MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS DE GRANMA

El Dr. Manuel Sánchez Silveira: paradigma para los estudiantes de las Ciencias Médicas.

 

Autor: Dr. Yurieth Gallardo Sánchez.

Especialista de Segundo Grado en Medicina General Integral. Máster en Urgencias Médicas en la Atención Primaria de Salud. Profesor Asistente.

 

Por la importancia que tiene en la actualidad la formación en valores en los estudiantes de las Ciencias Médicas, el autor decide compartir los elementos más llamativos del médico rural Dr. Manuel Sánchez Silveira, que sin lugar a dudas servirán para imitarlo en todos los tiempos.

El 22 de septiembre de 1886, a las 4:30 p.m., nace en Manzanillo, Manuel Mauricio Sánchez Silveira, exactamente el día y mes cuando el gobierno colonial de España había hecho fracasar la llamada Guerra Chiquita y se iniciaba la famosa tregua de los años 1879 a 1895. Asentado en el tomo 3, folio 131, de la sección de nacimientos del Registro Civil de la ciudad de Manzanillo, provincia de Oriente, República de Cuba.

Era hijo de Juan Sánchez del Barro y Modesta Silveira Román, naturales de Asturias y Manzanillo, respectivamente.

La infancia de Manuel, el cuarto hijo del matrimonio Sánchez del Barro y Silveira Román, transcurrió en Manzanillo, donde realizó sus estudios de enseñanza primaria. Luego sus padres lo enviaron para La Habana, donde matriculó en el Instituto de Segunda Enseñanza y en el que se graduó de Bachiller en Ciencias y Letras, el 29 de septiembre de 1906. El título le fue expedido el 4 de octubre de 1906.(1)

De inmediato matriculó en la Universidad de La Habana, el 9 de octubre de 1906, las carreras de Medicina y Cirugía Dental.(2)

Se graduó de Doctor en Cirugía Dental el 2 de julio de 1909, el ejercicio de graduación seccionó en la Escuela Dental, a las 11:00 a.m. El tribunal de su graduación lo componían los doctores: Pedro Calvo (presidente), Cirilo A. Yarini (vocal) y Marcelino Weis (secretario). 

El 26 de septiembre de 1911 se graduó de Doctor en Medicina, a las 10:00 a.m. y radicó en el Hospital Mercedes. El tribunal quedó constituido por los profesores: Dr. Carlos J. Finlay y Shine (presidente), Dr. J. E. Casuso (secretario) y Dr. Federico Grande Rossi (vocal). Recibió su título el día 29 de septiembre del citado año, en La Habana.(2)

Después de graduado como Dentista, pasó a trabajar su profesión en Perico y Colón, en la provincia de Matanzas. En 1911, al recibir su título de Médico fue a residir en Niquero, Oriente.

Por aquella época, ejercer la Medicina rural en Cuba entrañaba un gran sacrificio. La mayoría de los graduados en la Universidad aspiraban a ubicarse en La Habana y obtener altas ganancias a costa de la salud del público. Muy pocos, como es el caso del Dr. Sánchez Silveira, se ubicaban en las zonas rurales más apartadas y olvidadas de los gobiernos. De él se ha dicho que fue el clásico médico rural antiguo. A cualquier hora de la noche, bajo la lluvia o el frío, si acudían a su casa con un caso de urgencia, allá iba el médico rural, bien a pie, a caballo o en cualquier vehículo, a atender solícito al que lo necesitara.(3)

Fue presidente de la Federación Médica en 1925, casi vitalicio del Colegio Médico Municipal de Niquero y Delegado del mismo a las Asambleas Médicas Nacionales, hasta el año de su muerte.

En medio de las arduas y complejas situaciones en que la labor del médico resultaba tan difícil de cumplimentar, es de destacar el trabajo imperecedero del médico manzanillero, quien ejerció su fecunda labor en Media Luna, entre 1910 y 1940. Treinta años de fecundo bregar cotidiano en medio de difíciles circunstancias, agravadas por el abandono oficial que habían convertido a nuestra Medicina rural en un caos nacional y en la cual la labor tesonera de este modesto y culto facultativo, figura en la historia de esta comunidad como trazo indeleble.(4)

Es meritorio subrayar que el Doctor en aquella época, sin la existencia de la especialidad de Medicina General Integral, fue un ejemplo del verdadero desempeño de la Medicina en los lugares más intrincados del país, sin dejar el cuidado de su familia. Todas las características descritas hicieron brillar al médico rural dentro de los pocos médicos existentes.

Enfermo se traslada definitivamente para La Habana en 1958, es ingresado en el pabellón “Borges”, institución del Colegio Médico Nacional dedicada a la atención de los médicos enfermos, ubicada en el Hospital “Calixto García”. Se le diagnosticó una neoplasia de pulmón y muere el 24 de junio de 1958.

Referencias bibliográficas

  1. Sarabia N. Dr. Manuel Sánchez Silveira (Médico rural). Cuaderno de la Salud Pública 51. 1971.
  2. Expediente Académico del Dr. Manuel Sánchez Silveira. Museo Casa Natal de Celia Sánchez Manduley.
  3. Colectivo de autores. Celia: Los años de Media Luna. Ediciones Históricas de Granma. Edición Especial. 2010.
  4. Alarcón Mariño R. Historia de Media Luna. Editorial Ciencias Sociales. La Habana. 2006, p.124.