Universidad de Ciencias Médicas de La Habana
Facultad de Ciencias Médicas “10 de Octubre”
La Eritropoyetina Humana Recombinante en la anemia del prematuro.
Autores:
Lisset Campo Sánchez 1
Yanelys Ramírez Medina 2
David Folgueiras Pérez 3
Tutor:Dra. Anett Sijó Yero 4
1 Estudiante de 5to año de Medicina. Alumna ayudante de Neonatología.
2 Estudiante de 5to año de Medicina. Alumna ayudante de Medicina Interna.
3 Estudiante de 5to año de Medicina. Alumno ayudante de Gastroenterología.
4 Especialista de 1er grado en Neonatología. Profesora Instructora. Máster en Atención Integral al Niño.

 

RESUMEN
Introducción: La anemia es una enfermedad caracterizada por una disminución anormal en el número de glóbulos rojos o en su contenido de hemoglobina.
Objetivo: Describir el uso de la Eritropoyetina Humana Recombinante en el tratamiento de la anemia del recién nacido menor de 34 semanas y menor de 1500g en el Hospital Materno Infantil “10 de Octubre” en el período de enero de 2010 a diciembre de 2011.
Diseño Metodológico: Se realizó un estudio observacional, descriptivo, longitudinal y prospectivo. Se trabajó con todo el universo, estando conformado por 53 neonatos nacidos con una edad gestacional de 34 semanas o menos y un peso de 1500 gramos o menos.
Resultados: Predominaron los recién nacidos con edad gestacional entre 31 – 34 semanas para un 56.6%, con un peso entre 1250 – 1500 gramos para un 77.3%; los neonatos que no requirieron transfusiones durante el uso de eritropoyetina con un 92.5% con baja frecuencia de aparición de eventos adversos para un 17%.
Conclusiones: Las cifras de hemoglobina lograron valores estables tras el uso de la eritropoyetina. Disminuyó el uso de transfusiones sanguíneas después de comenzado el tratamiento con eritropoyetina. Se reportaron escasos eventos adversos.
Palabras Clave: Anemia, Prematuro, Eritropoyetina humana recombinante, Transfusiones.

 

INTRODUCCIÓN
La Anemia es una enfermedad de la sangre caracterizada por una disminución anormal en el número de glóbulos rojos (eritrocitos o hematíes) o en su contenido de hemoglobina. (1)
Los problemas hematológicos son relativamente frecuentes en los recién nacidos y en ocasiones graves. El sistema hematológico experimenta un desarrollo muy precoz para satisfacer las elevadas necesidades de oxígenodel feto, la hematopoyesis neonatal funciona al límite de sus posibilidades, con escasa capacidad compensatoria ante aumentos en la demanda. (2,3)
La anemia del recién nacido se define por concentraciones de Hemoglobina/Hematocrito venososdurante la primera semana de vida, inferiores a 14 g/dl y 42% en neonatos a término, de 13 g/dl y 39% en pretérminos menores de 1.500 g y a 12 g/dl de Hb en menores de 26 semanas de edad gestacional. (3-5)
La Anemia Fisiológica es una situación normal de todos los recién nacidos. En los neonatos a término (nacido con más de 37 semanas de gestación) ocurre entre la 6ª y 12ª semana de vida y en los prematuros, entre la 4ª y 8ª semana. Esta anemia es una adaptación normal del recién nacido y no requiere tratamiento. En unas semanas se normalizan las cifras de hemoglobina y hematíes. (6-8)
La Anemia Patológica es la causada por una enfermedad o alteración del recién nacido: pérdida de sangre, hemorragias, placenta previa o desprendimiento de la misma, vasa previa, rotura del cordón umbilical, pérdida oculta de sangre, transfusión fetomaterna, fetoplacentaria o de gemelo a gemelo. En estos caso la sangre del recién nacido es cedida a otro (madre, hermano o placenta), de manera que el feto se queda anémico, la hemorragia en el período neonatal: hemorragia intracraneal, cefalohematoma masivo, rotura de hígado o bazo, hemorragia intestinal. La Hemólisis: causada por situaciones o enfermedades que destruyen los hematíes. Incompatibilidades de grupo sanguíneo: AB0, Rh, las enfermedades autoinmunes de la madre o enfermedades hereditarias de los hematíes: esferocitosis, déficit de glucosa-6-fostato-deshidrogenasa o talasemia. Infecciones. Déficit de vitamina E. Disminución en la producción de hematíes. Leucemia. Efectos secundarios de algunos fármacos. (7-10)
En la última década a medida que aumentaba la supervivencia de los neonatos extremadamente prematuros, la anemia de éstos, emergió como un problema frecuente en las Unidades de Terapia Intensiva Neonatal (UTIN). En la mayoría de los casos es iatrógena, consecuencia de las tomas de muestras de sangre con fines diagnósticos, al transcurrir el tratamiento del neonato, aun siendo éstas realizadas con técnicas microanalíticas. Surge además una segunda forma de anemia que se da en prematuros entre la 4ta y 12a semana de edad, período en el que suelen experimentar una disminución gradual de la concentración de Hemoglobina. (11-14)
La fisiopatología de la anemia de los prematuros aún no se conoce con absoluta claridad. Se ha observado por un lado que los prematuros suelen tener concentraciones muy bajas de EPO en presencia de anemia significativa. (9,13,14)
Se ha propuesto la administración de eritropoyetina, en diferentes dosis y frecuencia de administración, para disminuir las transfusiones con resultados positivos según la mayoría de los estudios. Una de las dosis efectivas más bajas y con intervalo más amplio de aplicación, encontrada en la literatura, fue de 400 UI por kilogramo de peso semanal en una sola dosis subcutánea. (3, 15, 16)
La Eritropoyetina es una hormona de estructura glicoprotéica de 34 kDa y constituye un factor de crecimiento hematopoyético que se encuentra involucrado en la proliferación, diferenciación y maduración de los eritrocitos y otras células hematopoyéticas, mediante la unión con receptores específicos de membrana en la médula ósea. Desempeña una importante función en la regulación del número de eritrocitos, lo cual influye en la capacidad de transportar oxígeno a los tejidos. (6, 13, 17, 18)
En nuestro país no existen registros bien establecidos sobre estadísticas del uso de eritropoyetina en recién nacidos, pues la aplicación de este producto comenzó hace aproximadamente 3 años, con resultados solo en tres centros de referencia en la provincia de La Habana; en estos momentos se hace extensivo al resto de los hospitales maternos de la ciudad y el país.
Por la importancia que aporta el uso de la eritropoyetina humana recombinante, el Servicio de Neonatología del Hospital Materno Infantil “10 de Octubre” desde hace aproximadamente 3 años comenzó a utilizar este método. Pretendemos dilucidar si el uso de la eritropoyetina humana recombinante ha sido provechoso en el tratamiento de la anemia del prematuro. Con el estudio se aportaría un beneficio social, económico y científico relevante. Hoy en día es de vital importancia que se apliquen diversos métodos de tratamiento para la anemia del prematuro, pues la viabilidad del recién nacido pretérmino cada vez se hace más precoz.

 

OBJETIVO
Describir el uso de la Eritropoyetina Humana Recombinante en el tratamiento de la anemia del recién nacido menor de 34 semanas y menor de 1500g en el Hospital Materno Infantil “10 de Octubre” en el período de enero de 2010 a diciembre de 2011.

 

DISEÑO METODOLÓGICO
Tipo de Estudio
Se realizó una estudio observacional, descriptivo, longitudinal y prospectivo en el Hospital Materno Infantil “10 de Octubre” en el período de Enero de 2010 a Diciembre de 2011.
Universo
Constituido por 53 recién nacidos con edad gestacional inferior a 34 semanas y con un peso por debajo de 1500g.
Criterios de inclusión
Recién nacidos con peso inferior a 1500g y menores de 34 semanas independientemente de las características o variables neonatales (sexo, puntaje de Apgar, valoración nutricional, morbilidades asociadas, hemoglobina al ingreso, transfusiones tardías, eventos adversos).
Criterios de exclusión
Recién nacidoscon malformaciones congénitas complejas trasladados a otros servicios ante de los 15 días de vida, enfermedad hemolítica constatada yfallecidos antes de comenzar el tratamiento con Eritropoyetina Humana Recombinante.
Variables de Estudio
Las variables utilizadas en el trabajo fueron: Edad gestacional; Peso de los neonatos; Hemoglobina; Requerimiento de transfusión; Pacientes con transfusiones; Presencia de Eventos adversos.
Procedimientos e instrumentos de recolección de datos
Toda la información se recogió de las historias clínicas y el libro de nacimientos del Servicio de Neonatología (fuentes secundarias). Posteriormente fueron llevados a una boleta de recolecciónque contenía las variables a estudiar.
Procesamiento Estadístico
Para el procesamiento estadístico se utilizó el programa SPSS (versión 11.5) y el Stalcal (Epinfo versión 6). Como indicadores para el análisis de las de las variables descriptivas se utilizaron medidas de tendencia central, frecuencias absolutas y relativas).
Aspectos Éticos
Se informó y aprobó por parte del comité de ética y la dirección del Hospital Materno Infantil “10 de Octubre” sobre la puesta en práctica de la investigación, para de esta manera poder acceder a las historias clínicas en el Departamento de Archivo y Estadística de dicha institución. De igual forma se tuvo en cuenta los lineamientos para la realización de investigaciones científicas contenidos en la Declaración de Helsinki. (19)

 

RESULTADOS
Al observar la edad gestacional de los neonatos mediante el empleo del método de Parkin (Tabla No1) se obtuvo que la mayor parte de los recién nacidos tuvo una edad gestacional entre 31 – 34 semanas para un 56.6%.
Tabla No.1. Distribución de los recién nacidos acorde al cálculo de la edad gestacional por el método de Parkinen el Hospital Materno Infantil “10 de Octubre” durante el período Enero 2010 – Diciembre 2011.

 

Fuente: Historias clínicas.


En la Tabla No2 se expresan los grupos de peso de los recién nacidos, encontrando que fue más frecuente aquellos nacidos con peso entre 1250 - 1500 gramos (g) con 41 neonatos (77.3%).
Tabla No.2. Distribución de los recién nacidos acorde al peso en el Hospital Materno Infantil “10 de Octubre” durante el período Enero 2009 – Diciembre 2010.

 

Fuente: Historias clínicas.


Al observar la variación de las cifras de Hemoglobina promedio durante la estadía hospitalaria antes y durante la administración de la Eritropoyetina (Tabla No 3), vemos un descenso marcado de la misma durante los primeros quince días en relación a las alcanzadas después de haber comenzado el uso del medicamento donde se aprecia una estabilidad de las cifras de Hemoglobina con un descenso de las mismas.
Tabla No3. Valores medios de la hemoglobina (Hb) durante el seguimiento de los pacientes en el Hospital Materno Infantil “10 de Octubre” durante el período Enero 2010 – Diciembre 2011.

 

Fuente: Historias clínicas.


En relación a los requerimientos transfusionales de los recién nacidos durante el estudio (Tabla No 4) observamos que 49 pacientes no necesitaron transfundirse para un 92.5%.
Tabla No.4. Pacientes según requerimiento de transfusiones durante el estudio en el Hospital Materno infantil “10 de Octubre” durante el período Enero 2010 – Diciembre 2011.

 

Fuente: Historias clínicas.

 

Al observar el seguimiento realizado a los neonatos en relación a las transfusiones recibidas durante su ingreso antes y durante el uso de la EPO (Tabla No5), constatamos que durante la primera semana de vida, 11 de estos pacientes necesitaron ser transfundidos para un 20.8%; no así después de los 15 días, donde se inicia tratamiento y se presentan solo 4 casos para un 7.5%; en la observación final ningún paciente requirió transfusión.
Tabla No.5. Transfusiones recibidas durante su ingreso antes y durante el uso de Eritropoyetina Humana Recombinante en el Hospital Materno infantil “10 de Octubre” durante el período Enero 2010 – Diciembre 2011.

 

Fuente: Historias clínicas.

En la Tabla No 6 se exponen los pacientes que durante el tratamiento con Eritropoyetina desarrollaron patologías que se consideraron como eventos adversos, presentándose las mismas en un 17% del total de recién nacidos estudiados.
Las patologías presentadas fueron la Sepsis Sistémica Tardía en 3 pacientes; seguida de la Hemorragia Intraventricular y la Trombocitopenia con 2 e Intolerancia Gástrica y Enterocolitis Necrotizante con 1 respectivamente.

Tabla No 6. Distribución de pacientes según presencia o no de eventos adversos en el Hospital Materno infantil “10 de Octubre” durante el período Enero 2010 – Diciembre 2011

 

Fuente: Historias clínicas.

 

DISCUSIÓN
Según la edad gestacional de los recién nacidos, reflejada en un estudio realizado por Shannon, utilizando en dos grupos de pacientes eritropoyetina en el tratamiento de la anemia de la prematuridad encontramos datos similares a los nuestros, donde predominaron los neonatos con una edad gestacional entre 30 y 34 semanas. Igualmente encontramos estadísticas nacionales que comparten resultados iguales a los de nuestra investigación. (2, 18, 20, 21)
En múltiples trabajos realizados en el último quinquenio sobre el uso de la eritropoyetina en la anemia tardía del pretérmino, encontramos diferencias notables con los resultados obtenidos en nuestro estudio, conociendo que el límite de viabilidad en el mundo desarrollado es cada vez menor, con pacientes que al nacer tienen edades gestacionales entre 25 y 27 semanas. (18, 21-23)
Cuando se analiza el peso de los recién nacidos la mayoría de los autores consultados exponen resultados diferentes a los encontrados por nosotros, siendo los neonatos con peso inferior a 1250g los más expuestos a presentar anemia durante su estadía hospitalaria y por ende tratados con eritropoyetina. (22-24)
Salvador y colaboradores en un estudio multicéntrico en Chile obtuvieron resultados similares a los nuestros encontrándose la mayor cantidad de neonatos tratados con eritropoyetina en el grupo comprendido entre 1200 y 1500g. (24)
Al analizar las cifras de Hemoglobina de los recién nacidos estudiados encontramos estudios con resultados similares a los nuestros con una caída de las cifras basales promedio en los primeros días de la vida para después de comenzada la terapéutica con eritropoyetina estabilizarse con poca variación hasta el egreso. (25-28)
Otros artículos publicados no hacen referencias acerca de la evolución de la curva de Hemoglobina solo de los valores más representativos como son los iniciales y al final del tratamiento. (27-29)
Los requerimientos transfusionales durante el uso de eritropoyetina en nuestra serie son similares a lo descrito por varios autores que refieren pocos casos que requieren la utilización de hemoderivados durante el uso del medicamento. (29-32)
Al evaluar la frecuencia del uso de derivados de la sangre en los neonatos estudiados encontramos que fue más frecuente su utilización en la primera semana de vida, similar se reporta en la literatura consultada. (30, 31-33)
En un estudio rabdomizado en Alemania por Rolf y colaboradores, se registraron casos de pacientes con necesidad de transfusiones sanguíneas durante el uso de eritropoyetina con cifras muy bajas de hemoglobina. (11)
Al analizar la aparición de eventos adversos en nuestros pacientes encontramos que la mayoría de los autores consultados coinciden con los resultados obtenidos por nosotros, con una baja incidencia de patologías que ponen en peligro la vida de los recién nacidos y su evolución favorable. (28, 34-37)
Finalmente y dando respuesta a nuestra pregunta conductora de la investigación, podemos plantear que el uso de eritropoyetina humana recombinante en los recién nacidos estudiados fue útil, identificándose un descenso del uso de transfusiones sanguíneas tardías y por ende la disminución de complicaciones durante la estadía hospitalaria.

 

CONCLUSIONES
Las cifras de hemoglobina lograron valores estables tras el uso de la eritropoyetina en los pacientes estudiados. Disminuyeron las transfusiones sanguíneas después de comenzado el tratamiento con eritropoyetina. Se reportaron escasos eventos adversos sin constituir un peligro de muerte ni invalidez para los recién nacidos.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Brown MS, Garcia JF, Phibbs RH, Dallman PR. Decreased response of plasma inmunoreactive erythropoietin to “available oxygen” in anemia of prematurity. J Pediatr 2009; 105: 793-798.
2. Shannon KM. Anemia of prematurity: progress and prospects. Am J Pediatr Hematology Oncol 2008; 12: 14-20.
3. Bechensensteen AG, Haja P, Halvorsen S, et al. Erythropoietin protein and iron supplementation and prevention of anemia of prematurity. Arches dis Child 2003; 69: 19-23.
4. Stockman JA III, Graeber JE, Clark DA, McClellank, Garcia JF, Kavey REW. Anemia of prematurity determinants of the erythropoietin response. J Pediat 2009; 105: 786-792.
5. Halperin DJ, Felix M, Wacker P, Lacourt G, Babel JF, Wyss M. Recombinant human erythropoietin in the treatment of infants with anemia of prematurity. Eur J Pediatr 2009; 151:661-667.
6. Carnrell V, Montini G, Da Riol R, Dall-Amico R, Cantarutti F. Effect of high doses of human recombinant erythropoietin on the need for blood transfusions in preterm infants. J Pediatr 1992; 121: 98-102.
7. Maier R, Obladen M, Scigalla P, Kamp OL, Due G, Hieronimi G, et al. For the European Multicenter Erythropoietin Beta (Recombinant Human Erythropoietin) on the need for transfusion in very-low-birth-weight infants. N Engl J Med 2009; 330: 1173-1178.
8. Simon TL, Alverson DC, Au Buchon J, Cooper EJ, De Christopher PJ, Glenn GC, et al. Practice parameter for the use of red blood cell transfusion: developed by the red blood cell administration practice guideline development task force of the College of American Pathologists. Ach Pathol Lab Med 1998 Feb; 122(2): 130-8.
9. Arsf B, Ferhan K. Recombinant human erythropoietin therapy in low-birth-weight preterm infants: A prospective controlled study. Pediatrics International 2008; 47: 67-75.
10. Ohls RK, Harwm J, Schibler KR, et al. The effect of erythropoietin on the transfusion requirements of preterm infants weighing 750 Gror less, a randomized, double-blind, placebo-controlled study. J Pediatr 2007; 131: 661-5.
11. Maier RF, Obladen M, et al. The effect of Epoyetin Beta (rHuEPO) on the need for transfussion in very low-birth-weight infants. The New England J of Med 2008; 330: 1173.
12. Brown MS, Berman ER, et al. Prediction of the need for transfussion during anemia of prematurity. J Pediatr 2010; 116: 773.
13. Carnielli V, Montini G, Da Riol R, et al. Effect of high doses of human recombinant erythropoietin on the need for blood transfussions in preterm infants. J Pediat 2011. 121: 98.
14. Rhondeau SM, Christensen RD, et al. Responsiveness to recombinant human erythropoietin of marrow erythroid progenitors from infants with the “anemia of prematurity”. J Pediatr 2008; 112: 935.
15. Messer J, Donato J, Mattis J, et al. Prevention of anemia of prematurity with human recombinant erythropoietin (EPO). Pediat Res 2011; 31: 269 A.
16. Miller ST, Jensen D, et al: Less intensive long-term transfussion therapy for sickle cella anemia and cerebrovascular accident. J Pediat 2010; 120: 54.
17. Stockman JA, Graeber JE, Clarck D, et al. Anemia of prematurity: Determinants of erythropoietin response. J Pediatr 1984; 105: 786.
18. Martin JA, Hamilton BE, Ventura SJ, et al. Births: Final Data for 2001. Centers for Disease Control and Prevention–Natl Vital Stat Rep National Center for Health Statistics; 2002:51(2).
19. Declaración de Helsinki. World medical association (asociación médica mundial). [Actualizado 6 Feb. 2010; citado 22 Marz 2011]. Disponible en: http://www.isciii.es/htdocs/terapia/documentos/declaracion_de_helsinki.pdf
20. Meyer MP, Meyer JH, Commerford A, et al. Recombinant human erythropoietin in the treatment of the anemia of prematurity: results of a double-blind, placebo-controlled study. Pediatrics 2009; 93: 918-23.
21. Behrman RE, Klieg man RM, Henson HB. Tratado de Pediatría. 16 ed. McGraw-Hill Interamericana; 2006. p. 512-14.
22. Dueñas Gómez DE, Mesa Riquelme LA, Riley M, Halliday J. Births in Victoria 1999-2000. Melbourne: Department of Human Services; 2008.
23. Domínguez Dieppa F, Moreno Vásquez O. Recién nacido de alto riesgo. En. Colectivo de autores. Neonatología. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2006. p. 348-369.
24. Salvador GA, Ramolfo P, Escobar M, Nuñez A, Aguayo I, Staden J. Uso precoz de la eritropoyetina en la prevención de la anemia del prematuro. Rev Med Chile. 2009; 128(12):5-16.
25. Luban L. The use of erythropoietin in neonates. Management of anemia in the newborn. [monografía en Internet]. 2006 [citado el 10 de enero del 2009]. Disponible en: http://www.sepeap.org%2Farchivos%2Fpdf%2F10870.pdf&
26. Heike R, Fernández J, Lauwn C, Seddon P, Philip N, Amess M, et al. A Management guideline to reduce the frequency of blood transfusion in very- low-birth-weight infants. ClinPerinatol. 2009; 7(2):57-60.
27. Straus RG. Red blood cell transfusion practices in the neonate. ClinPerinatol. 2008; 22:641-55.
28. Bednarek FJ. Variation in blood transfusions among newborn intensive care units. J Pediatr. 2009; 133:601-7.
29. Leal A. Anemias no hemolíticas. En: Bernácer M, Leal A, Santibal H. Anemias hemolíticas por deficiencia de G6PD y anemias no hemolíticas. 2da ed. Madrid: Editorial EDIKA MED; 2009. p.12-22.
30. Bell EF. Randomized trial of liberal versus restrictive guidelines for red blood cell transfusins in pretern infants. Pediatrics. 2008; 115:1685-91.
31. Premod M. Is there a role for erythropoietin in neonatal medicine? J Perinatol. 2006; 81:149-56.
32. Peng H, Tong XM. Related factors in the development of anemia in preterm infants. ZhongguoDangDai Er ZaZhi. 2008; 10(5):589-92.
33. Mesquita M, Iramain R, Troche Z. Anemia Neonatal dentro de las 24 horas de vida: prevalencia y factores perinatales asociados. Pediatr. 2009; 32(1):3-10.
34. Marahatta R. Study of anemia in pregnancy and its outcome in Nepal Medical College Teaching Hospital, Kathamandu, Nepal. East Mediterr Health J.2008; 9(4):270-4.
35. Sichieri R, Fonseca V, Hoffman D, Trugo N, Moura A. Lack of association between iron status at birth and growth of preterm infants. Rev SaudePública. 2009; 40(4):641-7.
36. Polo A, Chang L, Herrera E, Pernoll ML. Complications of labor & Delivery. En: De Cherney AH, Nathan L, editores. Current Obstetric & Gynecologic. Diagnosis & Treatment. 9th edition [CD-ROM]. New York: McGraw-Hill Companies Inc; 2003.
37. Dallman PR, Siimes MA, Percentile curves for hemoglobin and red cell volume in infancy and childhood. J Pediatr. 2007; 36:28-39.