Sección Fija

 

USO ADECUADO DE ANTIBIÓTICOS, UNA PRIORIDAD.


MSc Dr Moises Morejon García
Presidente de la Alianza Para el Uso Prudente de Antibióticos (APUA-Cuba)

 

Los antibióticos han sido el mayor descubrimiento de la medicina, tal es así que su aparición ha marcado dos etapas bien definidas en la medicina; era preantibiotica y era posterior a la aparición de los antibióticos, millones de pacientes sobrevivientes a la sepsis marcan la principal diferencia entre estas nos etapas, no cabe duda que ningún otro medicamento ha salvado tantas vidas en el planeta, baste decir que las sulfas descubierta por los alemanes en 1935 y la aplicación de la penicilina por los ingleses en 1940, jugaron un papel preponderante en la segunda guerra mundial en lo que se refiere mortalidad bélica.
En esta época donde tanto se habla de la energía renovable, también algunos científicos han planteado que los antibióticos son un bien sanitario no renovable, ya que el desarrollo de los mecanismo de resistencia bacteriano han sobrepasado el enlentecido desarrollo de nuevos antibióticos, tal es así , que en su discurso del 7 abril de este año, día internacional de la salud, la Dra Margaret Chan, directora de la Organización Mundial dela Salud (OMS), planteara que de no tomar medidas contra la resistencias bacteriana llegaremos a la época postantibióticos.
La resistencia bacteriana impone perdidas incalculables tanto en vidas humanos como en dinero, además de poner en peligro la eficacia de múltiples programas de salud, por solo mencionar dos de extrema relevancia, citaremos el plan de la OMS para frenar las tuberculosis y plan para hacer retroceder la malaria, esto podría amenazar la estabilidad mundial y la seguridad de muchos países.
Hoy es reconocido que el uso inadecuado y desmedido de los antibióticos es la piedra angular del fenómeno de la creciente multirresistencia bacteriana, fenómeno que va dejando a los médicos de asistencia cada vez con menos arsenal terapéutico frente a las infecciones.
Ante esta situación se impone desarrollar un grupo de medidas que den al traste con el uso adecuado de los antibióticos.
En la Asamblea Mundial de Salud desarrollada en 1998 en su resolución WHA51.171 hacia un llamado a los países miembros a adoptar un plan de medidas encaminadas a promover un adecuado y racional uso de los antibióticos. Comenzaba recomendando la prohibición de venta de antibióticos sin receta médica, esa medida que para nosotros es algo habitual, debido a que fue implantado en nuestro país desde 1993, apenas acaba de ser aprobada en México el año pasado y en muchos países no existe y en muchos que existe, no se cumple. Continuaba proponiendo mejorar las prácticas para prevenir la aparición y propagación de las infecciones así como reducir el uso de antibióticos destinados al consumo animal, en especial lo referido al engorde o promotores del crecimiento.
En septiembre del 2001la OMS presentó la primera estrategia global para combatir la aparición y desarrollo de la resistencia bacteriana, haciendo un llamado a todos los que de una forma u otra participan en el proceso de producción, comercialización y consumo de antibióticos; medicina humana, veterinaria, agricultura, consumidores.
Entre las primeras recomendaciones dirigidas a médicos y farmacéuticos esta; educar al personal médico encargado de la prescripción de antibióticos respecto a la importancia del uso adecuado de los mismos, además fomentar el uso de guías de buenas prácticas así como desarrollar cursos de adiestramiento y actualizaciones sobre diagnóstico y tratamiento de las enfermedades infecciosas e incluso sobre los aspecto farmacológicos de las distintas familias de antibióticos; clasificación, espectro, mecanismos de acción, efectos adversos, dosis e intervalos de dosis y duración de tratamiento.
Otra recomendación relevante va dirigida a la población; educar a los pacientes y a la comunidad sobre la importancia del uso adecuado de antibióticos y su repercusión sobre la resistencia bacteriana. La presión del paciente y/o sus familiares es uno de los factores implicados en el uso inadecuado de los antibióticos, unido a esto, enseñar a los pacientes medidas sencillas que puede evitar la trasmisión de las infecciones y de cepas de bacterias resistentes, como es el lavado de manos frecuente y la higiene de los alimentos. Sumado a estos enseñar alos pacientes que existen otras opciones para aliviar lossíntomas, que la gran mayoría de las infecciones comunitarias son virales, sobre los cuales los antibióticos no tienen efecto, que fiebre no es igual a infecciónbacterianay mucho menos a antibióticos, además promover la no automedicación sin previa consulta facultativa.
En las recomendaciones a hospitales sobresalen; la creación de Comité terapéuticos, los cuales promoverán la creación protocolos de antibióticos y serán responsables de su chequeo y control, incluso podrá limitar la prescripción y uso de determinados antibióticosprevia discusión en el comité de expertos.Además las instituciones deberán crear programas de control de infeccionesnosocomiales.
Otra recomendación local y nacional es la vigilancia de la aparición de cepas resistentes y su extensión, eso va contemplado en los mapas microbiológicos de las instituciones y en los laboratorios de referencia nacional, como es el caso del IPK en nuestro país. La misma vigilancia se debe aplicar en la agricultura, la aparición de cepas resistente en animales de consumo humano, provocadas sobre todo por la utilización de antibiótico para engorde animal, pueden ser trasmitidas al hombre, tanto en la manipulación y cría como en el consumo de su carne. En nuestro país las normativas para el uso de antibióticos en animales prohíbe el uso de antibióticos para engorde animal así como la utilización de antibióticos de uso humano en animales.
Ahora quiero resaltar una recomendación que no está contemplada en dicho texto y que la considero de suma importancia para lograr los objetivos del uso adecuado de los antibióticos y es la incorporación en el programa de estudio de formación médica el tema de la resistencia bacteriana y el uso adecuado de los antibióticos, abordar esta temática desde la etapa de formación traerá aparejada grandes dividendos, sobre todo si se asocia a una sólida formación en el manejo delos antibióticos y sus características farmacocinéticas y farmacodinamicas.