Profesores escriben

 

Laboratorios de Entomatología Médica al servicio de la docencia y la capacitación

 

Autores:

MsC. Luisa A. Oliva Campos1
MsC. María Cristina López Montes de Oca2

 

1Lic. en Ciencias Biológicas. Profesor Instructor. Máster en Salud Ambiental. Máster en Enfermedades Infecciosas.
2Lic. en Ciencias Biológicas. Profesor Instructor. Máster en Enfermedades Infecciosas.

 

Facultad de Ciencias Médicas¨Calixto Garcías¨

Universidad de Ciencias Médicas de La Habana

 

INTRODUCCIÓN
El dengue es una de las enfermedades infecciosas de transmisión vectorial, que más casos de morbilidad y mortalidad reporta cada año. Es típica de los trópicos y subtrópicos, y afecta a la mayoría de los continentes del mundo, Asia, África y América Latina.
En la región de las Américas, la incidencia del dengue ha experimentado un constante incremento durante los últimos 15 años.
Durante décadas, se llevaron a cabo programas de control del mosquito Aedes aegypti, agente transmisor del dengue, que lograron erradicarlo en muchos países. Sin embargo, estos programas centralizados y de estructura vertical, perdieron su viabilidad económica en la década de los 80; la gran diseminación del dengue en ese período y el deterioro económico que sufrieron esos programas, dirigieron la atención hacia la búsqueda de nuevos enfoques para el control sostenible del vector. La participación comunitaria se convirtió entonces en la clave para lograrlo.
El diagnóstico del dengue se basa en criterios clínicos, epidemiológicos y de laboratorio. Esta enfermedad tiene un amplio espectro clínico y varía desde el proceso asintomático hasta la fiebre indiferenciada o el dengue clásico, y de esta a la fiebre hemorrágica.
El período de incubación mínima es de tres días, el máximo de catorce y el promedio es de cuatro a seis días. Los síntomas más frecuentes son: fiebre, cefalea, dolor retroorbitario, mialgia, artralgia, rash cutáneo, adinamia, etc.
Los criterios epidemiológicos se dirigen a tres factores: presencia del mosquito Aedes aegypti, exposición a zonas donde exista la enfermedad y aparición de varios casos con criterios clínicos.
Las especies de mosquitos que transmiten el denque son, el Aedes aegypti y el Aedes albopictus. El primero es el agente receptor de la mayoría de los casos de la enfermedad. Este insecto es hematófago de sangre humana, siendo la hembra la responsable directa de inocular la misma. Es doméstico, se desarrolla en depósitos artificiales y alrededor del hábitat humano, tiene un período evolutivo de 7 a 12 días aproximadamente. Este ciclo consta de varias fases inmaduras, huevo, larva, pupa y todas se desarrollan en el interior de recipientes con agua. Las altas temperaturas, la humedad y los períodos de lluvia, favorecen la reproducción de este mosquito.
En 1981 ocurre en Cuba la mayor epidemia de dengue, catalogada como la más grave ocurrida en el continente americano y el acontecimiento más importante en la historia del dengue en nuestro país. Es por esto que la máxima dirección de la nación determinó crear el Programa Nacional de Erradicación del mosquito Aedes aegypti, mediante el cual se ejecutaron un conjunto de acciones, que permitieron reducir significativamente el índice de infestación del vector en varias provincias del país e impedir por más de quince años la circulación viral.
Conjuntamente con este programa, se crearon los laboratorios de Entomología Médica, uno por cada municipio del país.
Con el tiempo, se fueron perfeccionando los programas de Vigilancia y Lucha Antivectorial y añadiendo otros, todos en función del control vectorial.
La Entomología Médica es una ciencia biológica que se ocupa del estudio de los insectos. Esta juega un papel muy importante en la vigilancia y la lucha contra el dengue.
Cuando se constituyeron las Unidades de Vigilancia y Lucha Antivectorial, se crearon los laboratorios de Entomología Médica, donde se estudian los vectores que transmiten enfermedades al hombre, tales como el mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue.
Los laboratorios de Entomología están estructurados en estos momentos desde las áreas de salud, laboratorios municipales, provinciales y de referencia nacional, este último conocido como Instituto de Investigaciones Pedro Kourí (IPK).
Estos laboratorios tienen las siguientes funciones:
• Diagnóstico de las principales especies de vectores de enfermedades.
• Diagnóstico de las principales especies que constituyen plagas de almacenes.
• Evaluación de los sistemas de vigilancia entomológicos.
• Docencia y Capacitación.
• Desarrollo de pruebas de resistencia y susceptibilidad a los diferentes plaguicidas. Vigilancia de estos.
• Implementación de controles biológicos.
Teniendo en cuenta que la tarea fundamental en la vigilancia y control del dengue son los laboratorios de Entomología Médica, los cuales están al servicio de la docencia, capacitación y diagnóstico de las principales especies de vectores de enfermedades; nos dimos a la tarea de mostrar el perfeccionamiento al que están siendo sometidos los mismos en la actualidad.

 


DESARROLLO
Cada municipio del país cuenta con un laboratorio de Entomología Médica que está conformado por equipos de Biólogos especializados en la Entomología, además, en los mismos existen los instrumentos necesarios para realizar los diagnósticos correspondientes, así como las técnicas propias de esta actividad.
Estos laboratorios requieren una meseta de trabajo con fregadero y agua corriente e instalaciones eléctricas para la conexión de los microscopios. Cada uno consta al menos, con un microscopio estereoscopio para diagnosticar las diferentes especies, actualmente todos están siendo equipados y habilitados con instrumentos más precisos para el trabajo de investigación. La inclusión del microscopio clínico como instrumento de trabajo, junto con otros equipos tales como balanza, centrífugas, zaranda, anemómetros, barómetros, etc., permitió realizar disecciones y estudiar las estructuras internas de los insectos y de esta manera, determinar la edad fisiológica de la especie en cuestión. Esto permite evaluar correctamente las estrategias tomadas.
También como mobiliario se han entregado buroes, sillas altas para el trabajo en las mesetas del laboratorio, gaveteros y archivos para la conservación del instrumental y la documentación; estanterías para la ubicación de la cristalería y otros recursos e instrumentos de trabajo; además, ventilación climatizada, que permite la conservación de los especímenes y del equipamiento.
Para las actividades de sistemática, taxonomía, investigación y docencia, contarán con un local o espacio suficiente para la colocación de gabinetes entomológicos, cajas de insectos, jaulas de crías de especímenes de insectos, para la determinación de los diferentes indicadores e índices para la vigilancia y control epidemiológico; meseta con fregadero para la manipulación de huevos, larvas, pupas y adultos de insectos; además de otro local para el insectario y bioterio, que permita contar con el material biológico necesario para realizar los diferentes estudios de investigación. También se realizan pruebas de resistencia y susceptibilidad de los insectos a los diferentes plaguicidas.
Los laboratorios realizarán todo tipo de docencia como la capacitación y el adiestramiento, para los operarios en Vigilancia y Lucha Antivectorial, alumnos de Tecnología de la Salud y residentes en Higiene y Epidemiología; además de los reciclajes y el asesoramiento permanente de todo el personal de la actividad técnica de Vigilancia y Lucha Antivectorial, brindar asesoría a los distintos especialistas y decisores en la conformación de estrategias técnicas.
La docencia teórica se imparte en aulas de los diferentes policlínicos docentes de cada área de salud, para ello se consta de materiales didácticos, especímenes, claves dicotómicas para la clasificación de los insectos y en cada encuentro se discuten casos- problemas, donde se diserta con los estudiantes sobre las posibles soluciones y se orientan tareas. Como parte de las clases prácticas, se realiza por parte del profesor toda una demostración de la diferentes técnicas, como la colecta de especímenes, inspección de viviendas y locales, buscando los posibles criaderos del mosquito en fase inmadura, así como lugares de reposo para el mosquito adulto. Además, se ejecutan otras técnicas de encuestas empleadas en la actividad, se hacen demostraciones del tratamiento adulticida, explicando la técnica de fumigación dentro y fuera de los locales y el manejo de los equipos, su conservación, mantenimiento y técnicas de cómo ejecutar las acciones.
En el aspecto educativo, se presentan conferencias de cómo comunicarse con la población e impartir educación sanitaria sobre la vigilancia y control del dengue, así como las reglas para saber hablar y escuchar, requisitos necesarios para que la comunicación con la población tenga efecto.
Estos laboratorios tendrán diferentes categorías de acuerdo a la actividad que realicen y se denominarán laboratorios de Entomología Médica tipo A, B, C y D, los mismos dispondrán de ordenadores para la digitalización de la información.

 

 

CONCLUSIONES
Los laboratorios de Entomología Médica son indispensables en la vigilancia y control del dengue. En los laboratorios de Entomología Médica se adiestran a operarios, técnicos de nivel medio y superior en especialidades afines a la actividad. Se realizan todo tipo de investigaciones en el campo de la Entomología Médica. Los laboratorios se encuentran habilitados con equipamiento para desarrollar todas las técnicas y tareas para la vigilancia y control del dengue. Con el personal especializado que cuentan, se adiestra al personal sobre la comunicación social.

 


BIBLIOGRAFÍA
1. Gubler DJ. Epidemic dengue/dengue hemorrhagic fever as a public health, social and economic problem in the 21st century. Trends Microbiol 2002; 10:100-103.
2. Gubler DJ, Trent DW. Emergence of epidemic dengue/dengue hemorrhagic fever as a public health problem in the Americas. Infect Agents Dis 1993; 2:383-393.
3. Gubler DJ. Resurgent vector-borne diseases as a global health problem. Emerg Infect Dis 1998; 4:442-450.
4. Gubler DJ, Clark GG. Community involvement in the control of Aedes aegypti. Acta Tropica 1996; 61:169–179.
5. Rodríguez Cruz F. Estrategias para el control del Dengue y del Aedes aegypti en las Américas. Ofic. San Pana. De la Salud. Rev.Cubana Med.Trop. 2002; 54(3):189-201.
6. Valdés García L, Carbonell García I, Delgado Bustillo J. y Santín Peña M. Enfermedades emergentes y reemergentes. Ministerio de Salud Pública l998; 178-195.
7. Universidad virtual. Cátedra “Manuel Fajardo”. Dengue. Epidemias en Cuba. [Sitio de Internet] 2006 [Consultado: 14/11/06] [7 p]. Disponible en: http://uvfajardo.sld.cu/temas-de actualización /plone articlemultipage 2006-09-14.1171880765/epidemias-en-cuba.
8. Rodríguez F. Dengue. Conferencia ofrecida en Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí”. La Habana. 2006.
9. García RA. Parasitología y Enfermedades tropicales, Tomo l Cultural. Habana. 1980; 660.
10. Armada J., Trigo JA. Manual para supervisores, responsables de brigada y visitadores. Ministerio de Salud Pública, Campaña Anti-aegypti. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 1981.
11. Universidad virtual. Cátedra “Manuel Fajardo”. Dengue. Epidemias en Cuba. [Sitio de Internet] 2006 [Consultado: 14/11/06] [7 p]. Disponible en: http://uvfajardo.sld.cu/temas-de actualización/plone articlemultipage 2006-09-14.1171880765/epidemias-en-cuba.
12. Situación Epidemiológica Internacional No.36 4 feb.2011.
13. San Martín JL; Prado M. Percepción del riesgo y estrategias de comunicación social sobre el dengue en las Américas. Rev. Panam Salud Pública vol.15 no.2 Washington Feb. 2004
14. Guzman M G. Science, Vol 309, Issue 5740, 1495-1497, 2 September 2005.Essays on Science and Society. Global Voices of Science: Deciphering Dengue: The Cuban Experience. Acceso: 12 octubre 2007. Disponible en: http:// www.ipk.sld.cu./artlupe/guzman-sp.htm
15. Larreinaga CL. Berdasquera Corcho D. Enfermedades emergentes y reemergentes: factores causales y vigilancia. Rev. Cub Med Gen Integr v.16 n.6 Ciudad de La Habana nov-dic. 2000. Acceso: 12 octubre 2007. Disponible en: http://www.bvs.sld.cu/revistas/mgi/vol16-600/mgi11600.htm
16. Cavelo M, Menéndez Pardo M, López león I, Sáez González M del C.Mortalidad prematura por enfermedades infecciosas en España 1908 –1995. Rev. Panam de Salud Pública 2002; 12 (4): 262-73
17. Pan American Health Organization. Dengue and dengue hemorrhagic fever in the Americas: guidelines for prevention and control. Washington, D.C.: PAHO; 1994. (Scientific Publication No. 548).
18. Organización Panamericana de la Salud. Nueva generación de Programas de prevención y control del dengue en las Américas. Washington, D.C.: OPS; 2002. (OPS/HCP/HCT/206/02).
19. Kourí G. El Dengue un problema creciente de salud en las Américas. Rev. Panam. Salud Pública vol. 19 no. 3. Washington Mar. 2006
20. Parks W, Lloyd L. Planificación de la movilización y comunicación social para la prevención y el control del dengue. Guía paso a paso. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2004.
21. Martínez E. ¿Cómo lograr cambio conductuales para prevenir el dengue: experiencia cubana? (en línea). 2001. Disponible en http://www.cidfa2004.sld.cu/conferencia/ver.php?id=19
22. Spiegel J, Yassí A, Tate R. Dengue en Cuba, movilización contra el Aedes (s) aegypti. Lancet (seriada en línea). 2002; 4(2). Disponible en: http://www/Infection,The lancet.com/journal
23. Guzman MG, Kouri G. Dengue and Dengue hemorrhagic fever in the Americas: lessons and challenges. J Clin Virol 2003; 27: 1-13