Debes activar JavaScripts para ver de forma adecuada esta web.

Página de inicio

HISTORIA DE LA MEDICINA

LA CESÁREA
¿ Mitología o realidad?

Autores:
Dr. Harbert Fernández Leyva.[*]
Yanet Roque Martín.[**]

Tutor: Dr. Juan Castell[***]


* Residente del primer año de Oftalmología, Hospital "Calixto García" y miembro de la Cátedra " Finlay";
**Estudiante de primer año de la Licenciatura de Enfermería
Profesor Titular de Ginecología y Obstetricia docente " América Arias"

El origen de loa operación Cesárea se pierde entre las brumas del tiempo, y una gran parte de las culturas de la humanidad recrean entre sus mitologías ejemplos análogos de dicha operación, en franco desafío a las leyes de la naturaleza.
Una de las primeras descripciones al respecto la podemos encontrar en el TALMUD ( 150-200 ane), libro sagrado de los hindúes, el cual nos relata el nacimiento de Indra ( principa Dios védico, soberano del cielo y de los truenos) detallándonos cómo él mismo se negó a nacer por vía natural: ejemplos afines los encontramos en el caso de Buda ( 2 el sabio") del cual afirma una creencia muy antigua que nació a través de un costado de su madre; o el caso de Brahma ( Dios supremo de los antiguos hindúes) de quien se dice emergió a través del ombligo materno.

Entre las diversas culturas, fundamentalmente las grecolatinas, podemos hallar " "antecedentes" de lo que podrían ser primitivas cesáreas: tal es el caso de Coronis, de quien se cuenta fue seducida por Apolo ( Dios del Sol) y que estando ya avanzado su embarazo y actuando al impulso de los celos, el Dios ordeñó su muerte a manos de Artemisa( Diosa de los bosques). Consumando el crimen. Apolo se arrepintió y movido por la compasión hacia su hijo no nacido, instruyó al centauro Quirón para que lo extrajera del vientre materno a través de una hipotética cesárea. Si analizamos a su vez el nacimiento de Baco o Dionisios (Dios del vino) conoceremos que la muerte de Cele por los celos inductores de Hera (diosa del matrimonio, y esposa de Zeus) acudió Mercurio y Dios de la elocuencia, del comercio y los ladrones ), quien practicó una cesárea postmortem en una gestación de siete meses, naciendo Dionisios, el cual logra sobrevivir al estar cosido al muslo de su padre, hasta alcanzar la suficiente 2 madurez gestacional".

Algunos historiadores llevan el origen de la cesárea al reinado de Numa Pompilius 8 715-762 ane) un legendario Rey romano, que decretó que todo niño sería extraído del vientre de aquellas madres que murieran durante el embarazo avanzado, conocido inicialmente como. Lex Regía" ( extracción del feto post- mortem materno) se extendió hasta el reinado de los Cesáres cuando adquirió el nombre de " Lex Cesárea2. La palabra Cesárea proviene del latín " Caedere" que etimológicamente significa " cortar" siendo obvio que resulta afín a ella la palabra " cesura" que designa un corte o pausa en la línea de un verso. Por esa época se llamaba en Roma " Caesones" a los nacidos por dicha vía, lo que significa, que aunque fuese post- mortem, se practicaba con cierta frecuencia.

Algo polémica resulta la analogía que se ha pretendido establecer entre dicha operación y el Césra, basándose en Plinio; éste nos dice que uno de los Césares fue extraído del abdomen materno ( Caeso Matrix ) y por ello denominado " Caesar", es decir, " el emperador que proviene del corte" . Sin embargo, a pesar de ser esto una creencia bastante extendida se podría refutar conociendo que la madre de César sobrevivió muchos años después ( como lo demuestran las cartas escritas mientras el César combatía en las Galías), lo cual hace poco probable que hubiese nacido mediante dicha intervención ( recuérdese que la tasa de supervivencia tras la misma debía ser mínima, siendo esto una determinante inobjetable).

Después de muchísimos años de oscurantismo medieval, nos encontramos que en 15oo, J. Neufer, castrador de cerdos ( suizo) ejecutó, al parecer una cesárea a su mujer, a través de una incisión en el abdomen, después que trece matronas habían fracasado en la extracción. El éxito de dicha operación se reafirma al saber que su esposa dio a luz a seis hijos más ( algunos historiadores consideran tal intervención como una laparotomía para un embarazo abdominal).
El primer documento indiscutiblemente auténtico sobre la cesárea en una paciente viva, se llevó a cabo el 21 de abril de 1610, realizado por J. Trautman en una paciente con hernia del útero grávido, sobreviviendo la misma hasta el día 25 del post- operatorio, algo realmente exitoso para la época.

Desde el año 1650 hasta finales del siglo XVIII la operación se practicó en Parías, en 24 oportunidades, con un saldo de 24 muertes maternas.

La primera Cesárea realizada en Estados Unidos se llevó a cabo en 1764, en un camarote, por el Dr. Bennett; su esposa presentaba una estenosis pelviana por lo que resultaba imposible el parto por vías naturales, luego de tres días de trabajo de parto infructuoso y a petición de ella misma en una mesa de operaciones consistente en dos tablones apoyados sobre toneles, sin ninguna anestesia y sujetada por dos mujeres mestizas el Dr. Bennett incidió rápidamente el abdomen extrayendo un vivo. Sin embargo, este éxito nunca vio la luz pública, pues como confesara años más tarde el propio Dr. Bennett: "… Ningún médico ajeno al caso creería que la operación se llevó a cabo en las cabañas de Virginia y que la mujer sobrevivió…".

En el siglo XIX se logra el desarrollo definitivo de dicha intervención, pues comenzó a perfeccionarse la técnica quirúrgica y más adelante comenzaron a respetarse las nornas de asepsia y antisepsis ; asimismo, el advenimiento de la era Listeriana brindó superiores garantías a las pacientes.

E. Porro llamó la atención sobre la defectuosa sutura del útero, lo que favorecía la entrada y posterior diseminación de los gérmenes: el 27 de abril de 1876, una enana primigrávida de 25 años, J. Callini, fue enviada a la clínica del Dr. Porro ante la sospecha de una pelvis mal formada, exhibiendo los estigmas del raquitismo, siendo obvio para él que existía una desproporción " absoluta" y llevó a cabo a los preparativos para efectuar la cesárea y amputar el útero si se producía hemorragia. Al intervenir, extrajo una niña viva de 3300 g. pero al no poder controlar la pérdida de sangre, procedió a practicar una histerectomía, logrando una completa recuperación de la paciente. Luego dicha operación fue conocida como su realizador ( extracción del feto seguida de histerectomía). A pesar de ser excesivamente radical, aún hoy en día se sigue empleando, aunque evidentemente, con indicaciones modificadas.

Un avance similar fue conseguido por M. Sanger, el cual perfeccionó unos años más tarde la técnica de la sutura del miometrio, evitando así la disrupción de la herida uterina. Gracias a su monografía ampliamente difundida ( 1882) fue que se reconoció universalmente la coadaptación precisa de los bordes de la herida como elemnto valiosísimo de dicha intervención. La técnica de Sanger de incisión longitudinal y sutura del fundus uterino, se ha conocido desde entonces con el nombre de Cesárea Clásica.

A princiis de este siglo, F. Frank, ideó la incisión, pero practicada en el segmento inferior en lugar del cuerpo uterino. Así surgió la Cesárea segmentaria. Esta técnica, perfeccionada más tarde por Sellheim y Kroning, tiene la ventaja de que se inciden los tejidos elásticos y con escasa masa muscular del segmento inferior, en vez de los muy musculares y vasculizados del segmento superior, por lo que la incisión sangra menos y la cicatrización es mejor, siendo esta última de mayor firmeza, por lo que la rotura de la escara en un parto ulterior es menos probable.

Quisiéramos señalar que a principios de nuestro siglo: la incisión segmentaria se hacía en sentido longitudinal, pero en 1933, Kerr ideó la incisión transversa del miometrio, hoy universalmente adoptada.

En nuestro país la cultura aborigen debió conocer ciertas intervenciones quirúrgicas, las cuales fueron realizadas auxiliandose de un cuchillo de piedra ( " manaia"), y aparentemente tomaron las experiencias de operaciones cesáreas provenientes de Haití. Los conocimientos de obstetricia de los mismos se fundamentaban en la utilización de la CEBADILLA para klograr la expulsión de la placenta y el feto muerto retenido, así como la Xutola, lo cual constituía un auxiliar del parto y procedimiento abortivos.

La primera obra que se versa sobre la obstetricia propiamente dicha fue escrita por el Dr. Rosain: " Examen y Castilla de Parteras", mientras que la primera Academia de Parteras nace en el seno de la Real Sociedad Patriótica el 12 de julio de 1827.

El 7 de junio de 1828 tuvo lugar la inauguración de la Academia de Parteras en el Hospital " Francisco de Paula" bajo el patrocinado de la Real Sociedad Patriótica y apoyada por el Obispo J. Díaz de Espada, fundándose en dicha institución el 2 de diciembre de 1880 la Cátedra de Obstetricia, entre cuyos profesores se encontraban: S. de Bustamante, J. Le Roy , E. Fortín y E. Hernández.

J. M. Sánchez de Bustamante realiza en 1878 la primera ovarectomía en nuestro país, aunque la paciente falleció a los doce días de operada a consecuencia del tétanos. Al mismo, le rendimos tributo por su valerosa postura frente al gobernador político de La Habana durante los sucesos que culminaron trágicamente el 27 de noviembre de 1871 con el fusilamiento de los Estudiantes de Medicina.

El Dr. Enrique Fortín André, cirujano del Hospital " Calixto García" opera en 1900 el primer embarazo ectópico y realiza además la primera cesárea con feto vivo.
Conjuntamente se destacan las figuras de los doctores S. Arteaga quien fue el que dio los primeros pasos en la antisepsia, utilizando inyecciones intrauterinas de Bicloruro de Mercurio ( además de ser el primero en utilizar la maniobra de Cedré) y G, Caruso del Hospital " Nuestra Señora de las Mercedes" , Considerado el padre de la cirugía ginecológica, el cual divulgó y logró implantar definitivamente la antisepsia en Cuba.

Por otro lado, el Dr. J. Le Roy y Cassá distinguido tocólogo de la época, realizó la primera operación de Porro que se hizo en nuestro país, mientras que P. Bastiony en 1901 realiza las primeras colecistectomías y en 1903 practica histerectomías totales.

Por ultimo quisiéramos señalar al Dr. Valencia quien crea de manera definitiva el puesto de ayudantes facultativos y por ende un digno precursor del movimiento de alumnos ayudantes.

Así la Obstetricia se ha ido convirtiendo en un sueño tangible, mientras la Cesárea ha llegado a ganar terreno y aceptación como componente inseparable de la misma, imponiéndose lentamente, para alivio y fortuna de nuestras gestantes. Hoy en día, es una parte integral de la práctica Médica; así que después de salir de un salón de operaciones, donde se efectúe dicha intervención, tendremos algo interesante que comentar sobre la fascinante mundo de la historia de la medicina.

BIBLIOGRAFÍA

1) Botella, Ll, J. Tratado de Ginecología. Tomo II. I 1980.
2) Danforth, D. N: Tratado de Obstetricia y Ginecología. 4 ta ed. 1986.
3) Frank, F: Suprasymphisyal delivery and its relations to other operation in the presence of contractured pelvis. Arch. Ginecolgy ( resumen), 1905.
4) González Merto, J: Ginecología. 4 ta ed. 1985.
5) Hermida y Cruz , J. : Nacer en casa. Una página en la historia de la obstetricia. Toko. Ginecología Práctica ( no. 604. Nov. 1995)
6) Ibáñez H. F. y cols. Obstetricia Precolombiana. Apuntes de su historia. Rev. Cub. MGI. No. 3 1991.
7) King. A: América´s first cesarean section. Obstet. Ginecol. (no. 37, 1970).
8) Le Roy y Cassá. J. : Apuntes para la historia de la obstetrician en Cuba. Cuadernos de la Historia de la Salud pública No. 37. 1968.
9) Le Roy y Gálvez. HF: Dr. Juan M. Sánchez de Bustamante en el 150 aniv. De su muerte. Cuadernos de Historia de la Salud Pública. No. 47, 1970.
10) López. Sánchez J. . La Medicina en la Habana. Cuadernos Historia de la Salud Pública. No. 47, 1970.
11) Martinez Fortún J.A : Historia de la Medicina en Cuba 1994.
12) Martinez Fortún J: Cronología Médica Cubana. Cuadernos Historia Salud Pública No. 54.
13) Olivia- Marra J; El ayer, el presente y el mañana de la asistencia al parto. Toko Ginecol. Práctica. (46) (1). 1987.
14) Pritchard, J. A Hellman, LM , Williams. Obstetricia , Edic. 1980 y 1991.
15) Raera, J: Aproximación a la historia de la medicina, Edic. 1982.
16) Rodríguez Loeches y Cols. Síntesis histórica de la cirugía en Cuba. Rev. Cubana Cirugía No. 6, 1988.
17) Sesmero. J.R Mitos históricos de la obstetricia desde la edad media hasta el siglo xix 2DA PARTE , Toko Ginecol. Práctica ( No. 597. Marzo , 1995.)
18) Unsandizaga J.A Aspectos sociales y legales de la cesárea. Prog. Obstet. Ginecol. (No. 34. 1991)
19) Young J.H Cesarean Section: The history and development of the operation from earliest time, 1994.
20) Crónica Médico- Quirúrgica de la Habana ( Agosto, 1875, Julio 1987) Selección de articulos.

 

  • Copyright © 2000-2008, Revista 16 de Abril
  • Revista Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas de Cuba
  • Fecha de actualización: 28 de abril de 2008
  • Webmaster: Pavel Polo Pérez
  • URL: http://www.16deabril.sld.cu
  • Los contenidos que se encuentran en nuestro sitio están dirigidos fundamentalmente a estudiantes y profesionales de la salud.
  • Abre nueva ventana: Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional | Abre nueva ventana: Logo de validación de hojas de estilo