salud que se crearon desde 1984, con vistas al incremento del régimen motor y la capacidad de trabajo físico e intelectual de las personas de estas edades; la cual se desarrolla en coordinación con el médico de la familia y cuenta ya con 192 794 practicantes activos en todo el país, incorporados a los 8507 Círculos de Abuelos, o a las 100 Casas de Abuelos y 126 Hogares de Ancianos.(1)
Dentro de las dimensiones que tributan al mejoramiento de la calidad de vida del adulto mayor, se encuentra la práctica sistemática de actividades físicas (AF). La AF se entiende como una categoría de existencia humana, acto de producción y reproducción de las capacidades físicas y espirituales del hombre, la producción de la vida, el modo de la apropiación de las formas de producción (en el ámbito de la actividad física, el ejercicio físico como su modelo, las técnicas deportivas) y la existencia social (reproducción del modelo de vida de la comunidad, en distintos niveles de generalidad). (2)
Con el paso del tiempo, ha sido una preocupación la baja incorporación de personas de la tercera edad a las clases de círculos de abuelos; hecho que se ha venido observando en la práctica desde años anteriores, en el trabajo desarrollado con ellos como grupo social. De ahí el interés en proyectar trabajos como este, para hacer posible que la actividad física sea efectiva, espontánea y de forma natural, en aras de mejorar y elevar su calidad de vida. (3)
A medida que las personas envejecen, se producen modificaciones en su estado de salud: se alteran las estructuras y se reducen las funciones de las células y los tejidos de todos los sistemas del organismo. Es decir, aparecen cambios que afectan los distintos sistemas del organismo. (1, 3,4)
El ejercicio físico en personas de la tercera edad trae consigo beneficios, si se trata de una práctica sistemática de actividad física planificada, como por ejemplo: disminuye el riesgo de cardiopatías isquémicas, ayuda a mantener la presión arterial en sus valores normales, mejora la adaptación y eficacia cardiovascular, aumenta el gasto cardíaco, disminuye la frecuencia cardíaca y la resistencia periférica fatales, disminuye la posibilidad de infarto de miocardio en un 20 %, reduce los niveles plasmáticos de colesterol de las lipoproteínas de alta y baja densidad, así como de los triglicéridos; aumenta el nivel sérico de colesterol y mejora la tolerancia a la glucosa, entre otras ventajas. (4, 5, 6)
El ejercicio físico tiene una incidencia específica sobre los sistemas que causan la involución, retrasando la misma de forma considerable, previniendo enfermedades y contribuyendo a mantener la independencia motora y sus beneficios sociales y afectivos. El adulto mayor presenta varios problemas a resolver: el biológico, el financiero, el sexual, las relaciones sociales y el problema lúdico, que constituye un punto importante; ya que los individuos no saben cómo ocupar el tiempo libre que antes aprovechaban con el trabajo, no saben cómo recrearse, ni que actividades físicas realizar. (6)
En el consultorio médico No 20 del área de salud “Turcios Lima”, en el municipio Pinar del Río, el círculo de abuelos consta de una membresía de siete ancianos de un total de 231 personas mayores de 60 años; constituyendo esta situación un problema de salud identificado en la realización del Análisis de la Situación de Salud con participación comunitaria. Debido a las consecuencias que para el estado de salud de la población, puede tener la no participación de los adultos mayores en el círculo de abuelos, se arriba al siguiente problema:
Situación Problémica:
¿Cuáles son las características biosociales de los ancianos pertenecientes al consultorio No 20, del área de salud del policlínico “Turcios Lima” en Pinar del Rio, en el periodo de septiembre a diciembre de 2010?

 


OBJETIVO
Caracterizar biosocialmente a los ancianos pertenecientes al Consultorio Médico No 20, del área de salud del policlínico “Turcios Lima” en Pinar del Río, en el periodo de septiembre a diciembre de 2010.

 


DISEÑO METODOLÓGICO
Tipo de estudio

Se realizó un estudio descriptivo transversal en la población de adultos mayores, pertenecientes al Consultorio Médico #20, del área de salud “Turcios Lima” en Pinar del Río, de septiembre a diciembre de 2010.
Universo de estudio

Estuvo constituido por 231 personas, adultos mayores pertenecientes al consultorio médico y la muestra, por 196 adultos que fueron seleccionados por un muestreo aleatorio simple.
Criterios de inclusión
Expresar su consentimiento para participar en la investigación. Adultos mayores con capacidad física y mental para responder los instrumentos que se aplicaron.
Variables de Estudio

Edad, sexo, enfermedades crónicas que padecen, actividades de la vida diaria, actividades instrumentadas de la vida diaria, incorporación de adultos mayores al círculo de abuelos, causas de inasistencia al círculo de abuelos.
Procedimientos e Instrumentos de Recolección de Datos
Se aplicó una entrevista estructurada en 8 preguntas (a la totalidad de la muestra, así como la Escala de Lawton y Brody y el índice de Katz. Se recopilaron datos de las historias clínicas individuales y familiares, y del Análisis de la Situación de Salud de la población del consultorio #20.
Procesamiento Estadístico
Los datos se procesaron en una computadora, utilizando el paquete de Microsoft Office del año 2007, para crear la base de datos, la confección de tablas y el informe final. Se utilizó la frecuencia absoluta y relativa de la estadística descriptiva, para analizar y presentar los resultados.
Aspectos Éticos

Se obtuvo el consentimiento informado de los miembros de la muestra, así como se respetaron todos los principios de la ética, que se deben tener en cuenta al tratar con seres humanos.

 


RESULTADOS


Tabla No1. Distribución de adultos mayores por edad y sexo. Consultorio Médico #20, del área de salud “Turcios Lima” en Pinar del Río, de septiembre a diciembre de 2010.

 


Fuente: Historias de Salud Familiar

 

Como se observa en la Tabla No1, la distribución por sexo y grupos de edades de los adultos mayores del consultorio en cuestión, tuvo un predominio de pacientes del sexo femenino con un total de 114, que representan el 59% sobre el masculino que fue de 82 pacientes, para un 41%.


Tabla No 2. Distribución de los adultos mayores según enfermedades que padecen. Consultorio Médico #20, del área de salud “Turcios Lima” en Pinar del Río, de septiembre a diciembre de 2010.

 


Fuente: Historias de Salud Familiar

 

Observamos en la Tabla No2 la distribución de enfermedades más frecuentes por sexo, donde existe un franco predominio de la Hipertensión Arterial en ambos sexos, con un total de 89 pacientes para un 45%; seguido de la Diabetes Mellitus, con 40 pacientes que representan el 20%.

 

Tabla No3. Grado de validismo en las actividades de la vida diaria (Índice de Katz) de los ancianos, por sexo. Consultorio Médico #20, del área de salud “Turcios Lima” en Pinar del Río, de septiembre a diciembre de 2010.


 

Se encontró que existe un validismo óptimo para la realización de las actividades básicas de la vida diaria, tanto en las mujeres como en hombres; los cuales son independientes para la realización de las mismas, con un 78% y 65% respectivamente.


Tabla No 4. Grado de validismo en las actividades instrumentadas de la vida diaria (Índice de Lawton), por sexo. Consultorio Médico #20, del área de salud “Turcios Lima” en Pinar del Río, de septiembre a diciembre de 2010.

 


En la tabla observamos que existe un grado elevado de independencia para la realización de las actividades instrumentadas, tanto en las mujeres con un 83%, como en los hombres con un 79 %; siendo significativo desde el punto de vista estadístico.

 

Tabla No 5.Distribución de los ancianos según su participación en el círculo de abuelos. Consultorio Médico #20, del área de salud “Turcios Lima” en Pinar del Río, de septiembre a diciembre de 2010.

 

 

Del total de la muestra estudiada, solamente están incorporados al círculo de abuelos siete adultos mayores, cuatro del grupo etáreo de 60 a 69 años y tres del de 70 a 79 años.

 

Tabla No 6. Causas de inasistencia al círculo de abuelos. Consultorio Médico #20, del área de salud “Turcios Lima” en Pinar del Río, de septiembre a diciembre de 2010.

 

 

 

Observamos en la Tabla No 6, que un 37% de los abuelos alega que la presencia de enfermedades limita su participación y un 29% manifiesta que desconoce las actividades que se realizan en el círculo de abuelos.

 


 

 

DISCUSIÓN
En la actualidad, Cuba cuenta con el 16,6% de su población envejecida, colocándose en la cuarta y última fase de la transición demográfica. Para el 2025, con un cuarto de su población con 60 años y más, será el país más envejecido de América Latina y El Caribe. (7)
En el 2050, se encontrará entre los países más envejecidos del mundo, pues su proporción de personas de 60 años y más, superará la media del total de países considerados como desarrollados en el mundo. (8)
Se conoce que en lo referente a la esperanza de vida de los cubanos, a los 60 años se disfruta de cifras que para hombres y mujeres alcanzan uno de los valores más altos del mundo: 19,5 y 21,5 años respectivamente. (9,10)
En nuestro estudio, el mayor porciento lo alcanzaron los adultos mayores de 60-69 años de edad. Se hace necesario apuntar, que este grupo de hoy serán de cuarta edad en un plazo entre los 10 y 20 años, disfrutando de los beneficios que les esta proporcionando el desarrollo y perfeccionamiento del Programa Nacional de Atención al Adulto Mayor.
Igualmente se muestra que son los ancianos jóvenes, es decir, los comprendidos entre 60 y 69 años con un total del 47,0%, el grupo predominante, y el sexo femenino, con un 58%, en coincidencia con otros estudios realizados en Cuba. (10)
Las razones por las cuales las mujeres tienen un promedio de vida mayor, están relacionadas con los estilos de vida del sexo masculino, asociados a factores de riesgo tales como: hábito de fumar, hiperalimentación y estrés, que ocupan un lugar determinante en la incidencia de enfermedades cardiovasculares, cáncer, trastornos metabólicos, etc. (11)
Para otros autores, el predominio del sexo femenino coincide con lo reportado en la literatura consultada, que describe que la longevidad es sustancialmente mayor en este sexo, sobre todo en países desarrollados. (11-14)
Cesar Martínez Querol plantea en su estudio, que las enfermedades crónicas no transmisibles en Cuba, constituyen la principal causa de muerte en los ancianos, así como, su problema de salud más significativo; en ellas se halla el origen de la mayor parte de la discapacidad que padecen nuestros longevos. (4) Los adultos mayores tienen una constelación de problemas de salud distinta a los de las personas jóvenes; siendo la pluripatología, un rasgo característico de este grupo o segmento poblacional. Encontró en primer lugar, la Hipertensión Arterial; en segundo lugar, las enfermedades cardiovasculares y en tercer lugar, las enfermedades cerebrovasculares; seguidas de la Diabetes Mellitus y la enfermedad Osteoarticular. La Hipertensión Arterial en los ancianos, sobre todo la forma sistólica aislada, exhibe una elevada prevalencia en este grupo poblacional y constituye un factor de riesgo cardiovascular de primer orden, los autores de este trabajo coinciden con ese estudio. (15)
Sin lugar a dudas, la educación para la salud, es la de mayor importancia en el cambio de estilos de vida y actitud ante la enfermedad en nuestros ancianos. Investigaciones realizadas en Cuba, señalan que la Hipertensión Arterial predomina como enfermedad acompañante en la tercera edad, seguida de la Diabetes Mellitus y la cardiopatía isquémica; (16, 17) coincidiendo estos resultados con nuestra investigación.
Según los geriatras cubanos, el envejecimiento no es sinónimo de enfermedad, pero lleva consigo una disminución gradual de las capacidades funcionales de los órganos y del organismo como un todo. Señalan que las enfermedades cardiovasculares, la Hipertensión Arterial y la Diabetes Mellitus, son los diagnósticos más comunes. (4, 5,10)
La aparición de la Hipertensión Arterial ha motivado a los investigadores a realizar estrategias, donde se le da conocer a la población, la importancia del tratamiento no farmacológico de la enfermedad; el cual está dirigido a disminuir la ingestión de sodio, alcohol y grasa de origen animal (polisaturada en lugar de saturada); a la conservación del peso ideal y el aporte dietético de potasio, calcio y magnesio. Todas estas medidas se asocian a cambios en los estilos de vida como: la práctica de ejercicios físicos isotónicos y la psicoterapia de la conducta, que incluye la autorelajación y la meditación. Son muy beneficiosas en la mayoría de los hipertensos y en especial en los ancianos. (10,18)
Resultaron de gran interés para el desarrollo de la investigación: el Índice de Katz, que evalúa la independencia en las Actividades Básicas de la Vida Diaria y el Índice de Lawton-Brody, que evalúa la independencia en las Actividades Instrumentadas de la Vida Diaria.
En nuestra investigación, encontramos un alto grado de independencia y funcionabilidad en los adultos mayores del área objeto de estudio, lo que está en contradicción con su baja incorporación a las actividades del círculo de abuelos. Estos resultados coinciden con los encontrados en investigaciones realizadas por las Doctoras García Otero y Díaz Rey. (14,18)
En estudios efectuados en el país, observamos que los adultos mayores conservan las actividades complejas hasta etapas avanzadas de la vida. (20)
Los beneficios del ejercicio físico en la tercera edad, están bien establecidos y a ello contribuye en gran medida, la participación en las actividades de los círculos de abuelos. Por lo que se deben encaminar los esfuerzos educativos y de convencimiento, en lograr una mayor incorporación de los adultos mayores, como es conocido. Los ejercicios que se realizan en compañía, tienen un efecto integral psicológico; incluso, llegan a convertirse en una necesidad placentera, al mismo tiempo que amplían el espectro social del adulto mayor; contribuyendo a disminuir los efectos del envejecimiento y proporcionar beneficios en diferentes funciones, ayudan al control de todas las enfermedades crónicas, así como a la mejoría en la flexibilidad, el equilibrio y la movilidad articular. El aspecto psicológico al que se refiere el ejercicio es el estado de ánimo, pues disminuye la depresión y la ansiedad, eleva el valor de la autoestima y la imagen corporal, ofrece oportunidades de distracción e interacción social y ayuda a mejorar el estrés de la vida cotidiana. El ejercicio también mejora el estado funcional, permite mantener la independencia personal y conduce por lo tanto, a una reducción de las demandas de servicios médicos crónicos o agudos. En síntesis, mejora la calidad de vida del adulto mayor. (21, 22)
El bienestar social de las personas de la tercera edad, está enmarcado por la posibilidad que tengan de valerse por sí solas; por lo que favorecer, a través de la actividad física aspectos como: coordinación, flexibilidad, fuerza, motricidad, equilibrio, buenos hábitos posturales y resistencia, logrará influenciar positivamente sobre la autonomía, confianza e independencia para la ejecución de los quehaceres del día a día. (23)
Las actividades físicas que se realizan en las clases de los círculos de abuelos, constituyen un elemento significativo en la prevención, manutención y rehabilitación de la salud; estas con la inserción de los juegos y la realización de actividades recreativas, al menos una vez al mes, posibilitan la revitalización de habilidades y hábitos motrices, además de proporcionar un buen estado de ánimo y combatir el estrés. (23)

 


CONCLUSIONES

Predominó el sexo femenino, existiendo un grado elevado de independencia para la realización de las actividades del diario vivir, la enfermedad más frecuente fue la Hipertensión Arterial, existió una baja incorporación al círculo de abuelos y la tercera parte de los ancianos refirió como causa de inasistencia, que las mismas enfermedades se lo impedían.

 


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Moreno-González A. Incidencia de la actividad física en el adulto mayor. Revista internacional de medicina y ciencias de la actividad física y el deporte. 2005; 20 (4). Disponible en: http://cdeporte.rediris.es/revista/revista20/artvejez16.htm
2. Declaración de Basilia. Segunda Conferencia intergubernamental sobre envejecimiento en América Latina y el Caribe hacia una Sociedad para todas las edades y de protección social basada en derechos. 2008.
3. Malagón-Cruz Y, Guevara-González A, Brenes-Hernández L. El envejecimiento demográfico y la atención al Adulto Mayor en Cuba. GEROINFO. Publicación de Gerontología y Geriatría. 2007; 2(2):21-30.
4. Martínez-Querol C. Salud hoy. Bienestar y medicina para todos y factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares en hombres. LADIBA, 2006. 5(1).
5. Antikarnont R, Jousilahti P, Tour J. Presión Arterial Sistólica, Hipertensión Sistólica Aislada y riesgo de mortalidad por Cardiopatía Coronaria, Ictus, Enfermedad Cardiovascular y Mortalidad Global en la población adulta mayor. Iber I Hypertens. 2006; 7(3): 368-384.
6. Valdivia-Domínguez A. El envejecimiento de la población: Un reto. Rev Cubana Hig Epidemiol 2006; 44(3):2-3.
7. Castell-Florit, P. Intersectorialidad en Cuba, su expresión a nivel global y local. Ed. Ciencias Médicas. La Habana. 2008.
8. Romeo-Cepero D. Capacidad comunitaria en beneficio de promover salud en la colectividad. Rev. Cubana Medicina General Integral 2007 23(3).
9. Mora M, Villalobos D, Araya G, Ozols A. Perspectiva subjetiva de la calidad de vida del adulto mayor, diferencias ligadas al género y a la práctica de la actividad físico recreativa. Revista Mexicana de Salud 2004; 1 (1): 1658 -69.
10. Martínez-Almanza L, Menéndez-Jiménez J, Cáceres-Manso E, Baly- Baly M, Vega-García E, Prieto-Ramos O. Las personas de edad en Cuba. Principales tendencias demográficas y morbimortalidad. Resumed 1999; 12(2): 77-90.
11. Menéndez J, Guevara A, Arcia N, León M, Marín C, Alfonso J. Enfermedades crónicas y limitación funcional en adultos mayores: estudio comparativo en siete ciudades de América Latina y el Caribe. Rev Panam Salud Pública. 2005; 17 (5-6):353-361.
12. Arcia N, Alfonso J. Salud, bienestar y envejecimiento en América Latina y el Caribe. Rev Panam Salud Pública. 2005 18 (1). (citado 28 sep 2007); Disponible en: http://www.org/spanish/DD/PUB/revista-TOC-may-june 2005 pdf.
13. Acosta D. Envejecimiento: el reto del siglo. Santiago de Chile. Conferencia Regional Intergubernamental sobre Envejecimiento. 2007 Disponible en: www.paho.org/defaultspa.htm. Citado el 28 septiembre 2007.
14. Gómez-Juanola M, Pérez-Carvajal A, Moya-Rodríguez M, Reyes-Llanes M. Satisfacción de los adultos mayores con los servicios de salud en el nivel primario. Rev Cubana Med Gen Integ. 2004; 20(3): 6.
15. García-Otero M. Funcionabilidad de los ancianos del CESAMO Mónico Romero. Municipio Corquín. Departamento Copán. Honduras.2006 (Tesis). Honduras: CESAMO.
16. Gómez-Juanola M, López-Zamora A, Moya-Rodríguez M, Hernández- Jiménez R. Influencia de algunas variables en las relaciones familiares del adulto mayor. Rev Cubana Med Gen Integr. 2005; 21(1-2):10-15.
17. Reguera-Naranjo J, Cervera-Estrada L, Rodríguez-Feria R, Pereira- Jiménez I, Pérez-Rivero L. Autonomía y validismo en la tercera edad. Rev Cubana Med Gen Integr. 2001; 17(3):222-6.
18. Bavarre-Vea H, Pérez-Piñero J, Menéndez-Jiménez J. Las transiciones demográficas y epidemiológicas y la calidad de vida objetiva en la tercera edad. Rev GeroInfo. 2006; 1.
19. Díaz-Rey C. Evaluación funcional del adulto mayor. Consultorio médico 2. Policlínico Universitario “Luis A. Turcios lima” (Tesis). Pinar del Río: Facultad de Ciencias Médicas; 2008.
20. Ramos-Guido Emilio, Llibre-Rodríguez J. Fragilidad en el adulto mayor: Un primer acercamiento. Rev Cubana Med Gen Integr . 2004; 20(4): 9 [citado 30 julio 2008].
21. Pérez-Martínez V. Comportamiento de la salud cognitiva en ancianos del Policlínico Docente “Ana Betancourt”. Rev Cubana Med Gen Integr. 2007; 23(2): 11 [citado 25 septiembre 2008].
22. Alonso-Galbán P, Sanso-Soberats F, Díaz-Canel A, Carrasco-García M, Oliva T. Envejecimiento poblacional y fragilidad en el adulto mayor. Rev Cubana Salud Pública. 2007; 33(1): 17 [citado 27 septiembre 2008].
23. Barrios-Duarte R, Borges-Mojaiber R, Cardoso-Pérez Laura. Beneficios percibidos por adultos mayores incorporados al ejercicio. Rev Cubana Med Gen Integr.2003; 19(2): 9 [citado 27 septiembre 2008].